El OficioLa TalachaOpinión

«Serenense ternuritas»f

La Talacha

Por Francisco Cuéllar Cardona

«Serénense ternuritas»

Traiciones, simulaciones, caballos de troya, injerencias externas, cochineros, expresiones así se  escuchan desde el sábado en las oficinas de la dirigencia nacional de Morena, en el primer círculo del presidente López Obrador, entre los senadores y los diputados federales del partido en el poder.

Tamaulipas no es el único caso, también sucedió en Puebla, Baja California, Quintana Roo, Aguascalientes y Durango. ¿Qué fue lo que pasó?, ¿Porqué traicionaron al Presidente de esta manera?, ¿Porqué el presidente permitió tanto mugrero?, son las preguntas que todos se hacen.

El silencio de Andrés Manuel, es muy extraño, pues él sabe perfectamente que es lo que está pasando al interior del partido, nadie como él, conoce las entrañas del mismo.

En el proceso de selección de candidatos, no intervino, porque aseguró que no dará ni habrá línea para nadie. La entrevista que sostuvo con Jaime Bonilla, candidato a Gobernador en Baja California en su reciente gira por ese Estado, fue pública, porque dice que nada tiene que ocultar. Moralmente está con él, pero ni un peso, ni una despensa recibirá de su gobierno, así se lo hizo saber.

Lo que sí ofreció y ordenó el presidente, es que en todos los estados en donde habrá elecciones, no haya un centavo público. Quien sea sorprendido desviando dinero del presupuesto a las campañas, será puesto en prisión y será exhibido públicamente. Sea de Morena o de cualquier partido, «no quiero que me acusen de lo que acusaron a los demás gobiernos; yo si voy a predicar con el ejemplo», dijo el mandatario, cuando alguien le hizo el comentario de lo que estaba pasando en las filas de Morena.

«¡Resultados!», eso es lo que quiero, respondió. Si Morena gana, repetirán los que están, si no, pues se tienen que ir.

Sobre todas las acusaciones que se han formulado en contra de Yeidckol Polevnsky, Andrés Manuel las conoce, y ha dicho también que en su momento la escuchará, aunque advierte que Yeidckol, esta ahí porque él creyó en ella.

Sobre el cochinero y las presuntas traiciones de las que todos hablan, se conocerán pronto los resultados. El tema de agenda del presidente, en estos momentos, no es el partido, sino otros problemas que sí le interesan al país. Si Morena pierde, no pasa nada. Los que deben preocuparse ahora, son los gobiernos locales, sobre todo los de Acción Nacional. Si pierden, no van a tener nada en el 2021, donde sí estará en juego el futuro y la gobernabilidad de la Cuarta Transformación.

El objetivo del gobierno de AMLO en este primer año es asegurar los recursos para que los programas sociales bajen a territorio. Y que el partido, en este proceso en seis estados se pruebe sin la figura de Andres Manuel en las boletas. En el 2020, será otra cosa, por eso todos los dirigentes de Morena están a prueba y hasta se les perdona y se les pasa todo.

Si hoy hubo traiciones y cochineros en los procesos internos para elegir candidatos, el próximo año no se tolerará. Por tanto, «serenense ternuritas y pónganse a trabajar que hace falta» , dice el presidente.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: