La Talacha

Que este arroz, sí se coció

A 17 días de las elecciones, casi está definido el ganador de la silla presidencial, eso se dice en los más altos círculos del poder nacional. Ya no hay nada que hacer contra Andrés Manuel López Obrador, aseguran, por eso, desde Los Pinos, y en las cúpulas del poder empresarial han empezado a mandar señales de paz y de concordia hacia el tabasqueño.

Ernesto Revilla, Director del Grupo Financiero Banamex y cabeza de uno de los grupos económicos mas influyentes de país, salió ayer para dar un mensaje de certidumbre, que sorprendió a todos afirmando que «no pasará nada en el país, si gana Andrés Manuel López Obrador». Opinión que fue avalada por la misma Coparmex. A partir de ahí, dicen, hay que tomarse y deducirse las conclusiones de lo que ya casi está cocinado.

El mensaje de este jueves que hizo el respetado historiador mexicano Enrique Krauze, llamando a votar a la población por un voto dividido; es decir, que no se le de todo el poder a López Obrador, es otra señal clara de que la contienda presidencial está casi decidida en favor del candidato de Morena. El riesgo, dice el intelectual mexicano es que caiga de nueva cuenta el poder absoluto en una sola persona, como ocurrió con el priismo del siglo 20.

Existe, y así se percibe, una resignación en los primeros círculos del poder nacional sobre la realidad electoral que vive el país y que se legitimará el 1 de julio; por eso, se ha confirmado lo que ya se había venido diciendo semanas atrás, de que hay un grupo político que opera desde la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) y que encabeza el gobernador chiapaneco Manuel Velazco para que los mandatarios estatales sean los factores de decisión final del triunfo de Andrés Manuel. De esta forma, se curarían en salud llegando López Obrador al poder, pasando la factura de que este amarró o remachó su victoria con la ayuda de los gobernadores.

Así como en el 2006 y el 2012 los gobernadores priistas y panistas jugaron el rol de «abogados del diablo», parece que se está repitiendo la historia.

El presunto acuerdo «en lo mas alto», es que los gobernadores suelten la elección presidencial; es decir, que dejen a sus operadores que la gente vote por quien mejor le plazca, pero que apañen para su causa toda la elección que queda: alcaldías, diputaciones y senadurías. De esta manera, las dos partes salen ganando, y el relevo en el poder presidencial sería sin sobresaltos, además de que el inicio de la nueva administración federal arrancaría sin broncas, y sí con acuerdos y conveniencias para los poderes federales y estatales.

El papel del gobernador chiapaneco, desde la CONAGO, es por tanto en estos momentos, factor de amarres para que el próximo presidente de la república, asuma el poder de forma armonizada.

En cuanto a los próximos 15 días que faltan para la elección, Anaya y Meade, seguirán haciendo como que luchan y que tienen posibilidades de ganar, como el mismo priista que ayer todavía dijo que existe una leve esperanza de que ocurra el milagro, pues le están apostando todo a la vieja estructura, la que aseguran les dará 24 millones de votos.

Es difícil admitirlo, pero, todo hace ver y creer que este arroz, está cocinado.

Talachazos

EL OTRO PLEITO QUE VIENE.-El enojo es tal en Los Pinos, que están deseosos de que la elección termine para, ahora sí, sin sentimientos de culpa, dejar caer toda la ira peñanitista contra Ricardo Anaya. En el primer círculo del presidente, existe la presión para que se proceda contra Anaya antes del 1 de julio y sacarlo de la jugada, corriendo y asumiendo todos los riesgos y costos políticos, pero los ánimos han sido calmados, y han pedido paciencia y correrlos para después de las elecciones. En Eje Central, portal del periodista Raymundo Rivapalacio, se escribió ayer un editorial en el que se asegura que la PGR tiene información probada y aportada por la Unidad Financiera de la secretaria de Hacienda que ponen en evidencia la deshonestidad del candidato del Frente por Mexico, pero que se guardó para proceder después del 1 de julio. Esta telenovela de terror, apenas comienza, dicen.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: