La TalachaOpinión

Un victorense manda en Monterrey

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Un victorense manda en Monterrey

 

Se llama Antonio Fernando Martínez Beltrán y es hijo de Antonio Martínez Torres y Claudia Beltrán de Martínez. 

Este miércoles, rindió protesta como alcalde de Monterrey, luego que Adrián de la Garza, pidiera licencia para ser candidato del PRI a la gubernatura de Nuevo León.

Entre la sociedad nuevoleonesa, Antonio Fernando se ha ganado una estima y un respeto por su trabajo, más cuando ha logrado colocar a la administración regia en un lugar de privilegio por el manejo transparente y eficiente de sus finanzas. Las calificadoras del mundo le han entregado reconocimientos que han sido avalados por los mismos partidos de oposición.

En su discurso de toma de protesta, este miércoles, dijo:

«El interés de la administración municipal se sustenta en conformar escenarios armónicos, donde la cohesión y la paz social sean los referentes de la convivencia cotidiana. Vamos a confirmar nuestra orientación de seguir haciendo de la ciudad líder y modernista de la cual todos nos sintamos orgullosos, esta es una labor constante y es trabajo de todos».

Antonio Fernando se desempeñó como tesorero en los dos trienios de Adrián de la Garza y es una de las prendas más destacadas que puede presumir ante sus potenciales votantes el aspirante priísta a la gubernatura. Dicen, que si Adrián gana, el victorense será el próximo Tesorero del Gobierno de Nuevo León. Las posibilidades de que así sea, son muchas, pues la competencia del próximo mes de junio será entre el priísta y la ex priísta, Clara Luz Flores, candidata de Morena y actual esposa de otro tamaulipeco, originario de Reynosa: Abel Guerra. La diferencia entre ambos son apenas dos puntos, y aún no arrancan las campañas.

El alcalde de Monterrey, es el orgullo de Antonio Martínez Torres, político tamaulipeco priísta que ocupó casi todos los cargos en el Estado: Presidente Estatal del PRI, diputado local, diputado federal, secretario de Educación, secretario general de gobierno, delegado federal de Sedesol, y hasta se dio el lujo en su momento de dejar el PRI e irse al PRD para ser candidato a la gubernatura.

Hoy, ve en su hijo la cristalización de un sueño, pues gobierna a la segunda ciudad más importante del país, después de la ciudad de México.

La trayectoria de éxito de Antonio Fernando Martinez Beltrán, es una muestra de como los tamaulipecos se han convertido en Nuevo León en un grupo de gran influencia política. Se dice que en tierras regias «los nuevoleoneses hacen el dinero y los tamaulipecos la política».

A Tamaulipas y Nuevo León los une más que una vecindad, una historia y una cultura.

Los primeros asentamientos del Nuevo Reino de Nuevo León (hoy Nuevo León) ocurrió entre los años de 1577 y 1582, y casi 150 años después, en 1746, surgió el Nuevo Santander, hoy Tamaulipas, y fueron los nuevoleoneses los primeros en descubrir tierras tamaulipecas.

Hoy, empresarios nuevoleoneses tienen muchos intereses económicos y políticos en Tamaulipas, y viceversa. Por eso, la llegada de Antonio Fernando Martinez Beltrán a la alcaldía de Monterrey, afianza la hermandad histórica entre nuevoleoneses y tamaulipecos.

Comments (1)

  1. Listo. Antonio Fer para Gobernador y luego presidente

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: