La TalachaOpinión

Américo, en Sinaloa

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Américo, en Sinaloa

En Sinaloa como en Tamaulipas, y como en todo el país, la rebelión y las pugnas entre morenistas, luego que se definieron las candidaturas a diputados y alcaldes, fracturaron la unidad del partido de la 4T y lo han colocado en una posición difícil de cara a las campañas en donde ya iniciaron y en donde están por iniciar.

En el caso de Tamaulipas faltó quien alzara la voz con autoridad y llamara a la unidad. 

La operación cicatriz nunca llegó porque no hubo liderazgos que hicieran esa tarea, y los que había, se los tragó la tierra. 

Ernesto Palacios nada más dejó la víbora chillando y no volvió más. Erasmo González, quien primero manoseó el proceso y trató de meter a sus recomendados y familiares, y tampoco volvió; ahora lo único que le interesa es ganar su reelección en Madero. Enrique Torres, sigue jugando las contras a Morena y haciéndole el juego a los adversarios.

En este «aquellarre morenista», algunas voces despistadas, preguntan por el senador Américo Villarreal, ¿en dónde está?, ¿por qué no ha opinado sobre el tema del caos morenista en Tamaulipas?. 

La respuesta es que el legislador tamaulipeco anda haciendo su trabajo en Sinaloa, donde fue designado delegado especial para aquella entidad, y que también no ha estado ajeno a los conflictos.

A diferencia de lo que no hicieron los líderes de Tamaulipas, el senador Américo, allá sí andaba cicatrizando heridas y rearmando la unidad morenista. 

«Acá vamos rumbo a Los Mochis, a trabajar por la unidad y resolver las inquietudes de la militancia», así respondió el senador a la pregunta que le hizo La Talacha este jueves por la mañana durante una entrevista telefónica.

Américo Villarreal, además de andar haciendo talacha partidista en Sinaloa, se preparaba para participar en la sesión virtual que realizó este jueves el Senado de la República, y en la que participó en su calidad de Presidente de la Comisión de Salud. Ahí destacó que el gobierno federal aplicó ya casi 13 millones de vacunas contra el Covid-19 a personal de salud y adultos mayores. También aprovechó para anunciar que ya esta la fase 1 la vacuna mexicana «Patria» y que muy pronto empezará a aplicarse a los mexicanos. En eso anda el senador tamaulipeco: talachando.

Américo fue enviado a Sinaloa a conciliar los intereses morenistas y lo está haciendo bien, cosa que lamentablemente en Tamaulipas los encargados de dirigir a Morena no han hecho. 

El senador no se metió en el proceso de selección de candidatos en Tamaulipas, porque no era su competencia; esa tarea la tenía Ernesto Palacios y Enrique Torres y quedaron mal.

Consultados por La Talacha, algunos periodistas sinaloenses sobre el trabajo que estaba haciendo Américo por aquellos lugares, la respuesta fue: «muy favorable», «es un caballero que se ha ganado el respeto entre los políticos sinaloenses, porque respetó los acuerdos; y eso acá es lo que cuenta».

En Sinaloa, donde gobierna Quirino Ordaz, de extracción priista y quien aparece como los mejores evaluados del país, los candidatos de Morena llevan la delantera en todas las encuestas, y se perfilan para ganar. Y en eso no está ajeno el senador Américo quien confía en entregar buenas cuentas a la dirigencia nacional del partido y al Presidente López Obrador quien fue finalmente el que lo envió a hacer ese trabajo.

El senador Américo ha sido invitado por algunos candidatos de Morena en Tamaulipas para que los acompañe en los arranques de campaña, y probablemente asista, pero lo haría de una forma rápida, pues dice que no puede distraerse de la encomienda que le encargaron. Además es saludable que no aparezca mucho en territorio tamaulipeco luego de la situación tóxica que dejaron los conflictos en el partido.

Y sobre lo que viene, ahora que inicien las campañas para alcaldes y diputados, los candidatos de Morena están obligados a reinventarse y curar ellos mismos las heridas que dejaron las nominaciones, pues está visto que los liderazgos emergentes solo daños y trastornos causaron al partido.

 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: