Francisco Cuellar Cardona

thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

6min460

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Los mensajes para el «Cachorro»

Mientras en Morena, los aspirantes a la gubernatura andan desbocados y sin rienda, cabalgando por todo Tamaulipas, en el PAN, los que quieren, solo lo confiesan en voz bajita; no quieren que el gobernador, quien será el gran elector en el partido, los pueda sacar del juego sucesorio antes que este empiece. En el PRI, ya dos levantaron la mano: el nuevolaredense Ramiro Ramos, y el victorense Enrique Cárdenas del Avellano.

La gubernatura que estará en juego en el 2022 en Tamaulipas, será de seis años, y no de dos como algunos creen y especulan, aunque la reforma política va a tener que hacerse en el Congreso del Estado para definir tiempos y formas de la elección que viene. Por eso los que aspiran, ahora que ha iniciado la segunda mitad del gobierno de los «vientos del cambio» han entrado en el proceso de integración de cuadros y alianzas. La lucha por la gubernatura será muy reñida y se peleará con uñas y con dientes.

Al interior de Acción Nacional, los grupos tradicionales del partido han empezado a mandar mensajes al «Cachorro» Luis René Cantú Galván para que desde ahora, la candidatura del futuro candidato a gobernador se construya bajo un gran consenso, incluso, están pidiendo a los que aspiren, a que se abran y lo manifiesten, pues a pesar de estar en el poder, visualizan una elección en el 21 y en el 22 muy competida y no quieren sorpresas.

Los grupos azules, saben que toda la responsabilidad de la decisión y definición del candidato estará en el gobernador Cabeza de Vaca, y quieren ayudarlo para que el que llegue, tenga el respaldo de todos. Van a sugerir a que se convoque a una reunión de prospectos y que se fijen reglas de lealtad y armonía.

Sobre los que desean ser y que lo han manifestado en corto, y los ojos de la opinión pública ven con posibilidades de encabezar el proyecto del PAN en el 2022: Gerardo Peña, Ismael Cabeza de Vaca, Maki Ortiz, Enrique Rivas Cuéllar y Chucho Nader, el panismo de a pie, les está pidiendo que se suelten para que crezcan y sean visualizados por la sociedad tamaulipeca. Coinciden que el arranque oficial de la sucesión será luego del resultado del 2021, pero desde ahora debe confeccionarse el gran proyecto. Amarrarlos ahora, sería ceder el terreno a los caballos de Morena que galopan desenfrenados por la praderas tamaulipecas. Por eso le están solicitando a Luis René Cantú, como líder formal del partido empiece a trabajar en el tema.

Los números y las preferencias, al menos ahora, favorecen al PAN, pero Morena y el gobierno de la Cuarta Transformación están decididos a ganar todas las gobernadores que del 21 y 22. AMLO, lo dice sin sonrojarse que Acción Nacional es el partido que le preocupa, no el PRI; los tricolores son aliados oficiosos que desde ahora trabajan para él.

Bajo esa perspectiva, los grupos del PAN de todo el Estado, piden al «Cachorro» Cantú Galván, ponga oídos de elefante para que escuche e incluya a todos. Aun falta tiempo, pero este corre rápido y no perdona omisiones. Hay que actuar ya, insisten las voces panistas.

 


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min350

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

La 4T, por todo el poder

Mientras en Morena, los pleitos por las dirigencias no paran, en el círculo interno del Presidente López Obrador ya piensan en el 2021 y 2022 en donde quieren ganar a como dé lugar la mayoría de las diputaciones federales para seguir teniendo el control en la Cámara Baja. También están decididos a ganar las 15 gubernaturas y las mil 772 alcaldías que estarán en juego.

La campaña por el 2021, el presidente la inició el mismo día que tomó posesión en el cargo, saliendo los fines de semana a pueblos y rancherías del país, convenciendo a la gente que la Cuarta Transformación es lo mejor que le ha pasado el país. Y si antes eran solo los fines de semana, ahora serán dos días más en los estados, los que estará el Presidente. El sabe, y su grupo que toma las decisiones, que la revocación del mandato será aprobado en las urnas antes de las elecciones del 6 de junio del 2021 a través de un proceso en donde volverá a estar en una boleta electoral.

AMLO va con todo por el 2021 y en su gabinete también trabajan algunos funcionarios para integrarse a esta cruzada futurista. Esteban Moctezuma Barragán, secretario de Educación ya está perfilado para buscar la gubernatura en San Luis Potosí por Morena. El abuelo de Moctezuma Barragán fue gobernador potosino, y desde siempre, el ahora funcionario de educación ha soñado con gobernar la tierra de sus antepasados. En el sexenio de Ernesto Zedillo, cuando fue secretario de Gobernación se movió para serlo, pero las condiciones no se dieron. Ahora sí, incluso, aseguran que el mismo gobernador potosino, Juan Manuel Carreras, ve con buenos ojos ese proyecto. El presidente López Obrador ya lo palomeó, dicen. Otro hombre del gabinete que también quiere volar con las alas de Morena, es el sonorense Alfonso Durazo quien al final de este año dejaría el cargo de secretario de Seguridad para irse como candidato a gobernador en Sonora.

En esta fiebre futurista se mueve el gobierno de la Cuarta Transformación a pesar de los conflictos internos de Morena. Sin embargo este acelere ha provocado que grupos y personajes se desboquen. En Nuevo León, para el 2021, Tatiana Clouhtier, que aparece en primer lugar en la mayoría de las encuestas trae un activismo acelerado, aunque es mal vista por los grupos locales que no alcanzan a aceptar a la hija del «Maquío» como regiomontana, y la ven como forastera.

En Tamaulipas, los morenistas no se quedan atrás: el tampiqueño, Rodolfo González Valderrama, director de Radio, Televisión y Cinematografía se ha empezado a placear por todo el Estado sumando apoyos y simpatizantes. Su principal fortaleza, dicen, es su amistad con el Presidente López Obrador quien le ha dado permiso para moverse por la geografía tamaulipeca para tantear el terreno con miras al 2022. Rodolfo compite con otro funcionario federal de alto rango como Héctor Garza González, Oficial Mayor de la SEP, y quien tiene la misma aspiración, ademas de ser también muy cercano a AMLO. El senador Americo Villarreal, que también tiene cercanía con el Presidente, aspira a la candidatura y está armando un grupo interesante. Otros más locales como los alcaldes de Madero, Adrian Oseguera y Mario López de Matamoros, trabajan por el mismo objetivo.

El gobierno de la 4T ha dado vía libre a todo un ejército de personajes en busca de todo el poder, y es el presidente quien está jalando la punta de los proyectos futuristas. Los aspirantes, ya están corriendo.


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min330

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

«JR» fuera de la mesa

 

José Ramón Gómez Leal, que no ha sido en la práctica, ni «súper», ni «delegado» en Tamaulipas del gobierno federal, no entrará más a las mesas diarias de seguridad que celebra el gobierno del Estado, en donde nunca fue bienvenido y tampoco fue bien visto. La decisión de no invitarlo o no dejarlo entrar a estos encuentros, se acordó el pasado martes en la reunión de la Conferencia Nacional de Gobernadores, celebrada en la cuidad de México, y este miércoles, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, hizo oficial el acuerdo cuando se le preguntó sobre el tema.

“Hay un acuerdo que se hizo, donde no hay necesidad de que ellos estén presentes, y esto lo determina la autoridad del Estado. Los que sí van a estar presentes, obviamente, será el Gobernador del Estado o en su defecto el Secretario General de Gobierno y el Secretario de Seguridad Pública”, reiteró el gobernador tamaulipeco.

«JR», siempre fue un convidado de piedra a las reuniones a las que asistió, y su presencia siempre fue incómoda, aunque este, algunas veces confesó que también iba contra su voluntad, pero que cumplía porque así se lo ordenaban desde México. El caso es que no estará más y esto, aunque sea una decisión, en la praxis, intrascendente, políticamente no deja de ser un golpe más a la diezmada imagen del funcionario que a ojos vistos ha sido un verdadero fraude, pues su chamba jamás pasó la prueba en las evaluaciones que se le hicieron quedando como el «súperdelegado» peor calificado del país, junto con el de Colima y San Luis Potosí, que le valieron sendas llamadas de atención de la secretaría de la Función Pública por desviar recursos en favor de candidatos a consejeros de Morena.

El retiro de José Ramón de las mesas de seguridad en Tamaulipas, también se ve como el corolario a una etapa de pifias y desaciertos que lo ponen en la puerta de salida de la Cuarta Transformación. De hecho en México, afirman que JR no le sirve ya a la 4T ni en lo administrativo ni en lo político. Se le dio una dimensión que no tenía. Quienes lo apadrinaron y lo vieron como un contrapeso político en Tamaulipas, hoy sin sonrojarse, aseguran que el muchacho fue un verdadero fiasco. Y pensar que hubo quienes lo visualizaron como prospecto a candidato a gobernador, y peor aun que él se promoviera como tal ante sus escasos seguidores.

El caso de JR, así como de sus homólogos en el resto de los Estados, es un fracaso político de la 4T que quiso con ellos meterles una cuña a los gobernadores. Ahora estos, con la mano en la cintura se los sacuden con la mayor facilidad.

Si ya estaba «out» JR, con esto queda claro que su fin, ahora sí ha llegado.

Talachazos

SACUDEN EL IMSS.- Este martes sesionó el Consejo Técnico del IMSS en la Ciudad de México en donde se eligieron 35 nuevos funcionarios y delegados del Instituto en el país. Los cambios se dan en el marco de las denuncias de corrupción y escándalos en el Seguro Social a las que no escapó Tamaulipas, donde fue nombrada a partir de ayer la doctora Velia Patricia Silva Delfin, originaria de Durango, y quien cuenta con una trayectoria de 26 años en el Seguro Social. Y aunque tiene una hoja de servicio íntegra en el IMSS, es una funcionaria que simpatizó desde siempre con el proyecto de Morena y la 4T. Aun así, no pertenece a ningún grupo político del Estado que buscó impulsar para el cargo amigos afines. La doctora Velia Patricia, trae indicaciones de meter orden en el IMSS de Tamaulipas en donde priva el caos, el desorden y la corrupción. Ojalá y lo consiga. No la tiene fácil.


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

4min540

LA TALACHA 

Por Francisco Cuellar Cardona

La selfie de la Conago

La reunión de la Conago con el presidente López Obrador, fue como todas las anteriores: para tomarse la foto, sonreír y mandar un mensaje de armonía que no existe, pero que tampoco ninguno de los asistentes creen. Fue puro formalismo y las cosas que se dijeron, fue de los dientes para fuera.

La demagogia en su máxima expresión, así lo dice en su cuenta de twitter el presidente López Obrador:

«Reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando juntos, con democracia y respeto a la pluralidad, por el bien del pueblo y de nuestra gran nación». Retórica pura, como en los mejores tiempos de los discursos postrevolucionarios priistas.

A la reunión asistieron los 32 gobernadores, el presidente y los principales secretarios del gabinete. A decir de los mandatarios estatales, el tema del Insabi y el sector salud, apenas sí se mencionó en la comida. Fue Alfonso Durazo, secretario de Seguridad quien les recetó lo que les había dicho en otras reuniones; les informó que serán reclutados 21 mil 170 nuevos aspirantes a la Guardia Nacional para que sean desplegados en el país. Les dijo también que se revisaran los protocolos de control de armas, «de tal manera que haya un mejoramiento en las medidas de seguridad para evitar robos o mal uso de ellos”.

Sobre el intercambio de opiniones, los gobernadores expresaron que apelarán al respeto mutuo con el gobierno federal para poder superar de manera conjunta la inseguridad que se vive en el país.

«Cada quien mostró su mejor cara», dijo uno de los asistentes. El Presidente les pintó un país de maravilla y en medio del absolutismo les prometió estar atento a todos los reclamos y exigencias de los Estados.

En la mente de todos, estuvo el grave y delicado asunto de la inseguridad y la violencia, los recortes a los presupuestos, y el polémico asunto de la salud y el Insabi, ni siquiera fueron tema. Los reproches y reclamos se estrellaron contra la formalidad y las dobles caras.

Un gobernador comentó que la relación política entre sus colegas y el Presidente está rota, aún cuando haya abrazos, apapachos y buenos deseos. Ni en la peor crisis con Calderón, se había percibido tanta falsedad en las risas y saludos. La Conago ya no es un organismo de contrapeso; ha sucumbido ante el poder absoluto del Presidente que ve a la Conferencia de Gobernadores como un ente que causa flojera y que huele a rancia rebeldía del pasado.

El ambiente de la reunión, esta vez, contrastó con todos los encuentros anteriores. La Conago, sentenció otro de los gobernadores: «ha muerto».

Al final de la reunión, dicho por testigos, se comió bien, se platicó a gusto, pero los temas torales se trataron por «encimita». La foto tradicional tipo selfie, con el presidente en la silla principal al fondo: todos sonriendo, pero hasta ahí. Ya de regreso a casa, volvieron los enojos, los malestares y los reproches. Después de la escaramuza, todo siguió igual.


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

4min1190

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Tiempo de Acuerdos

La relación entre el Presidente López Obrador y los gobernadores, incluyendo los de su mismo partido Morena, no es nada buena. Los desencuentros entre el mandatario federal y los jefes estatales no han parado desde que el primero llegó al poder.

Primero fue el tema de los «superdelegados», después la Guardia Nacional, luego la fallida estrategia de seguridad en la que la Federación se aferra a los «abrazos y no balazos» a pesar de la alta incidencia delictiva que hay en todo el país. A la lista se agregó el asunto de los recortes al presupuesto de los Estados, y el último capítulo de discrepancias se da con el tema de la Salud, en donde los gobernadores, entre ellos el de Tamaulipas han asumido una actitud rebelde por la forma como el gobierno federal a través del Instituto Nacional de Salud y Bienestar (Insabi) pretende imponer esquemas centralistas e impositivos.

Con este escenario de choques y desacuerdos, López Obrador se reunirá este martes con los gobernadores afiliados en la CONAGO en donde se abordaran todos estos temas incómodos que más que unir criterios de trabajo, los separa.

Así no se puede gobernar un país, tampoco un Estado. La Conferencia de Gobernadores que nació durante el gobierno de Vicente Fox, precisamente para ser un contrapeso político al presidente, hoy no se sabe hacia donde va, porque si durante Fox, Calderón y Peña Nieto la CONAGO fue instrumento de negociación y de construcción de acuerdos, ahora apunta hacia otra dirección. La Conferencia de Gobernadores y Presidente ven y sienten a este organismo que no tiene pies ni cabeza, en donde lo único que sale bien es la fotografía que se toman al inicio y  al final de las reuniones.

Nunca desde 2000 cuando se inició en el país la era de las transiciones, los tres poderes (federal, estatal y municipal) habían entrado en esta crisis de desacuerdos y desencuentros. El aquelarre político, está llevando a los gobiernos a niveles de confrontación jamás visto. Hoy, todos dicen tener la razón y nadie admite autocríticas.

Andrés Manuel López Obrador anda en la nube cabalgando en su Cuarta Transformación y los gobernadores, en voz baja, algunos y otros a viva voz lo cuestionan, mientras las administraciones están paralizadas y en crisis.

La seguridad no existe, la administración pública no camina, los recursos no alcanzan y ahora el sistema de salud está colapsado. Algo se tiene que hacer. Alguien tiene que ceder en este mundo ciegos y de mudos, donde nadie quiere ver y tampoco hablar. Resulta inconcebible que nadie haga política ni construya acuerdos cuando más se necesita.

En la agenda de la CONAGO hay temas de urgencia que deben atenderse, pero como están y van las cosas, no hay confianza ni esperanza de que se traten. Penosamente no existe una figura ni un personaje sensato que asuma un rol de liderazgo en esta crisis política de entendimiento que se vive. Urge que alguien le diga al Presidente y también a los gobernadores que sus fobias y diferencias se están llevando entre las patas al país.

Es tiempo de que lleguen los acuerdos. El país puede reventar.

 

 


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min470

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Los favoritos del 21

Un muy interesante estudio econométrico realizado por la empresa Consultora Márquez y Asociados, sobre la perspectiva de votación en Tamaulipas de cara a las elecciones del 2021, en donde se habrán de elegir diputados locales, diputados federales, y ayuntamientos, revela datos y números que merecen valorarse y considerarse desde ahora.

En los tres procesos, el Estudio, que dicho sea de paso, es de los más serios que han hecho en Tamaulipas, adelantan que si las cosas siguen como hasta ahora, el PAN podría ganar todo en el 2021. Márquez y Asociados, en sus análisis del proceso electoral del 2019, vaticinó que Acción Nacional ganaría 21 de los 22 distritos electorales locales, y así fue. De ahí la trascendencia del Estudio que ya circula en redes sociales.

La competencia del PAN en la elección del próximo año, dice el Estudio, será Morena y no el PRI, tal como ocurrió en el proceso anterior. En todos los Distritos locales y Federales la disputa será entre estos dos partidos. Los porcentajes están cerrados, pero el blanquiazul aparece en todos los sondeos arriba.

La técnica y la metodología del Estudio de Márquez y Asociados, se sustenta en el comportamiento de los números de las últimas elecciones, pero se ajusta a una realidad política estatal en donde el PAN, por su condición de gobierno y poseedor de todos los recursos y programas, lo coloca en la posición ganadora desde cualquier perspectiva. Sin embargo, llama la atención que Morena, a pesar de ser una incógnita y un partido sumido en pleitos y confrontaciones, sigue siendo el rival político que le dará la pelea al partido en el poder en Tamaulipas.

Por lo que hace al PRI, este sigue en los números y en las perspectivas, como un partido que no alcanza a colocarse como una opción ganadora en lo inmediato. Falta por supuesto, conocer el efecto y el trabajo que haga la nueva dirigencia encabezada por Edgar Melhem que a la vista de todos se nota que trae una dinámica atractiva de participación, aunque en las estadísticas actuales nadie le da una chance al PRI desde que perdió el poder en Tamaulipas en el 2016.

Falta mucho para las elecciones del 2021, y podrían cambiar los escenarios y los protagonistas, pero al menos en la fotografía de la actualidad, al menos en Tamaulipas, el PAN, sigue siendo el favorito de los tamaulipecos. Habrá que esperar si se mantiene así.

Talachazos

EN LO BOCA DE TODOS.- La jornada de violencia que vivió este miércoles la capital tamaulipeca estuvo en boca de todos, tanto en el terreno local, como en el foráneo. Los paisanos que viven en la Cuidad de México y muchos más que habitan en Monterrey o Querétaro se preguntaban este jueves, ¿qué estaba pasando en Victoria?, ¿porqué la violencia otra vez?.

La verdad es que los homicidios y la guerra entre las bandas nunca se han ido, y tampoco se han terminado. La inseguridad sigue a pesar de las buenas intenciones y mejores deseos del gobierno y de la misma sociedad que todos los días eleva sus ojos al cielo pidiendo porque la paz regrese a la capital cueruda.

Quienes viven en la capital de Tamaulipas lo dicen con nostalgia, rabia, frustración y resignación. Los victorenses se sienten solos, abandonados, y sin nadie a quien acudir a pedir auxilio. Atrás quedaron aquellos tiempos en que Victoria era la cuidad privilegiada que acaparaba presupuestos y apapachos oficiales. Su recuperación, dicen los más optimistas, tardará mínimo diez años. Mientras, seguirá sumida entre la violencia y el olvido. Claro, opinan otros, hasta que los victorenses se decidan a romper la maldición de ser «victorianos» como lo llegó a decir un poeta tampiqueño.

 


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min410

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Año de ajustes de cuentas

El principio lopezobradorista de que si el Presidente es honesto, por consecuencia, sus colaboradores, su gabinete, los gobernadores, los alcaldes y todos los servidores públicos de los tres niveles de gobierno tienen que ser honestos. Esa es la creencia del líder de la Cuarta Transformación, y está convencido de que así debe ser, y quien no lo entienda o no está de acuerdo debe hacerse a un lado, o será combatido con toda la fuerza de la honestidad con la que se presume el actual gobierno federal.

El tema viene al caso porque a la vuelta del primer año de la 4T, al presidente López Obrador le acaban de reportar que su filosofía de la honestidad se está aplicando a rajatabla en todas las dependencias federales y que sus políticas de austeridad se están respetando sin respingos en todas las áreas. Los funcionarios a quienes les encargó la administración de recursos han observado, hasta ahora, conductas transparentes; es decir, se están yendo derechitos renunciando a tentaciones de corrupción.

Sin embargo, en la información que le han pasado, le reportan que en la mayoría de los Estados y municipios del país, incluso aquellos gobernados por Morena, el principio de «no robar» no se está cumpliendo a cabalidad, por lo que ha solicitado a la Auditoría Superior de la Federación, y a la misma Contraloría de la Federación, endurezcan las políticas de fiscalización de los recursos federales que están bajando a los Estados y municipios, sobre todo los que se están aplicando en las dependencias de salud y en obras de infraestructura.

Hasta ahora, extraoficialmente, según datos de Hacienda Federal, existe un «hoyo negro» en el renglón de obra pública por más de 40 mil millones de pesos. Obra pública que se reportó como ejecutada y no se hizo por parte de varios Estados.

Se ha bajado la indicación para que en todas las Oficinas de Control de la secretaría de Hacienda contraten el mayor número de auditores para poner bajo la lupa hasta el último centavo que se aplique en las entidades federativas y ayuntamientos. Este mismo miércoles, el presidente de la cámara de Diputado Mario Delgado, mandó un mensaje subliminal a los gobernadores y alcaldes a quienes acusó de elevar impuestos locales alegando que la Federación les cortó participaciones, cosa que asegura, es una falsedad.

«No hay ninguna caída de recursos para las entidades federativas; hay, incluso, algunos Gobernadores que han utilizado de pretexto, han dicho la mentira de que el Gobierno recortó recursos para ellos promover nuevos impuestos en sus estados, a nivel local», ha dicho el coordinador de Morena en San Lázaro. Lo dicho por Mario Delgado forma parte de una serie de mensajes que López Obrador está enviando a los Estados para que se conduzcan con honestidad y no hagan mal uso de los recursos públicos.

Ante los reportes que le han hecho llegar sobre la corrupción en varios Estados y municipios, el Presidente Lopez Obrador ordenó que en sus conferencias Mañaneras se exponga «quién es quién en la corrupción», y ahí pretende sacar a balcón a los servidores que están traicionado su filosofía. Incluso, como castigo ejemplar se estaría procesando a funcionarios por este delito grave.

2020, será un año de «ajustes de cuentas» por parte de la 4T a los que no han entendido el mensaje presidencial de que la lucha contra la corrupción es cosa seria. La lista de funcionarios que no han entendido el mensaje, dicen, es muy grande.

AMLO, aseguran, está decidido a hacer valer su ley a rajatabla.


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min500

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Los desaparecidos

En el informe de la Comisión Nacional de Búsqueda de Personas dado a conocer por el gobierno federal este lunes pasado, revela que Tamaulipas, junto con Nuevo León, Puebla, Jalisco y Chihuahua, son territorios de peligro para transitar y vivir, luego que acaparan el mayor número de desaparecidos en los últimos doce meses. Del 1 de diciembre del 2018, al 1 de diciembre del 2019, desaparecieron 9 mil 164 personas.

Sólo en Tamaulipas no se sabe el paradero de 613 personas; es decir: casi dos personas por día desaparecen. En Nuevo León, 433 personas son buscadas por sus familias y aunque han denunciado, no han saben de su existencia.

Por los caminos de Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, no existen garantías de libre tránsito, y tampoco la autoridad se hace responsable de la seguridad de las personas que viajan y cruzan por estas tres entidades.

Un alto funcionario de la Fiscalía de Tamaulipas, admitió «of the record» que ni ellos en sus casas ni en sus trabajos están seguros, «cuando salímos a trabajar no sabemos si vamos a regresar con nuestras familias; la situación, pese a los esfuerzos del Estado de proteger a la sociedad, es muy complicada y no se va a resolver pronto», confesó.

Las Policías Federales de Caminos, recomiendan siempre a los automovilistas que transitan las carreteras de Tamaulipas y Nuevo León, a que lo hagan de día y no de noche. El último ejemplo trágico sobre el tema, se registró el sábado pasado por la noche en el municipio de Mier, en donde una familia potosina que viajaba de regreso a Oklahoma fue atacada por un grupo armado, matando a un menor de 13 años e hiriendo a tres más. O el otro caso que se hizo viral este martes en Nuevo Laredo en donde una familia escapó con vida tras evitar un retén de un grupo delictivo.

En repetidas ocasiones, el gobierno de Nuevo León ha recomendado también a sus paisanos a no transitar las carreteras de Tamaulipas, por inseguras. Aunque las rutas que lleven a los municipios de Anáhuac, Doctor Coss y China, en Nuevo León, son consideradas en estos momentos las más peligrosas, pues los grupo del crimen actúan con toda impunidad en esas regiones, sin que autoridad alguna actúe.

El tema de la violencia en los Estados del Noreste, es un problema grave para el cual se han armado estrategias integrales, sin embargo para el asunto de las desapariciones no existe un plan ni una política pública, ni de los gobiernos estatales ni de la Federación. Del problema solo existen estadísticas y números irreales.

De los desaparecidos solo se sabe que hay madres y padres de familia deambulando por las calles y oficinas gubernamentales exigiendo justicia y pidiendo auxilio para dar con el paradero de sus seres queridos. Y se sabe del tema solo cuando el gobierno sale a dar cifras del problema como lo hizo Alejandro Encinas este lunes en la conferencias Mañanera del Presidente López Obrador.

El gobierno está rebasado en el tema; cree que con informar de lo que pasa, cumple con la gente afectada. Las ventanillas y oficinas para atender quejas y denuncias de las víctimas están cerradas o prestan oídos sordos a los reclamos que se hacen. Mientras eso ocurre, siguen desapareciendo personas y los delincuentes continúan operando en caminos y carreteras con todo impunidad, y a la par de eso, los discursos oficiales de que se está actuando se siguen escuchando por todos lados. Es demagogia con una cruda realidad que duele a todos.

 

 


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min380

LA TALACHA

Por Francisco Cuellar Cardona

Los bueno, lo malo, y lo peor del 2020

Para los analistas, este 2020 que inicia, será un año complejo en el tema de la seguridad. La violencia, según pronostican, seguirá a la alza, o por lo menos mantendrá sus niveles críticos del 2019, que no deja de ser preocupante. Y pues ya lo vimos en Tamaulipas en donde los enfrentamientos entre las bandas del crimen y los ataques a la población tuvieron sus primeros registros negativos.

Ya el gobernador tamaulipeco Cabeza de Vaca anunció una inversión de 4 mil millones de pesos para adquirir equipo para enfrentar a la delincuencia, entre ellos algunos helicópteros. Los pronósticos, según estiman los reportes oficiales es que la violencia seguirá calando hondo en perjuicio de la ciudadanía. Las noticias en ese tema, no son nada halagadoras que preocupan y entristecen a todos.

En el renglón económico, parece que hay visos de mejoría a pesar de que el 2019 fue fatídico para el país con cero crecimiento y con inversiones nulas en la mayor parte de la República por culpa de la violencia y la incertidumbre provocada por las medidas adoptadas por el gobierno de la Cuarta Transformación.

Esta vez, sin embargo, los indicadores pintan bien, aunque habría que esperar que se reflejen hasta el segundo semestre del año. La inversión pública, sobre todo en materia de infraestructura que supera los 800 mil millones de pesos, si se aplica como se anunció, puede haber un respiro en las finanzas de los gobiernos y las familias.

En el tema político, parece ser que las cosas no van a cambiar tampoco, y las confrontaciones entre el gobierno federal y la oposición hacen pensar que van a continuar o a endurecerse. Se estima que la fuerza política del Presidente López Obrador se mantenga y su discurso bélico contra sus adversarios va seguir subiendo de todo, porque así le ha funcionado en sus primeros doce meses de gobierno y no piensa cambiarlo.

En lo político por lo tanto, no se cree que haya una sana convivencia entre los actores nacionales. Morena, continuará su episodio de pleitos, y como partido, seguirá siendo una incógnita. Hay quienes aseguran que el 2020, será el año de la ruptura total del presidente con Morena, luego que las tribus y grupos originarios siguen aferrándose a la cerrazón y al escarnio.

En la agenda de la Conferencia de Gobernadores (CONAGO) está como prioridad, la exigencia a La Federación del reparto justo de los recursos, incluso, hablan del endurecimiento del discurso y las posturas que amenazan con la salida de algunos Estados de salirse del Pacto Federal, entre ellos está Tamaulipas, Chihuahua, Nuevo León y Jalisco.

El PAN y el PRI como partidos, están dispuestos a romper la civilidad con el gobierno si esta mantiene su cerrazón y autoritarismo en las dos Cámaras.

2020 será un año de confrontación política total, y aunque no habrá elecciones de trascendencia, sí se estarán gestando los grandes acuerdos y alianzas con miras al 2021, en donde estará en juego la permanencia de la 4T en el poder.

En suma, este nuevo año, solo en lo económico huele bien, porque en el tema de la política y la violencia, se espera lo peor, dicen y opinan los que saben.


thumbnail_1.-COLUMNISTAS.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min470

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Que les caiga el veinte…

Siempre que inicia un nuevo año, es un motivo para reagendar propósitos, y este arranque de una nueva década, no es la excepción. Para el mundo, para el país, para la patria chica, y en lo individual, son muchos los deseos y las buenas intenciones en todos los niveles que pone a todos en una misma frecuencia de realizar acciones positivas.

Para quienes gustan de hacer comparativos y analizar los procesos sociales, aseguran que los años pares, siempre son buenos y el 2020, a pesar de los ajustes presupuestales y medidas de austeridad que aplicó el gobierno y no gustó a la mayoría, incluso a los mismos gobernantes de Morena, debe ser un año que venga con cosas buenas para todos.

El Noreste, nuestra zona, (Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas), como región tiene retos y deseos que nos unen. Y aunque algunos gobiernos no lo quieren tomar o ver así, en la práctica los obliga a tener una visión regional para emprender acciones conjuntas que contribuyan a un beneficio igual.

A propósito del 2020, a los norestenses «nos debe caer el veinte» de que solo trabajando como región nos puede ir mejor. Es cierto, cada entidad que integra esta zona tiene agenda propia y proyectos individuales, pero la interconexión y la cercanía geografíca, al margen de líneas divisorias, obliga a pensar y planear acciones de cooperación para resolver problemas que afectan a todos. Y en eso, los gobiernos estatales deberían estar pensando.

El tema de la inseguridad y la violencia es un problema que debe agendarse como una de las grandes prioridades de los gobiernos del Noreste. Tal vez, ellos, los gobernadores tengan otros temas en sus cabezas, pero en la boca de los coahuilenses, nuevoeleoneses y tamauipecos, el asunto de la criminalidad, está todos los días y todas las horas. Las estadísticas cuestan que desde hace más de diez años hay masacres y desaparecidos en esta región del país. El dolor, es un sentimiento que identifica a las familias de esta región que a gritos piden que se acabe.

La delincuencia y las bandas del crimen que siembran el terror y el miedo en los tres Estados, son las mismas, y aunque existen pactos y acuerdos oficiales para combatirlos, en los hechos parece ser que no se actúa, incluso hasta se cree y se piensa que deliberadamente se tolera.

Del reclamo que no se escucha, se pasa a un deseo en este 2020 para que a los gobiernos

«les caiga el veinte» y se pongan a trabajar desde un óptica regional para bajar los índices de violencia en este año.

El inicio de año en Nuevo Laredo empezó con balaceras y ejecuciones, y este domingo continuó con un ataque a una familia de regresaba a Estados Unidos luego de pasar las fiestas de fin de año. Estos eventos ya no pueden seguirse viendo, y es ahí en donde los gobiernos deben ponerse a trabajar. Son muchas víctimas inocentes que siguen cayendo en esta guerra que cumple 14 años.

El mejor regalo para los norestenses este 2020, debe ser el compromiso de los gobiernos de restaurar la paz y darle la tranquilidad a una sociedad que este nuevo año desea y sueña con vivir en armonía y sin violencia. Sin retóricas, ni demagogias que asuman en serio esa tarea.

Que les caiga el veinte…de esta realidad que duele.



SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES