La TalachaOpinión

El parto en Morena

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuellar Cardona

El parto en Morena

 

Las encuestas y las definiciones ya están en Morena, y todo lo que se ha dicho y escrito sobre descartes y madruguetes que han generado incertidumbre y desinformación, deben quedar como parte del anecdotario y la lucha interna en el partido. 

Carmen Lilia Canturosas, está amarrada como candidata a la alcaldía de Nuevo Laredo; Lalo Gattás, está confirmado por Victoria; Adrián Oseguera y Mario López buscarán la reelección en Madero y Matamoros; en el caso Reynosa, siempre sí va Carlos Peña Ortiz, hijo de Maki. Con esto se echa abajo toda la escaramuza mediática que se armó en contra de la alcaldesa reynosense, y que seguramente va a seguir, cuando se confirme la noticia.

En las próximas horas, Mario Delgado empezará a dar a conocer la información, que generará reacciones positivas y negativas, como será el asunto de la candidatura por la diputación federal por Victoria, en donde al parecer sería para el Partido del Trabajo.

Los últimos días hacia el interior de la dirección nacional de Morena, han sido «días de terror y horror», porque han tenido que tomar decisiones dolorosas y costosas, como el asunto de Guerrero, en donde finalmente se optó por entregarle la candidatura a Félix Salgado Macedonio que, a pesar del tsunami de críticas, en la encuesta, los guerrerenses se aferraron a él, y se tuvo que apechugar esa decisión.

En el caso de Tamaulipas, el asunto que generó más polémica fue la propuesta del hijo de Maki Ortiz, en donde hubo objeciones, incluso, de algunos integrantes de la misma dirigencia nacional, pero en las encuestas y en los números, quien garantiza el triunfo en Reynosa, es la estructura de la alcaldesa. Habrá que esperar cuál fue la negociación que se dio para Rigo Ramos que trabajó desde hace meses e hizo una gran inversión de su dinero para conseguir la candidatura.

En Morena, los escenarios de riesgo, se dijo, se tienen considerados y asumirán las consecuencias a partir de que se den a conocer los nombres de los candidatos, pues tienen la certeza de que las condiciones están favorables para que haya buenos resultados en Tamaulipas.

A diferencia del 2019, esta vez, Morena no le apuesta al partido ni a su estructura, porque no tiene y los liderazgos partidistas están dispersos y fragmentados; por eso van sobre figuras que tienen posibilidades reales de ganar como son los ejemplos de Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria y Madero, sin descartar los demás municipios.

A la luz de la definición de estas candidaturas de Morena, hay un dato para el análisis: no hay sorpresas en ninguna, pues son las mismas que se manejaron siempre, y tampoco ningún aspirante a la gubernatura apoyó o influyó en la decisión de ellas. Ni Erasmo González, a quien algunos le atribuyen tener poder al interior de Morena y ser consentido de Mario Delgado. 

Son los que están y están los que son; y los que no, fue porque así conviene a los intereses del partido.

Que habrá pataleos, berrinches y hasta fugas hacia otros partidos: lo tienen previsto. Es normal en un partido que tiene el poder nacional. El PRI lo hizo muchas veces, no hay que olvidarlo. Es la naturaleza de la democracia, o de la imposición, como quiera verse.

Talachazos

LA SUERTE DE EUGENIO EN MANO DE LA CORTE.-Margarita Ríos Farjat, ministra de la Suprema Corte, ya tiene en su escritorio el caso de Eugenio Hernández Flores. De ella dependerá si se extradita o no al ex gobernador a los Estados Unidos. En opinión de gente de la 4T muy bien informada, aseguran que el fallo podría favorecer a Geño, lo que lo pondría muy cerca de su libertad, pues los otros delitos de los que se le acusa, casi los tiene resueltos, además de que las condiciones políticas en Tamaulipas parecen también favorecerle al ex.

Comment here