Farándula

Muere Cepillín

 

CIUDAD DE MEXICO  | Luego de ser hospitalizado e ingresado a terapia intensiva, el popular payasito de la tele, Ricardo González «Cepullín», murió este lunes a los 75 años. 

Cepillín sufrió una caída provocándole dolores de espalda que luego se complicaron con una neumonía e insuficiencia cardíaca que finalmente le ocasionó la muerte. 

Al darse a conocer el fallecimiento del payasito de la tele, como era conocido a su paso por la pantalla chica, diversas celebridades lamentaron la partida de González, tales como el presentador de tv  Roger González, quien escribió en su cuenta de Twitter: «Larga vida a las Leyendas reales #Gracias #Cepillin».

El actor de doblaje Eduardo Garza fue otro de los que lamentaron el deceso de Cepillín, a quien calificó como una leyenda, además que era un hombre que amaba a los niños.

Poncho de Nigris fue otra de las estrellas que se despidieron de Ricardo González, sosteniendo que era «el número uno de los payasos regiomontanos sin duda. Gracias por tantas alegrías».

La actriz Arlette Pacheco también lamentó que el mundo ya no cuente con la presencia de Cepillín y compartió una fotografía de ella con el actor y cantante, sosteniendo que fue «toda una época en la televisión y en las generaciones que tocó».

Cepillín había sido una de las celebridades que en el año de la pandemia la pasó difícil al quedarse sin trabajo, sin embargo se había librado de contagiarse del Covid-19, que podía ser de riesgo por ser una persona de 75 años.

Sin embargo de un momento a otro, todo cambió al tener un incidente el 27 de febrero, pues desde ese día hasta su muerte, la mañana de este lunes, su salud se fue complicando progresivamente.

Según compartió su hijo Ricardo, aquel sábado el conductor de televisión tuvo un trastabilleo y estuvo a punto de caerse de la escalera, pero se alcanzó a agarrar del barandal. Sin embargo después del percance empezó a sentir un dolor muy fuerte.

«Había estado bien, la gente luego nos preguntaba si tenía Covid y para nada, ha estado siempre con ánimo», compartió en ese momento.

Tras ser internado en un hospital de Satélite, al actor se le intervino quirúrgicamente y le pusieron ocho tornillos en la espalda en una operación que duró más de 9 horas.

«Ahorita lo que me importa es que él salga bien. Los médicos saben perfectamente lo que están haciendo, confío en ellos y en Dios que va a salir bien. Le están poniendo tornillos en la columna», dijo en su momento.

Cepillín había salido bien de la operación, según señaló su hijo y con analgésicos se le calmó el dolor, incluso comenzaría una dieta blanda y en un inicio se le planeaba dar de alta entre el viernes y sábado. Desafortunadamente esto no sucedió y le vino una recaída según detalló su hijo Ricardo la tarde de ayer cuando fue ingresado a terapia intensiva por insuficiencia cardíaca y neumonía.

«Esto se da después de una operación tan fuerte que tuvo y es a lo que siempre le teníamos miedo nosotros por su antecedente de infartos y demás. Ojalá y pueda salir adelante, están haciendo todo lo posible por mejorarle su ritmo cardiaco y lograr contener esta neumonía», detalló.

«Estamos todos destrozados, no esperábamos que saliera de una operación y pensábamos que estaba todo bien y pues así se puso de complicado», dijo Ricardo.

Horas después saldría a la luz que el payasito también tenía cáncer según compartieron a través del sitio Las Estrellas y la mañana de este lunes se informó de su fallecimiento a los 75 años.

Nacido el 7 de febrero de 1946 en Monterrey, Nuevo León, el también presentador comenzó su carrera artística por accidente. Él era un estudiante de odontología que no quería causarle temor a los niños durante las campañas de salud bucal que su universidad realizaba, por lo que un día comenzó a maquillarse como payaso.

Fue el arquitecto Héctor Benavides quien lo llamó para que trabajara con niños en un programa de televisión que sería transmitido de lunes a viernes. Un show que permaneció seis años al aire, de 1971 a 1977, cuando Ricardo decidió viajar a la Ciudad de México para probar suerte en Televisa, donde le dieron el programa “El show de Cepillín”, que fue visto en 18 países de América por tres años y de donde surgieron clásicos como “La feria de Cepillin” y “Tomás”.

Sin embargo Cepillín no sólo se quedó en la música y la televisión, pues su rostro alcanzó la pantalla grande por primera vez en 1979 con la cinta «Milagro en el circo», de Alejandro Galindo, que gira en torno a un niño sin hogar que roba para sobrevivir y que se encuentra con el payasito.

Las otras cintas en las que estuvo el también conocido como «payasito de la tele» fueron «Las Guerreras del amor» (1989), de Víctor Manuel Castro, y «Mientras haya niños habrá payasos» (1980), de Francois Reichenbach.

Comment here