La TalachaOpinión

La guerra contra los huachicoleros

La Talacha

Por Francisco Cuéllar Cardona

La guerra contra los huachicoleros

El jueves 17 de diciembre pasado, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador, arropado por funcionarios de Pemex, Hacienda, PGR, Gobernación, Ejército y Marina, salió a anunciar su plan para combatir el huachicoleo o el robo de gasolina en el país, un ex senador panista, en el sexenio de Vicente Fox, sintió escalofrío por lo expuesto por AMLO en su conferencia de las mañanas.

Radicado en el municipio de San Pedro Garza García, en Nuevo León, el senador panista confiesa que siente nostalgia, rabia y por supuesto mucho miedo, porque no olvida las amenazas de muerte que recibió del crimen organizado que lo llevó a esconderse junto con su familia.

El senador panista en el sexenio de Vicente Fox, formó parte de la Comisión de Energía que nombró el Senado de la República para investigar el robo de gasolina que en aquel entonces ya era un reclamo fuerte por parte de los expendedores de gasolina en el país.

«Yo formé parte de la Comisión, y lo que hoy está señalando Andrés Manuel, no es nuevo, es una mafia, que está, no fuera, sino dentro de Pemex. Son funcionarios que alcanzan los primeros niveles, pero que nadie se ha atrevido a combatir. Cuando nosotros intentamos hacerlo, nos amenazaron de muerte y se abortó la operación. Vicente Fox se enteró y mejor se quedó callado».

-¿Y supieron de dónde vino la amenaza?.

-«Las llamadas que se recibieron, venían de Tamaulipas, pero nunca supimos quienes fueron, aunque nos imaginábamos que venía de parte de los grupos delincuenciales. Por eso le paramos  porque primero estaban nuestras familias.

-«Teníamos mucha información y cuando nos aplicamos, nos dimos cuenta que la punta más alta de la corrupción, estaba en el corazón de Pemex; en las entrañas mismas de la paraestatal».

Confiesa que no le sorprende el anuncio hecho por el presidente, «porque en el 2001, aquello ya era un mugrero». Si hay voluntad del nuevo gobierno, se puede combatir el problema de raíz, porque todo mundo sabe donde está el origen del mismo.

Dice que los números que reveló el presidente, se quedan cortos, porque el robo de combustible es más escandaloso de lo que se ve, «la mitad de la gasolina que se produce en México, se la roban, de ese tamaño es el problema. Si logran acabar con el problema, el presidente tendrá dinero de sobra para sus viejitos, sus becas y todos sus programas sociales», asegura.

El plan de resguardar las 58 instalaciones de Pemex con efectivos del ejército y la marina, es una medida atinada porque el sindicato a través del personal son los que hacen el trabajo de «halconeo» desde hace años y solo el ejército puede combatirlos.

Es necesario que las 6 refinerías, las 39 terminales de almacenamiento y despacho, las 12 estaciones de rebombeo, los 15 sistemas de distribución y el Control de mando en México, queden bajo la vigilancia de las fuerzas armadas. Haciendo esto, se estaría dando el primer paso para acabar con el huachuicoleo.

Afirmó que Puebla, Guanajuato, Veracruz, Tamaulipas y Nuevo León (Cadereyta), son los estados con los índices mas altos de robo de gasolina, desde hace mas de 30 años.

Según los números de AMLO, el promedio diario de robo de combustible en el 2016 fue de 26 mil barriles aproximadamente. En el 2017, subió a 43 mil barriles diarios. Y para el 2018 andaban en el orden de los 58 mil 200 barriles diarios.

«En dinero, esto significa, a precio de hoy de la gasolina, 66 mil 300 millones de pesos».

Pero estas cantidades, para el ex senador panista, son conservadores porque la cantidad es mayormente escandalosa e insiste que si el plan anunciado por el presidente funciona, el problema se acabara en un corto plazo, todo es cuestión de voluntad.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: