La TalachaOpinión

Delegados o «manzanas de la discordia»

A como van las cosas, todo hace suponer que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se encamina a un espectacular choque político con los gobernadores del PAN y del PRI, en cuanto se siente en el poder, el próximo 1 de diciembre. Con los mandatarios surgidos de las filas de Morena, no habrá ningún problema, porque desde ahora, está visto, que aceptarán sin respingar todas las decisiones que tome el tabasqueño.

La manzana de la discordia o el motivo de esa confrontación son los nuevos y polémicos delegados estatales que han sido designados por López Obrador. Los gobernadores no los quieren, porque los ven como un contrapeso político o como invasores en sus parcelas estatales. La polémica se atizó el fin de semana cuando, tras la reunión de estos delegados con el presidente electo, se les ordenó vigilar con lupa cada centavo que la Federación gaste en las entidades federativas, además, se les ha ordenado que visiten casa por casa y levanten un padrón de beneficiarios reales, al que no tendrán acceso ningún funcionario estatal y menos los gobernadores.

Jaime Rodriguez Calderón, El Bronco, como siempre, fue el primero en responder y amenazó con salirse del Pacto Federal, amen de no respetar ni «pelar», así lo dijo, a Judith Diaz, delegada federal en Nuevo León. Javier Corral, en Chihuahua hizo lo propio y confesó que no va aceptar que nadie sustituya la interlocución con el Presidente, pues dijo se corre el riesgo de que estos delegados tengan mas un rol de carácter político-electoral que como facilitadores entre los niveles de gobierno.

Enrique Alfaro, gobernador electo de Jalisco respondió también así:

«No es en un ánimo de pleito, pero no vamos en ninguna circunstancia a permitir que se quieran generar poderes por encima de los poderes públicos. Aquí no lo vamos a permitir».

Este mismo martes, el Gobernador de Tamaulipas, Francisco Garcia Cabeza de Vaca, que no había abordado el tema, fue contundente en su aseveración, «estamos en la mejor disposición de trabajar de la mano y en armonía con el próximo gobierno federal, siempre y cuando a través de estos delegados no se violente la soberanía del Estado».

Cabeza de Vaca, expuso, como lo hicieron sus colegas gobernadores que no hay un mandato que diga que los delegados estarán por encima de gobernadores que fueron electos democráticamente en los estados.

En esa frecuencia están todos los gobernadores y parece ser que a través de la CONAGO quieren hacen pronunciamientos fuertes sobre el tema, que más que armonizar, va a radicalizar las posturas de ambas partes. Alejandro Encinas, próximo Subsecretario de Gobernación está tratando de sensibilizar las líneas, pero a decir de López Obrador y Olga Sánchez Cordero, quieren aprobar una reforma express, antes de diciembre para darle legalidad constitucional, así como autoridad política y administrativa a los delegados para que los gobernadores se sometan a sus lineamientos.

El tema está en la mesa y la discusión también. Los gobernadores, sobre todo, los ajenos a Morena, van atrincherarse y ya están pidiendo a sus diputados panistas y priistas que van a llegar  a la Cámara para que el asunto de los delegados, no sea el primer punto de quiebra que tengan con el nuevo gobierno.

Por lo pronto, este semana los delegados federales ya están siendo capacitados para manejar todo el entramado administrativo de los programas federales. El asunto más delicado es que muchos de los que fueron designados como delegados, tienen discrepancias políticas con los gobernadores en turno. En Tamaulipas no es la excepción, aunque algunos observadores políticos coinciden que en el caso de Tamaulipas, si se manejan las cosas con inteligencia y madurez, al Estado le puede ir de maravilla. Y en Nuevo León, ni se diga, pues la Delegada Judith Díaz, que tiene como padrinos a Alfonso Romo y a Tatiana Clouthier, serán los mejores conductos para bajar todos los recursos posibles para beneficiar a muchos nuevoleoneses.

Todo es cuestión de que hagan a un lado sus diferencias con los jefes estatales.

Comment here