La Talacha

Que viene lo peor…

Este país, después de 1 de julio, no será igual, porque quedará dividido y confrontado, así resumen los análisis políticos sobre el futuro de México luego de las elecciones.

Si gana Andrés Manuel López Obrador, habrá problemas, pero si gana Meade o Anaya, también habrá conflictos que van arrastrar al país a momentos críticos; pero será temporal, afirman, porque quien llegue, está obligado a llamar a una gran reconciliación nacional.

¿Cuánto tiempo va a durar la crisis política y social que viene?. Si hay capacidad y disposición política del que llegue, la crisis puede ser pasajera, sino, se puede llegar al caos, y esto puede llevar a la descomposición social; el tigre del que habló AMLO, se va a soltar, gane o pierda el tabasqueño, con la diferencia que si es él, el que triunfe, «los tigres empresariales, los que hoy están llamando a votar en su contra, van a asumir conductas contestatarias, que sacarán sus capitales y provocarán una crisis económica en el país.

Si el triunfo es del PRI y José Antonio Meade, la crispación se va a dar, por que la opinión generalizado de los votantes, dan como un hecho que el cambio en el sistema de gobierno está asegurado y una eventual victoria priísta, es considerado desde hoy como un fraude que tendría repercusiones políticas que dañarían al país.

Quienes le han dado el seguimiento al relevo presidencial en México, coinciden que un factor de estabilidad para evitar llegar al caos, será Estados Unidos, que no está ajeno a todo lo que esta ocurriendo en el territorio nacional. Y la pregunta que se están haciendo ahora, es ¿con quien están jugando los gringos en esta elección?. La respuesta más común, es que con José Antonio Meade, por su perfil y porque su historial da certidumbre a los mercados, pero en Estados Unidos, sobre todo en el Congreso gringo, se asegura que existe una gran división entre los legisladores y los grupos de poder representados en las Cámaras. Unos apoyan a Meade, pero otros están de acuerdo en que el cambio llegue por medio de López Obrador con todas y sus consecuencias.

En Estados Unidos, los mismos medios, creen que el presidente Donald Trump se entendería mejor con López Obrador, porque hablan el mismo lenguaje y están a favor de los nacionalismos.

Otro problema al que le están añadiendo al «after electoral», son los gobernadores que no alcanzan a ponerse de acuerdo ni a entender una inminente llegada de un actor ajeno a sus intereses, como sería el candidato de Morena. Andrés Manuel y su equipo han tenido discrepancias públicas con todos los gobernadores; a donde ha llegado López Obrador, ha lanzado dardos y cuestionamientos a los mandatarios estatales. Los ejemplos mas ilustrativos están en Chihuahua, Nuevo León y Veracruz.

Algunos gobernadores, priistas, panistas y perredistas, han desenterrado los cuchillos para una eventual guerra con la Federación bajo el mando de AMLO. El escenario no es fácil ni amigable para quien gane las elecciones el 1 de julio. Todos los problemas de este país van a reventar y no se ve capacidad, ni madurez de parte de los aspirantes para enfrentar los conflictos que se asoman.

Estamos, dicen los analistas, ante la gran oportunidad de un cambio, pero este será doloroso y complejo. Lo que se ha visto y padecido en estos años, es nada para lo que viene.

Talachazos

EL BRONCO EN VICTORIA.- Jaime Rodriguez Calderón El Bronco, estuvo en Victoria y habló fuerte contra la inseguridad que padece Tamaulipas y de los problemas financieros del gobierno, «tiene problemas porque está lejos del centro». Sobre el voto útil que anda pidiendo Anaya, Meade y AMLO, es «puro pedo», dijo. El único voto útil real que existe en México, es el voto para acabar con la corrupción. Negó que vaya a declinar por Meade, «qué chingados me voy a sumar a Meade. Me cae gordo y yo no son rajón».

El Bronco, dejó buena impresión entre los tamaulipecos.

Comment here