La TalachaOpinión

El Covid-19 y el Noreste

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

El Covid-19 y el Noreste

En los últimos meses, los gobernadores de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, han hecho región como nunca antes en su historia. Y aunque a los tres Estados los une una línea de conquista y una misma cultura, jamás como ahora habían hecho causa común para enfrentar las adversidades como la inseguridad y la violencia, y ahora el coronavirus.

Los historiadores y sus crónicas dicen que el primero en ser conquistado por los españoles fue Coahuila, siendo Saltillo, su ahora capital, como punta de lanza para apoderarse del territorio norestense. Esto, allá por el año de 1577. Y apenas 5 años después, la ola colonizadora encabezada por el portugués, Luis de Carvajal y de la Cueva, se encargaría en 1582 de fundar el Nuevo Reino de León, bautizado finalmente como Nuevo León. Casi 150 años después, en 1748, José de Escandón fundó Nuevo Santander, hoy Tamaulipas, convirtiendo a los tres Estados en los hermanos del noreste. Siempre unidos por su cultura, su gastronomía y su gente, hoy en apariencia política parecen estar más cerca que nunca. La violencia y una pandemia los ha llevado a trabajar e instrumentar estrategias conjuntas.

Los tres gobernadores de diferentes partidos (Tamaulipas, PAN), (Nuevo León, Independiente) y Coahuila, PRI), se han atrincherado, según ellos, porque han sido abandonados a su suerte por el gobierno federal, incluso, en plan rebelde dicen estar dispuestos a abandonar el Pacto Federal. Algunos dicen que tienen razón, otros aseguran que los mueven intereses políticos e ideológicos porque no congenian con el Presidente de la República.

El asunto es que esta vez enfrentan a un enemigo común altamente peligroso como el Covid-19, y aunque ante los ojos de todos, van como los tres mosqueteros -todos para uno, y uno para todos-, lo cierto es que en lo interno, cada gobernador en su territorio le da la batalla al coronavirus con sus propias armas y estrategias.

Miguel Riquelme en Coahuila, a pesar de tener una alta incidencia de contagios y decesos, ha logrado con los grupos empresariales y los representantes del sector salud federal formar un muro de contención y combate al virus que le ha valido el reconocimiento de la población. A diferencia de otros Estados, se ha observado una colaboración y una participación social de todos los sectores para dar la batalla a la pandemia.

En Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, ha sorprendido a todos con su plan de ayuda para empresarios y trabajadores, y su estrategia armada desde la secretaría de Salud, han logrado cercar al virus, aunque Nuevo León sigue siendo de los Estados con más contagios. Para los mismos enemigos políticos del Bronco, el mandatario de Nuevo León se ha convertido en la revelación por la forma como ha enfrentado esta emergencia que se vive.

Y Tamaulipas, salvo los desencuentros entre legisladores del PAN y Morena, que han llevado al terreno mediático el asunto de los dineros públicos para enfrentar el Covid-19, las estrategias están funcionando.

En Nuevo León y Coahuila, coinciden que si en Tamaulipas, los legisladores y los líderes políticos se unieran y se pusieran de acuerdo, el Noreste sería un ejemplo a seguir para el resto del país.

La experiencia de los Estados del Noreste, es un referente para el mismo gobierno federal que sigue viendo a los Estados y a los gobernadores como sus enemigos, llevándose entre los pies a la población que hoy está indefensa ante un problema sanitario grave. La unidad debe prevalecer por encima de las diferencias políticas e ideológicas. En los tiempos de las calamidades, la solidaridad es la mejor arma para salir adelante. Que cunda el ejemplo del Noreste.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: