La TalachaOpinión

La falsa división de poderes

La Talacha

Por Francisco Cuéllar Cardona

La falsa división de poderes

«Quien esté libre de presiones, que haga la primera denuncia», parece decir el Ministro Arturo Zaldívar, quien acaba de revelar que durante el sexenio de Calderón recibió presiones del entonces presidente para que no procediera con los responsables del caso de la Guardería ABC, y dejara en libertad a la francesa Florence Cassez, acusada de secuestro.

Este episodio pone en el debate el tema de la existencia de la división de poderes en México.

El sistema político mexicano, es único, pues los poderes Ejecutivos Federal y en los Estados, tienen y acumulan tanto poder que eclipsan a los demás poderes, al grado de dominarlos y someterlos. El mismo Arturo Zaldívar, que este jueves puso el tema en la agenda, hoy juega y baila al ritmo de la música de la Cuarta Transformación.

La cultura y la tradición política mexicana, es tan fuerte que es imposible cambiarla. Andrés Manuel López Obrador que grita a los cuatro vientos y presume ser un demócrata no escapa a la tentación autoritaria de tener sobre sus rodillas a los poderes Legislativo y Judicial. A través de Morena en las dos Cámaras impone sus ideas y sus caprichos, y en el Poder Judicial, con la salida de Medina Mora, dominará a los Ministros de la Suprema Corte de Justicia.

Este fenómeno sucede en todos los Estados del país. Los gobernadores dominan los Congresos y Poderes Judiciales a su antojo, y quien diga lo contrario miente. En Nuevo León, que presume tener un gobernador independiente a través de Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, no hay diferencias.

El Congreso de Nuevo León hoy discute una sanción o una posible destitución del gobernador por haber cometido delitos graves en la pasada campaña presidencial, pero ni aún, con su independencia, los diputados regios tienen libertad para tomar decisiones. El Bronco los controla y los domina por encima de los colores partidistas.

En Tamaulipas, el gobernador Cabeza de Vaca, tiene el poder absoluto en el Congreso y en el Poder Judicial. En Coahuila, ocurre igual con Miguel Riquelme, y hasta en San Luis Potosí, donde Morena es mayoría en el Congreso, el gobernador priísta Juan Manuel Carreras, extiende su influencia y su poder sobre los demás poderes.

México ha logrado avances importantes en el terreno democrático. Desde inicios de los ochentas, en Chihuahua, Baja California, Guanajuato, Nuevo León, empezaron los movimientos ciudadanos y las alternancias políticas y partidistas. En el 2000 se demolió el sistema autoritario y los equilibrios en las Cámaras y en los Ayuntamientos empezaron a sentirse. Se han derrumbado mitos y se han roto paradigmas, pero el tema de la división de poderes, parece que se sigue viviendo en el pasado. La asignatura sigue pendiente en este renglón que ni la Cuarta Transformación con toda y su parafernalia democrática no puede, ni podrá influir en un cambio.

Los poderes Legislativos y Judiciales en México, siguen siendo una extensión del poder Ejecutivo y dicho por especialistas, va a tardar un buen tiempo para que la independencia llegue a este terreno. Lo que ventiló este jueves el Ministro Zaldívar, es apenas una muestra de lo que sucede en México y que a nadie debe sonrojar.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: