La TalachaOpinión

El «monstruo» morenista

La Talacha

Por Francisco Cuellar Cardona

El «monstruo» morenista

Por donde se le vea, Morena y el gobierno lopezobradorista se han convertido en un fanstama que genera miedo e incertidumbre a los otroras poderosos gobiernos emanados del PRI y del PAN que no dejan de verse chiquitos y frágiles ante el «monstruo» morenista que cada día crece y parece invencible en las urnas.

Los pocos priístas que aún son gobierno, ven al morenismo o al lopezobradorismo con respeto y como un potencial aliado para su sobreviviencia electoral, incluso las figuras mas representativas del priísmo, hoy, están más cerca del gobierno y apuestan su salvación a este. En las últimas reuniones de diciembre en la Ciudad de México, la alta dirigencia tricolor definió su futuro electoral, apostando su apoyo a Morena.

La cultura priísta no cambia: su lealtad, su disciplina y su institucionalidad siempre va a estar con el poder y ésta vez no va a faltar a sus orígenes. Su aliado, por el momento, no será más el PAN.

Los panistas que son gobierno, son los más confundidos y están en una incomodidad que no los deja dormir; no saben si van o vienen y traen una crisis existencial, «estamos en el limbo y con un partido muy dividido», confesó y admitió uno de sus líderes.

Los panistas tradicionales, que han visto como su partido está fracturado y sin fuerza para ser oposición, creen que para ser competitivos van a tener que regresar a sus luchas de los ochentas, cuando eran una organización política verdadera que ofrecía un cambio real ante la corrupción priísta y la amenaza de las izquierdas. Y los otros panistas que tienen poder, sienten que este se les va y no cuentan con aliados confiables para sobrevivir ante el avance del morenismo.

El panismo de a pie, no cree en sus actuales líderes y están proponiendo ser una oposición de «rompe y rasga» ante un morenismo intolerante en las Cámaras y en el gobierno; solo asumiendo una actitud contestataria y agresiva, pueden hacerse respetar, aseguran.

Sin embargo, el panismo cupular, no piensa eso y cree que siendo colaboracionista con el gobierno de Morena pueden sacar provecho económico y político; pero no saben como hacerlo; las figuras conciliadoras o negociadoras ya no están en el partido y los que se quedaron al frente, no son de fiar, ni de confiar ante el morenismo.

Acción Nacional está apanicado, no sabe cómo ir a las elecciones del próximo julio donde están en juego su permanencia en el poder en seis Estados (Tamaulipas, Durango, Aguascalientes, Quintana Roo, Baja California y Puebla. Siente en la espalda el acoso del gobierno federal, que les ha mandado decir públicamente que no van a tolerar el uso de los dineros y programas públicos para los proceso electorales, como lo hicieron en el 2018.

El poder político, el poder económico y el control de las instituciones electorales, ahora los tiene Morena y eso los pone en desventaja en la lucha que viene. Y mas aún: su aliado de antes (PRI), ya decidió jugar del lado de Morena. Miguel Angel Osorio Chong y Claudia Ruiz Massieu mandaron señales claras de jugar de lado del poder federal.

Las elecciones de este año, definirán el futuro de los tres partidos tradicionales de México: PRI, PAN y Morena. El pleito va a estar entre el PAN y Morena: el primero a mantenerse en el poder y el segundo a arrebátarselo y consolidar su hegemonía nacional como opción partidista única. El PRI, que en el escenario parece ser el rival mas débil, nada tiene que perder porque ya lo perdió casi todo.

El PAN, se juega su futuro.

Talachazos

EL BRONCO EN SU LABERINTO.- El sábado 5 de enero en la Macroplaza de Monterrey, las organizaciones civiles le dijeron al gobernador nuevoleonés de todo, lo acusaron de todo por el incremento a los derechos vehículares, y lo emplazaron para que frene el alza a las tarifas de transporte, que dicen, es un hecho.

De paso, los líderes de estas organizaciones le tupieron a todos los diputados por aprobar las propuestas del Bronco.

Este hecho, creemos, es el inicio de la debacle del gobernador independiente que hace tres años llegó al poder con las más altas expectativas de hacer un buen gobierno y que hoy, está en su peor momento. La sociedad nuevoleonesa, después de la chilanga, es la más brava y mas politizada, por eso no queda duda que los días más difíciles para el Bronco están por venir. La raza, se siente traicionada, y está sumamente encabronada con su gobernador. así lo dijeron el sábado. Jaime Rodriguez Calderón debe bajarse de la nube, porque hoy sí, su futuro no es nada halagador.

 

 

 

 

 

 

Comments (1)

  1. En esta eleccion invito a que vayamos por la construccion de una nueva representacion politica y social, no es solo el membrete lo que debe contar, es la trayectoria de lucha, el compromiso social acreditado en la lucha contra los abusos del poder, en la defensa de nuestros derechos y patrimonios, del interes colectivo sobre las ambiciones personales.
    Hoy muchos expriistas, expanistas, experredistas copan a Morena, gente que ayer estaban con el poder, que fueron sus personeros, complices y beneficiarios se visten de morenos para seguir lucrando, no hay que permitirlo, una nueva representacion de los tamaulipecos debe forjarse como contrapeso al grupo gobernante, vamos por un cambio real no por una nueva simulacion, a hacer de Morena un protagonista y un instrumento real de la transformacion del estado, con candidatos que representen los intereses de la ciudadania no los de los mismos de siempre.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: