La TalachaOpinión

Mario Delgado y Américo

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Mario Delgado y Américo

Después del «destape» de Américo Villarreal desde Sinaloa por parte de Mario Delgado, ambos sostuvieron una charla sobre las reacciones que hubo en Tamaulipas, incluso de los comentarios que hizo Alejandro Rojas en las redes sociales. La confesión que le hizo el dirigente nacional de Morena al tamaulipeco fue contundente:

«Yo sólo cumplo instrucciones senador. Las cosas van muy bien aquí, y hay que seguir para adelante. Están muy contentos con su trabajo».

Con esto, queda claro que Mario Delgado, no se manda solo, y menos está autorizado para andar haciendo «destapes anticipados», más aun cuando a principios de diciembre del 2020 recibió de parte del Presidente López Obrador la orden de no promover a nadie para las quince  gubernaturas, «los candidatos a gobernador los decido yo, que les quede bien claro», le habría dicho el mandatario tanto a Mario Delgado, a Ricardo Monreal, a Marcelo Ebrard y a Claudia Sheinbaum, quienes estaban promoviendo a las gubernaturas a amigos y aliados, situación que molestó al Presidente.

Tras los dichos de Mario Delgado en tierras sinaloenses, hubo muchas reacciones positivas en favor de Américo, pero también otras opiniones negativas, sobre todo de aquellos que le apuestan a otros aspirantes morenistas: «ya lo besó el diablo», «el beso de judas», «ya lo saló», fueron algunas expresiones; la versión más infantil fue la que circuló en redes sociales en el sentido de que: «Américo sí se está preparando en Sinaloa, pero para venirse a coordinar la campaña de Héctor Garza «El Guasón».

Otras críticas que se hicieron fueron para Mario Delgado, a quien muchos no le perdonan aun el desaseo en la designación de candidaturas.

Sin embargo este «destape» debe verse en su dimensión exacta.

Primero, no fue ninguna ocurrencia del dirigente morenista. Se hizo con el propósito de medir y pulsar los ánimos en Tamaulipas a casi un año de que haya elecciones para renovar la gubernatura, donde Américo, por encima de lo que se diga, se perfila como la carta más fuerte de Morena.

Y segundo: Tamaulipas será centro de atención nacional de nueva cuenta en los próximos días cuando la Cámara de Diputados dictamine el caso del desafuero que se promueve en contra del gobernador Francisco Garcia Cabeza de Vaca. A la 4T le interesa Tamaulipas, y por todos los medios quiere ponerlo en la agenda. Es algo que ya está bien articulado.

Sobre los demás aspirantes morenistas a la gubernatura, les debe quedar claro que aun falta tiempo para la gran definición, y en este tiempo pueden pasar y cambiar muchas cosas.

Ahora le tocó a Américo estar bajo los reflectores, y ya les tocará a los demás su turno.

Además, para llegar al 2022, hay que pasar primero por el 2021, y el resultado de junio definirá el rumbo para todos.

Lo que sí es cierto es que Tamaulipas está en la agenda de Palacio Nacional, y lo que sucedió en Sinaloa, no es una ocurrencia. Lo veremos pronto.

 

 

 

 

 

 

 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: