Almaraz, ¿»El Yahleel» victorense?

FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-8.jpg

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Almaraz, ¿»El Yahleel» victorense?

 

Ahora que crece con mayor insistencia la versión de que el ex alcalde priista Oscar Almaraz, podría ser candidato a la alcaldía del PAN en la capital de Tamaulipas, no son pocos los que afirman ¿realmente necesita el PAN hacer esto?. Sobre todo cuando a los ojos de todos, el PAN siendo gobierno, es dueño del balón, de los jugadores, de la cancha y del árbitro, ¿entonces, para qué andar pidiendo candidatos prestados a otros partidos para ganar una elección.

La posibilidad de que vaya Oscar Almaraz la candidatura panista, se reforzó el mismo día que sacaron a Yahleel de las filas priístas y la enfundaron en el uniforme azul para lanzarla tras la alcaldía de Nuevo Laredo. 

La diferencia entre Yalheel y Almaraz, es que la mujer de Nuevo Laredo deseaba y pedía a gritos irse al bando panista, y Almaraz no. Y aunque cercanos al ex alcalde, aseguraban hace unos días que el no iría, hoy las circunstancias lo ponen en la línea de competencia. El asunto es que el victorense, sí puede ganar Victoria, pero por las siglas del PRI, no del PAN.

La marca PAN en Ciudad Victoria está tan desgastada, que ni con Almaraz ganan la alcaldía. Los victorenses no quieren eso y él tampoco.

Algunos sugieren que Almaraz sea el candidato del PRI y gane, y que en automático se convierta en un gobierno municipal de facto panista. Así lo hizo la vez anterior. El victorense, en su momento fue el alcalde priista más leal y más confiable que tuvo el gobierno del Estado; ningún panista gobernó tan fiel a los principios políticos del régimen azul como Oscar. ¿Porqué no hacer el mismo ejercicio ahora?. Finalmente el PRI en Tamaulipas hace lo que el PAN ordene. Esa es la realidad.

Con el caso «Yahleel», y ahora si diera la nominación de Almaraz, el PAN lo que hace es enviar un mal mensaje al electorado tamaulipeco: no tiene cuadros competitivos para ganar y eso es una mala señal, sobre todo porque viene la gran batalla del 2022, que lo obliga a estar más fuerte para mantenerse en el poder.

En Nuevo Laredo, no hay un panista con tamaños para ganar la presidencia municipal; en Reynosa está más complejo el escenario: ni José María Moreno «Chuma», ni Gerardo Peña son garantía de triunfo; en Matamoros los abanderados azules tampoco crecieron; en ciudad Madero, tuvieron que habilitar a otro ex alcalde priísta como Jaime Turrubiates para darle la batalla a los morenistas, Adrián Oseguera y Erasmo González. Ya ni mencionar los municipios pequeños.

Debe ser preocupante para el PAN, que ni «Kiko» Elizondo, en su momento, ni ahora Luis René «El Cachorro» Cantú, hayan tenido la habilidad y la inteligencia para reclutar, preparar y proyectar cuadros competitivos en el partido. Ahí fallaron. Su falta de trabajo se refleja ahora que andan buscando candidatos prestados para ir a una elección de alta competitividad.

A pesar de estos escenarios, la elección de junio en Tamaulipas será muy peleada. Los análisis más objetivos, pronostican que el PAN puede ganar, pero la votación de Morena será muy alta y eso dará una confianza enorme para llegar con posibilidades de ganar el 2022.

Francisco Cuellar Cardona


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Download WordPress Themes
Download WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
udemy course download free
21 7:31:37 -->