La TalachaOpinión

«Y que salen del clóset…»

La Talacha

Por Francisco Cuéllar Cardona

«Y que salen del clóset…»

Después de lo que se vio este sábado, en Ciudad Victoria, en donde Morena mostró su músculo tricolor, quedan claras tres cosas:

1.- Morena y sus candidatos serán protagonistas en una elección atípica en Tamaulipas, en donde se juega el futuro político del PAN y su estancia en el gobierno.

2.- Morena y PAN se están robando y repartiendo a los cuadros priístas que han sido desdeñados por su dirigencia que a nivel local le juega las contra a su dirigencia nacional.

3.-El PRI de Yalheel, salvo en uno o dos distritos puede aspirar a ganar. Y es que a decir del delegado nacional del PRI, Héctor Gutiérrez , en Tamaulipas «no hay mucho qué hacer».

Morena, a pesar de los pocos recursos económicos que trae, hasta ahora, sí será competencia real para el PAN, pero el secreto de que le salgan bien las cosas en junio, va a depender preferentemente de que las «tribus» que hoy se sienten bordadas a mano y merecedoras de todo lo que se ha logrado, no les gane la voracidad y puedan cohabitar con la bufalada tricolor que ha entrado en tropel por la puerta principal del partido.

Si Alejandro Rojas y el mismo Monreal logran que las tribus morenistas y los nuevos inquilinos del partido hagan empatía, sí pueden pegarle un susto al panismo que no está dispuesto a perder ni ceder un espacio de su poder.

La presencia de Oscar Luebbert, es muy significativa para Morena y aunque algunos pueden cuestionar su llegada, es la única figura priísta con grupo político en el estado que puede operar en toda la geografía tamaulipeca.

En el evento de este sábado, fue muy significativo que cuatro ex presidentes del PRI estuvieran aplaudiendo la Cuarta Transformación: Felipe Garza, Jaime Rodríguez Inurrigarro, Eliseo Castillo y Oscar Luebbert; sin embargo, aunque tres tienen su influencia y su grupo de seguidores que seguramente sumaran, solo Luebbert tiene un peso electoral real en el estado, su trabajo en esta competencia va a provocar que muchos priístas que están desde el clóset operando para la causa morenista, salgan y den la cara, porque los escrúpulos y el pudor, a estas alturas ya no existen.

En Tamaulipas, la clase política y los intereses alrededor de la función pública son muchos, y en este sexenio panista han quedado fuera de toda actividad y oportunidad, por eso, desde las trincheras de Morena, vamos a ver caras y conductas con una sed de venganza desbordada por recuperar los espacios de poder perdidos.

Un factor determinante en esta lucha que se está dando y que los líderes de Morena deben considerar es el tema del recurso o del dinero. De nada sirve estar arriba en las preferencias y tener los mejores cuadros y aliados, si no hay dinero para operar; eso lo sabe Luebbert y toda la jauría tricolor que se ha convertido al morenismo, sin eso no pueden alcanzar el objetivo que tienen de ganar, pero si cuentan con los recursos, entonces sí que empiece a preocuparse el panismo, que insistimos, este sí trae el morral repleto para repartir cariño a manos llenas. Y está comprobado que un elector con hambre y sin dinero, es presa fácil de caer en la tentación de la despensa y el apapacho al calor de las campañas.

Desde hace mucho en Tamaulipas, no se veía ni tenía un escenario electoral competitivo como ahora, ni tampoco unas campañas con los componentes políticos tan diversos.

Queda claro para el PAN, que esta elección de junio, es diferente a la de julio del 2018. Y aunque en Tamaulipas todo puede pasar, nadie puede decir ni presumir ahora que tiene ganado junio. Las alternancias siempre son aleccionadoras y abonan a la construcción de la democracia, aunque primitiva e imperfecta en Tamaulipas apenas se empieza a vivir.

Talachazos

El sábado temprano, en Monterrey, el Delegado del CEN del PRI en Tamaulipas Héctor Gutiérrez presentó su renuncia al cargo de Presidente de la «Fundación Colosio» en Nuevo León, ahí llamó a los nuevoleoneses a renovar todos los órganos de dirección de su partido que están vencidos desde que perdieron la gubernatura en el 2015. El tema no es ese, sino que cuando se le preguntó del caso Tamaulipas, no lo quiso hacer, porque admitió que el escenario es difícil y complejo. Reynosa por ejemplo, citó, es todo un caso.

Aunque se comprometió a hablar de Tamaulipas sin reparos la próxima semana, hubo una frase que encierra la cruda realidad que vive el priísmo y toda la sociedad tamaulipeca, «Hoy sábado, el periódico El Universal publica un artículo de escalofrío sobre Tamaulipas: Léanlo, la verdad que no se que ando haciendo por allá» y soltó la carcajada.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: