La TalachaOpinión

Los 60 días de Xico

La Talacha

Por Francisco Cuéllar Cardona

Los 60 días de Xico

Mañana sábado, el doctor Xicoténcatl González Uresti, cumple 60 días al frente de la alcaldía. Son dos meses de trabajo, pero pareciera que lleva muchos más y no por lo que se ha hecho, sino por las decisiones tomadas y que han generado polémicas y que ponen en riesgo su imagen y su gestión desde ahora.

Quitó los parquímetros de la calle Hidalgo, y para muchos, si no es que para la gran mayoría, fue una decisión acertada porque los únicos beneficiarios por el cobro de los espacios públicos venían siendo desde algunos trienios priistas, gente nefasta y gandalla.

Luego presumió la obra de la explanada en la calle 17 Carrera, que aún cuando los vecinos de esa zona, estuvieron en contra, provocó molestias, pero eso le importó poco al alcalde.

Hace días, circuló una carta que le escribió el empresario victorense Jorge Pensado en donde le recrimina una larga lista de faltas en perjuicio de la ciudad, además de reprocharle su conducta protagónica, pasando por encima de los intereses de las mayorías; para muchos, la misiva de Pensado, fue una clara llamada de atención o principio de ruptura de los empresarios y comerciantes locales con el alcalde Xicoténcatl.

Pero la decisión unilateral del alcalde victorense de cerrar la calle Hidalgo, fue la bomba que estalló ayer y que para muchos, no va a terminar bien entre los hombres del dinero en la capital con el presidente.

Tengan o no tengan la razón los comerciantes, esa decisión no se puede aplicar a rajatabla. El cierre de la Hidalgo y convertirle en peatonal, es una tentación que tuvieron muchos presidentes municipales, pero se detuvieron porque la Canaco, que es un factor de poder influyente en la capital, nunca estuvo de acuerdo, como ahora.

Los argumentos de Xico, dice la IP no están consensados y es un capricho que les está costando perdidas económicas, que se reflejaron en las bajas ventas del comercio y por consecuencia han tenido que empezar a despidir trabajadores.

El asunto del «megasueldo» que está contemplado en el presupuesto de Egresos del Municipio y que le provocó una cascada de cuestionamientos en todos lados, ademas de la ausencia de un plan de trabajo y el descuido de muchas de las áreas del servicio del municipio, son pero que están causando estragos en la imagen de la administración municipal.

Algunos opinan, que es muy temprano para empezar a extrañar a la administración municipal que terminó el 30 de septiembre, pero es inevitable no hacerlo. El reclamo que le están haciendo al alcalde victorense es más trabajo y menos protagonismo.

Son apenas 60 días de gobierno, y aseguran que el que mal empieza, mal acaba, y el doctor como lo prometió, no está curando los males de la ciudad; ésta sigue enferma de violencia e inseguridad; no llegan las inversiones y los servicios públicos están mal. La medicina que le está recetando el doctor, es genérica que no quita ni calma los achaques mínimos.

Ya enfrente, en palacio de gobierno, empieza a preocupar el clima de enrarecimiento social que trae el doctor, por lo que no se descarta un manotazo político, más cuando está por iniciar el 2019, en donde se supone que los alcaldes serán los responsables de hacer buenos gobiernos que le arrimen votos a los candidatos de Acción Nacional que necesita garantizar la mayoría en el Congreso.

El doctor Xicoténcatl está a tiempo de corregir el camino. Enero, es un buen mes para relanzar el gobierno municipal. Si no, a empezar a preocuparse.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: