La rebelión victorense

FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-7.jpg

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

La rebelión victorense

 

En ninguna cabeza victorense cabe la idea de que Pilar Gómez, vaya a inscribirse como candidata a la alcaldía de Victoria; su pretendida reelección, es un acto de inmoralidad política. Y no es por ella, como persona o servidora pública, sino por los intereses que la rodean.

Los mismos trabajadores del municipio que ven todos los días como opera la alcaldesa sustituta, no conciben que la primer prima del Estado, aparezca en la boleta electoral del 2021.

«Es una falta de respeto para los victorenses, si eso llegara a ocurrir. ¿cuáles son los méritos para que la señora vaya tras la reelección?», es el murmullo que se escucha por todos lados. Con Pilar, se dice en todos los rincones de la capital tamaulipeca, salió peor el remedio que la enfermedad, «al menos a Xico, por ser victorense se le podían tolerar sus pifias, pero a la señora no», dicen los mismos panistas victorenses que piden a gritos que ¡el candidato a la alcaldía sea Oscar Almaraz!.

En la capital tamaulipeca, el sentimiento antipanista es del tamaño del mundo; nada quieren saber de este partido, y peor aun tener una candidata como la señora Gómez; que no es de ella la culpa, sino la forma como sus promotores han mancillado la dignidad de los capitalinos. Lo que le hace daño a la actual alcaldesa, no son sus acciones, sino la forma como llegó y el desplazamiento de cuadros que en el mismo PAN están reclamando una oportunidad para trabajar por la ciudad.

En la última encuesta de Massive Caller, sobre la aprobación de los alcaldes, en la que Xicoténcatl González, rompió récord de aparecer en el lugar número 100 (último lugar), Pilar Gómez figura en el número 95; es decir, es imposible cambiar la percepción de una realidad tan cruda que padecen los capitalinos.

Victoria está destrozada, sin inversión, sin agua, sin empleo, insegura; está igual o peor que cuando se fue Xico. El cambio no se notó. Los funcionarios que llegaron con Pilar siguen manejando los recursos municipales a su antojo: los contratos de obra, las proveedurías, el botín se lo sigue llevando gente extraña, que no es de la ciudad. 

Existe un hartazgo victorense, por eso cualquiera que venga en esta elección con una propuesta mínima de cambio, le va a ganar al PAN. No es extraño que hoy los números le favorecen a Lalo Gattás, virtual candidato de Morena, que ha ido recogiendo la inconformidad y la rabia en contra del régimen municipal.

Victoria, a diferencia de otros municipios considerados grandes, en donde Morena trae candidatos con posibilidades de ganar, el pronóstico es que la gente esta vez va a salir a votar masivamente, sin necesidad que la movilicen. Y si el PAN, como en los viejos tiempos del PRI está apostando su triunfo a la movilización y al voto bajo amenaza, no debe confiarse, porque la rebelión victorense está en ebullición.

El voto hacia Morena en la capital se va a reflejar, no porque sea la mejor opción, sino porque el hartazgo y los errores de Acción Nacional y sus gobiernos llegó a su límite. Pilar Gómez está en la lona electoral, no porque sea mala persona o pésima en su gobierno, sino por lo que representa. 

Francisco Cuellar Cardona


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Download Best WordPress Themes Free Download
Download Premium WordPress Themes Free
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes
free download udemy paid course