La TalachaOpinión

¿Porqué Nuevo Laredo?

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

¿Porqué Nuevo Laredo?

Nuevo Laredo, vive desde hace unos días, momentos críticos en materia de seguridad.

Las bandas del crimen desde hace años, han peleado esa plaza, porque justo por ahí, cruzan hacia los Estados Unidos, un promedio de 12 mil trailers diariamente con cargamentos de todo tipo. Por esa puerta internacional salen y entran todo tipo de mercancías, entre las que se incluyen las drogas y armas.

Cuentan los habitantes de Nuevo Laredo, que allá por el 2001 o 2002, el poderoso Joaquín «Chapo» Guzmán, se paseaba por las calles y restaurantes e imponía su ley. El Ejército, la Marina, y la misma DEA, eran sus protectores. Desde entonces, cuando las rutas del narco fueron puestas por el gobierno federal en las manos de una sola banda, Nuevo Laredo, se convirtió en el territorio más deseado y disputado por el hampa, incluso por encima de Tijuana y Ciudad Juárez.

Hoy, la situación es terrible, porque todas las bandas, locales y foráneas, guerrean y han convertido a la ciudad entera en campo de batalla. La población se está saliendo y los que se han quedado viven con miedo e incertidumbre.

Pero lo más grave y delicado de todo, es que el gobierno federal abandonó a su suerte a todos sus habitantes, que obligó este miércoles al Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca ir a Nuevo Laredo y plantarle cara al crimen. Las policías estatales, y algunos militares destacamentados en la zona, son los únicos que han dado la cara y están solos enfrentando a las bandas.

La desesperación de los habitantes, que son muchos los que están pidiendo el auxilio de las policías gringas. Y es que el abandono de la federación los obliga, incluso a la misma autoridad estatal y municipal a reclamar la ayuda extranjera. Sólo los que viven en Nuevo Laredo saben del sufrimiento que están padeciendo. Empresarios e inversionistas que han apostado sus capitales en la zona, están presionando en todos los niveles para que haya garantías para sus negocios.

El gobierno municipal que encabeza Enrique Rivas Cuellar, que se ha esforzado en atraer inversiones y trabajado para mantener en un nivel óptimo los servicios en la ciudad, que le han valido reconocimientos nacionales, no puede lucir del todo sus logros porque la violencia desatada por las bandas los opaca.

El gobernador Cabeza de Vaca que fue a encabezar los festejos de aniversario de la Revolución Mexicana, reiteró su compromiso de actuar con firmeza y determinación para pacificar Nuevo Laredo y la entidad. A diferencia de la estrategia nacional contra la inseguridad, dijo que para recuperar la paz y el Estado de derecho se debe combatir a los delincuentes con todos los instrumentos que tenga al alcance el Estado mexicano.

Aseguró que los bloqueos y los métodos que están utilizando las bandas, es narcoterrorismo que pretende infundir miedo entre la población y desafiar al gobierno.

Su gobierno, insistió, enfrentará a los malos con las fuerzas de seguridad.

La decisión de ir a Nuevo Laredo y salir en defensa de la población, es bien vista por los nuevolaredenses, no así el desdén y el abandono por parte de la federación hacia Tamaulipas que sigue siendo el Estado más golpeado por las bandas del crimen en el país.

El trato que la Federación le da a Nuevo Laredo, no corresponde a los ingresos y recaudación que la ciudad le entrega diariamente a la secretaría de Hacienda. Si no hay seguridad, no hay inversiones, y eso deben entenderlo en Palacio Nacional. La ciudad que más dinero le arrima al gobierno federal, no merece estar bajo las balas del hampa.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: