Al DíaCultura

Muere el compositor Ennio Morricone

 

El mundo del cine está de luto.

Este lunes falleció a los 91 años el italiano Ennio Morricone, compositor de la banda sonora de más de 500 películas, quien se encontraba internado en una clínica de Roma, su ciudad del alma, después de sufrir una caída y fracturarse el fémur hace días.

El abogado del músico, Giorgio Assumma, salió de la clínica para dar a conocer una carta que Morricone había redactado recientemente, en la que se despedía de su familia, pues aseguraba: “no quiero molestar”.

“Yo, Ennio Morricone, he muerto. Lo anuncio así a todos los amigos que siempre me fueron cercanos y también a esos un poco lejanos que despido con gran afecto”, se lee en el texto.

El compositor italiano el 10 de noviembre de 1928 en Roma. De niño comenzó a tocar la trompeta e ingresó en la Academia Nacional de Santa Cecilia. Hacia 1954 se graduó del conservatorio y trabajó como arreglista fantasma, componiendo música que se atribuía a escritores e intérpretes consagrados.

Su cita con el destino se la ofreció el director de cine Sergio Leone, amigo de la infancia, quien lo requirió para que engendrara la música de Por un puñado de dólares (1964), protagonizada por Clint Eatswood. A esta producción le siguieron La muerte tenía un nombre (1965) y El bueno, el malo y el feo (1966). La llamada Trilogía del dólar definió el género Spaghetti Western y lanzó a Leone, Eastwood y Leone al estrellato.

Otro trabajo notable de Morricone con Sergio Leone fue el realizado para la cinta Érase una vez en América (1984), una epopeya sobre el llamado Sueño Americano, protagonizada por Robert de Niro. La música compuesta para esta película por Ennio Morricone es considerada por muchos como la mejor banda sonora de la historia, pero no pudo obtener el Óscar debido a que el nombre del compositor no aparecía al final de los créditos y a un problema de registro.

Este golpe no impidió que el compositor romano siguiera creando obras maestras para filmes como Novecento (1976), de Bernardo Bertolucci; La misión (1986), de Roland Joffé; Los Intocables (1987), de Brian de Palma, y la entrañable Cinema Paradiso (1988), de Giuseppe Tornatore.

En décadas recientes, Ennio Morricone colaboró con el estadounidense Quentin Tarantino para las películas Bastardos sin gloria (2009), Django sin cadenas (2012) y Los 8 más odiados (2015), por la que ganó por fin el Óscar a Mejor banda sonora, en 2016. Previamente, la Academia norteamericana le había distinguido con Óscar honorífico en 2007.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: