La TalachaOpinión

La coalición antinatura del 2022

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

La coalición antinatura del 2022

Los tres tristes líderes nacionales del PAN-PRI-PRD que hoy se han convertido en cachorritos falderos de la Coparmex que manipulan Gustavo de Hoyos, Claudio X González y Juan Antonio «El Diablo» Fernández, lo declararon el lunes:

«El bloque opositor se mantiene y el próximo año vamos juntos otra vez para pelear las gubernaturas que estarán en juego».

Declarado está entonces: En Tamaulipas va la alianza PAN-PRI-PRD en busca de la gubernatura. Lo que no saben los tres dirigentes nacionales de estos partidos, es que, por estas tierras, la convivencia entre priistas y panistas no se da, y la relación que hay entre el PAN y el PRI, es cupular; es decir, entre los líderes tricolores, que por cierto están muy desprestigiados, y la marca azul está despedazada electoralmente hablando; el PRD es solo un logotipo de partido porque sus líderes y militantes, desde hace muchos años, pasaron a mejor vida.

Si en otras entidades más avanzadas políticamente, pudo tener algún éxito esta alianza, que muchos la han calificado como antinatura, en Tamaulipas difícilmente funciona. 

Es una incongruencia que, desde el centro del país, Marko Cortés, Alejandro Moreno y Jesús Zambrano, ordenen a sus militancias sentarse en la misma mesa y comer del mismo plato. Está claro, y se entiende, que ahora los partidos son franquicias que se alquilan o se rentan temporalmente para que una figura busque el poder, y por ahí donde tendrían que empezar a trabajar los dueños de estas franquicias.

Estos dirigentes deberían estar pensando en quien o quienes tienen posibilidad real de competir en el 2022, pues Morena, con los resultados del pasado domingo, se convirtió en la fuerza número uno en Tamaulipas, y sus simpatizantes tienden a crecer.

Jesús Nader, único panista que ha quedado con vida política en este fatal sexenio, donde Acción Nacional fue borrado del mapa por el «cabecismo», queda como sobreviviente en el bastión tradicional azul que es la zona conurbada de Tampico-Madero-Altamira. 

Chucho, queda como la primera alternativa de esta coalición que viene, y que tendría que estar ya preparándose para lo que viene, pues en diciembre debe quedar definida la candidatura. 

La otra carta es Oscar Almaraz, que ya demostró que puede ganar, al menos en Victoria por el partido que lo manden. Y aunque hay un sector del panismo que lo rechaza, en el PRI tiene una gran ascendencia y eso le daría la posibilidad de ser considerado para lo que viene. Entre ellos dos, Chucho y Oscar, en ese orden, la coalición antinatura, deberá empezar a trabajar, si es que quieren ser protagonistas en el 2022.

Tamaulipas, a partir de ahora, estará en boca de todos.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: