La TalachaOpinión

Los Caballos de Troya, andan sueltos

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuellar Cardona

Los Caballos de Troya, andan sueltos

 

En la «Guerra de Troya», Homero habla de un caballo gigante de madera construido por los griegos para infiltrarse en la ciudad de Troya. Cuando los troyanos lo vieron, lo consideraron como un signo de victoria y lo guardaron entre su amurallada ciudad sin imaginar que adentro iban decenas de guerreros griegos que por la noche salieron y mataron a los adversarios y destruyeron la ciudad. 

Desde entonces, a través de la historia, muchos «Caballos de Troya» han destruido instituciones, gobiernos, partidos y honras.

En el simbolismo de la política actual, caballo de Troya significa: infiltrados, traiciones, puñaladas, infidelidades, soplones, etcétera. Son hombres y mujeres sin escrúpulos que el adversario manda de forma encubierta para jugar un papel de esquirol para controlar y manipular.

En la lucha partidista, es una práctica común. Actúan disfrazados buscando espacios, candidaturas en partidos para neutralizarlos. Los vemos en el Partido Verde, en el PAN, en Morena, en el PRD o en el PRI, en el Partido del Trabajo y hasta en los santurrones del Partido Encuentro Social.

En estos tiempos, es temporada de «Caballos de Troya». Detectarlos y descubrirlos es fácil aunque jamás van a reconocer a quien verdaderamente representan y a que intereses responden. Ahora que están saliendo candidatos a diputados, a alcaldes, es común tropezarse con ellos.

Durante el priísmo autoritario, todos los partidos, incluídos el PAN jugaron ese deshonroso papel, y ahora durante los gobiernos de Acción Nacional están haciendo lo mismo.

En Tamaulipas, quien más ha sido víctima y ha denunciado estos personajes de doble cara, es Morena. El polémico Alejandro Rojas Diaz-Durán, ha venido denunciado desde años atrás, cómo el PAN les infiltró candidatos en los pasados procesos, y aunque no ganaron hicieron ese papel «Troyano» para quitar votos o frustrar victorias a los enemigos.

Hoy, desde la dirigencia nacional de Morena, lo que más les preocupa son las traiciones y las infiltraciones de candidatos de doble cara. Los Caballos de Troya pueden en la próxima elección ser los grandes protagonistas para fracturar al gobierno de la Cuarta Transformación.

Antes de oficializar las candidaturas, en Morena han decidido poner bajo la lupa a todos los candidatos, pues existe una gran desconfianza sobre un buen número de ellos y que podrían estar jugando este rol de traidores.

Dicen en Morena, que muchos de los candidatos que hoy se sienten amarrados, se pueden caer.

Talachazos

ALMARAZ CASI AMARRADO POR EL PAN.- En los próximos días se estaría confirmando la candidatura del ex alcalde Oscar Almaraz como candidato a diputado federal por el PAN. 

Así como Yalheel Abadala le tupieron en las redes por el cambio de camiseta, empezó la guerra sucia en contra del expriísta. 

La diferencia entre Almaraz y Yalheel, es que el victorense tiene un gran peso electoral en la capital y no le atrae del todo participar en la contienda, mientras que a la neolaredense, su ambición de ser candidata en la alcaldía de Nuevo Laredo, es tal, que no le importa el lodo que le tiren.

Además, existen razones poderosas para que Almaraz acepte la candidatura del PAN, y una de ellas apunta hacia la dirigencia estatal del PRI en donde dicen, fue maltratado y ninguneado.

En posteriores talachazos lo hablaremos.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: