La TalachaOpinión

Que siga el baile…

LA TALACHA 

Por Francisco Cuellar Cardona

Que siga el baile…

 

Cuando el PAN ganó la gubernatura de Tamaulipas en el verano del 2016, algunos ilustres personajes de Acción Nacional no ocultaron su euforia: «estos cuates del PRI ya bailaron mucho, ahora les toca sentarse, por que los que van a bailar ahora somos nosotros. Nada más será por seis años; si le echan ganas pueden volver a bailar». Así lo dijeron en medio de la embriaguez que da un triunfo electoral histórico como el que lograron.

Los recién llegados al poder, en ese momento, sabían que gobernar un Estado tan complejo como Tamaulipas, no sería fácil. Incluso jamás imaginaron un escenario con Morena en la Presidencial de la República.

Hoy, a cuatro años de distancia esos mismos personajes panistas no olvidan aquella euforia y creen que las condiciones están dadas para seguir «bailando otros seis años más».

Aunque para el 2021, en todas las encuestas para las 15 gubernaturas que estarán en disputa, Morena aparece como el preferido de los electores, en Tamaulipas la gente de Acción Nacional cree que los morenos ya van a estar muy desgastados y las circunstancias en las urnas van a estar apropiadas para ganar y mantenerse en el poder otro sexenio más.

En ese contexto, los grupos del PAN, y los proyectos en torno a la sucesión del 2022 en Tamaulipas, se siguen moviendo mucho, aunque todos saben que el gran definidor de la candidatura y quien apostará todo para ganarla, será el gobernador Cabeza de Vaca que sigue gobernando el Estado sin contrapesos políticos, al menos por ahora.

Por el lado del PRI y Morena, son muy conocidos los nombres de los personajes que quieren ser. Esta misma semana los priístas hicieron un ejercicio deliberado para tantear el terreno que van a pisar, siendo Edgardo Melhem, actual líder del PRI y el nuevolaredense Ramiro Ramos, los que recibieron buenos comentarios sobre el futuro que viene, aunque están conscientes de que las posibilidades de triunfar son escasas.

Por el rumbo del PAN, los que quieren lo dicen en voz baja, pero no ocultan sus aspiraciones y trabajan a rajatabla para entrar a la gran tómbola. En esa frecuencia anda Chucho Nader de Tampico, Enrique Rivas Cuéllar de Nuevo Laredo y Maki Ortiz de Reynosa, que en todas las encuestas nacionales sobre el desempeño de los alcaldes, los tres figuran en los primeros lugares. Chucho, Maki y Enrique, salen muy bien evaluados entre sus gobernados y eso les genera posibilidades, aunque falta más de un año para saber si se mantienen en los primeros lugares.

En la dirigencia del PAN, cuentan que los tres alcaldes son bien vistos por la militancia azul, sin embargo en el primer círculo del poder estatal afirman que el candidato a la gubernatura será de Reynosa, y es ahí donde entran Ismael Cabeza de Vaca, Gerardo Peña y Maki Ortiz, aunque a la alcaldesa muchos la ven fuera del primer círculo, su condición de reynosense, la mantiene en la lucha. La clase política de Reynosa, a diferencia del resto del Estado, es una sola y no importan partidos, ni ideologías; a la hora de las definiciones todos se unen y juegan para un solo objetivo.

Al margen de lo que digan y opinen los demás aspirantes, en el PAN, tienen muy claro que la hazaña del 2016, la pueden repetir en el 2022. Si Morena sigue dividido y el PRI continúa a la baja, los panistas van a seguir bailando al ritmo del poder que hoy están tocando.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: