La TalachaOpinión

Morena, la incógnita

La Talacha

Por Francisco Cuéllar Cardona

Morena, la incógnita

Ahora que las crisis internas en los partidos tradicionales (PRD, PRI y PAN), sin contar a la chiquillada, ¿podrá Morena erigirse como la opción electoral en el 2019 y en posteriores procesos electorales?.

La pregunta viene al caso porque a casi cinco meses del tsunami morenista que sacudió al país, y hundió en la incertidumbre a casi todas las organizaciones políticas, al partido de la esperanza no se le ven pies ni cabeza. En Tamaulipas, está como antes del 1 de julio: chiquito y desarticulado. En Nuevo León, igual: anda extraviado y sin rumbo. A menos de 15 días de que inicien las campañas para la elección extraordinaria en Monterrey, no sabe ni decide aún que candidato llevará a la contienda.

De las dirigencias estatales no se sabe nada, y eso es preocupante porque en el caso de Tamaulipas por ejemplo, que ya inició el proceso electoral para renovar el Congreso el próximo año, Morena está inmovilizado. El único que hace ruido es el Coordinador de los Progrmas Federales José Ramón Gómez Leal, alias «JR», pero del partido ni sus luces.

Para ser protagonista electoral en los procesos que vienen, necesitan armar y trabajar sobre estructuras, y por el momento no se ven por ningún lado. La mayoría de los morenistas y neomorenistas andan aun embriagados por la victoria alcanzada en julio, y no entienden que la fiesta y el festejo ya pasó. También deben comprender que ya no van a tener como figura electoral a Andrés Manuel López Obrador. Por el contrario, a partir del 1 de diciembre, inicia el proceso de desgaste, de ahí que están obligados a ponerse las pilas y pensar en las batallas que vienen.

En Tamaulipas y Nuevo León, por citar dos ejemplos, Morena no tiene grandes expectativas electorales en lo inmediato.

En Tamaulipas, está el PAN en el gobierno y muy fuerte, y ningún partido, incluyendo Morena ofrece, hasta ahora, una rivalidad que preocupe o de pelea a los azules. En Nuevo León, las fuerzas están equilibradas entre el PAN y PRI, y Morena, es una incógnita. Los regios no alcanzan del todo a aceptar al nuevo partido, más cuando tiene una carga ideológica contraria a la que han abrazado los nuevoleoneses.

Morena, al menos en el noreste del país, es una incógnita después de las elecciones. Nadie sabe si la fiebre va a seguir o será flor de un día en el ánimo electoral; todo va a depender que su líder, el próximo presidente de México: Andrés Manuel Lopez Obrador haga un buena gobierno. Si es así, puede ser un partido que haga huesos viejos en el poder y en el mundo de los partidos, sino, como está la dinámica social, pueden botarlo como lo han hechos los electores con los demás partidos.

Para quienes están cerca del Yeidckol Polevnsky, la actual líder nacional de Morena, fue un error de AMLO dejarla al frente del partido. Es buena para polemizar o debatir, pero para la operación política es mala. Ella, dicen es la responsable de que hoy el partido camine sin brújula. Algunos están proponiendo a Ricardo Monreal para que se haga cargo del partido.

Morena, dicen, está en la desesperanza a unos días de que su presidente y líder fundador tome las riendas de este país.

Comment here