La TalachaOpinión

El espinoso futuro de la prensa

Por Francisco Cuellar Cardona

La prensa mexicana y los periodistas viven hoy la peor de sus crisis; su futuro es incierto e impredecible. Desde hace 20 años, una escalada de violencia se le vino encima a los medios.

El crimen organizado, conforme se fue apropiando del poder gubernamental, fue limitando y sometiendo el trabajo de la prensa a sus intereses y caprichos. Desde el año 2000, asesinar, desaparecer y amenazar a los periodistas, se volvió una practica común y normal ante un Estado indolente que olvidó garantizar el libre ejercicio de la profesión.

De entonces a la fecha han muerto 125 periodistas, sin contar los desaparecidos, los amenazados y los desplazados. Ejercer el periodismo en cualquier rincón del país, es un peligro.

Otro factor que se ha vuelto nocivo para la prensa mexicana, es el uso de la publicidad oficial.

Las equivocadas políticas de comunicación social de los tres niveles de gobierno se convirtieron en el otro azote para los medios y los periodistas, que desde casi dos décadas, también se han vuelto rehenes de los gobiernos que utilizan la publicidad oficial con fines de estrangulamiento para someter y limitar la libertad de expresión. En el escenario nacional, los gobiernos recientes como Felipe Calderón, gastó en imagen y publicidad mas de 15 mil millones de pesos en su sexenio. Enrique Peña Nieto lo triplicó en 45 mil millones de pesos.

A partir de estos números se creería que los medios de comunicación vivieron en jauja estos años, pero no. Tanto Calderón como Peña, tuvieron sus medios favoritos y canalizaron todo ese dineral para favorecer a medios consentidos, mientras que el resto, a falta de publicidad se fueron a la quiebra muchas empresas de comunicación; a los medios críticos, se les cancelaron todos los ingresos por publicidad gubernamental. El uso vicioso y faccioso en los criterios para contratar y asignar publicidad, le ha permitido al gobierno limitar y coartar la libertad de expresión en México.

En los Estados y en los municipios sucede exactamente lo mismo. La Asociación de Editores de los Estados, afirman que en en los últimos 6 años, han cerrado 100 medios impresos y culpan a los gobiernos estatales de ahorcar financieramente a los medios, cancelando la contratación de la publicidad.

El tercer elemento al que  se enfrenta la prensa mexicana, y que la tiene «herida de muerte» (valga la expresión), son las redes sociales que han venido a desplazar a los medios tradicionales (escritos y electrónicos), además del linchamiento mediático en estas redes por parte de la sociedad mexicana que ve equivocadamente a la prensa y a los periodistas como un sector privilegiado, estigmatizándolo de corrupto y alcahuete del poder público.

En las úlimas semanas, se han registrado eventos que acelerarán el viacrucis de los medios.

La empresa Multimedios de Monterrey que edita los periódicos Milenios y los canales de televisión del mismo nombre, despidió de manera abrupta a 100 de sus principales periodistas. La causa: problemas financieros. Reforma y Norte, los medios mas influyentes también de origen regiomontano, cesaron a 80 reporteros, editores y diseñadores, por la misma razón. Estas dos empresas, también echaron de su nómina a editorialistas como Carlos Marin y Lorenzo Mayer. Televisa, El Universal y Radio Fórmula, preparan para este mes de septiembre el ajuste del 40 por ciento de sus nóminas.

Este fenómeno alcanza a Nuevo León y Tamaulipas. Los medios nuevoleoneses, pasan por apuros financieros agudos, pues desde que llegó al gobierno Jaime Rodriguez Calderón, les canceló el ciento por ciento de la publicidad oficial. La explicación de El Bronco fue que la prensa lo atacó en campaña y que por ese motivo no les daría un centavo de publicidad, desviando las partidas presupuestales que corresponden a Comunicación Social a programas que nunca ha explicado con transparencia.

En Tamaulipas, los medios de comunicación, están en la misma o en la peor situación. En los años ochentas, este estado y la ciudad de México, eran las entidades del país con mas periódicos diarios. Hoy, apenas el 40 por ciento ha logrado sobrevivir a esta crisis.

Como se ve: el crimen organizado, los gobiernos en sus tres niveles, las redes sociales y la sociedad misma, están llevando a la prensa y a los periodistas a niveles de extinción.

Sobrevivirán, dicen, los que merezcan tener más audiencias, más lectores y más seguidores.

Por lo pronto, la prensa vive, su peor momento.

 

Comment here