Francisco Cuellar Cardona

Francisco Cuellar Cardonanoviembre 30, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-20.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Se juegan la vida

 

Ya está en boca de todos el llamado a la unidad que hicieron los principales personajes del morenismo en Tamaulipas.

Primero se reunieron en el senado con Ricardo Monreal, después en un lugar neutral de la ciudad de México, coincidieron que si quieren ser protagonistas en el 2021, tienen que hacer a un lado las diferencias. Y ayer en Tampico, en el marco del Informe de la senadora Lupita Covarrubias, todos, encabezados por Américo Villarreal y Erasmo González, desde el sur lanzaron el grito de guerra para ir con todo por el 2021.

Si logran en serio superar sus diferencias, pueden dar la sorpresa, aunque saben que el PAN, de la mano del PRI en Tamaulipas, va a dejar alma, corazón y vida en las urnas con tal de mantener las posiciones que se van a disputar. 

Esta vez, a diferencia del 2019, será una batalla entre iguales, con un discurso incendiario entre las dos partes: la narrativa del gobierno federal con su lucha contra la corrupción y los conservadores del PRIAN, y el argumento del gobierno del Estado sobre los recortes injustos que han dejado a Tamaulipas sin dinero. En esa línea discursiva consistirá el debate, y serán las redes sociales y los medios de comunicación, el ring en que se dará esta batalla.

En cuanto a la sorpresiva unidad de los morenistas de la que hoy se empieza a hablar en todos los rincones del Estado, tiene su origen en la Ciudad de México. Esta se gestó desde la dirigencia nacional de Morena y se puso al frente al senador Américo Villarreal y al diputado Erasmo González, quienes juegan en el mismo equipo, y aunque a ambos les han encargado tareas extraordinarias en Sinaloa y el Estado de México, en donde operarán también los procesos electorales, en Tamaulipas empujarán tareas partidistas apoyados en el sur por el alcalde maderense Adrián Oseguera, en el centro, con Luis Lauro Reyes alcalde de Guemez y otras figuras victorenses del partido. En Matamoros fue responsabilizado el alcalde Mario López, en Reynosa, el diputado Armando Zertuche, y en Nuevo Laredo, la diputada Carmen Lilia Canturosas. 

Todos estos actores, girarán en la misma frecuencia de la dirigencia del partido que será operado por el «delegado especial» que está por llegar a Tamaulipas y quien trae el encargo de hacer conciencia entre algunas corrientes camorristas de Morena que todavía no entienden que solo unidos pueden aspirar a ganar.

La tarea no está fácil, y más cuando el gobierno panista se siente agraviado por la Federación y no está dispuesto a ceder nada. 

Morena sabe que si gana el 2021 en Tamaulipas, se enfilará con certeza al 2022; y si pierde, el PAN afianzará su hegemonía y su poder. Ninguno de los dos la tienen fácil.

Talachazos

GUSTAVO A NUEVO LAREDO.- El que se fue de Victoria a Nuevo Laredo a operar tareas del PAN, es Gustavo Rivera. El ex priísta y ex gerente de la COMAPA, fue uno de los pilares de la transición victorense a la salida de Xico. Le ordenó la casa a Pilar Gómez y luego se fue a la frontera donde Morena empieza a pisar fuerte con Carmen Lilia Canturosas. Gustavo se ha convertido en el apagafuegos más eficiente en el gobierno panista.


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 27, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-19.jpg

6min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Pacto de Unidad en el Senado

 

En Morena, lo que faltaba era un liderazgo que trabajara en la misma frecuencia del Presidente. 

Yeidckol no lo entendió, Alfonso Ramírez Cuellar, no quiso entender, y Mario Delgado, el más fiel a AMLO, no se complicó la existencia y aplicó la regla de que el que pregunta no se equivoca. 

Así, apenas le informaron que había ganado la dirigencia de Morena, preguntó en Palacio Nacional por donde había qué caminar y santo remedio: las broncas en el partido empezaron a resolverse de forma natural.

«Si no hay unidad en Morena y los pleitos continúan, olvídense de 2021 y también de la Cuarta Transformación», fue el mensaje que Delgado mandó a las tribus y a la militancia.

El primer encontronazo lo tuvo en San Luis Potosí y en Nuevo León. A los potosinos les dijo: no a la alianza con el Partido Verde, porque el candidato Ricardo Gallardo, aunque está muy bien en las encuestas, su historia tenebrosa y peligrosa dañaba a Morena, por eso decidió tumbar la unión con el Partido Verde, y pidió a los morenistas ir por un candidato que los unifique. En Nuevo León, Mario Delgado juntó a los aspirantes a la gubernatura y los hizo firmar un acuerdo de unidad; a los rijosos, los metió en cintura.

La línea que Delgado está bajando en todos los Estados, es que hagan a un lado sus diferencias y se pongan a chambear, y en Tamaulipas ya entendieron el mensaje.

Primero ocurrió en ciudad Madero, en donde el alcalde Adrián Oseguera y el diputado federal Erasmo González sorprendieron a todos y zanjaron sus discrepancias públicamente, anunciando un acuerdo de unidad donde ambos, sin duda, salen fortalecidos. 

Pero la unidad fue coronada este jueves en el senado de la República, en donde se aparecieron las figuras más emblemáticas del morenismo en Tamaulipas: el senador Américo Villarreal, el Director de RTC, Rodolfo González Valderrama, el diputado federal Erasmo González, los alcaldes de Madero, Adrián Oseguera, y de Matamoros, Mario López, la diputada Carmen Lilia Cantu Rosas, Lalo Gattás, puntero en las encuestas en la capital del Estado y los demás aspirantes Luis Lauro Reyes y Adrian Cruz Martinez.

La maquinaria pesada del morenismo tamaulipeco presentó sus saludos al líder del senado, al poderoso Ricardo Monreal, con quien acordaron un «pacto de unidad» para ganar las elecciones en el 2021. Nunca se había visto esta fotografía de figuras del Estado reunidas en torno a un objetivo. Al final del encuentro todos los actores salieron convencidos de que los pleitos y las pugnas hacen daño, por eso acordaron trabajar en una misma dirección.

Este evento ocurre a unos días de que llegue el delegado especial de Morena a Tamaulipas a organizar el proceso interno, y quieren que todos hagan a un lado sus broncas y se pongan el overol para lo que viene.

Apenas tiene un mes en el cargo y ya se siente la mano de Mario Delgado en la dirigencia. Es lo que faltaba, un dirigente.

Talachazos

CARMEN Y LALO.-  Y mientras Adrián Oseguera y Mario López, se alistan para lanzar su reelección en Madero y Matamoros, Carmen Lilia Canturosas y Lalo Gattás, aceleran el paso en Nuevo Laredo y Ciudad Victoria en donde están amarrados para ser los abanderados de Morena. En Reynosa, Rigo Ramos sigue creciendo, lo que hace suponer que Morena y PAN se disponen a dar una de las batallas mas reñidas en la historia electoral de Tamaulipas.

En el 2019, Morena y sus candidatos fueron vapuleados de forma vergonzosa, pero esta vez, dicen los ahijados de AMLO, vienen por la revancha.


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 26, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-17.jpg

7min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

NL, Tamaulipas y el 2022

 

Así como Nuevo León, es hoy el territorio del país más codiciado, electoralmente hablando, por un grupo de empresarios poderosos, y por el gobierno de la Cuarta Transformación y su partido Morena, en el 2022, Tamaulipas lo será, para estos actores.

Ambos, desde varios ángulos trabajan para darle la pelea al PAN que hoy es gobierno y que saben va a pelear con uñas y con dientes el 2021 y el 22.

No pocos se preguntan ¿por qué Tamaulipas es el Estado que todos quieren?. 

En un diagnóstico sobre lo que ha sido Tamaulipas en los últimos sexenios y como se ha convertido en un territorio apetitoso para hacer negocios y política, empresarios regios y algunos funcionarios federales han puesto su mirada en su estado vecino, en donde tienen intereses de todo tipo. 

Porqué el gobierno federal, empresarios, partidos políticos y hasta la misma delincuencia organizada a través de sus diferentes cárteles, luchan con todos sus recursos para mantener el control político, gubernamental y económico del territorio tamaulipeco?.

La respuesta es muy simple, concluyen:

Es el Estado que geográficamente tiene las distancias más cortas entre el norte y el sur, y es un punto de referencia de primer nivel con Europa a través de sus puertos marítimos de Altamira y Matamoros. 

Tamaulipas tiene más de 300 kilómetros de frontera con el Estado más rico de Estados Unidos: Texas, además de contar con 17 cruces o puentes de comunicación, que no tienen Tijuana, ni cuidad Juárez, ni Piedras Negras, ni Colombia, Nuevo León. El 70 por ciento del comercio internacional hacia Estados Unidos, Canadá y América Latina, pasa por los puentes de Nuevo Laredo, Reynosa y Matamoros. 

Más del 50 por ciento de la recaudación de impuestos para la hacienda federal por concepto de comercio internacional, se hace en el Estado, que hoy por cierto son motivo de disputa y discusión entre el gobierno de AMLO y la administración estatal. 

Los 400 kilómetros de litoral con el Golfo de México, hacen que el comercio marítimo, terrestre de todo tipo, hasta de droga quiera cruzar por territorio tamaulipeco. Según la DEA, por carreteras, caminos, brechas, montañas y puentes del Estado llega más del 50 por ciento de la droga a los Estados Unidos. De ahí que todos los grupos delictivos peleen por su pedacito de Tamaulipas.

Los ranchos ganaderos más grandes del norte del país, cuyos propietarios viven en Nuevo León, están en la zona de Aldama, Soto la Marina. La Cuenca de Burgos que tiene las reservas de gas más grandes del mundo, están en la zona de Reynosa, San Fernando y Valle Hermoso, además de la región de Nuevo León, Coahuila y Texas.

Grupos empresariales de Nuevo León y el mismo gobierno federal, al margen de sus diferencias políticas alistan para el 2021 y 2022, proyectos de gran inversión para detonar el desarrollo de Tamaulipas, del que dicen se ha frenado por culpa de gobiernos que no han tenido la visión ni los alcances para aprovechar los recursos naturales y ubicación geográfica del Estado.

En esta carpeta de estrategias, los empresarios de origen regio, quieren primero contar con un gobierno que simpatice con su proyecto, y para ello han cruzado información con el gobierno de la Cuarta Transformación para empatar acuerdos y luchar por llegar al Estado.

¿Quién puede ser el que encabece los intereses de estos grupos?. No se sabe. Lo que sí es cierto es que ya empezaron a trabajar para apuntalar proyectos políticos afines, que pueden ser de Morena o de una coalición de partidos que respondan a estos intereses macroeconómicos y de desarrollo.

En el 2022, Tamaulipas está en la agenda de Nuevo León y en la del gobierno de la 4T. Con la diferencia que dentro de dos años, empresarios regios y federación harán causa política común, cosa que hoy no hacen por NL.

Tamaulipas, coinciden, no puede seguir siendo una zona silenciada donde solo se hable de narcotráfico, crimen y delincuencia. Los tiempos tenebrosos del priismo y sus herencias, deben cambiar por una etapa de luz y esperanza. 


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 25, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-18.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Pilar tampoco puede

 

El ánimo de los victorenses, está cada vez peor. No hay trabajo, no hay inversiones, no hay circulante, no hay agua, las ejecuciones y la violencia continúan, las calles están destrozadas, cada vez cierran más negocios, y las familias se siguen yendo de la ciudad ante la falta de oportunidades. La ciudad está rota y en el más completo de los olvidos.

Cuando corrieron a Xico de la alcaldía, se pensó que las cosas cambiarían, pero resultó peor; es increíble que a 50 días de la llegada de Pilar Gómez a la Presidencia, algunos empiecen a extrañar el «terrible Xico». De ese tamaño está la crisis en la capital tamaulipeca.

Pilar no puede. Y no porque le falte capacidad para hacerlo, sino porque el mal que le hizo Xico a Victoria no se soluciona de un día para otro. Se necesita, además de mucha voluntad, mucho dinero y no lo hay; 2021 será un año de austeridad obligada.

En las colonias, en los fraccionamientos fifís (si es que quedan), en las calles, en los cafés, en los centros de trabajo y en las oficinas públicas la desesperanza continúa; los comentarios adversos al gobierno municipal no cambian. A Pilar Gómez, dicen, solo le permitieron hacer los cambios de fachada; es decir, los funcionarios que llegaron, siguen haciendo lo mismo que los que se fueron: se sirven o se embolsan lo poco que queda. La voracidad con la que llegaron, supera en mucho a Xico y a su banda de saqueadores.

El desencanto entre el mismo equipo de la alcaldesa sustituta, empieza a cundir. No hay presupuesto para atender los compromisos que se acordaron. El gobierno municipal va en picada, pues el daño en servicios e infraestructura es cuantioso y no hay dinero que alcance para volverle la vida a la cuidad y a sus habitantes.

A Pilar y al PAN en Victoria tampoco les va alcanzar para ordenar el cochinero que dejó Xico, y menos para aspirar a la reelección. Para que la capital vuelva a tener vida económica y pueda ser una ciudad habitable, van a tardar por lo menos diez años, lo dicen los mismos hombres de la Cámara de Comercio que viven los estragos de la crisis desde el último año del gobierno de Egidio Torre que empezó el calvario victorense.

«Victoria debe ser rescatada por los victorenses», dicen algunos líderes de la Canaco que empiezan a coquetear con algunos aspirantes de Morena.

El humor social en la capital, es de enojo, de resentimiento, y no son pocos los que esperan la hora para cobrar agravios. De Pilar, insisten, puede tener buenas intenciones pero trae una marca que no le ayuda en nada.

Lo que mal empieza, mal acaba, dicen. Y Pilar lleva la misma ruta de Xico.

Talachazos

RECONCILIACIÓN EN EL SUR.- El alcalde de Madero, Adrián Oseguera y el diputado federal, Erasmo González, ambos de Morena, fumaron la pipa de la paz y pactaron trabajar para hacer fuerte al partido y ganar el 2021. Las diferencias existían entre Adrián y Erasmo, pero al final entendieron que confrontados le estaban haciendo el juego a los adversarios. Hoy han decidido ir de la mano tras la reelección: uno por la alcaldía y el otro por la diputación federal.

En este acuerdo, no está ajeno Mario Delgado líder nacional de Morena con quien Erasmo tiene derecho de picaporte. La recomendación del dirigente fue que donde haya grupos con discrepancias, se sienten y piensen en la unidad del partido. Adrián y Erasmo lo entendieron y ahora ya caminan en la misma dirección.


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 24, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-16.jpg

4min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuellar Cardona

Delegados, «con todo poder»

 

Después del gran fracaso que fueron los «superdelegados» federales, el gobierno de la Cuarta Transformación y Morena no quieren volver a equivocarse y han decidido mandar, bajo otro esquema y una nueva estrategia, a los delegados especiales que conducirán los procesos electorales del partido en los Estados.

Para los 15 Estados donde se renovarán las gubernaturas, ya han sido designados directamente por el Presidente López Obrador (por si alguien tenía alguna duda). Los 15 delegados, casi todos senadores de la República, llegan a los Estados con poderes plenipotenciarios para decidir candidaturas a todos los cargos. En el resto de las entidades también llegarán «Delegados especiales» que harán el trabajo de las dirigencias estatales y a quienes todo mundo ignora por carecer de auténtica representatividad. Igual, tendrán todo el poder para decidir candidaturas bajo las reglas y principios de la dirigencia nacional de Morena.

El encargo número uno que han recibido los delegados morenistas de parte Mario Delgado es no caer en las tentaciones de los poderes locales, que serán muchos, y tampoco ceder a las presiones y amenazas que también serán muchas.

Las candidaturas a gobernador, alcaldes, diputaciones locales y federales, serán por encuestas o por consensos, y la última palabra, en caso que se compliquen los casos, será decidido por la dirigencia nacional.

El segundo encargo a los Delegados morenistas, y quizás el más importante, es documentar todo incidente que pudiera ser considerado «delito electoral», como es el reparto de despensas, quitar credenciales para votar, coacción o compra del voto.

Los más interesados en judicializar el proceso electoral del 2021 será Morena y sus candidatos, porque están conscientes que solo mediante el uso de ese recurso pueden frenar los abusos, robos, amenazas, que son conductas muy recurrentes de parte de los gobiernos locales; por eso están recomendando a militantes y dirigentes denunciar y documentar toda acción que parezca o sea ilegal.

Sobre el origen o identidad de los «delegados especiales» de Morena, se ha decidido que sean totalmente ajenos a la entidad a donde serán enviados, pues no quieren que sus decisiones puedan ser movidos por un interés local. Y para que no lleguen a «ciegas» ya están siendo capacitados e informados sobre el territorio que van a operar. Por ejemplo se les dirá quiénes son los «grupos políticos» de lo que deberán cuidarse y mantenerse alejados. Llegarán con un librito que contiene el ABC sobre qué hacer en casos de emergencia.

También tienen la recomendación de mantenerse alejados por completo de los «superdelegados» federales, quienes han perdido toda la confianza del gobierno y de Morena.

Su permanencia en cada Estado será costeada con recursos de las prerrogativas de Morena y se les ha prohibido aceptar regalos o que sus cuentas en restaurantes u hoteles sean cubiertos por aspirantes o personas extrañas.

Los acuerdos que tomen, serán respetados por la dirigencia nacional. Su poder, será casi absoluto en todo.


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 23, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-15.jpg

6min0
LA TALACHA 

Por Francisco Cuéllar Cardona

Alianza por conveniencia

 

Cuando Luis René, «El Cachorro» Cantú Galván declara que la alianza PRI-PAN en Tamaulipas para el 2021 no es necesaria y que no la necesita, podría verse como un desplante de soberbia, pero no. Existe una razón poderosa atrás de esa declaración: Todos los operadores del PRI, están en la nómina del PAN; trabajan desde el 2016 para el blanquiazul, y los otros pocos, se han ido a Morena. 

El PRI, como marca electoral, más que ayudar, perjudica. Por eso tiene sustento el dicho del dirigente panista. Sin embargo, sí habrá alianza PRI-PAN, pero será solo en los municipios o distritos federales que le convengan al blanquiazul. 

El PAN va jugar con el «librito» de la política. Usará la franquicia tricolor en esta ocasión, pensando en dos objetivos: ganar la mayor parte de los cargos de elección, sobre todo diputaciones, para cumplir con el Pacto de los gobernadores de arrebatarle el mayor número de espacios en el Congreso de la Unión al Presidente López Obrador, y ganar las alcaldías más grandes del Estado (Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria, Tampico y Madero) para desde ahí operar la sucesión del 2022.

Ya la semana pasada el PRI estatal a través de sus consejeros le dieron el aval al líder Edgardo Melhem para que pueda amarrar las alianzas que necesite el partido en el 2021. Incluso, el mismo riobravense admitió que pueden ir aliados con el PAN en por los menos seis municipios; luego entonces, no debe extrañar que esa polémica alianza se de en los municipios arriba mencionados. 

Pero el PRI también tiene su objetivo: recuperar territorios, aunque sea de la mano del PAN. En ese contexto, se podría estar construyendo una candidatura en común en la capital tamaulipeca, llevando a Oscar Almaraz como abanderado, pues es del dominio público que el priísta ya opera para el PAN, y su cercanía con la alcaldesa Pilar Gómez es por todos conocida, como también lo hacen Gustavo Rivera, Cesar Saavedra, hombres del primer círculo de Almaraz.

En las encuestas del PRI, Almaraz está muy arriba. Incluso, un mano a mano con Lalo Gattás puntero en los sondeos de Morena, el priista-panista Almaraz, ganaría la elección.

En el primer escenario para la capital victorense, sin embargo, sigue estando una reelección del Pilar Gómez, siempre y cuando enmiende los errores y el cochinero que dejó Xico, cosa que se antoja casi imposible. Por eso no es imposible que Almaraz esté en la agenda inmediata del PAN.

Incluso, no solo para la alcaldía, sino para la diputación federal.

Con estos hipotéticos escenarios, el PRI y el PAN caminan de la mano hacia el 2021. Las alianzas formales o de facto, están amarradas. En enero, cuando se cierren los registros de las alianzas, podrán ver la luz los acuerdos que desde ahora están pactados.

Talachazos

EL ACTIVISMO DE AMÉRICO.- El pasado viernes, el senador Américo Villarreal Anaya, se llevó los reflectores en la capital del país en el Foro virtual «Experiencias y Desafíos del Covid-19», que organizó y moderó, teniendo como invitados a representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), además de directivos de la salud de los países de México, Colombia, Brasil y Argentina. Por México asistió el subsecretario Hugo López Gattel.

Américo, además de tener tareas partidistas en Morena, como la reciente designación como delegado especial en Sinaloa, está teniendo eventos en el senado y muchas tareas políticas que le ha encargado directamente el Presidente López Obrador. Esto lo convierte, junto con Rodolfo González Valderrama (RTC), en el tamaulipeco con más activismo en las más altas tareas del gobierno de la Cuarta Transformación. 


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 20, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-14.jpg

6min0

 

LA TALACHA 

Por Francisco Cuéllar Cardona

Reynosa, en el radar de Morena

 

Ganar Reynosa en el 2021, para el PAN y Morena, es llevarse la joya de la corona en Tamaulipas. La ciudad fronteriza es, como todos saben, además de ser la casa del gobernador, la capital política del Estado. Por eso, ganarla para el PAN es clave. Perderla, le descompondría

al partido parte del proyecto del 2022, dicen. 

Hasta ahora, lo que se sabe es que el candidato a la alcaldía del PAN, sería el diputado y líder del Congreso, Gerardo Peña, quien tendría la misión de ganar, y de inmediato brincar como candidato a la gubernatura; es uno de los escenarios principales, por eso la prioridad es ganar.

Gerardo Peña, aseguran, es el delfín principal del panismo para el 2022, pero tiene que ser pasado por las urnas en Reynosa para mantener el control del municipio más importante, política y electoralmente.

Pero tienen enfrente al diputado morenista Rigo Ramos, que hoy se ha colocado como la principal amenaza para la hegemonía panista en Reynosa. Al empresario y legislador de manera natural ya sumó a la alcaldesa Maki Ortiz, y las principales figuras del priísmo. Incluso otro morenista que también quiere ser, es el diputado federal Armando Zertuche, de quien asegura, se sacrificaría, de ser necesario, para formar un frente amplio para arrebatarle el poder al PAN en Reynosa, y de peso, descarrilar el proyecto de Gerardo Peña. 

Al «superdelegado» José Ramon Gómez Leal «JR», no lo hacen en este proyecto, pues desde México han pedido no tomarlo en cuenta porque se volvió un personaje no confiable.

Rigo Ramos se convirtió ya en el aspirante a la alcaldía más fuerte y en las encuestas aparece como el rival a vencer. La noticia sobre el posicionamiento del legislador morenista ya llegó a la Ciudad de México y la dirigencia de Morena en manos de Mario Delgado y Citlali Hernández, han decidido poner bajo la lupa el «Caso Rigo». Así en esta agenda de prioridades de Morena, Reynosa ya está en el radar nacional. 

En los escenarios del PAN para el 2022, en caso de que el plan A, en el que se ha incluido a Gerardo Peña, se complicara, entraría el plan B en el que está considerado el alcalde de Tampico, Jesús Nader, quien silenciosamente está creciendo dentro del PAN como aspirante. Aunque se ha vuelto ya una costumbre que el gobernador Cabeza de Vaca camine por las calles y plazas de Tamaulipas, no es casual que este miércoles se placeara con Chucho Nader en la plaza de Armas del puerto donde degustaron aguas frescas y licuados en la famosa refresquería de El Globito.

Jesús Nader, dicen en el primer círculo del poder del PAN, está muy vigente. 

Y en el escenario C, del 2022, estaría el alcalde de Nuevo Laredo, Enrique Rivas Cuéllar, a quien desde ahora lo ubican como virtual candidato a diputado federal en las elecciones que vienen. Rivas, es de los alcaldes mejor evaluados no solo en el Estado, sino en el país, que lo colocan en automático en la carrera por la sucesión panista.

En cuanto a Maki Ortiz, que figuraba en la lista panista, está por completo descartada. Sus «alas», aseguran, ya surcan cielos morenistas y estaría ya trabajando para Rigo Ramos, quien se ha convertido en el personaje principal del morenismo en la lucha electoral del 2021.

Talachazos

VA PAN-PRI por seis municipios. Aunque las alianzas se registrarán hasta el mes de enero para las elecciones municipales y federales en Tamaulipas, el PAN tiene definido buscar una coalición con el PRI solo en seis municipios. Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Victoria, Tampico y Madero. En estas ciudades, los candidatos serían del PAN, que si los gana, son suficientes para llevar mano y pelear la gubernatura en el 2022.


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 17, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-12.jpg

6min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuellar Cardona

Las Alianzas del «Diablo»

 

A menos de 72 horas que concluya el plazo para registrar las alianzas electorales para el 2021, todo parece indicar que lo que parecía imposible, será posible: va la alianza PRI-PAN para derrotar a Morena a como de lugar. 

Esta alianza que militantes y la clase política tradicional jamás imaginó, lleva la bendición de los poderosos hombres del dinero en México que han decidido venderle el alma al diablo con tal de quitarle poder político a López Obrador y su Cuarta Transformación.

Bastó una reunión de los empresarios del país, particularmente los de origen regio, con los dirigentes nacionales del PRI, Alejandro Moreno y del PAN, Marko Cortés para que bajaran la línea a sus liderazgos estatales, notificándoles que la alianza estaba concretada, les gustara o no.

José Antonio Fernández Carbajal, «El Diablo», empresario regio, no está ajeno a estas alianzas partidistas jamás imaginables. Para entender esto hay que recordar aquella frase del «Diablo» que llegó a oídos de Palacio Nacional luego que su empresa Femsa, fue obligada a pagar casi 9 mil millones de pesos de impuestos al Sistema de Administración Tributaria (SAT), «Voy a pagar al SAT, pero si es necesario pondré el doble para sacar a AMLO en 2022», lo advirtió.

De aquella «diabólica» expresión, hicieron eco muchos empresarios y los llevaron a los partidos PRI y PAN de quienes se asegura, tendrían la promesa de recibir por primera vez, dinero privado para sus campañas el próximo año, de ahí que hayan dado luz verde a las polémicas alianzas.

De hecho, también es del dominio público que Gilberto Lozano, quien encabeza el Frente Anti AMLO, llamado FRENAA, es financiado por El «Diablo» Fernández.

Entonces, a partir de estos arreglos inéditos, se entienden las alianzas electorales, a las que igual se han sumado la mayoría de los gobernadores opositores a López Obrador, mismos que atendieron la recomendación del chihuahuense Javier Corral de ganarle la elección del 2021 al Presidente, y de esa forma se cobrarían la afrenta de los recortes presupuestales.

Existen sin embargo dos dudas sobre estas alianzas: 

La primera es que muchos líderes priístas y panistas, no están de acuerdo del todo con esta Alianza cupular. Algunos la aceptarán y a regañadientes trabajarán juntos en las campañas.

La segunda duda es cómo van a llegar los líderes con la militancia de pie y decirles que ahora PRI y PAN se han hermanado para ganar una elección, cuando históricamente han estado confrontados y con odios irreconciliables.

Con los panistas y priístas de abajo, no existe civilidad ni intereses que valgan; se pueden dar los acuerdos arriba, pero entre la militancia eso es imposible; ahora ya piensan y actúan con libertad; dejaron de ser borregos que ciegamente obedecían «dedazos» e «imposiciones». 

No pueden cerrar los ojos a la realidad, más cuando hay muchos militantes de estos partidos que ven en Morena una opción atractiva electoralmente hablando. Priistas y panistas ya votaron por Morena en el 2018, ¿por qué descartar que no lo vuelvan hacer de nuevo?. 

Esta alianza PRI-PAN, no deja de ser un volado.

Los intereses de las cúpulas empresariales y de los líderes nacionales de los paridos, no son los mismos de la militancia. Abajo hay otros tipos de «diablos», «Alitos» y «Markos». Aguas con eso.


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 17, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-11.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuellar Cardona

Samuel vs Colosio

 

Desde hace dos años, en las encuestas del PAN de Nuevo León, Luis Donaldo Colosio Riojas, por encima de los aspirantes azules, aparecía muy arriba en las preferencias ciudadanas, por eso no extraña que este partido esté condicionando una alianza con Movimiento Ciudadano pero que el candidato sea el hijo del candidato presidencial caído en desgracia en 1994, en Lomas Taurinas.

Está probado también, que el PAN, no quiere al senador Samuel García, a quien al interior del partido le llaman «El Bronquito», porque es un personaje que muy fácil choca con todos, y que en lugar de confianza, inspira desconfianza entre el electorado. Aparte, aseguran, que sus frivolidades son su principal debilidad, que en política cuestan derrotas.

Y aunque algunos opinan que esta contienda interna en Movimiento Ciudadano entre Samuel y Colosio es una disputa arreglada con fines propagandísticos y mediáticos en la que ambos están de acuerdo, la verdad es que siempre se dijo que en MC no caben los dos, porque a ambos les gana el protagonismo, sobre todo al senador García quien siempre se pone al frente de todos los actos, discursos e iniciativas; algunos creen que una dosis de humildad no le vendría mal. En el caso de Colosio, le apuesta al peso de su apellido, por eso no sorprendió que este lunes propusiera  una consulta ciudadana, a sabiendas que ahí tiene ventaja sobre su ahora rival.

Colosio y Samuel, saben que hay una rivalidad natural entre ambos, incluso el mismo Dante Delgado lo sabe, pero juega con los egos e intereses de los dos. A Samuel lo usa en el senado por sus buenos dotes de tribuno, lo tiene como un golpeador y duro crítico de la 4T, y a Colosio lo confecciona y cuida para el futuro; «Luis Donaldo será una figura política en Nuevo León y México con quien MC puede convertirse en un partido de estructura nacional», ha dicho el veracruzano en algunas ocasiones; por eso lo protege y evita que se desgaste; Dante ejerce sobre él una paternidad política, por eso lo cuida.

Este proceso interno, aseguran, Dante Delgado aceptó realizarlo porque quiere darle a Colosio una proyección nacional, al margen del resultado que se tenga; es más, gane quien gane la candidatura, se antoja muy difícil que haya una alianza con Acción Nacional, aun ganando Colosio.

Del senador Samuel García, la mayoría coincide y Dante Delgado está de acuerdo, que es muy prematuro postularlo a la gubernatura. Primero porque está muy desgastado y proyecta una ambición personal que desagrada adentro y fuera de MC. El mismo se construyó una imagen en redes sociales que contrasta con lo que Nuevo León necesita, de ahí que la sugerencia que se hace es que termine el senado en el 2024, y ya con más madurez, replantee su proyecto; su hiperactividad lo llevó a querer volar cuando apenas estaba aprendiendo a caminar. Samuel es un cuadro político de valor en Nuevo León, que igual que Colosio primero hay que pulir. En cinco o seis años, estarán listos para cualquier proyecto estatal o nacional. Tienen juventud y aprenden rápido, pero les falta conocer el oficio de la política, que solo lo da el tiempo; ya están en la ruta, pero acelerarlos ahora, pueden descarrilarse.

Lo que necesitan Colosio y Samuel es que no les ganen las ambiciones que los pueda llevar a una ruptura; el riesgo existe y en esta elección interna puede ocurrir lo peor. Los dos deben entender su realidad, sus alcances y sus fortalezas.

En esta elección se va a ver de qué están hechos. La prudencia, en medio de su ímpetu, será quien los salve.


Francisco Cuellar Cardonanoviembre 16, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-10.jpg

9min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Los delegados especiales de Morena

 

Antes y después de la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación 2021, Morena y sus legisladores han sido sometidos a una fuerte metralla de cuestionamientos por la oposición, que seguramente serán utilizados como bandera para desgastarlos ante los electores en la elección que viene. En Palacio Nacional y en la dirigencia nacional del partido lo saben, por eso ya empezaron a trabajar para enfrentar las coaliciones y las campañas que se avecinan.

El viernes pasado, en la sesión de Comisión Nacional de Elecciones de Morena, se tocó el tema y en ese contexto se palomeó la lista de los 15 delegados especiales que operarán la elección en los estados donde se renovarán las gubernaturas, y donde fue incluido el senador tamaulipeco Américo Villarreal Anaya, que va al Estado de Sinaloa.

Solo en Nuevo León, la encuestas para la gubernatura, Morena no encabeza las preferencias, pero en las 14 entidades restantes sí, por eso la designación de delegados especiales se dio con la indicación de cicatrizar heridas, reconciliar y cerrar filas entre los grupos morenistas para meterse de lleno en las estrategias y en el armado de estructuras para llevar a la gente a votar el próximo año.

Trascendió incluso, que en los nombramientos de los delegados especiales de Morena, participó el propio Presidente, pues está decidido a enfrentar con todo el poder del Estado la elección del 21 en donde está en juego su futura y su cuarta transformación.

Mario Delgado, ya como presidente de Morena, está consultando todo con el Presidente, cosa que ni Yeidckol Polevsnky, ni Alfonso Ramírez Cuéllar hacían, primero porque creyeron que la narrativa de la «sana distancia» entre el partido y el Presidente era cosa seria, cuando la realidad es todo lo contrario.

Por los rumbos de Tamaulipas causó sorpresa para unos y envidia para otros, que el senador Américo Villarreal Anaya fuera incluído en la lista de los delegados especiales, y más que fuera enviado a un Estado como Sinaloa en donde, el actual gobernador Quirino Ordaz, es de origen priísta, además es un territorio de alto riesgo porque ahí operan poderosos grupos de la delincuencia que por años han influido en la toma de decisiones políticas en la entidad.

Apenas se conoció la designación del senador Villarreal, no faltaron algunas opiniones y análisis simplistas afirmando que lo sacaban del Estado y en automático de la lucha por la sucesión en el 2022, cuando en la realidad lo están colocando ya en la operación política de Morena, que es el deseo de cualquier aspirante con proyecto político en el futuro.

Se tiene que ver desde una óptica real que a Villarreal Anaya le están dando ya tareas partidistas y no solo legislativas en el Senado, y más aún cuando AMLO participó en la integración de la lista de delegados especiales en los 15 Estados. Ojo con eso.

Esto hay que decirlo, a Américo no lo hace más, ni tampoco menos en su proyección al 2022, sino que lo coloca a la par, en la contienda sucesoria como a Rodolfo González Valderrama y a Héctor Garza González, El Guasón que como Américo, son los únicos que traen el aval de Palacio Nacional de placearse sin objeciones por Tamaulipas; los demás solo sudan aspiraciones guajiras como el superdelegado “JR” y sus promotores.

Américo tiene la responsabilidad de sacar adelante esa tarea, que si lo logra entonces habrá que empezar a hablar más de sus posibilidades; obvio, sin restar a los otros.

Por lo pronto, bien por el senador que va ni más ni menos a la tierra donde el Chapo y el Mayo Zambada siguen siendo los todopoderosos, incluso de el mismo gobierno priista que está en el poder, y que la mayoría de las encuestadoras nacionales lo colocan como de los mejores calificados del país. 

La indicación que llevan los delegados especiales de Morena a los Estados, es precisamente contrarrestar la campaña negativa que se le vino encima, tras la discusión y aprobación del polémico Presupuesto de Egresos del 2021.

Talachazos

GUSTAVO Y CÉSAR, CON TODO EL PODER.- Con la llegada de Pilar Gómez a la alcaldía de Victoria, dos ex priistas (o no se sabe si aún lo sean) han recobrado singular relevancia y protagonismo en el ayuntamiento victorense: Gustavo Rivera, que hasta donde se sabe no tiene ningún cargo oficial, y César Saavedra, secretario del Ayuntamiento.

Ambos: Gustavo y César son los que mueven la agenda completa de la alcaldesa, incluso, son ellos con otros “distinguidos” priístas los que operan ya el trabajo de reelección de Pilar Gómez.

Se entiende que Gustavo y César están ahí por instrucciones del gobernador, pero hay también quien afirma y asegura que el poder tras el trono en Victoria es el senador Ismael García Cabeza de Vaca a quienes Gustavo y César le rinden cuentas directamente. 

El Ayuntamiento de Ciudad Victoria, a pesar de tener a los victorenses Gustavo y César como referentes, son una sucursal de Reynosa en lo político, en lo administrativo y en lo laboral. Es por eso que, a pesar de que se fue Xicoténcatl González Uresti y toda su gente, el enojo de los victorenses es más alto, porque aseguran que hoy están peor que antes. La administración municipal es una dependencia más de Reynosa, donde el «alcalde» verdadero se llama, Ismael García Cabeza de Vaca.



SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES