La TalachaOpinión

La hora de las traiciones…y las presiones

LA TALACHA 

Por Francisco Cuéllar Cardona

La hora de las traiciones…y las presiones

A partir de este miércoles, todos los partidos y sus candidatos deberán de guardarse y prepararse para el gran día que es el próximo domingo. 

El librito y el ABC de las campañas, dice que «la elección, se gana el día de la elección» y que todo lo que se dijo y se hizo en campaña sale sobrando. El voto y el votante, es el protagonista número uno a partir de ahora. Sin embargo, a partir de este día es cuando se opera y se define la ruta del resultado electoral.

En el 2018, en ciudad Victoria, a 24 horas de la elección, cuando todo apuntaba para que el candidato tuviera un triunfo y una votación copiosa, un grupo de hombres armados irrumpió en la casa de seguridad donde se tenían las listas de la estructura y de las personas que se encargarían de movilizar a la gente el día de la elección, y se llevaron todo, hasta una suma cuantiosa de dinero con que se pagaría toda la operación. 

El resultado electoral fue desastroso: la elección se perdió y hubo una gran desilusión, a pesar de que el candidato había hecho una gran jornada de proselitismo y había tenido un espectacular cierre de campaña.

Hoy, ese candidato, ya está en otro partido y sabe perfectamente lo que pasa antes de cada elección. 

En ciudad Mante, allá en el no muy lejano 2001, también, a 24 horas de la elección municipal, el responsable de la operación electoral de un candidato, llegó sigiloso, a hurtadillas con un grueso paquete bajo el brazo y lo puso sobre el escritorio del candidato rival: «Son 600 mil pesos. Aquí están los números de teléfono, los nombres con apellido y domicilios de quienes moverán a la gente mañana».

El sujeto, que hoy es un operador del PAN en el sur del Estado salió con el dinero en una bolsa de plástico. El domingo, día de la elección, los responsables de la movilización misteriosamente desaparecieron. El resultado: ganó el candidato que más poder y dinero traía en el morral.

Estas son dos ejemplos de lo que ocurre antes de la elección. Las traiciones, las puñaladas, las amenazas, y los sobornos se vuelven una práctica común, y hoy no es la excepción. Todo eso ya está sucediendo.

Hoy, nadie puede cantar victoria. Lo que digan las encuestas, sale sobrando. 

Ahora, quienes entienden y han vivido procesos similares, saben y recomiendan que la discreción y la precaución son dos elementos fundamentales para llegar con bien al día D.

Talachazos

CALMA CHICHA.  En las próximas horas, en Tamaulipas, pueden ocurrir situaciones extraordinarias que podrían impactar en el ánimo de los electores. Por los pasillos de Palacio Nacional se corren versiones y «borregos» de que algo está por pasar en el Estado en la víspera de la elección del 6 de junio. ¿qué es, o qué va a pasar? No se sabe. Como quiera no hay que descartar nada. En Tamaulipas, está visto, que todo puede suceder. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: