La TalachaOpinión

El paquetote de “JR”

La Talacha

Por Francisco Cuellar Cardona

El paquetote de «JR»

El pasado 22 de noviembre al filo de las 11 de la noche, el próximo Coordinador de Programas Federales en Tamaulipas, José Ramón Gómez Leal «JR», escribió en sus redes sociales, un tanto desesperado y en un tono de impotencia, que estaba teniendo problemas para bajar la información sobre las becas en las escuelas preparatorias del estado.

Así lo escribió:

«Amigos, hemos tenido dificultad para que bajen la información sobre las becas en las preparatorias. Les dejo el link con la información completa. Recuerden que todas las becas son para todos los estudiantes de preparatorias públicas. Estarán recibiendo mensualmente $833 pesos por parte del próximo gobierno federal encabezdo por el Lic. Andrés Manuel López Obrador. Ayúdenos a pasar la voz. Cualquier cosa estoy a sus ódrenes».

Acompañado del texto, viene una imagen de jóvenes con una leyenda que dice: «Becas, Benito Juarez García/Gobierno de Transición.

«JR» no solo se ha topado con broncas en el tema de las becas, también los ha tenido con los adultos mayores, por eso, personalmente ha ido tocando puertas casa por casa, acompañado de su grupo de trabajo, que es muy pequeño, y no es suficiente para cumplir su tarea con eficiencia.

Quienes conocen la historia de José Ramón, aseguran que el representante de López Obrador en Tamaulipas tiene un «paquetote» muy grande, que si no se maneja con habilidad e inteligencia puede quedar mal con el próximo presidente.

Para nadie es desconocido que JR, llega al cargo, no por su capacidad, ni por su gran oficio, sino por intereses políticos que no queda todavía muy claro, cuáles son, ni cuáles son las intenciones reales de darle esa responsabilidad.

En 2004, cuando apenas tenía 27 años, José Ramón Gómez Leal, era un chavo rebelde que impulsaba en Reynosa los vientos del cambio a lado de quien es hoy el Gobernador Francisco Garcia Cabeza de Vaca. En el 2007 quiso ser regidor cuando el nuevoleonés, avecinado en Reynosa, Gerardo Peña intentó ser alcalde y perdió frente Oscar Luebbert.

En 2010, «JR» llegó al Congreso del Estado como diputado del PAN por la vía plurinominal, pero en ese lapso como legislador algo pasó y rompió con el grupo panista que dominaba Reynosa. Buscó ser candidato a la presidencia municipal de ese municipio, pero José María Moreno, alias El Chuma lo tumba de la candidatura tras impugnarlo en la Sala Regional de Monterrey.

A partir de entonces «JR» se volvió rabiosamente antipanista y se enroló en la fiebre «independentista». En el 2016, obtuvo mas de 50 mil votos, y en 2018 lo intentó de nuevo pero tampoco ganó. Dicen que la mano pachona de Ricardo Monreal influyó para meterlo en el ánimo de López Obrador quien lo arropó y con una intención eminentemente política le nombró su representante en Tamaulipas, «para que en el Estado haya contrapesos, y para que la cuña apriete», se dijo en el aquipo de AMLO.

Quienes conocen en corto a «JR», dicen que es enjundioso, muy echado para adelante, pero no trae las prendas administrativas para desempeñar tareas de alta responsabilidad, como la que le han dado. Como candidato, cuando lo ha sido, es un producto atractivo, y fue este un elemento que le valió para que los lopezobradoristas lo jalaran al equipo.

La realidad política de «JR», lo coloca en una posición por demás incómoda. La clase política panista que tiene en Tamaulipas todo el poder, no congenia con él, incluso, lo objeta y lo cuestiona.

Este miércoles, por ejemplo el diputado y líder del Congreso, Glafiro Salinas, rechazó prácticamente su presencia, «los superdelegados no pueden compartir el poder con los gobiernos  que han sido elegidos con votaciones históricas como en Tamaulipas».

Aún cuando «JR» traiga la bendición y todo el apoyo del nuevo presidente, ¿Cómo le va hacer para conciliar, buscar consensos y sumar a quienes les molesta su presencia?.

Tamaulipas está inscrito entre las prioridades del gobierno federal con los temas de seguridad y recuperar el tejido social, y el papel de «JR» es pieza clave para aterrizar los programas asistenciales y para que le vaya bien a Tamaulipas.

Resulta impredecible e incomprensible lo que vaya a suceder con él. Va a requerir de temple, oficio, tacto, serenidad, talento y carácter para cumplir de forma puntual la alta responsabilidad que le han encargado. Va a necesitar de la fuerza de Morena y de la Federación para cumplir su tarea.

El 22 de noviembre en su cuenta de facebook se quejó de las trabas que está teniendo para trabajar. Esto es, apenas una pequeña prueba de las broncas que va a enfrentar.

Lo dicho: Tiene un paquetote frente a él.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: