La TalachaOpinión

Tamaulipas, de la ficción a la realidad

Por Francisco Cuellar Cardona

Cuando aquel célebre y siniestro personaje del zedillismo, Pablo Chapa Bezanilla y su bruja de cabecera conocida como La Paca, inventaron aquella novela macabra del caso Manuel Muñoz Rocha y su osamenta, presuntamente encontrada en la finca del Encanto, el escritor Carlos Fuentes escribió entonces que la realidad había superado a la ficción y que los escritores se quedaban cortos ante ese escandaloso caso que sacudió y cimbró a la sociedad mexicana de los años noventas.

Desde entonces, parece que México fue perdiendo su capacidad de asombro ante los hechos de violencia y muerte que se han vuelto una práctica común y que lamentablemente ya nadie se asusta ni se sorprende. El tema viene al caso, luego del «macabro hallazgo» -dirían los clásicos de la nota roja- en Jalisco de dos trailers repletos de cadáveres sin identificar y que fueron abandonados en plena vía pública.

Eso, sólo sucede en México. Es más, los mismos terroristas islámicos más sanguinarios del mundo, se quedan estupefactos cuando ven las masacres de las bandas del crimen en México.

Alfonso Durazo, próximo Secretario de Seguridad Pública confesó recientemente en Torreón que Mexico, es un cementerio gigante, «estamos viviendo los más altos niveles de violencia desde la época de la Revolución; ahora se ha dicho que México es un cementerio, una fosa, y negar esa situación vuelve cómplice al gobierno actual”.

En todos los Estados del país, existen cientos de fosas clandestinas en donde reposan miles de cadáveres víctimas de la guerra. Padres y madres que han perdido a sus familias en esta guerra, ante la incapacidad del gobierno, han recorrido el país entero y han investigado por su cuenta, encontrando miles y miles de muertos en su camino que han tenido que ir a las fosas comunes porque el gobierno no ha tenido la capacidad de identificarlos.

En este tema, a decir de los Colectivos de Desaparecidos de otras entidades, coinciden que Tamaulipas se cocina aparte. «Acá, en donde escarbes, salen muertos», dicen los Colectivos foráneos y locales.

Y si Alfonso Durazo dice que la cifra oficial en México es de 38 mil desaparecidos, se queda corto porque los Colectivos locales, aseguran que sólo en Tamaulipas la cifra supera los 80 mil desaparecidos. Y si en Jalisco les dio escalofrío ver 300 cadáveres en dos trailers, en Tamaulipas hay 8 mil muertos en los servicios forenses, sin que nadie sepa su origen.

¨A mi me tocó identificar solo los cadáveres de 40 jovencitas en Ciudad Victoria, y nadie, ni la Procuraduría le importó», cuenta Guillermo Gutiérrez Riestra, Presidente de uno de los Colectivos de Tamaulipas, quien desde el 2011 busca a su hija Raquel que fue secuestrada por un grupo criminal.

Estudios de investigación realizados en Tamaulipas hecho por organismos no gubernamentales coinciden que es el Estado con más muertos, con más desaparecidos, con más fosas comunes, con más ejecuciones masivas, y en donde, desde hace 14 años, la guerra entre las bandas del crimen han hecho una costumbre, la muerte, el secuestro y la inseguridad.

Lo de la Paca, y lo de los trailers con muertos en la vía pública en Jalisco, y lo que vive Tamaulipas ahora, es una realidad que supera la ficción, como lo dijo Carlos Fuentes hace ya mas de 20 años.

 

Comment here