Los «criollos prianistas»

FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-7.jpg

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuellar Cardona

Los «criollos prianistas»

 

Ahora que se habla de una mega-alianza electoral de partidos para ir contra Morena en el 2021, en donde por primera vez en la historia irían juntos el PRI y el PAN, Tamaulipas sería el único estado donde no ocurrirá esto, porque desde el 2016 que Acción Nacional ganó el poder, el PRI se convirtió en un abierto subordinado electoral del panismo.

Ante esa realidad, el PRI, al menos en los próximos procesos electorales locales y federales, no podrá brillar con luz propia en el Estado, ni tendrá posibilidades de ganar porque se ha convertido en un satélite más del PAN.

El PRI, cuando fue gobierno, se debía al dinero público, a sus operadores que ganaban elecciones y a sus imposiciones desde el poder. Hoy, no tiene dinero, sus operadores ya trabajan para otros colores, y solo le queda su vicio más grande: sus dedazos y sus métodos caducos para elegir candidatos.

De sobra se sabe que en Acción Nacional no hay operadores políticos. También es conocido que sus dirigentes son figuras decorativas que solo atienden indicaciones; desconocen el armado de estructuras y no saben cómo se gana una elección; ese trabajo lo están haciendo ahora los priístas. 

Desde Nuevo Laredo hasta Madero y de Miquihuana hasta Soto la Marina, todos los priístas están en las nóminas azules; son los centinelas que cuidan que el PAN siga en el poder hasta que la gente se canse o decida cambiar de partido; las otroras figuras de priismo que ganaban gubernaturas, senadurías y alcaldías, y que eran presumidos como guerreros y héroes, hoy son los capataces del panismo que están al frente de batalla ganando elecciones y defendiendo otro color y otra causa.

Algunos se convirtieron al morenismo, pero la mayoría se transfundieron la sangre azul. 

Por eso, mientras en el resto del país, el PRI y el PAN todavía se ruborizan cuando se habla de una posible alianza inédita para el 2021, en Tamaulipas, los priístas perdieron el pudor desde hace casi 5 años; pudo más la necesidad y el hambre que la convicción, lo admiten.

Un priísta que controló y manejó el corporativismo magisterial por años, y que hoy está al servicio del PAN, lo confiesa sin sonrojarse:

«Trabajamos y servimos al PAN por dos razones: 1.- Cuando perdimos el poder, nos quedamos huérfanos, sin chamba, sin líderes y hasta con el riesgo de ir a la cárcel. 2.- Sabíamos ganar elecciones mejor que nadie; nos llegaron al precio, además teníamos que comer. El PRI es algo que pertenece al pasado y hasta hay algunos que se avergüenzan de haber sido priístas; yo no», dice.

Ante estas evidencias, y aunque las encuestas digan hoy que Morena es el partido favorito de los mexicanos, al menos en Tamaulipas, los criollos «prianistas» trabajan desde ahora a rajatabla para que el PAN siga siendo poder en el 2021, y probablemente más allá del 2022.

Francisco Cuellar Cardona


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Download WordPress Themes Free
Download Nulled WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
Free Download WordPress Themes
download udemy paid course for free