Expediente

La Talacha Norestemarzo 23, 2020
CUBANOS.jpg?fit=615%2C279&ssl=1

11min780

Por Patricia San Juan y Jorge Esqueda

LA HABANA, Cuba | Desde su «modesta» posición y pese al bloqueo estadounidense, reforzado por la actual administración de la Casa Blanca, Cuba ha comenzado a ayudar al combate del COVID-19 mediante el Inteferón, mientras se espera la llegada de una vacuna, meta que ya buscan varios países.

Cuba no sólo ha ofrecido su espacio territorial para recibir pacientes que sufren a causa del coronavirus, como es el caso del crucero Braemar, que la tarde del 18 de marzo desembarcó en un puerto de la isla con alrededor de mil personas a bordo, cinco de ellas portadoras de coronavirus.

El país se ofreció, después de que otros se negaran, a ser el punto de conexión para que los ciudadanos pudieran dirigirse a Gran Bretaña. Los subió a cuatro aviones que los dirigieron de regreso al continente europeo y apoyó a los pacientes, además de a 40 posibles portadores de la enfermedad.

El trabajo de Cuba ante la expansión de este virus también ha propiciado el envío de equipos médicos para combatir el COVID-19.

Italia, España, China y Venezuela han recibido misiones especiales de médicos cubanos que ofrecen sus conocimientos especializados para dar batalla al avance del coronavirus. Perú ha sido notificado de la apertura del país y los ciudadanos de otras naciones han pedido su ayuda, como es el caso de los habitantes de Ecuador y Bolivia.

A Italia, la nación que ha sobrepasado el número de muertos que registra China, viajaron este fin de semana más de 50 médicos que colaborarán en la atención hospitalaria, sobre todo en la región de Lombardía, donde hay más enfermos en todo el país. Ahí se unirán a un equipo de médicos provenientes de China, notificó Giulio Gallera, consejero de Sanidad regional.

Mientras, en España, al menos 200 médicos cubanos que realizan un proceso de nivelación en la nación ofrecieron a través de la plataforma Change.org su soporte para el país, en el que el número de pacientes ha aumentado exponencialmente.

Brasil, que cerró las puertas a los cubanos después de la llegada de Jair Bolsonaro a la presidencia, volvió a permitir el arribo de los médicos de esta nación y abrió una convocatoria para cinco mil 811 contrataciones de profesionales en la materia, en la que podrán participar los nacidos en Cuba y no sólo en la crisis, ya que permanecerán en la nación a futuro, dio a conocer El País en su versión latinoamericana.

La relación con China y Venezuela, donde ya se encontraban algunos equipos médicos, se fortaleció con el envío de expertos en la materia, que darán herramientas a los que ya laboran en campo para mejorar sus técnicas.

Cuba ya tiene misiones de médicos en al menos 60 países y el programa lleva más de 50 años funcionando, su colaboración permite el crecimiento profesional e individual de los médicos y da apertura a generar mejoras e intercambio de conocimientos adquiridos en estas naciones.

Algunos de los viajes de los médicos vienen acompañados de un elemento relevante, medicamentos que hasta ahora han demostrado efectividad en gran parte de los casos: el interferón.

El aporte de la isla antillana comenzó a formularse hace casi 40 años y, de manera paradójica, en cooperación con médicos de Texas, que propusieron al gobierno cubano adentrarse en la producción del interferón.

El interferón, explica Luis Herrera, uno de los responsables del desarrollo actual de esa sustancia en la industria biotecnológica cubana, es una proteína de pequeño peso molecular que no destruye, pero sí interfiere con la multiplicación de un virus en la célula.

Es diferente a un anticuerpo, que se une al virus que ha penetrado a la célula y lo destruye, pero la forma de actuación del interferón pasa por desencadenar reacciones que interfieren con la multiplicación del virus, acción que le dio su nombre.

Herrera explica que ya dentro de la célula, el coronavirus -llamado así porque aparece como si tuviera una corona- necesita reproducirse y entre los mecanismos con que actúa reduce el nivel de interferón, por lo que, de manera inversa, aplicando esa proteína, se logra evitar su multiplicación.

El científico explica que el COVID-19 es patológico. Hasta donde se ha podido averiguar, proviene de algún animal en China y es diferente a muchos otros virus que también se originan en el reino animal y pasan al hombre, pero sin hacerle mayores daños.

El proceso del paso de un virus a los humanos es conocido y se ha enfrentado en otras ocasiones, pues se da de manera estacional.

Insiste en que la aplicación del interferón para evitar la reproducción del coronavirus no significa que se trate de una vacuna y también en que el combate al patógeno depende de que los sistemas de salud nacionales respondan con efectividad.

Necesitan alto grado de organización y si no se toman medidas como actuar a tiempo y evitar el contacto, y si no se aplican tratamientos oportunos para personas con problemas inmunológicos o respiratorios, el contagio crece.

Tras insistir en que el interferón lleva a que el contagio tenga consecuencias poco agresivas, afirma en entrevista con Telesur que cualquier persona puede recibirlo, salvo algunos pocos casos específicos.

El interferón que a la fecha se aplica es producido en China, aunque en Cuba fue el origen de toda una estructura que llevó al actual desarrollo de la industria biotecnológica del país.

Pero para combatir por completo la enfermedad se requiere de la existencia de la vacuna. El Imperial College of London calcula que, hasta su creación y aprobación, en entre 12 y 18 meses, será imposible detener por completo esta enfermedad.

Cuba es uno más de los países que participa en las investigaciones internacionales, atendidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), para concretar esta vacuna lo más rápido posible y así contrarrestar la enfermedad, que hasta el momento ha provocado más de 367 mil contagios y 16 mil muertes en todo el mundo.

(Notimex)


La Talacha Norestemarzo 20, 2020
thumbnail_PRINCIPAL20Villa20pancho20en20su20tren.jpg?fit=502%2C314&ssl=1

12min510

La visita de Pancho Villa a Monterrey hace 105 años forma parte de una fecha histórica de la revolución en el noreste y de las pocas ocasiones en que el Centauro del Norte estuvo en esta ciudad, en esta ocasión para quitarle 280 mil pesos a empresarios, de un millón que les pedía.

Luis Alvarado

Fue el pasado 13 de este mes cuando se cumplieron los 25 lustros en que el jefe de los Dorados toma la ciudad que recién había sido desocupada por los constitucionalistas luego de que dos meses atrás se habían enfrentado los ejércitos en Ramos Arizpe, Coahuila, con Villa vencedor.

El gobernador entonces de Nuevo León lo era el carrancista Antonio I. Villarreal, quien tiene que huir de la capital regiomontana ante la fuerza de las tropas villistas, dejando el camino libre al de Chihuahua, quien sabía que en Monterrey había dinero de industriales y comerciantes.

Siendo del noreste el ejército Constitucionalista, paradójicamente dominaba el centro y parte del sur del país, pero dejando descubierta esta región, lo cual es aprovechado por Villa para reforzarse con el dinero regiomontano para poder enfrentarse luego con las tropas de Alvaro Obregón, aliado de Carranza.

Sin embargo, es poca la información que existe con respecto a la visita de Villa a Monterrey, en los archivos municipal o estatal nada existe que explique las verdaderas circunstancias, igual se carece de fotos y notas de prensa, que desaparecerían al término de la revolución.

El motivo puede ser porque Pancho era considerado enemigo público al culminar el movimiento armado, pues era acusado de ladrón, asesino, roba vacas y no como la cabeza de una facción armada más que participa en la guerra civil llamada revolución.

Doroteo Arango Arámbula, como era su verdadero nombre llega a gobernar el Estado de Chihuahua con alcances sociales poco esperados para alguien que rechazaba la política y el poder gubernamental.

Representación de Villa enojado con los empresarios de Monterrey

 

Toma la ciudad por 12 días

En aquel 1915 Emiliano Zapata era el que dominaba la parte sur del país, combatido por los carrancistas y el norte era la posición militar y política de Villa, quien llega a Monterrey en busca de efectivo, habiendo logrado parcialmente su objetivo al obtener solo la cuarta parte del millón de pesos que pretendía obtener del empresariado nuevoleonés.

Los carrancistas habían salido también de Monterrey porque buscaban fortalecerse para luchar en el centro y sur pero luego llegaría en febrero el gobierno de la convención revolucionaria para ejercer el mando nuevoleonés entre febrero y mayo.

Con base en el Plan de Ayala la propuesta Zapatista convencionista nombra como gobernador a Raúl Madero, hermano de Francisco Ignacio Madero, pero su mandato dura solo de febrero a mayo porque los carrancistas regresarían a tomar el poder.

Villa “toma” Monterrey por 12 días, del 13 de marzo al 24 del mismo mes, al exigir a los empresarios reunirse en el palacio de gobierno para supuestamente acusarlos de enriquecimiento y acaparamiento de víveres por lo que les pide un millón de pesos para continuar su lucha y repartir algo de alimentos entre los pobres.

Líder de Canaco se salva de ser fusilado

Una vez reunidos los industriales y comerciantes regiomontanos y después de varias deliberaciones, Villa ordena al mayor Jesús Aguilar hacer la colecta de 135 empresas, entre ellas el Banco Nacional de México, el Banco de Londres, la Compañía de Luz y Fuerza, Cervecería Cuauhtémoc y Fundidora y muchas casas comerciales.

El dirigente de la Cámara Nacional de Comercio, Carlos Cantú Garza rechaza lo demandado por el Centauro alegando que no había dinero, por lo que Villa ordena su fusilamiento pero el General Felipe Ángeles, su allegado primer Oficial le pide reconsiderar la decisión, la cual es suspendida finalmente.

Pero el pase de charola sirvió de algo y los industriales regiomontanos logran reunir cerca de 280 mil pesos que supuestamente se destinan para alimentos de tropas y una parte para repartirse entre 330 familias de escasos recursos.

Una de las versiones orales indica que en su estancia el General Villa entraría a pernoctar en el Hotel Ancira con todo y su caballo, inclusive que disparó su arma en el bar y en el patio central (lobby) de aquel primer hotel de lujo de Monterrey aunque él era abstemio.

Algunos historiadores locales no le dan validez a esta conjetura, pues el General Villa siempre descansaba en su vagón exclusivo del ferrocarril, esto por la desconfianza y poder huir en caso necesario.

En los 12 días que estuvo en Monterrey, su ferrocarril se encontraba estacionado en la desaparecida Estación Unión, lo que ahora es la Casa de la Cultura de Nuevo León, en avenida Colón.

Tropas villistas entrando a Monterrey

El porqué de la visita

Dentro de sus antecedentes, Villa es apresado en 1912 por Victoriano Huerta, acusado de formar parte de la rebelión de Pascual Orozco, pero escapa a Estados Unidos, para regresar en 1913 a formar su épica División del Norte, sumándose a Carranza contra Huerta, el asesino de Francisco I. Madero.

Pero al tumbar a Huerta, Villa y Zapata se enfrentan con Carranza, quien tenía en el general Álvaro Obregón a su brazo armado, contexto de los combates con éste en que se realiza la visita de Villa a Monterrey, en busca de dinero, para lo cual el 13 de marzo que llega alcanza a reunir a 10 empresarios y sumar a muchos más al día siguiente para la colecta.

Es en uno de los salones del palacio de Gobierno en que se reúnen, cuando el caudillo les solicita «amablemente» un donativo para las causas revolucionarias y humanitarias -un millón de pesos- pero los empresarios sólo reunieron 280 mil pesos, lo que molesta a Villa.

Pero gracias a la intervención del gobernador convencionista Raúl Madero –hermano de Francisco I. Madero-, no hay fusilamientos, el principal que pesaba sobre el dirigente de los comerciantes.

Aquí, el principio de la caída de Doroteo

Una vez obtenido parte de lo que buscaba, Villa se retira ante el avance de las tropas de Obregón en el Bajío sin más represalias que costaran vidas entre los empresarios o civiles y ordena marchar hacia Celaya para enfrentar a Obregón, quien le propinaría al chihuahuense una de las peores derrotas en su vida revolucionaria.

«Por decirlo así, aquí fue el principio del fin villista, muy posiblemente Villa haya sido una visita que poco utilidad se le da a él en cuestión política, aunque entra en contacto con

Zapata para alistar las batallas, pero muy posiblemente la visita no haya sido lo que él esperaba», dice el historiador Eduardo Cázares.

Uno más de los mitos que nacieron en torno a la toma de Monterrey por parte de Pancho es de que él y sus Dorados se apoderan de la Cervecería Cuauthémoc y que se tomaron también el líquido ambarino pero los historiadores aseguran que esto no ocurrió.

Lo que si sucedió en esta toma de la Taberna Madre, es la toma pero por parte de otro grupo de revolucionarios constitucionalistas, dos años antes, o sea en 1913.

De los vestigios de esta visita es la existencia de una carta que Doroteo le dirige a Emiliano Zapata, que se escribe desde Monterrey. Una reciente restauración al Hotel Ancira dejó al descubierto un orificio en el techo, supuestamente de un balazo hecho por Villa, algo no comprobado.

Otra versión de la visita de Pancho Villa es que trata de robar una empresa en Santa Catarina, la de hilados y tejidos La Fama, en la que supuestamente un mayordomo hace desistir a Villa y unos cuantos acompañantes de que entraran a robar argumentando que el dueño estaba en Monterrey.


La Talacha Norestemarzo 13, 2020
Virrey-Juan-Ruiz-de-Apodaca.png?fit=700%2C468&ssl=1

14min480

Tras una larga lucha insurgente de 11 años, la consumación de la independencia tiene impactos diversos en lo político, económico y militar, mientras continúa la fundación de más villas y municipios, lo cual se mantiene hasta la segunda mitad del siglo XX

Luis Alvarado

Al concluir la lucha de independencia y proseguir su consumación en 1821, en lo general la vieja Nueva España afrontaba diversas crisis en lo económico, político y militar al ascender al poder los insurgentes, ¿pero cuáles eran las condiciones en el Tamaulipas naciente, qué seguía?

En 1817, tras reprimir la expedición de Javier Mina, el general español Joaquín Arredondo le hace ver al virrey Juan José Ruiz de Apodaca que esta región era una de las más abandonadas por la corona y que por ello tuvieron posibilidades de triunfo los insurgentes de haber estado mejor organizados.

En su informe al virreinato, Arredondo declara que los destacamentos norteños estaban muy mal equipados, que se dieron casos de grupos en diferentes villas del Nuevo Santander y Nuevo Reino de León de que apenas había dos o tres fusiles casi inservibles.

Plan de Iguala

O que a falta de jefes realistas, los soldados habilitados como tales, hacían también las veces de oficiales, mientras que la falta oportuna de recursos y alimentos provocaba desánimo entre quienes habían sido designados, sin nombramientos, para defender los intereses españoles.

Al consumarse en 1821 la independencia que había sido aceptada, ahora si, por las provincias de Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, en esta última provincia quedaba paradójicamente como gobernante el coronel realista Felipe de la Garza, quien había combatido a los rebeldes Mina y Mier.

Nada cambió en el poder

De la Garza, quien tres años después habría de ser el apresor del ex emperador Agustín de Iturbide a su desembarco en La Marina, recibía el mando del ahora Departamento del Nuevo Santander, cuya condición no era próspera.

“Sin embargo, estaba quieta y pacífica. Nuevos deseos y esperanzas alentaban a trabajar por un porvenir feliz”, escribe Gabriel Saldívar Silva en su obra Historia Compendiada de Tamaulipas (Cd. Victoria, reedición 2010, p.117).

Tamaulipas ahora era independiente pero las cosas seguían sin mayor cambio en lo económico a partir de agosto de 1821, pues las grandes propiedades continuaban en poder de los mismos dueños y con los mismos sistemas de trabajo, cuyas fuentes de empleo eran escasas, mientras que la actividad minera estaba paralizada en San Carlos y San Nicolás.

Las huellas del auge en Tantoyuquita

“Los inversionistas de capital, algo recelosos ante el temor de que volviera la guerra, arriesgaron su dinero y se dedicaron de nuevo a sus negocios’, añade el historiador jimenence, quien agrega que las autoridades solo fueron cambiadas de forma sin que existiesen los de fondo, pues aunque algunos criollos fueron cambiados y otros siguieron, no se dejó de contar con su influencia política y económica.

En resumen, observa el autor, únicamente se había sacudido el país de la tutela del rey, no así de los españoles, que seguían en el poder. Más se hablaba de libertad y de nobles ideales para engrandecer un país que se iniciaba en la vida independiente.

Como si los peninsulares intuyeran el fin de su dominio por siglos, en la colonia novo hispana y por ende en el ahora Tamaulipas no existían talleres o industrias manufactureras, pues el gobierno ibérico siempre procuró traer de su país los productos elaborados a fin de evitar o dificultar su reproducción en sus dominios en América.

A vuelta de rueda el desarrollo

Con todo ello, el cambio hacia la libertad en la anterior provincia de la Costa del Seno Mexicano estuvo marcado por la desorganización y los efectos de la lucha de independencia, por lo que la vuelta al progreso debió ser lenta y requerir de al menos cinco décadas para tomar vuelo.

Mientras lo anterior sucedía en el campo productivo, la era escandoniana quedaba atrás con su fundación de villas y poblados, pero el lento avance de la actividad agrícola, más la llegada de colonos de los estados vecinos, del comercio y del aletargado sector fabril hacía necesario el crecimiento de nuevas comunidades.

Al paso de las décadas, las haciendas y ranchos se van transformando en congregaciones y crecer a la categoría de villas o ciudades y solo algunas llamadas a ser cabeceras de municipios, mientras que en la costa el progreso tiene un mayor crecimiento de comercio exterior.

Por su lado, la zona huasteca evidencia el estancamiento de la ex próspera villa de San Baltazar o Morelos ubicada en el valle entre las sierras de Tanchipa y Tanchagua, donde en 1822 los vecinos piden la reubicación ante los efectos de una sequía y piden ser cambiados a la cercana congregación de Mesillas, adoptando el nombre de Nuevo Morelos.

Hacia la esquina noreste del territorio ahora emancipado, la congregación del Refugio, -Matamoros- nacida ante el crecimiento ganadero de Reynosa, le es otorgada el título de Ciudad y Puerto de Altura en enero de 1823, la cual prospera gracias al comercio exterior en un período en el que aún no figuraba Tampico.

A escena Tampico

Y es a Tampico el que le toca turno auxiliar al puerto matamorense, cuando es fundado por familias de Altamira en abril de 1823 para facilitar la penetración de los productos comerciales traídos de ultramar, cuando antes el movimiento de mercancías se hacía por lanchas en las lagunas.

Esta población porteña había sido asiento de grandes capitales que se habían reproducido al paso del tiempo, tomando como prueba que de este sitio salen 40 mil pesos para ayudar a España en su guerra contra Francia a finales del siglo XVIII.

E igual se presta dinero al realismo de Arredondo durante la guerra de independencia para combatir la insurgencia.

El 5 de febrero de 1829 se le otorga categoría de villa a San Antonio Tancaxneque con el nombre de Rayón, justo a la orilla del río Tamesí en un lugar navegable, en cuya ribera se construyen grandes bodegas para almacenar las mercancías que iban destinadas hacia el interior de México. Pero decae su actividad y se traslada a Tantoyuquita, donde también cae a inicios del siglo XX.

Nuevo Laredo se regresa a México

Como efecto de los tratados de Guadalupe-Hidalgo con los que Estados Unidos se apropiaba de poco más de la mitad del territorio nacional en 1848, se mutilaba el territorio nacional quedando así separado el municipio de Laredo, ubicado en la parte norte del río Bravo fundado en 1755.

En virtud de ello, los antiguos habitantes de ese poblado tamaulipeco compelidos por el fervor patriótico cruzan el río hacia el sur y establecen la población de Nuevo Laredo en marzo de ese año 1848, que es reconocido oficialmente hasta junio de 1849.

Miquihuana es otra comunidad a la que se le otorga la categoría de villa en 1849, aun cuando desde 1737 había nacido como consecuencia de un conflicto por la posesión de tierras en un paraje de la Sierra Madre al norte de Tula.

Otra villa creada en 1860 lo es Quintero, en la congregación del Palcuay, que tampoco pudo prosperar, hasta que al crearse el sistema de riego compartido con la vecina villa Juárez, cerca del rancho Mante a la orilla del río del mismo nombre donde se fusionan ambas pero con la cabecera municipal para Mante.

De nuevo en la punta de la esquina noreste se encuentra Bagdad nacida en 1863 como población porteña en el auge comercial del algodón en la ruta comercial y desembocadura del río Bravo. Compite con la propia ciudad de Matamoros, para finalmente desaparecer del mapa a causa del declive comercial y los efectos catastróficos de los huracanes.

Pocos años después, en 1869 en la Sierra Madre se establece en la llamada Joya de los Indios la villa de Gómez Farías, que tuvo muchas dificultades para prosperar, aunque en la actualidad tiene un auge agrícola y turístico.

Las del siglo pasado

Después de éste último año no se crearían más villas y es hasta la segunda década del siglo XX que con motivo del auge petrolero se erige un centro principal cercano a Tampico, que centurias atrás era conocido como Paso de Doña Cecilia, poblado que llega a ser tan importante y en 1924 es declarada como Ciudad Madero.

En este 1924 hacia los límites con Linares, Nuevo León se erige en villa Mainero la anterior congregación de Potrerillos, con asiento de los poderes municipales.

Pocos años después, en 1927 la congregación de González, que daba salida a sus productos por la ruta Monterrey-Tampico superaba en importancia comercial a la propia cabecera municipal ubicada en Magiscatzin –anterior Ciudad Horcasitas-, por lo que sufre cambios y aquella se convierte en el asiento de la cabecera municipal.

Los recientes

Aunque también desde un inicio se pretenden en el gobierno escandoniano las obras de irrigación, éstas tardarían en construirse hasta la década de los 40’s de la pasada centuria a través de canales de regadío para la antigua villa Juárez, que así pasa a llamarse Ciudad Mante.

Por otro lado, el proceso violento de la revolución azteca trajo consigo la desaparición de ranchos y haciendas donde se explotaba al campesino, pero la etapa post revolución permite la creación de “ejidos como Barretal, Oyama, Santa Engracia y otros muchos, cuya importancia social y económica camina a situarse por encima de la que en la actualidad tienen varios municipios”, añade Saldívar.

Vendría también la escisión-fundación de poblaciones de la llamada frontera chica, como Ciudad Miguel Alemán, asentada en el poblado San Pedro de Roma y que fuera emancipado con la mitad de las familias que pertenecían al municipio de Ciudad Mier por decreto congresional del 11 de octubre de 1950.

Asimismo, el poblado San Miguel de Camargo se erige en el último municipio creado en Tamaulipas, el 43, mediante el decreto estatal del 20 de marzo de 1968.


La Talacha Norestemarzo 12, 2020
thumbnail_Coronavirus_ChBAkDp.jpg?fit=625%2C350&ssl=1

8min550

Por Manuel Galeazzi

MÉXICO | Desde antes que el brote de Covid-19 se convirtiera en pandemia mundial, las repercusiones en distintos ámbitos ya eran evidentes, pero ahora está presente en la agenda y salud misma de los principales representantes políticos internacionales.

Cada vez más personajes mundiales son contagiados o puestos bajo la sospecha de tener coronavirus. El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se autoaisló por temor a estar infectado, luego de que su esposa, Sophie Grégoire, mostrara síntomas leves.

En los últimos días, un ministro de su gabinete también se autoaisló, así como el líder del Nuevo Partido Democrático, Jagmeet Singh Dhaliwal, al recibir el consejo de limitar el contacto con la gente hasta que se sientan ambos mejor.

Canadá anunció el miércoles un fondo de respuesta a la enfermedad por 727 millones de dólares, con la mitad de esos recursos destinados a provincias y territorios. La medida incluye 36.3 millones dólares para apoyar a países vulnerables, mediante la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Canadá tiene 128 casos de personas infectadas en las provincias de Columbia, Británica, Ontario, Alberta, Quebec y Manitoba; y una muerte relacionada con la enfermedad.

Por otra parte, el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, era vigilado hasta las 19:21 GMT de este jueves por posible contagio de Covid-19, un día después de que calificó la enfermedad como una “fantasía”, pese a que su país ya registra 52 casos.

Bolsonaro convivió con el secretario especial de comunicación brasileño Fábio Wajngarten, quien presentó síntomas de la enfermedad, por lo que se sometió a las pruebas que determinaron que está contagiado.

Wajngarten comió el fin de semana pasado con ejecutivo brasileño en una habitación privada en Miami, durante la visita de ambos a los Estados Unidos para reunirse con el mandatario estadounidense, Donald Trump. De tal suerte, el inquilino de la Casa Blanca y el presidente brasileño deberían estar severamente preocupados.

Trump anunció la suspensión de los viajes entre su país y Europa desde este viernes por 30 días, en un anuncio en vivo desde la sede del gobierno, y adelantó que inyectará hasta 200 mil millones de dólares en la economía.

“Declaramos la emergencia sanitaria y emitimos las mayores advertencias sobre el viaje a países afectados por esta horrible enfermedad. Al tomar estas medidas, vimos un número muy inferior de casos en los Estados Unidos que los que hay ahora en Europa», señaló Trump en mensaje televisado.

Fustigó a las naciones europeas por no “tomar las mismas precauciones” que justificaron las “duras” pero “necesarias” acciones para cuidar la salud y el bienestar de sus connacionales.

Impactos económicos del Covid-19

El anuncio de Trump no solo implicó la restricción de pasajeros, sino también afectó al comercio y transporte de carga con países europeos. “Estamos hablando de cualquier cosa que venga de Europa a Washington», aunque exceptuó a Reino Unido.

Dicho anuncio causó una de las mayores sacudidas en el sector desde que inició el brote en diciembre pasado. Las cotizaciones en Wall Street fueron suspendidas automáticamente este jueves después de la apertura, ya que los principales índices cayeron más del siete por ciento, lo que supera el límite diario.

Esta fue la segunda pausa automática de 15 minutos en los últimos días. Las reglas de la Bolsa de Nueva York contemplan tres mecanismos automáticos para lidiar con el pánico en el mercado.

A inicios de semana, el precio del crudo se desplomó hasta un 30 por ciento luego del desacuerdo entre Rusia y la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) para recortar la producción y contener el daño en los precios ante el avance de la cepa en el mundo. El colapso fue el mayor desde el fin de la Guerra del Golfo en 1991.

En suma, en el país donde se supone el origen del virus, China, el déficit comercial durante los primeros dos meses del año podría aumentar la preocupación en su territorio. La caída es mayor de lo esperado en las exportaciones, un menos 17.2 por ciento para enero-febrero.

“Cualquier recuperación se verá significativamente afectada por la propagación del coronavirus fuera de China, que parece pesar mucho en la demanda externa”, dijo Evans-Pritchard, académico de Capital Economics, ante South Morning China Post.

Inevitable coordinación internacional

Las encuestas sobre la aprobación de los gobernantes en el mundo se basan frecuentemente en la popularidad de distintos programas gubernamentales, pero, sobre todo, escrutan el bienestar colectivo en materia de seguridad, trabajo, economía e, indudablemente, salud.

Dicho rubro depende de múltiples factores como la vivienda, el urbanismo, cambio climático, e incluso del monitoreo realizado por dependencias internacionales. Por ello, la OMS ha pedido colaboración entre los gobiernos del mundo, lejos de las diferencias diplomáticas que puedan tener.

Mientras países como China e Irán han sido señalados por ocultar el brote, otros buscan apresurar la declaratoria de emergencia para aumentar sus presupuestos con recursos que permitan encarar la situación.

En medio de todo ello, siguen siendo inevitables los casos de políticos contagiados. En Teherán, los ministros de Cultura, Turismo e Industria, así como el vicepresidente iraní, ya han sido diagnosticados con la enfermedad.

También en Madrid la ministra de Igualdad española, Irene Montero, dio positivo en una prueba, mientras que el vicepresidente Pablo Iglesias fue puesto en cuarentena. El líder del partido ultraderechista Vox, Santiago Abascal, también dio positivo como contagiado por el Covid-19.

El Banco Mundial afirmó en su informe ‘Pandemias: riesgos, impactos y mitigación’, publicado en 2018, que en países con instituciones débiles y legados de inestabilidad política las pandemias pueden aumentar el estrés político y las tensiones.

El coronavirus está desafiando de nueva cuenta el nivel institucional para sobrellevar este impacto y la capacidad para colaborar de forma internacional antes de que el número de contagios, pobladores y condiciones internas, generen un colapso mayor.

(Notimex)


La Talacha Norestemarzo 3, 2020
thumbnail_PRINCIPAL4.-Los20MIRONES.jpg?fit=568%2C354&ssl=1

16min970

El avance de los revolucionarios al norte de Tamaulipas fracasa en varios intentos y tras el sitio de 100 días ocupan la penúltima ciudad faltante por caer, pero en represalia las tropas federales huertistas prenden fuego a casas y edificios públicos.

Luis Alvarado

En 1913 la revolución constitucionalista de Venustiano Carranza veía a Tamaulipas como el siguiente estado en ser ocupado, algo que implicaba arrebatar el control de las principales ciudades bajo el mando de las tropas federales del presidente usurpador Victoriano Huerta.

A través de su estratega militar pretendía tomar Reynosa en mayo y Matamoros en junio de ese año para impedir los abastos a las tropas huertistas y así poder controlar las aduanas y tráfico de armas.

General Cesareo Castro

Reynosa cae el 10 de mayo y Matamoros el 3 de junio de ese año 1913 a manos de las tropas de Lucio Blanco. En el centro, el imperativo de tomar Ciudad Victoria obedece a quitar la capital del estado al huertismo y derrocar al gobernador Antonio Rábago.

También se buscaba interrumpir los abastos por tren y el envío de tropas a Tampico, lo cual ocurriría hasta el mes de noviembre con el control ferroviario, marítimo y aduanal, además de los campos petroleros en producción en San Luis Potosí.

Pero faltaba la ciudad de Laredo de Tamaulipas, llamada así hasta antes del inicio de la revolución. El punto más al norte de la entidad representaba intervenir las comunicaciones de todo tipo hacia Piedras Negras, Guerrero, Candela y Monclova, Coahuila. También cortar la ruta huertista hacia Monterrey. Y desde luego con el Laredo texano.

Los planes de ocupación de la también llamada Nuevo Laredo tuvo varios intentos por quitarla de las manos federales, que fracasan en un sitio que duró exactamente 105 días, iniciando el año nuevo de 1914 y concluyendo con el triunfo el 14 de abril.
Sin embargo, en represalia por ser despojados de esta zona fronteriza los mandos huertistas ordenan la quema de la ciudad, en un hecho que ha sido considerado como el Incendio de Nuevo Laredo.

Reynosa es ocupada

Cuando Venustiano Carranza ordena a los generales Cesáreo Castro, Lucio Blanco, Daniel Ríos Zertuche y Francisco J. Mujica el control del estado de Tamaulipas, en abril de 1913 se inician las hostilidades en la esquina noreste del país.

Blanco ocupa Reynosa el 10 de mayo, destruyendo la vía férrea para aislarla y comisiona al coronel Porfirio G. González que ocupe las poblaciones río arriba logrando posteriormente instigar a la población a la revolución.

Así queda de la Aduana Fronteriza

El día 5 de abril de ese año Espiridión Lara es designado gobernador interino de Tamaulipas, seguido al poco tiempo por Matías Guerra, aunque no de filiación maderista se le ha considerado huertista.

Errores de Mújica

Pablo González llega a Ciudad Guerrero el 27 de diciembre de ese año 13 procedente de Matamoros. De ahí se adelantan a San Ignacio, Cesáreo Castro y Jesús Dávila con un total de mil

100 hombres y dos cañones. Los alcanza el coronel Andrés Saucedo, quien recibe órdenes de dinamitar el puente ferroviario Rodríguez-Anáhuac para impedir ayuda de Monterrey a los huertistas de Nuevo Laredo.

“Sin embargo Saucedo delegó tan delicada misión al mayor Francisco J. Mújica quien fue engañado por el mayor federal Juan Zuazua. El puente no se dinamitó y esto permitió pasar a Nuevo Laredo todo un tren militar en el último día del año”, refiere Fernando Garza González en su libro Nuevo Laredo en Llamas (Nuevo Laredo, 1992).

El incendio visto desde Texas

El error de Mújica permite a las tropas de Huerta recibir un refuerzo de mil 300 hombres y varias ametralladoras la noche del 31 de ese fin de año, un día antes del ataque revolucionario.

El cónsul gringo A. B. Carret media entre los bandos y entrega a los federales la solicitud de rendición de la plaza de los constitucionalistas.

En estación Camarón dos mayores huertistas se incorporan a N. Laredo ante los ataques de los carrancistas en el Paso de San Jacinto. La ciudad estaba a cargo del coronel Gustavo Guardiola con 600 hombres al mando de los mayores Modesto Mendoza Saggiantti y Fraga, mientras la artillería al mando de Reyes Macías.

La defensa a cargo del 12º regimiento de caballería con 600 hombres, más los de infantería de los coroneles Luis S. González; coroneles Enrique Luebbert y Angel Mirón, capitanes Plácido Castro y el cuerpo Irregular del capitán Juan Zuazua. Los federales quedan bien organizados con un total de mil 900 elementos.

Batalla el año nuevo

El federal Guardiola ordena colocar furgones de tren a manera de barricada desde el puente internacional hasta el punto de las actuales calles Washington y Aquiles Serdán, siendo los más importantes sitios de defensa al sur y poniente de la ciudad, refiere el autor de la obra.

Los funerales

A las 6 horas del primer día de 1914, los revolucionarios al mando de Cesáreo Castro atacan por el sur, Saucedo llega tarde al poniente, pero los Carabineros de San Luis se colocan a 300 metros de las trincheras de los ‘pelones’. Por el oriente el general Jesús Dávila apoyaría a los coroneles Porfirio González Menchaca y Ernesto Santos Coy.

Menchaca dirige a los potosinos con 500 hombres; Gustavo Elizondo a otros 500 de Libres del Norte y Jesús Garza Siller a 600 más del Regimiento Nuevo León. Saucedo se acerca a la línea enemiga y es herido, muriendo en el primer encuentro el potosino Manuel Santos y por los federales el mayor Reyes Macías, jefe de artillería.

Por la noche de ese día 1, Pablo González ordena a Nicéforo Zambrano conseguir parque en Laredo, Texas pero la vigilancia de los militares gringos lo impide. Tras otro encuentro en la zona noroeste varios carrancistas son colgados de los postes telegráficos de la línea a Colombia, Nuevo León.

Pablo ordena retirada el día 2 de enero a San Ignacio y Saucedo al rancho Las Tortillas de Cd. Guerrero, hasta que el 15 el autor de varios traspiés es retirado del mando de la brigada Blanco.

En el segundo día de batalla mueren cerca de 300 carrancistas y heridos Cesáreo, Dávila y Santos Coy. Sin ser confirmado, los federales reportan mil bajas constitucionalistas.

“Otras fuentes reportaron en el segundo día 96 muertos y 100 heridos. Este resultado hizo que en los primeros enfrentamientos la victoria fuera para los federales, tal como lo relata

una fuente noticiosa seria –Anales Gráficos de la Historia Militar de México, G. Casasola”, añade Garza González el autor del libro.

Pablo González tiene que regresar a Matamoros a mantener la ocupación y quedan a cargo Castro y Dávila. Desde lado texano numerosos mirones presenciaban las batallas entre los bandos mexicanos, hiriendo las balas perdidas a varios espectadores.

Los combates en las orillas de Nuevo Laredo eran observados por cientos de texanos, como si fuera un espectáculo. Se subían a los vagones ferroviarios para alcanzar los mejores lugares en esta escenificación macabra.

La quema de la ciudad

Versiones de las áreas rurales indican que los huertistas se dedicaron en su permanencia a robar tiendas, casas, ganado, pero igual hacían los carrancistas. El 26 de enero de 1914 el gobierno huertista desaparece los Poderes de Tamaulipas y designa como gobernador provisional a Ignacio Morelos Zaragoza, quien sustituye al también huertista Matías Guerra.


Tras algunos encuentros leves y escaramuzas con algunas bajas de ambos lados, el 22 de febrero los constitucionalistas vuelan la vía ferroviaria por la estación Mojina, 24 kilómetros al norte de Lampazos, N.L. suspendiéndose el tráfico de trenes con Monterrey y provocando el aislamiento de los federales que era lo que perseguían los revolucionarios.

Aunque muchas familias nuevolaredenses huyen al lado texano, los oficiales federales se hacían atender muy bien por las que se quedaron, sobre todo si eran pudientes, añade Fernando Garza. Al sentirse acorralados los gobiernistas deciden abandonar la ciudad, pero en despecho ordenan incendiar todo lo que se pudiera.

Testimonios recogidos por el autor, entre ellos el de Donaciano Echavarría indican que al retirarse de este pueblo los huertistas caminaban en grupos por diferentes rumbos de la ciudad con un oficial al frente que ordenaba ‘ésta quémenla’ o ‘este edificio también’. Pero fincas como el molino de Ramón González en las actuales calles de Pino Suárez y Aldama también decían ‘esta no’, al parecer en gratitud por haber recibido buenas atenciones.

Otro testimonio de una familia que abandona la ciudad al encuentro de su padre, un señor González ubicado en un rancho a 18 kilómetros de distancia al noroeste indica que pasan al lado americano y abordan un tren hacia el poniente, regresan al lado mexicano y se reúnen con José González, distancia donde se apreciaba la gran humareda causada por el incendio.

Pero también queman totalmente el edificio de la Aduana Fronteriza, quedando de pie solo la fachada. Al terminar la labor pirómana, los federales huyen en tren hasta el cañón de Bustamente donde eran esperados por los carrancistas a lo que viéndose perdidos, no presentan combate y huyen como pueden dispersándose todos.

Funerales de víctimas de las batallas

Edificios quemados

Un documento del Archivo Histórico Municipal indica que los primeros fracasos revolucionarios pudieron ser porque “no tomaron en cuenta que el general Téllez había arribado a la ciudad el 22 de junio de 1913 con un ejército de 2000 hombres formado en su mayoría por indígenas del sur del país”.

En su acorralamiento, los huertistas emiten billetes ‘bilinbiques’ para facilitar la compra-venta de artículos pues las monedas y billetes reales escaseaban. Los edificios que son quemados son la Presidencia Municipal, el edificio de Telégrafos en Ocampo y Bravo; las

oficinas de Correos, por la calle Guerrero; el mercado, el molino de harina, una fábrica de dulces ‘y muchos otros edificios públicos y privados’, indica el texto del Archivo Histórico.

Aunque el incendio de Nuevo Laredo no fue de proporciones gigantescas, si quemaron totalmente la cárcel que se localizaba junto a la Presidencia Municipal por la calle Victoria entre Guerrero y Ocampo, (nombres actuales). La quemazón se extendió cuando menos a diez o más cuadras del centro, aunque en puntos aislados.

Acerca de las causas de esta labor pirómana de los federales, una versión de Ernesto Zertuche al prologar el libro Memorias de García Naranjo refiere que un General de apellido Quintana, interpretando equivocadamente una orden del gobierno huertista, fue quien prendió fuego a Nuevo Laredo pasando posteriormente a Lampazos donde intentó repetir la criminal acción, para posteriormente llegar a Candela con iguales intenciones.

Durante esa quemazón se perdieron muchos de los registros oficiales del ayuntami


La Talacha Norestefebrero 26, 2020
HISTORIAS-Y-LEYENDAS-EN-CARRETERA.jpg?fit=1000%2C580&ssl=1

14min1270

Vía obligada de paso entre la Mesa o Altiplano Central y la ciudad de Monterrey, la carretera Saltillo-Monterrey y en particular la Cuesta de los Muertos reviste una mezcla de historias desde la Colonia, el acta de anexión de Coahuila a Nuevo León, ataques indios, tragedias y leyendas.

Luis Alvarado

También es sede del primer mesón para hospedar a viajeros entre las capitales del Nuevo Reino de León y la Nueva Vizcaya, en la Hacienda de los Muertos, propiedad de Alonso Diez Camuño, zacatecano que llega a la región aproximadamente en 1621.

Camino que simboliza la comunicación entre los estados de Nuevo León y Coahuila, ha sido escenario de importantes acontecimientos para la vida de ambos estados, pues es aquí donde se jura la Independencia del Nuevo Reino de León y el plebiscito legitimador de la anexión de Coahuila a Nuevo León el 19 de febrero de 1856.

Pero también ha sido escenario de innumerables tragedias al ocurrir aquí, desde hace siglos, fatales accidentes en la que han caído a profundos barrancos desde antiguas carretas y carruajes de tracción animal, hasta vehículos de motor de todo tamaño y capacidades causadas por lo espeso de la niebla, lo abrupto de la vía y la falta de experiencia de los conductores.

Y esto ha dado origen a la invención de las consecuentes leyendas de fantasmas que se aparecen en la carreteras que –como en otras del país- son subidos a tráileres o autos por incautos choferes que al percatarse de su estado espectral sufren espantos que les causan el despeñadero al abismo.

Desde el siglo XVII

Se conoce que hace más de 400 años el camino se encontraba lleno  de cruces en señal de numerosas personas que eran asesinadas por los indios gavilanes y tobosos que por ahí se recorrían durante los siglo XVII y XVIII  pues eran muy dados a robar y a matar a sus víctimas, refiere el historiador Antonio Guerrero Aguilar.

“La Cuesta de los Muertos fue lugar de frontera entre la Nueva Vizcaya y el Nuevo Reino de León y el punto limítrofe entre Saltillo y Monterrey. Ahí se juró la Independencia del Nuevo Reino de León; el entorno de las montañas más o menos está igual”.

Y observa: “Una cruz en el camino se coloca para que el difunto alcance consuelo ante Dios y evitar que su espíritu se pierda cuando camina rumbo al más allá. Por eso el difunto aguarda la resurrección de los muertos en dos sitios: en el panteón y el lugar donde perdió la vida”.

Añade que “para la Iglesia no es necesario colocar una cruz en el lugar donde murió la persona. Aunque los familiares o conocidos lo hacen con el deseo noble de que su difunto se encuentre al amparo de Dios”.

Pero algunos la consideran una mala costumbre que provoca más dolor y sufrimiento a los familiares sobrevivientes. Este tipo de cruces religiosas son marcas funerarias colocadas como tributo a la memoria de quienes han muerto de manera inesperada, costumbre que data desde la imposición del catolicismo hasta la época actual.

Antiguo trazo de la cuesta de los muertos

El Convenio de la Cuesta de los Muertos

Escribe el historiador Antonio Guerrero Aguilar: “en 1824 los cuatro estados del Noreste debieron formar el Estado Interno de Oriente, pero las aspiraciones de Tamaulipas, así como la rivalidad entre Saltillo y Monterrey por ser la capital mandaron al traste el proyecto.

Fue así como luego quedan unidas Coahuila y Texas en una sola entidad, hasta que ésta se separa para convertirse en República en 1836, pasando Saltillo a reclamar el derecho de ser capital en lugar de Monclova, lo cual ocurre por sólo dos décadas pues el 19 de febrero de 1856 el gobernador Santiago Vidaurri anuncia la anexión de Coahuila a Nuevo León.

Esta anexión fue consultada a las villas, siendo aprobada por la mayoría, salvo Saltillo y Ramos Arizpe y en consecuencia el presidente Ignacio Comonfort ordena a Vidaurri su renuncia del gobierno, éste se rebela  y luego el jefe nacional ordena al tamaulipeco general Juan José de la Garza someterlo con las armas.

Vidaurri y Zuazua marchan sobre Camargo en septiembre de 1856 y luego a Mier. Las fuerzas tamaulipecas derrotan al entonces vidaurrista Mariano Escobedo cerca de Cadereyta y avanzan sobre Monterrey, donde estuvieron a punto de ocupar la Ciudadela defendida por Ignacio Zaragoza, también vidaurrista.

Zuazua llega a Monterrey el 3 de noviembre de 1856, obligando a de la Garza a retirarse para incorporarse a la división del general Rosas Landa, quien llega a Coahuila para someter a Vidaurri. Zuazua y de la Garza acordaron en esta fecha el “Convenio de la Cuesta de los Muertos”, con el que el neolonés  obedecía al poder central, renunciando a la gubernatura del nuevo Estado mientras se realizaba un plebiscito para tratar el asunto de la anexión de Coahuila: con el que 4,056 coahuilenses aceptaban unirse a Nuevo León, contra 260 votos.

Vidaurri recupera la gubernatura  y sus dictados provocan largas discusiones en el seno del Congreso Constituyente que finalmente aprueba la unión de ambos estados por 60 votos contra 20, alimentando un recelo en gran parte de los coahuilenses que a la fecha perdura en algunas zonas.

Finalmente el presidente Benito Juárez separa los dos estados el 26 de febrero de 1864 en el clímax de la rivalidad entre el gobierno separatista vidaurrista y el central.

Las leyendas

En la actualidad las partes bajas han sido dañadas por las tres carreteras; la vieja de 1933, la otra de cuatro carriles construida en la década de 1970 y recientemente por la autopista. Por ahí baja un arroyo desde el cerro de Urbano y durante muchos años hubo una majada y un rancho llamado Los Muertos, añade el investigador.

En el camellón central situado en el cruce de la carretera Saltillo-Monterrey y entronque a Villa de García, había un par de monumentos con sus cruces; uno de ellos correspondía al de un hombre y el otro a una mujer. Cuentan que eran unos novios que perdieron la vida cuando un camión se les atravesó provocando el fatal accidente.

En ese sitio abundaban las casas de citas, moteles, cantinas, vulcanizadoras y macheteros que sabían una historia de amor. Pues la cruz con el nombre del joven tenía siempre unos labios pintados como si fueran un beso. Dicen que la pareja venía discutiendo.

Según lo refiere un despachador de gasolina de la ya desaparecida estación de servicio HT, que en su momento les había llenado el tanque del vehículo, surgió un disgusto entre ellos y que luego del accidente en que pierden la vida, ella venía desde “el más allá” para visitar a su novio o esposo. En referencia a la historia de los besos impresos, supuestamente la gente de los alrededores nunca vieron a alguien por ahí y aunque limpiaran el monumento siempre volvían a aparecer los besos pintados.

Sin embargo, esas cruces desaparecieron cuando hicieron una ampliación de la carretera, siendo la modernidad la que “mata” ese fenómeno del beso y la leyenda oral que poco a poco fue dejando de ser contada por las generaciones que precedieron.

La muerta de la carretera

La muerta de la carretera

Y es que sin materia prima se van reduciendo los relatos de fantasmas y aparecidos y van quedando como  historias pasadas entre quienes recorren ésta vía, como de aquellos que viven o trabajan cerca de la misma.

Guerrero Aguilar aporta otro relato; “los conductores que transitan por la Cuesta de los Muertos aseguran haber visto a una mujer vestida de blanco que pide aventón con la intención de llegar a su casa situada en el poblado Rinconada”.

Una vez que la mujer sube al camión, platica un rato con el chofer para luego desaparecer, lo que le ha merecido el arreglo de una canción conocida como “El Corrido de la Muerta”. Indudablemente las curvas, las continuas neblinas y lluvias provocan accidentes.

Para quienes conocieron el viejo tramo de la antigua carretera de los años treintas, que afortunadamente aún existe, cuentan que muy apenas cabían dos camiones en su ancho.

Una causa terrenal trae su consecuencia, aunque en este caso corresponda al mundo espectral. Aquí muchas personan han muerto por accidentes automovilísticos. Aparentemente los muertos parecen no darse cuenta que ya han dejado este mundo y siguen regresando al mismo lugar donde murieron y por eso se ven sus fantasmas en la carretera.

Lo extraño comienza cuando…

La persona que murió en ese lugar fue víctima de su imprudencia o de otro que lo afectó al ir conduciendo a alta velocidad y por un descuido cayó a un barranco y murió. “Lo extraño comienza cuando más personas tienen accidentes en ese mismo lugar. Al investigar los testimonios de gente que vive en los alrededores, sabemos que algo misterioso jala a los vehículos por el mismo recorrido fatal”, destaca el historiador.

Otros conductores han estado cerca de sufrir el mismo accidente pero lo han evitado. A partir de estos sucesos comienzan la leyenda acerca del hombre, de la mujer o de la familia que murió en ese lugar. Entonces las leyendas adquieren fama.

Y enfatiza: “Los accidentes son causados por los mismos vehículos pero también advierten que son provocados debido a fantasmas que de pronto de aparecen en medio de la carretera, haciendo que el conductor pierda el control y se salga del asfalto”.

Sin embargo, para muchos existe algo sobrenatural debido a los múltiples accidentes que se han registrado preferentemente en el trayecto entre el entronque a Villa de García, la Cuesta de Carvajal y la Cuesta de los Muertos.

La actividad humana en esta carretera tiene otras singularidades: desde sexoservidoras que ofrecen su trabajo a los chóferes, mecánicos sin taller y al servicio de algún vehículo averiado, fondas en los que se ofrece carne asada a llenar, oferentes que venden las ristras de ajo, los macheteros que ofrecen descargar camiones, entre otros.

Así, la Cuesta de los Muertos se conoce así por ser el tramo más peligroso de la carretera Monterrey-Saltillo y a sus cañadas han caído infinidad de vehículos. Es el punto donde la neblina hace imposible la visibilidad y la lluvia convierte al asfalto en un patinadero.


La Talacha Norestefebrero 18, 2020
thumbnail_120PRINCIPAL20PORTADA20REBELION20Y20TRACIONES.jpg?fit=729%2C440&ssl=1

15min1090

La tormenta que significó para Tamaulipas la invasión francesa, permitió a su vez el fortalecimiento de los caciques locales, quienes ávidos de la gubernatura y las aduanas van de rebeliones a alianzas y de traiciones a sometimientos.

Luis Alvarado

Una vez marcada la salida del ejército invasor francés a Tamaulipas y con el imperio de Maximiliano casi en agonía, la situación política en la esquina noreste no era muy distante al conflicto bélico pues los distintos bandos y caciques se disputaban la gubernatura y los distritos.

También casi diluidos los esfuerzos del general Mariano Escobedo para conseguir la paz que llevara al régimen constitucional y nombrar gobernador a Felipe Berriozábal, mientras las fuerzas políticas locales lo rechazan y en cambio proponen al general  .

Ascensión Gómez Mancilla

Así, el ayuntamiento de Victoria convoca a los ciudadanos y entrando el año de 1867, el 30 de enero solicitan mediante un acta oficial que el gobierno de Juárez nombre como gobernador interino a Gómez Mancilla.

La petición es presentada por el jefe político del centro, coronel Felipe Escandón y respaldada por los demás ayuntamientos de los distritos centro y sur de Tamaulipas. Para febrero 27 Gómez es frenado por el gobierno federal al ratificar el nombramiento de Berriozábal en el norte y Manuel M. Cuesta en el sur.

Ascensión recibe orden de desalojar Tampico y el centro y sur del estado, para un mes más tarde ser requerido para que saliera de Tamaulipas y cooperara con sus fuerzas en Querétaro en el sitio final sobre Maximiliano y su imperio y en respuesta se niega a ello aduciendo falta de equipo.

Ascención, de héroe a rebelde 

Aferrado Gómez a la gubernatura para no ir a pelear a Querétaro el gobierno juarista le recuerda a Gómez que no puede argumentar falta de equipo pues dispuso por mucho tiempo de los ingresos de la aduana tampiqueña y le reitera que debe salir a Querétaro y olvidar la política.

Con todo y sus actos heroicos combatiendo a los francos al lado del fallecido Pedro José Méndez,  Ascensión ambicionaba la gubernatura tamaulipeca al grado de descuidar que aún faltaba echar fuera a las restantes fuerzas invasoras y sus aliados los imperialistas mexicanos.

Proclamado gobernador por la guarnición del puerto en abril de ese 1867, Gómez se levanta en armas y en reacción el gobierno federal ordena al general Desiderio Pavón, jefe militar en el norte de Veracruz que controle a los rebeldes y casi a final de mes el gobierno cierra el puerto de Tampico al comercio de altura y cabotaje para cortar los ingresos al insurrecto.

Desiderio Pavón

En Tampico, el 8 de junio Gómez pide a sus tropas deponer las armas en Ciudad Victoria haciéndoles ver que pronto el gobierno republicano recuperaría el poder, ante la posibilidad a su favor de alcanzar la gubernatura vía electoral, a pesar de contar con el apoyo de Canales y Vargas en esa región centro.

La primera crisis de la República Restaurada

Mientras, en Querétaro, Escobedo tendía un cerco rindiendo al emperador Maximiliano el 15 de mayo de 1867, quien es ejecutado 16 días más tarde junto con el anterior ocupante de Matamoros, Tomás Mejía y el gran militar conservador Miramón, para luego regresar Juárez a la capital el 15 de julio.

Desiderio Pavón es nombrado jefe militar y gobernador interino por Juárez a mediados de agosto, con poder para convocar a elecciones el 22 de septiembre de ese año 67, en la que además el presidente se proponía modificar la Constitución de 1857 para adquirir mayores facultades.

Esto, con base en un innovador procedimiento que consistía en que el voto popular emitido valdría como referéndum para la modificación constitucional. Dos actos en uno.

Estos cambios que otorgarían el veto al presidente frente a las iniciativas de los diputados y la división en dos Cámaras  provocan la primera de las crisis en la República Restaurada, en la que numerosos caciques en los estados y federalistas se opusieron a estas reformas que fortalecerían al Ejecutivo frente a los otros dos Poderes, así como frente a los gobiernos estatales.

Reacción en Tamaulipas

Sin proponérselo, los republicanos daban argumentos a los grupos de poder caciquiles que durante la intervención europea habían suplido las estructuras formales del gobierno y así tramar contra la iniciativa juarista para no perder lo logrado durante los turbulentos años de 1862 a 1866.

Juan Jose De la Garza

Ese  mes de agosto se integra una Junta Popular que lanza un manifiesto con candidatos a elegir para los supremos poderes de la nación y del estado, figurando entre éstos Porfirio Díaz para la presidencia del país; Pedro Ogazón para la presidencia de la Suprema Corte; Juan José de la Garza para la gubernatura del estado y Francisco Saldaña para la Corte de Justicia de Tamaulipas.

Esa Junta tampiqueña argumentaba que la iniciativa juarista del veto, los dos cuerpos legislativos y el reducir facultades a la Comisión Permanente del Congreso Nacional…‘son ideas y pensamientos que ha borrado en sus principios reformadores la constitución de 1857’.

Y remataba el documento: ‘La junta popular de Tampico opina contra las reformas de la misma Constitución y que propone la Convocatoria en su artículo 9º y excita a los pueblos de Tamaulipas para que se pronuncien en el mismo sentido’.

Se impugnaba el plebiscito por ser inconstitucional y las reformas contrarias al espíritu de la Carta Magna del 57, por lo que tales alegatos cobran mayor fuerza a grado tal que la Constitución no se reforma dividiendo al propio partido liberal. Este asunto permitiría la vigorosa aparición al escenario de Porfirio Díaz Mori.

Conflicto tras conflicto

Como preámbulo a un nuevo trance, el 20 y 21 de octubre son celebradas las elecciones a gobernador con los candidatos Ramón Guerra, Juan José de la Garza y Francisco Saldaña, y al no existir mayoría se van a segunda vuelta el 20 de diciembre provocando una división de Poderes.

Con un Congreso estatal escindido, una parte de los legisladores reconocía a de la Garza y otra a Guerra, optándose por un decreto que nombra interino a Saldaña,  presidente entrante de la Corte de Justicia estatal, al tiempo que salía otro decreto para convocar a una tercera elección.

Con la repulsa de Pavón a seguir como gobernador interino aquí, por atender sus asuntos en San Luis Potosí, éste recibe orden de Juárez de no entregar el mando a Saldaña y seguir en funciones hasta que la Legislatura determinara quién sería el gobernador constitucional pero ante el retiro de algunos apoyos militares, el primero entrega el mando a Saldaña en abril de 1868.

Ya con Saldaña como interino, el Congreso local declara como titular del Ejecutivo a Juan José de la Garza al obtener la mayoría de los votos necesarios, lo cual a su vez puso en alerta a sus enemigos Ascensión Gómez, Servando Canales, Julián Cerda, Manuel Cuesta y Braulio Vargas, quienes deciden rechazar con violencia los nuevos mandatos del Legislativo.

A punto de iniciar su octavo período como gobernante, de la Garza teme una nueva revuelta y en Victoria es informado por Darío Balandrano que Pavón no actuó con energía sobre los sublevados, lo cual es desestimado por Juárez al considerar que al estar controlados por el gobierno federal los puertos de Tampico y Matamoros, poco lograrían los rebeldes.

Nueva rebelión contra de la Garza

Servando Canales

Con de la Garza en Tampico, Juan N. Cortina arriba al puerto, ausente en Querétaro con Escobedo y se pronuncia a favor del primero, y en contra de su antiguo adversario Canales, por lo que el Juan José decide ir a Victoria y ocupar el cargo en agosto para el cuatrienio 1868-1872.

Viene una nueva rebelión y el 10 de agosto el Acta de Croix firmada en Casas decía que la mayoría de los pueblos no obedecerían al nuevo gobierno de Juan José.

A pesar de los llamados de la Corte a observar el respeto a la ley, la capital es asaltada la noche del 24 de agosto por simpatizantes de la Rebelión de la Reata, siendo detenidos algunos y fusilado Ramón Velasco, uno de los signantes de dicha acta, mientras que Cortina escribe a Juárez en Victoria diciendo que con su apoyo batiría a los rebeldes de Servando, siendo advertido que debería observar las órdenes de Escobedo.

De la Garza sufre en carne propia el desprecio de sus enemigos al ser asesinados sus hermanos Zeferino y Jesús. Para enero del 69 el coronel Diódoro Corella jefe militar del tercer distrito testimoniaba: ‘Me he convencido que el sr. Garza es generalmente odiado…a nosotros como a los franceses, nos dejan las casas abandonadas, cuando hasta ahora hemos pagado lo más insignificante’.

Los rebeldes se organizan en grupos de 10, 15 o 40 hombres para sumar 400 en el tercer distrito, en tanto ‘el comercio no tiene garantías, los pueblos sufren considerablemente, y la renta federal se agrava’.

Juárez subestimó a Tamaulipas

Para abril de ese año 1869, Juárez, el que había minimizado la situación tamaulipeca, pide a Sóstenes Rocha unir fuerzas con Escobedo para aplacar a los insurrectos mientras que retira de Colima a parte del ejército para llevarlo a la esquina noreste del país.

Benito Juarez

Finalmente, los bandos en pugna llegan a un acuerdo a fines de julio del 69, firmándose en la hacienda Santa Engracia los pactos de Canales, reconociendo al gobierno federal y al de Tamaulipas, el cual es aprobado por Juárez pero rechazado por de la Garza, pues argumentaba que la rendición rebelde era simulada pues seguían activos y en poder de las armas.

En octubre Juan José se dirige de Tampico a Victoria para reconstruir la administración estatal, pero en noviembre presenta su renuncia al cargo de gobernador, por la falta de un apoyo más completo del gobierno federal, pero también del respaldo popular y de las tropas.

En junio de 1870 Canales resulta electo gobernador constitucional por más de 13 mil 800 votos de los más de 15 mil 100 emitidos, haciéndose  del poder  tantas veces anhelado por las armas y ahora llegaba por la vía pacífica. La decisión popular le entregaba el gobierno que otros bandos y el gobierno central le negaron.


La Talacha Norestefebrero 12, 2020
thumbnail_1.-Higinio-20Ricardo20Flores20Magón.jpg?fit=800%2C546&ssl=1

13min870

POR RAYMUNDO HERNÁNDEZ A.

raymundohernandez7@hotmail.com

Precursor agrarista y revolucionario en 1909, Higinio Tanguma Rodríguez fue considerado el terror floresmagonista de los hacendados del sur de Tamaulipas; es también el hombre a quien el movimiento social centenario le debe reconocimiento por sus acciones a favor del peón explotado, aún cuando él mismo era patrón salinero de unos 12 trabajadores.

A su muerte en 1912 en la Sierra de Tamaulipas pasarían 20 años para que sus restos fueran exhumados de la Sierra de Tamaulipas para recibir el homenaje de la Liga de Comunidades Agrarias en el gobierno de Marte R. Gómez. Al parecer hasta ahí llegó el reconocimiento, pues el anonimato volvió a cubrir al prócer.

El es el autor de la frase ‘Viva Tierra Libre y Libertad’, con la que se identifica su movimiento campirano un año antes del movimiento maderista en el país, cuando hastiado de las injusticias porfirianas y del despojo de sus tierras se levanta en armas.

Higinio nace en 1860 en el ahora municipio de China, Nuevo León y aunque se desconoce qué hizo en su juventud, en 1900 se le encuentra radicando en Altamira, Tamaulipas, donde con holgura económica era dueño de casas de madera, algunos terrenos, bodegas de sal y pequeñas salineras productoras con sus guayines de traslado.

De acuerdo con las investigaciones que en vida hiciera el cronista de González, Angel Pérez Sánchez basado en los testimonios de cuatro sobrinos de Higinio, Tanguma se afilia en 1906 al Partido Liberal Mexicano de los hermanos Ricardo y Enrique Flores Magón. Para 1909, influido por las ideas revolucionarias considera que los latifundios deben ser repartidos entre los campesinos que trabajan la tierra.

Alzados en el sur tamaulipeco

PRESO POR AGITADOR FLORESMAGONISTA

Traba amistad con Ricardo Flores Magón, con quien se reúne en algunas ciudades del país y en Estados Unidos. En su domicilio de Altamira recibe el crítico periódico del PLM Regeneración, cuando leerlo era más que un delito en el porfiriato. Esto, junto con la propaganda que hacía en sus 12 trabajadores en 1907 le valen la detención en la cárcel de la villa, acusado de enemigo del régimen dictatorial porfirista.

Luego se fugaría junto con otros obreros suyos y un custodio. Los prófugos se van a Aldama,  para llegar a la Sierra de Tamaulipas de Aldama, donde conoce que los rurales de la Acordada los buscaban.

Acampa en Ojo de Agua, en Monte Alto, “donde después de varias semanas envió a dos de sus acompañantes a Altamira con poder para vender sus propiedades, quienes regresaron con la mala noticia que todos sus bienes habían sido incautados por una deuda de dos mil 216 pesos a Assemet”, escribe Pérez Sánchez en su obra González, Corazón de la Huasteca Tamaulipeca (Cd. Victoria, UAT, 2004, p.169).

Es entonces cuando decide levantarse en armas convencido de las injusticias del porfirismo y de los hacendados de las que escribía Flores Magón. “Asaltó varias haciendas sin derramar sangre, en un movimiento inesperado, adelantándose casi un año a la rebelión maderista”, añade Pérez.

Sus ataques los dirige contra las haciendas y latifundios donde incendiaba los libros de raya, quitaba armas y dinero a los dueños y hacía proselitismo. Tenía 75 hombres cuando visitó a su hermano Concepción Tanguma en la hacienda La Muralla. A fines de 1910 trae armas de contrabando por Matamoros y en febrero de 1911 es detenido en Brownsville durante 10 días por indocumentado.

El Cojo, una de las haciendas atacadas

LAS CARTAS CON RICARDO FLORES MAGÓN

Una carta de Ricardo Flores M. a Higinio desde Los Angeles le instruye iniciar el levantamiento el 2 de enero de 1911.

“Ha pensado usted muy bien. Es necesario que comience usted desde luego a operar en Tamaulipas, porque por ahí no hay nada. No es necesario comenzar con un grupo grande. El compañero [Práxedis G.] Guerrero comenzó con veinticinco hombres y a estas fechas, según los despachos por la prensa, cuenta ya con un cuerpo de seiscientos hombres. Señor Higinio Tanguma. Querido compañero:

Todo es comenzar, poco a poco se va reclutando gente y cuando se pueda, se da un golpe a la guarnición de alguna ciudad”, refiere Obras Completas de Ricardo Flores Magón. Correspondencia 1 (1899-1918), compilado por Conaculta, México, 2000.

En otra carta de Flores M. el 12 de febrero de 1911 le avisa que le envía su credencial de delegado general para Tamaulipas nombrado por la junta directiva del PLM.
la reacción del régimen porfirista y del gobierno estatal de Matías Guerra casi extermina a los floresmagonistas de la frontera tamaulipeca a fines de 1911 obligando a Tanguma a refugiarse en otra zona interior “que fue la localizada entre las sierras de Maratines y de Tamaulipas…”, escribe Carlos Mora García en su obra La Revolución Mexicana en Tamaulipas (Cd. Victoria, Gobierno del Estado, 2009, p. 61).

‘COLUMNA LIBERAL DE LA SIERRA Y COSTA DE TAMAULIPAS’

El cuerpo de insurrectos de Tanguma se hizo llamar Columna Liberal Expedicionaria de la Sierra y Costa de Tamaulipas, según referencia contenida en el Archivo Histórico del Poder Judicial de la Federación, juzgado 9º de distrito, citado por Mora.

Añade Mora en su obra que en marzo de 1912 el periódico El Cauterio, de la Asociación Democrática Estudiantil de Ciudad Victoria dirigido por Emilio Portes Gil narra que “una partida de bandoleros que en número de 40 capitaneados por Higinio Tanguma y con la bandera roja y el lema Tierra y Libertad, asaltaron la hacienda de Santa María en el municipio de Aldama. Incursionaron en la hacienda Acuña, propiedad de Bartolo Rodríguez; el rancho San Miguel de David y Juan González, donde las huestes revolucionarias quemaron los libros de apuntes de deudas de la hacienda”.

Tanguma también ataca la hacienda El Cojo y otras más, pero luego se repliegan a la sierra. Para el historiador Juan Fidel Zorrilla “el movimiento encabezado por Higinio Tanguma tuvo alcances mínimos…el hacendado de Acuña, Bartolo Rodríguez, un antiguo militar federal, organizó una fuerza armada y solicitó al gobierno de madero su autorización para aplicar la ley fuga como único remedio a la situación de inestabilidad”.

“Finalmente, aislado sin recursos ni capacidad de convocatoria, Tanguma fue sorprendido y muerto en una emboscada a mediados de 1912”, refiere el autor en su obra Tamaulipas, una historia compartida II, (Cd. Victoria, UAT, 1993, p. 168).

“TIERRA Y LIBERTAD…NO SABEMOS QUE SIGNIFICA”: HACENDADO

El historiador tampiqueño Aurelio Regalado Hernández escribe el 29 de junio de 2010 en El Sol de Tampico acerca del tal Bartolo: “El 18 de marzo de 1912, luego que el revolucionario magonista Higinio Tanguma atacó sus haciendas de Sabino Gordo y Acuña, Bartolo Rodríguez dirigió desde Tampico una carta a Francisco I. Madero en la que le solicitaba «cuando menos trescientos rifles y parque suficiente» para defenderse.

En una segunda carta, se refirió a los rebeldes en estos términos: «(Esta) partida de bandoleros… no tiene ninguna mira política. Andan muy mal armados…. se concretan a hacer robos de caballos, armas, municiones y algunas otras raterías, pero sin cometer ningún asesinato. Llevan una bandera roja y en el centro un letrero que dice en caracteres blancos: Tierra y Libertad, que no sabemos qué significa…».

Por su lado el historiador Francisco Ramos Aguirre observa que una posible explicación del ataque de Tanguma a las haciendas Santa María y Sabino Gordo puede tener su origen en los atropellos, lesiones y abuso que sufrió su hermano Concepción en junio de 1910.

E n su libro Marchemos Agraristas (Cd. Victoria, Gobierno del Estado, Col. Centenarios, 2009, p. 27), Ramos Aguirre anota que el chinense Higinio muere a traición el 23 de abril de 1912, junto con Emilio González en un predio de Villa de Casas, según consta en un telegrama que recibió el presidente municipal de Aldama el 30 del mismo mes y año.

Luego de un asalto al rancho El Sabino en Aldama, varios tangumistas son detenidos. Juan Espinosa declara que las haciendas asaltadas son seis y que él se involucró por presiones del propio Higinio y afirma “que para él no había gobierno

federal, que él lo era todo y que les iba a repartir tierras, como les repartía desde luego entre los vecinos de los ranchos que saqueaba, los mismos objetos del saqueo”.

ASESINADO A TRAICIÓN POR RECOMPENSA

En su obra González Corazón de la huasteca tamaulipeca Angel Pérez difiere de la fecha del fallecimiento (p. 170) “Tanguma murió en octubre de 1912 de dos balazos por la espalda que le disparó uno de sus hombres de apellido González, traicionándolo por la ambición de la fuerte que por él se ofrecía –por Bartolo Rodríguez-”.

Concluye que en 1932, en el gobierno de Marte R. Gómez fue exhumado el cadáver de Tanguma de la sierra, en trasladado a Victoria para recibir el reconocimiento agrarista en la Casa del Campesino y sepultado después en el panteón municipal ante la presencia de Concepción, su hermano.

En ese 2004 Pérez Sánchez escribe que los sobrinos de Higinio, hijos de Concepción, Lucio, Eduviges, Maximiliano y Simón, son quienes aportan los datos acerca de la vida de este precursor agrarista, residentes entonces en González.


La Talacha Norestefebrero 12, 2020
thumbnail_EMILIO20LOZOYA-1.jpg?fit=900%2C435&ssl=1

6min530

Por Jorge Esqueda

CIUDAD DE MÉXICO | La detención de Emilio Lozoya, exdirector general de la empresa estatal mexicana Petróleos Mexicanos (Pemex) en la administración pasada, regresó los reflectores a uno de los mayores casos de corrupción en América Latina y el mundo: Odebrecht.

La constructora, con sede en Brasil, se presentaba como la empresa latinoamericana más grande dedicada a la ingeniería, en cuya calidad recibía contratos para realizar todo tipo de obras en cualquier área de la región.

Su fama creció aún más a partir de 2014, cuando fiscales brasileños llevaron a cabo la Operación Lava Jato, que descubrió una serie de operaciones de lavado de dinero y sobornos que alcanzaron el más alto nivel político en el gigante suramericano.

Pronto se encontró que la corrupción en Brasil era sólo una de la docena de situaciones similares en otros tantos países latinoamericanos, e inclusive de África, y la propia empresa admitió que esta política la comenzó al menos desde 2001.

La forma general de operar era ofrecer dádivas, sobornos y coimas a funcionarios gubernamentales y empresarios a cambio de recibir contratos de obras públicas con precios inflados.

Con ese mecanismo fueron erigidas plantas de generación eléctrica, líneas férreas, puertos marítimos y aéreos, obras de extracción minera, extracción petrolera en tierra y mar abierto, plantas petroquímicas y nucleares, así como proyectos sanitarios y de irrigación.

La cuantía de las obras y los recursos involucrados llevó a que Odebrecht creará una división dedicada a la gestión de los sobornos (de Operaciones Estructuradas, la llamó), que se estima sumaron unos 780 millones de dólares, indicó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (CIPI).

Con esa suma la constructora ganó contratos por alrededor de tres mil 340 millones de dólares, de acuerdo con cálculos del departamento estadounidense de Justicia, que retomó el caso, pues hubo bancos de ese país involucrados y su territorio fue usado para reuniones sobre los arreglos.

Los países inmiscuidos a diversos niveles y tipos de operaciones, además de Brasil, son Argentina, El Salvador, República Dominicana, Panamá, Ecuador, Perú, Guatemala, Colombia y México, además de Estados Unidos y Suiza.

De acuerdo con los datos manejados por el CIPI, en Dominicana el esquema se aplicó, entre otras obras, a la construcción de un boulevard turístico, una autopista, varias ecovías y un acueducto.

En Ecuador el caso del cual se cuenta con más información es el del poliducto Pascuales Cuenca, donde los sobornos incluyeron a empresarios, además de funcionarios de gobierno.

En Panamá, la línea del metro capitalino, el proyecto para una planta de tratamiento de aguas también para la capital y el diseño y construcción de la terminal sur del aeropuerto de Tucumán cayeron en el esquema.

Si se trata de personas, en particular altos funcionarios, estuvo involucrado el expresidente peruano Alán García, quien se suicidó poco antes de que la policía lo detuviera.

Además son investigados los expresidentes Pedro Pablo Kuczynski, Ollanta Humala y Alejandro Toledo, además del mandatario en funciones, Martín Vizcarra.

Existen sospechas sobre el expresidente panameño Ricardo Martinelli y miembros de su entorno, mientras que el exmandatario salvadoreño Mauricio Funes se encuentra en la misma situación. Ya encarcelado figura el exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glass.

Los casos más sonados en los medios corresponden a Brasil y Venezuela.

En Brasil un numeroso grupo de políticos han sido investigados y encausados por el esquema Odebrecht, pero el más famoso es el del expresidente Luis Inácio Lula da Silva, quien rechazó todas las acusaciones y precisó que se le levantaron para evitar su regreso a la presidencia.

En Venezuela, Odebrecht reconoció en Estados Unidos que pagó 98 millones de dólares, de los cuales 35 millones fueron para campañas electorales del oficialismo.

El trabajo del CIPI precisa que en la división de Operaciones Estructuradas el secretismo era máximo, por lo que es muy posible que otros muchos involucrados, obras y sobornos no se conozcan nunca.

La empresa, fundada en 1944 por Norberto Odebrecht con sede en Salvador de Bahía y Sao Paulo, entró en proceso de quiebra que le permite seguir operando en junio de 2019, mientras su hasta entonces director ejecutivo, Marcelo Odebrecht, enfrenta una pena de 19 años de prisión por pago de sobornos.

(Notimex)


La Talacha Norestefebrero 1, 2020
Captura-de-pantalla-1372.png?fit=413%2C281&ssl=1

12min1030

A diferencia de los hombres del poder de su tiempo que se orientaban a un objetivo estatal o regional y hasta un distanciamiento del gobierno nacional, el ideario político social del General José Silvestre Aramberri Lavín, se dirige a un liberalismo pragmático de corte nacional.

Luis Alvarado

A 156 años de su fallecimiento ocurrido el 27 de enero de 1864 en Doctor Arroyo, N. L., a José Silvestre se le considera uno de los prohombres de Nuevo León, llegó a ser militar e ingeniero que lucha en la Rebelión de Ayutla, la Guerra de Reforma por el bando liberal y contra la invasión francesa.

Nacido en Valle del Río Blanco, hoy municipio de Aramberri en su honor, Silvestre llega a ser Gobernador por dos meses  de los estados de Nuevo León y Coahuila sustituyendo al general Santiago Vidaurri, en cuyo periodo se funda el Colegio Civil, cuna de la actual UANL.

Luego sería gobernador del Distrito Federal. Falleció mientras escoltaba al presidente Benito Juárez hacia el norte del país.

Hijo de Cosme Aramberri, fundador de la villa de Doctor Arroyo, y de Dolores Lavín y Arenas, ve la luz en 1816 en la Hacienda de La Soledad, Valle de Río Blanco, quien de joven es alumno del Seminario de Monterrey y se titula de ingeniero en 1851 en la capital del país.

El 29 de septiembre del mismo año, contrajo matrimonio con Rosario Lozano, viuda de Juan Ignacio Prado, en la Catedral de Monterrey.

En la Revolución de Ayutla

Para 1852 es comandante del distrito de Galeana, N. L. pero luego se incorpora a las fuerzas de Vidaurri para luchar por la Revolución de Ayutla en 1855, en cuyo bando le toca organizar tropas en las villas y pueblos del sur nuevoleonés y combatir en la capital de Coahuila.

Aramberri participa en la estrategia militar del 13 de septiembre de 1855 en que se da sitio a Anastasio Parrodi en San Luis Potosí, acción a cargo de Juan Zuazua. Luego de otras acciones más en la región, regresa a Monterrey ya como coronel y es nombrado comandante del Sexto Cantón, en el sur del estado.

Durante la Guerra de Reforma y al ser instalado el Congreso de 1856, Silvestre es electo suplente de José Sotero Noriega, diputado por el tercer distrito para luego defender la causa de Vidaurri en la Ciudadela de Monterrey al ser atacado por las fuerza republicanas del tamaulipeco Juan José de la Garza debido a la anexión de Coahuila a Nuevo León, luchando al lado de Ignacio Zaragoza.

En este encuentro entre el bando separatista de Vidaurri y el federalista comonfortista de De la Garza junto con el general Vicente Rosas Landa, confrontan y triunfan sobre las fuerzas locales tomando Monterrey lo que derivaría en el sometimiento nuevoleonés hacia la autoridad federal.

En el Convenio de la Cuesta de los Muertos

En ese mismo año resistió el estatuto de Comonfort, Aramberri, con las fuerzas del cantón de Galeana, observó los movimientos de Vicente Rosas Landa, con quien conferenció en Matehuala, lo que propició el tratado de la Cuesta de los Muertos.

Por medio de éste convenio firmado casi en los límites de Nuevo León y Coahuila, Vidaurri reconocía al presidente Ignacio Comonfort y llevaría el asunto de Coahuila al voto popular, mientras que el gobierno nacional ofreció, 8 000 pesos mensuales para la campaña contra los indios.

Pero una pesada mayoría de 4 056 contra 260 votos se decidió por la anexión de Coahuila a Nuevo León, para luego ser llevado más tarde el asunto al seno del Congreso Constituyente donde provoca largos debates, pero fue aprobada la unión de ambos estados por 60 votos contra 20.

Posteriormente en  la Guerra de Reforma,  Aramberri,  ya como liberal, sale al interior del país con Mariano Escobedo al frente del Segundo Regimiento de Nuevo León y combate en el Puerto de Carretas, mereciendo ser mencionado en el parte rendido por Zuazua.

Después de esta acción, con 500 rifleros participó en el asalto a la Bufa y en la toma de Zacatecas dirigidas por el también nuevoleonés Julián Quiroga. Posteriormente ocuparía la capital de San Luis Potosí, y de ahí prosigue a la recuperación de  Guanajuato.

En el bajío guanajuatense depuso al gobernador e impuso a José Verduzco para luego ocupar las ciudades de Silao y León y estacionarse  en Lagos a interceptar al paso del conservador Miguel Miramón.

Derrota en Ahualulco

En la Batalla de Ahualulco, con el bando liberal a cargo de Zuazua, Vidaurri y Naranjo éstas fuerzas son derrotadas por los conservadores a cargo de Miramón y Leonardo Márquez el 29 de septiembre de 1858, en las que Aramberri mandaba mil 200 hombres, auxiliado por Jesús Fernández García y Máximo Campos.

Aquí los conservadores  provocan a los liberales 672 bajas y 91 prisioneros, triunfo considerado como uno de los más brillantes logrados por Miguel Miramón, aquel que se distinguiría con brillantes acciones militares, apodado el Joven Macabeo, quien llegaría a ser presidente de la república en 1859, un año después de la batalla de Ahualulco.

Con las fuerzas norteñas vidaurristas derrotadas, Aramberri continúa al lado de Zuazua en la campaña, para volver a Monterrey llamado por Vidaurri.

Gobernador en 1859

De regreso a Nuevo León, Silvestre asume la gubernatura del estado de septiembre a diciembre de 1859, destacando en su régimen la fundación del Colegio Civil, cuna de la Universidad de Nuevo León, a la vez que se abrieron las cátedras, quedando el doctor José Eleuterio González como director del mismo.

Silvestre había subido a la gubernatura a raíz de las pugnas de Santos Degollado e Ignacio Zaragoza contra Vidaurri, quien finalmente es depuesto y Aramberri asumió el mando de la entidad. En los tres meses que dura como gobernador de Nuevo León y logra reorganizar el ejército y utiliza la facultad para iniciar las cátedras del plantel el 5 de diciembre de ese mismo 1859.

El plan de estudios abarcaba la instrucción secundaria o preparatoria y las carreras anexas de Jurisprudencia y Medicina, esta última con seis años de duración, la cual se funda el 30 de octubre de 1859 a cargo del doctor José Eleuterio González.

Vendría el fin de su gobierno y tras celebrarse una votación pública para decidir si continuaba como gobernador el propio Aramberri o el presidente del Tribunal Superior de Justicia, fue sustituido en el cargo por el abogado Domingo Martínez.

Posteriormente Vidaurri recupera la gubernatura y Aramberri es confinado en El Canelo el 16 de enero de 1860 para luego dirigir en Galeana junto con Escobedo, Lázaro Garza Ayala, Jerónimo Treviño y otros, el movimiento de los «congresistas», pero fueron derrotados en Santa Rosa y Saltillo y obligados a salir del estado.

En la última batalla de la Guerra de Reforma

Luego Silvestre viaja  a Matamoros, Tamaulipas para persuadir a José María Carvajal de que entregara armamento contratado en Estados Unidos a fin de continuar la lucha, pero cinco meses más tarde sus fuerzas a cargo de Eugenio García atacan tropas del general Juan Zuazua en Ramos Arizpe, Coahuila donde Zuazua muere por un disparo en la cabeza.

En ese mismo año 1860 se reincorpora en San Luis Potosí al Ejército del Norte, donde es designado segundo en jefe, para luego participar en el sitio de Guadalajara, del 6 al 30 de octubre de 1860, apoderándose de las posesiones de Santo Domingo.

Aquí combatiría a las tropas del conservador Leonardo Márquez en Zapotlanejo el 1 de noviembre y el 22 de diciembre participa en la victoria de Calpulalpan, la última de la Guerra de Reforma en la que los liberales al mando de Jesús González Ortega derrotan a las de Miguel Miramón.

A inicios de 1861 y por sus méritos en campaña, Aramberri es ascendido a general de brigada para luego acompañar al presidente Juárez en su peregrinaje al norte en la invasión francesa, llegando hasta Matehuala. Seriamente enfermo (se dijo que envenenado), sigue hasta la hacienda del Canelo, en el municipio de Doctor Arroyo, N. L. donde muere el 27 de enero de 1864 y es sepultado en Matehuala, SLP.

Por sus méritos, el Congreso del Estado impone su apellido Aramberri al antiguo Valle de Río Blanco por decreto del 26 de octubre de 1877. En 1926 sus restos son trasladados a Aramberri  a iniciativa de la Unión de Periodistas de Matehuala con motivo del tercer centenario de la fundación de la misión de Río Blanco.

Sus restos están sepultados en la Explanada de los Héroes, en la Macroplaza de Monterrey y una importante calle del centro de la ciudad lleva su nombre.



SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES