La TalachaOpinión

Los alcaldes y su pesadilla

Por Francisco Cuellar Cardona

Faltan 23 días para que los alcaldes se vayan y el calvario que están enfrentando es de alarido, pues no tienen dinero para cerrar sus cuentas y los proveedores han montado guardias afuera de las tesorerías y casas de los mismos ediles para que les paguen.

El asunto, es que no tienen dinero y no saben qué hacer. Y lo que es peor, según la Auditoría Superior del Estado, andan bailando más de 5 mil millones de pesos que los presidentes municipales no saben en qué se los gastaron y están emplazados para que los comprueben antes de que entreguen el poder.

Un grupo de asesores contables con residencia en Monterrey que les llevan la contabilidad a una decena de alcaldes tamaulipecos, detallaban este jueves que nunca se habían enfrentando a una situación similar. La explicación de estos, es que a los ediles les recortaron los presupuestos, pero ademas, fueron muy malos administradores; «gastaron de más, o robaron de más, que hoy no hayan como tapar tantos pozos que abrieron», se quejan los auditores, quienes afirman, que a menos de un mes de que concluyan sus gobiernos, los alcaldes no van a poder cumplir con la mitad de sus compromisos y la herencia que van a dejar a los que vienen son muy altas, que va a ser imposible que los nuevos tengan gasto corriente para cerrar el año.

Entre los alcaldes que finalizan sus administraciones existen muchos nervios, y hasta miedos porque la Auditoría Superior del Estado ya les notificó el pliego de fallas administrativas que tienen y deben saldarlas antes del 31 de septiembre, de lo contrario, serán sujetos de sanciones, que incluso pueden ser penales, dependiendo de la gravedad.

En situación de gravedad, se encuentran por los menos 20 ayuntamientos que tienen un verdadero caos en su contabilidad, «nosotros no podemos hacer milagros, porque el desorden es de escándalo y no dudamos que algunos vayan a parar a la cárcel, pues hay recursos federales que gastaron y no saben ni en qué», explicaba uno de los auditores externo del Ayuntamiento de Matamoros.

En la lista negra que tiene la Auditoría están ex alcaldes que terminaron en septiembre del 2016 y sus cuentas aun siguen abiertas porque no pudieran comprobar recursos federales, como es el caso de Juan Andrés Díaz Cruz, quien anda bailando con mas de 30 millones y que no ha podido comprobar, es, dicen, de los que ya rondan la prisión.

Los presidentes municipales que ganaron su reelección, tienen forma de sortear las presiones porque van a seguir ahí y hay la opción de que puedan renegociar sus deudas con los proveedores y llegar, incluso, a acuerdos con la Auditoría Superior del Estado.

Hasta este jueves, los alcaldes con mas apuros económicos que no tenían para pagar la nómina de septiembre eran Tula, Jaumave, Soto la Marina, Altamira, Aldama, San Fernando, Matamoros, Ocampo y otros. Algunos de ellos, ya tenían cortada la luz y los teléfonos.

Los presidentes municipales viven sus últimos días en el poder en medio de estrés, presiones y crisis. Casi todos, aseguran estar envueltos en una pesadilla que no saben en que va a terminar. La mayoría, entre ellos algunos funcionarios y colaboradores, esperan que den las 12 de la noche de septiembre para irse de Tamaulipas, pues saber que si se quedan, la ley va a estar encima de ellos.

En confesiones hechas, dicen que estos dos años y meses que estuvieron en el poder, han sufrido más que disfrutado. Pues hay otro tipo de amenazas que pesan sobre ellos y no son propiamente las de la Auditoría Superior, ni de los proveedores, sino de la delincuencia que estuvo y está sobre de ellos desde que tomaron el poder. Por eso quieren que la pesadilla termine de una vez.

Comment here