Francisco Cuellar CardonaLa TalachaOpinión

El futuro del PRI es de color guinda

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

El futuro del PRI es de color guinda

Cuando el PRI decidió echarse a los brazos del PAN allá por el 2000, jamás imaginó que no sólo lo sacaría del poder, sino que sería su perdición y lo borraría del mapa electoral. 

En la elección del pasado 6 de junio, de ocho gubernaturas que tenía el PRI, todas las perdió, y en Tamaulipas, no solo no ganó ninguna diputación local, sino que apenas alcanzó a conservar dos curules plurinominales, y ratificó su tercer lugar como fuerza política con apenas 128 mil votos, sin ninguna posibilidad de recuperar el poder que una voz tuvo.

En el 2016 cuando el PRI pierde el poder en Tamaulipas, el PAN lo coloca como la servidumbre para que le mantenga limpia la casa y lo coloca de centinela cuidando la puerta para que nadie les arrebate el poder. Las figuras del priísmo se convirtieron en vergonzosos asalariados del poder azul.

En medio de este escenario, hoy todos están cuestionando cual va a ser el rol del priísmo en el 2022. ¿Con quién va a jugar?, ¿se pintarán de guinda o seguirán sometidos por el color azul?, son las preguntas que flotan en el ambiente tamaulipeco.

La semana pasada, se le hizo esta pregunta a un ex priísta, y la respuesta fue contundente:

«Vamos con el color guinda; los azules ya no tienen fuerza y no garantizan nada; nosotros estamos acostumbrados a estar con los ganadores, y el poder, hoy lo tienen los guindas¨.

Como si se hubieran puesto de acuerdo, en sincronía, importantes figuras del priismo lo dicen sin sonrojarse que el Primor es el camino. Ramiro Ramos, exdiputado y ex líder del PRI, ha sido muy honesto al reconocer que ideológicamente, el PRI está más cerca de Morena. Edgardo Melhem, actual presidente estatal tricolor, lo ha dicho recio y quedito que con el PAN nada, y tampoco oculta sus simpatías por hacer una alianza de facto con el partido de la Cuarta Transformación.

La lógica por tanto nos dice que el próximo año, el Primor es una alianza cantada. Existe de hecho un plan estratégico desde Morena para desmantelar al priismo; saben de la fragilidad y la incertidumbre que existe en esas filas y van por toda la militancia. 

Finalmente, la naturaleza priísta de estar siempre en el poder, hoy se empieza a manifestar; el PAN ya no les sirve y reniegan de él, y paulatinamente se han ido alineando hacia la izquierda morenista.

Incluso, existe un sector del panismo, que por conveniencia política estarán apostando por Morena, sobre todo los que viven en Reynosa en donde el alcalde de conocida militancia panista cambió de camiseta para cobrar afrentas políticas con el régimen estatal.

El Primor, todos coinciden, hará verano en el 2022.

Talachazos

ENCUENTRO EN MATAMOROS.- Este martes fue un día de intensa movilidad política en Matamoros. Tres aspirantes morenistas a la gubernatura coincidieron en reuniones y comidas.

El senador Américo Villarreal, puntero en todas las encuestas, se reunió con el coordinador de programas federales José Ramón Gómez Leal y se estrecharon las manos coincidiendo que solo unidos pueden sentar las bases de la transformación en Tamaulipas el próximo año. 

También el mismo senador Villarreal Anaya y el alcalde Mario López, se fueron a comer a un restaurante matamorense para hablar de la urgencia de trabajar unidos para lo que viene. 

Este evento, deja en claro que los que buscan camorra adentro de Morena van a tener que irse haciendo a un lado, pues en México ya les dijeron a todos los que aspiran, que se dejen de pleitos, y que aquellos que no lo entiendan, que vayan tomando la puerta de salida. 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: