La TalachaOpinión

La disputa por Nuevo Laredo

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

La disputa por Nuevo Laredo

 

Si Reynosa es hoy «la capital política» de Tamaulipas, Nuevo Laredo, es por su ubicación geográfica y por su potencial económico que le da el comercio internacional, el municipio que más apetece a los gobiernos de los tres niveles, y que en ésta elección de junio se ha convertido en el fruto más deseado, electoralmente hablando.

Actualmente es gobernado por el PAN, y su alcalde, Enrique Rivas Cuéllar, ha hecho un trabajo de resultados que le ha valido ser calificado por empresas encuestadoras y calificadoras como uno de los mejores del Estado y del país. Esas prendas y logros le han valido al alcalde nuevolarendense ser considerado como aspirante obligado a la diputación federal en la próxima elección, y como un prospecto fuerte para la gubernatura en el 2022. 

En el PAN, sin embargo tienen otros planes, que parecen no encajar con la realidad y que ponen en riesgo la permanencia del partido en el poder.

La reciente incorporación de la desertora priísta Yahleel Abdala hacia las filias del PAN, ha descompuesto el escenario y ha lesionado la sensibilidad de los cuadros panistas en Nuevo Laredo. La decisión de adoptar a la ex priísta, según se dice, es porque es la mejor posicionada y la única que puede desde Acción Nacional darle la batalla a la morenista y también diputada, Carmen Lilia Canturosas que en todos los sondeos y encuestas aparece a la cabeza.

En Nuevo Laredo, los priístas, los panistas, y no se diga los morenistas, coinciden que si las elecciones fueran hoy, la absoluta ganadora sería Carmen Lilia. Incluso, adentro de las filas del PAN, se empieza a decir recio y quedito que en el momento en que se registre Yahleel bajo la bandera azul, habrá una desbandada hacia Morena o hacia el PRI como castigo a esa decisión.

Yahleel, dicen, en los análisis hechos en el mismo PAN, cuando ganó la diputación federal por el PRI, lo hizo con el voto de los municipios de la frontera chica, porque en Nuevo Laredo perdió.

Cuando participó como candidata a senadora por el PRI en el 2018, cayó a un tercer lugar, y mas aun cuando se hizo cargo del PRI estatal, lo dejó resquebrajado y con apenas 80 mil votos en la elección del 2019.

En un cara a cara, según una encuesta levantada por Indermerc, Carmen Lilia Canturosas, tiene una amplia ventaja sobre Yahleel; los negativos de la priísta son su principal carga. En la encuesta más reciente que se levantó después de su salida del PRI, coloca a la morenista con 34 puntos contra 24 de la ex priista.

Ganar Nuevo Laredo, hoy, para el PAN y Morena, es de gran trascendencia, porque quien lo gane, bien puede financiar una campaña para gobernador, pues los ingresos extras que tiene el municipio, aparte de su presupuesto anual, le da para proyectar a cualquiera a un cargo superior a una alcaldía.

El PAN, aun puede recomponer su escenario de triunfo en Nuevo Laredo, y para hacerlo, no es por el lado de Yahleel, y que se lo pregunten a los propios panistas.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: