La TalachaOpinión

El PRI, con ¿Dios o con el Diablo?

El próximo año, el PRI de Tamaulipas y en todos los estados donde habrá elecciones, dependiendo de las circunstancias y las condiciones, va a jugar con quien mejor le pague.

Sí, como no va a tener posibilidades reales de ganar, hará el rol de partido bisagra como lo hicieron todo la vida los chiquipartidos y se venderá al mejor postor.

Y sus clientes, serán el PAN y Morena. En esta última elección, al menos en Tamaulipas, ya jugó ese papel, pero lo hizo todavía ruborizándose y con algo de pudor. Pero el próximo año sí se va a descarar, porque no tiene de otra; las circunstancias lo obligarán a votar por Dios o por el Diablo.

En el caso local y partiendo de lo dicho por Andrés Manuel Lopez Obrador y su operador Ricardo Monreal, los coordinadores estatales de los programas federales van a manejar directamente el 70 por ciento de los recursos federales en los estados. Los gobiernos estatales, solo recibirán el 30 por ciento como dice la ley y además, tendrán encima la fiscalización de la Auditoría Superior de la Federación.

Será un juego de vencidas entre los estados y el gobierno federal. Por eso, en el terreno político-electoral, el PRI con descaro tendrá la opción de decidir si jugar con los gobernadores panistas o con Doña Federación.

El PRI necesita dinero, pues sus prerrogativas en el 2019 se van a caer hasta en un 70 por ciento y va a requerir de padrinos y benefactores en los gobiernos que le den salud financiera, a cambio de votos.

En el caso de Tamaulipas, el escenario es predecible desde ahora: El gobierno del PAN, sabe que se juega la vida en la elección, pues le queda claro que si pierde el Congreso, pierde el poder, por eso va a dejarse caer con todo. Si en la elección anterior, peleó por la presidencia, por las senadurías, las diputaciones y las alcaldías y gastó un dineral, esta vez, no se va a medir; ahora nada mas va por una elección (la del Congreso), entonces, seguramente que no va a escatimar recursos para comprar votos. Aunque, habrá qué ver si el poder federal de Morena, se quedará con los brazos cruzados.

Morena como partido y como gobierno, ya han dicho que darán la batalla por el Congreso de Tamaulipas. Lo dijo Ricardo Monreal una y otra vez en campaña. Pero también hay que ver cuáles son sus armas y sus estrategias. Los fraudes electorales llegaron a su fin y no se permitirán más, lo dijo en Ciudad Victoria López Obrador cuando andaba en campaña y lo repitió cuando el Tribunal Electoral Federal le entregó la constancia de mayoría que lo acreditó como presidente electo.

¿Jugarán limpio los morenos?, ¿permitirán la compra de votos como sucedió en la elección pasada?.

En ese contexto, entra el PRI y quien lo vaya a dirigir en los próximos meses.

El PRI será la novia que todos quieren en el 2019, o dicho de una manera más directa, el voto priísta será el más cotizado, de ahí surge la apreciación inicial del comentario, de que el tricolor  jugara con Dios o con el Diablo, según sus intereses y sus líneas.

Talachazos

SERÁ DEDAZO.-Está decidido desde ahora que el próximo líder del PRI en Tamaulipas será por designación; es decir: desde el Comité Nacional Claudia Ruiz Massieu, ya aceptó que fuera así y ahora solo falta qué dicen los priístas del estado, que por cierto este día en punto de las 12 horas, se reunirán para conocer para dónde apunta el señor Dedo. Se reunirán los ex dirigentes y estarán también los ex candidatos a diputados y senadores que perdieron la elección pasada.

Y para que le vayan midiendo el agua a los camotes y vean como viene el temporal, desde esta semana el Delegado de la SCT en San Luis Potosí, César García Coronado inició un recorrido por todo el estado, sosteniendo encuentros con líderes priistas a quienes les está exponiendo su deseo de ser líder del partidazo. Ayer por la tarde estuvo en Nuevo Laredo y hoy estará en Reynosa y Matamoros. Serán 15 días de intenso recorrido. Dice el dicho que piensa mal y acertarás y no sería sorpresa alguna que Cesar se les trepara a todos. Aunque cabe la posibilidad de que haya líderes rebeldes que le pongan peros al proyecto de Miguel Angel Osorio Chong que pinta para ser el protagonista de la película priísta en el sexenio de López Obrador.

Comment here