La TalachaOpinión

Las alas de Maki

LA TALACHA

Por Francisco Cuellar Cardona

Las alas de Maki

En Reynosa, y en todo el territorio estatal, no son pocos los que empiezan hablar de las alas o el vuelo de Maki Ortiz hacia el 2020. Quienes la conocen y están cerca de la alcaldesa, la visualizan desde ahora en la boleta electoral como candidata a la gubernatura, ya sea por el PAN, Morena, México Libre, o como abanderada ciudadana; pero de que va, va, dicen sus simpatizares sin temor a equivocarse.

Aunque pareciera una nimiedad, la señal que ha mandado Maki sobre lo que es su proyecto, se ven en su vistoso y novedoso slogan o logotipo de gobierno, «Reynosa, las alas de Tamaulipas». Para cualquier estudioso del marketing político, esto se interpreta como la primera carta que enseña la alcaldesa en donde expresa abiertamente su aspiración política.

¿Pero a qué se atiene Maki cuando empieza a mostrar sus cartas futuristas?. Quienes conocen su trayectoria y su carácter, dan cuenta que la reynosense, es por encima de todos sus malquerientes políticos, la figura del PAN en Tamaulipas con posibilidades reales de competir desde cualquier trinchera.

Al interior del partido tiene el reconocimiento, y sus cartas como diputada federal, senadora, funcionaria federal exitosa, y ahora como alcaldesa, donde ha sorteado vendavales de todo tipo, la hacen ver como una figura competitiva; ha vencido adversidades y retos de salud, que muchos le ven méritos de sobra para que vaya por empresas electorales futuras.

En las filas del panismo tradicional, ven su proyecto fuerte, sin embargo entre quienes controlan las riendas del partido no ven, ni la hacen compitiendo por la candidatura, y esa sería la debilidad  principal a su proyecto, por eso no son pocos los que la ven abanderando una candidatura no panista. Ella lo sabe y está consciente que conseguir la nominación está en chino. Los obstáculos  que ha librado son muchos y faltan otros más por superar. Aun así, aseguran que está echada para adelante y que ha empezado a tender puentes y alianzas con todo mundo. Su deseo mayor es abanderar la causa de Acción Nacional en el 2022, pero hay muchas piedras en el camino que difícilmente podrá evadir.

Maki Ortiz, está en condiciones de escuchar propuestas y ofrecimientos. Y como vaya acercándose el tiempo, las tentaciones van a crecer. Algunos afirman que va hacia la ruptura con su partido, aunque hay otros que creen que si predomina la prudencia, la inteligencia dentro y fuera del PAN, Reynosa tendría en ella, una candidata de peso que vencería al más pintado de los aspirantes, que hoy buscan la silla que ocupa el gobernador Cabeza de Vaca.

Pero así como a Maki se le ve como una marca ganadora por el color que sea, hay muchas voces también que le ven negativos que le pesan. Se dicen de ella muchas cosas, que le ha faltado sacudirse o aclararlas: acusaciones, sospechas, pifias en su gobierno que si no las corrige en este tramo que le queda en el poder municipal, puede ser tarde para alcanzar a consolidar su proyecto.

Las alas de las que habla y presume, pueden llevar a Maki a volar tan alto y tan lejos como ella quiera, siempre y cuando los vientos le den el rumbo y la dirección correcta, pero también la pueden hacer caer de la primera nube con que se tope. Tamaulipas, es un territorio impredecible en lo electoral, pero solo puede ser conquistado, por quien desde ahora, vuele por el camino correcto.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: