Daniela Montalvo

Daniela Montalvonoviembre 27, 2020
DANIELA-MONTALVO-LA-TALACHA-NORESTE-3.jpg

5min0

 

MÉXICO SIN FIN

Por Daniela Montalvo

Un superhéroe de carne y hueso

 

Aunque mucho nos han dicho que los superhéroes o bien son extraterrestres (como Thor o Superman) o bien fallas en experimentos científicos (como Hulk o el Hombre Araña), lo cierto es que hay hombres con súper poderes.

 

 

Entonces, ¿qué se necesita para ser un superhéroe?, aunque la respuesta puede variar, sin duda alguna un superhéroe debe poseer un amor inmenso a la humanidad y a la naturaleza, por supuesto debe ser valiente y estar dispuesto a poner en peligro su vida para ayudar.

Hoy queremos contarles la historia de Salvador Pacheco, un superhéroe que se ha forjado a base de trabajo duro, constancia y sobre todo vocación de servicio.

Desde muy joven, Salvador supo que dedicaría su vida para salvar gente y encontró en el cuerpo de rescate, el lugar perfecto para desarrollarse.

Por supuesto, la voluntad no basta, por ello Salvador se ha entrenado duro tomando cursos en México y en el extranjero, todos enfocados a prepararse para el rescate y estar preparado para cuando sea llamado.

 

 

Actualmente, Salvador es experto en rescate con cuerdas y trabaja en Protección Civil municipal.

Salvador nos cuenta una anécdota que recuerda con mucho orgullo:

“Recuerdo que ese día estaba de servicio y me pasan el reporte de una persona extraviada en lo alto del Cerro del Topo Chico (Escobedo, Nuevo León) e inmediatamente me lanzo a buscarlo con el apoyo de mi Comandante.

Me dan la autorización de subir el Cerro, porque la familia estaba muy angustiada, subimos un compañero y yo; llegamos al punto dónde lo tenía localizado, pero no respondía ni al llamado, ni al silbato, pues hasta ese momento no sabíamos que se trataba de una persona autista, el chico se escondió porque estaba asustado, pensó que íbamos a regañarlo, lo cual complicó la búsqueda.

En el momento en el que nos dimos cuenta que el se escondía, algo me dijo que siguiera mis instintos y me guíe por el perfume que el chico usaba, mi compañero al principio no creyó, pero lo encontramos utilizando técnicas de seguimiento, guiados por su olor.

 

 

Gracias a Dios llegué con él y lo pudimos entregar a su familia, asustado, pero sano y salvo, la búsqueda empezó a las 12:00 pm y término a las 10:00 am del día siguiente.

Invaluable la felicidad de la familia al ver regresar a su muchacho”.

 

 

Imagínate al mundo si todos los seres humanos tuviéramos un poco del valor, la entrega y el coraje de Salvador…. ¿lindo no?

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.

Visítanos en México Sin Fin en Facebook: https://www.facebook.com/mexxicosinfin

WhatsApp: 8111706390

 


Daniela Montalvonoviembre 20, 2020

5min0

 

MÉXICO SIN FIN

Por Daniela Montalvo

Campesina, estudiante y luchadora

 

México es un país de contrastes, las palabras adquieren significados diferentes dependiendo del lugar en donde estés, crecer, vivir, trabajar, estudiar son ejemplo de cómo el lugar en el que vives SÍ es determinante para algunos aspectos de tú vida.

Esto claro, no es en sentido negativo, sino más bien atiende a las costumbres y a las características de cada región, reconociendo sin duda que las circunstancias se presentan más o menos difíciles; pero que siempre existe la posibilidad de lograr tus metas.

Y para comprobarlo, Keyla Roblero Santizo es un ejemplo de cómo SÍ es posible forjarte tu propio camino más allá de las imposiciones sociales.

 

 

Oriunda del municipio de Montecristo, Chiapas, Keyla ha soñado toda su vida con ser bióloga, sueño que la ha impulsado y que la ha llevado a tomar acción, sin evadir sus responsabilidades, sin olvidar su origen, pero tomando decisiones que la acerquen a convertirse en lo que siempre quiso ser.

 

 

Keyla es la mayor de tres hermanas, junto con sus padres viven en el ejido Toluca, y se dedican al campo, una tarea difícil, que requiere disciplina y mucha entrega, su plantación es de café, ella como todos los habitantes del ejido son cafeticultores y la cosecha es la principal fuente de ingresos.

 

 

Los recursos son escasos, el lugar no cuenta con centro de salud o farmacia y la educación llega hasta la primaria, es decir, aquellos que quieren continuar con sus estudios deberán migrar hacia otro lado.

El ejido Toluca tampoco cuenta con red de internet, lo que dificulta la comunicación; quizá para nosotros que tenemos acceso a todos estos servicios damos por sentado que todos vivimos en la misma situación, pero ¿te imaginas hacer un proyecto universitario sin internet?

 

 

Keyla se enfrenta diariamente a dificultades que nosotros no podemos ni imaginar, no obstante ella sigue firme en su objetivo ser bióloga y profesar en su carrera y en su vida el respeto a la madre tierra y la responsabilidad ambiental.

Actualmente, Keyla cursa el 4to semestre de la Licenciatura en Biología en la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, comparte el sueño con 3 compañeras también habitantes de su comunidad.

Admiración y orgullo es lo inspira la historia de Keyla, saltando las imposiciones sociales, las restricciones económicas y con la firmeza de lograr su sueño, nos demuestra que todo es posible si se lucha con el corazón.

 

Por mi raza, hablará mi espíritu, por México hablarán las historias de lucha y superación de su pueblo.

En hora buena para Keyla, estamos seguros será Licenciada en Biología.

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.

Visítanos en México Sin Fin en Facebook: https://www.facebook.com/mexxicosinfin

WhatsApp: 8111706390


Daniela Montalvonoviembre 13, 2020
DANIELA-MONTALVO-LA-TALACHA-NORESTE-2.jpg

4min0

 

MÉXICO SIN FIN

Por Daniela Montalvo

Los mil y un cenotes

 

A pesar de la amplitud de la lengua castellana, en ocasiones faltan las palabras para expresar emociones, sensaciones, sentimientos.

Si nos vamos al diccionario de la Real Academia Española, cenote significa:

Depósito de agua manantial, que se halla en el estado mexicano de Yucatán y en otras partes de América, generalmente a alguna profundidad.

La palabra tiene origen maya, mientras que algunos lo relacionan con dzonoot que significa ‘hoyo con agua’, otros hablan de «dzonot», que significa «abismo».

Pero en la realidad ¿qué es un cenote y como se vive la experiencia de sumergirte en uno?

Ahí es cuando las palabras fallan, pues más allá de la descripción que pueda darse, sumirse en sus aguas es una experiencia única.

Por excelencia, Yucatán es el lugar de los cenotes, los encuentras de todo tipo, desde a cielo abierto como en la zona arqueológica de Dzibilchantún, ubicado por la carretera Mérida-Puerto Progreso.

 

 

Hasta los subterráneos, como el cenote San Ignacio, que esta por Chocholá, y que se encuentra al interior de una gruta

 

 

Luego hay otros mucho más famosos, como el llamado Cenote Sagrado Azul Ik Kil, que se encuentra a 5 kilómetros de Chichén Itzá, en donde la vista te roba el aliento, un verdadero regalo de la naturaleza

 

 

Ahora que, si lo quieres es llegar a los cenotes por vías de tren y en un carrito tirado por burros o caballos, pues existe Cuzamá.

 

 

Y así podemos continuar y continuar, nombrando cada cenote de Yucatán y del país; pero lo importante es que sepas que semejantes obras de la naturaleza están a tu alcance y que puedes visitarlos, vivir la experiencia de sumergirte en sus aguas frías y cristalinas.

Me fallan las palabras, pero créeme cuando te digo que nadar en un cenote es una experiencia única, la mezcla de la naturaleza, el paisaje, el agua fría y pura que te llega a los huesos, te hace entender porque los mayas los consideraban lugares sagrados.

Y por si aún no te convenzo de ir a su encuentro, hay cenotes cuya entrada cuesta $20 pesos, cenotes ubicados en los patios traseros de los lugareños que sin dudarlo abren las puertas de sus hogares para que más gente los disfrute.

No te mentiré, a veces da miedo, algunos son oscuros, otros con agua muy, pero muy fría; pero nadar en sus aguas te juro vale la pena.

 

 

 

 

 


Daniela Montalvonoviembre 6, 2020
DANIELA-MONTALVO-LA-TALACHA-NORESTE-1.jpg

5min0

 

México sin fin

Por Daniela Montalvo

El sueño de Pepe

 

Si abres el periódico, cualquiera que tengas a la mano, te darás cuenta como las malas noticias lo llenan casi todo, pero no es el reflejo de lo que ocurre en la vida o por lo menos no lo será si ponemos atención a los detalles.

Es fácil señalar las cosas negativas, pero ¿qué pasa con las cosas extraordinarias que ocurren todos los días?, quizá el amor de una madre o la entrega de un padre no ocupen los encabezados, aunque no creo que exista algo mejor en el mundo.

Pepe por ejemplo, es un hombre entregado a su familia, habitante de Mulegé, Baja California Sur, cuyo sueño para algunos podrá sonar simple, mientras que para otros será lo más bello que alguna persona puede alcanza en su vida.

 

 

Resulta que, Mulegé cuenta con varias playas, casi todas semi vírgenes y de una belleza impresionante, y es justo ahí donde Pepe realizó su sueño, que consiste en trabajar a orillas de una Playa y formar una hermosa familia.

Hoy el restaurante Bertha esta a la orilla de la Playa Burro, el cual atiende junto a su esposa y no obstante a la pandemia, ambos han sabido sortear los obstáculos.

 

 

¿Es un trabajo honrado y una familia poca aspiración?, la respuesta sin dudarlo es NO, con el ir y venir de los días, de la agitación de la vida, a veces se nos olvida que las cosas básicas son aquellas que forman nuestras columnas, lo que nos sostiene y nos mantiene cuando parece que el mundo se acaba.

Pepe hoy tiene la dicha que contar con un hermoso restaurante, decorado con inspiración, cariño, cada detalle te recuerda a México, las ollas, la Catrina en mitad del salón, los focos tricolores que alumbran las paredes.

 

 

Cuantificar el cariño, el amor, la pasión o la entrega resulta imposible, aunque si volteamos a ver, si ponemos atención a los detalles, nos podemos dar cuenta de los sentimientos puestos en cada acción.

Diariamente Pepe y su esposa preparan con entusiasmo todo lo que necesitan para dar la mejor atención a los turistas que llegan a disfrutar de las bellezas naturales que Mulegé ofrece.

El sueño de Pepe es el sueño de muchos hombres y mujeres, gozar de un trabajo digno, una familia unida y un medio tranquilo para vivir; por tanto aunque se hable mucho más de lo malo, es momento de voltear a ver lo bueno.

¿Te imagines vivir y trabajar un paraíso como Mulegé?

 

 

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.

Visítanos en México Sin Fin en Facebook:  https://www.facebook.com/mexxicosinfin

WhatsApp: 8111706390


Daniela Montalvonoviembre 3, 2020
DANIELA-MONTALVO-LA-TALACHA-NORESTE.jpg

5min0

 

México sin fin

Pedaleando por un sueño

Por Daniela Montalvo

 

Mientras que para unos es bueno, para otros no tanto, pero lo cierto es que para alcanzar un sueño, no hay una fórmula que se pueda aplicar.

A veces para alcanzar un sueño debemos aprender a volar, debemos aprender a vivir más allá de los límites que la sociedad nos ha impuesto, debemos reasignarnos un nuevo rol, incluso dentro de nuestra familia.

Hoy queremos contarles la aventura de Christ, la cual empezó como una loca idea: pedalear por México, así Christ armada de su bicicleta y de un compañero excepcional de viaje, recorrió desde Veracruz hasta Campeche en bicicleta.

 

 

Seguramente estarán pensando que esto es una locura, nosotros también lo pensamos al principio, pero luego de escuchar el cambio que este viaje tuvo en Christ, las experiencias vividas, los retos enfrentados y sobre todo la confianza ganada de que querer es poder, cambiamos un poco de parecer.

Los sueños no son iguales para todos, cada uno se ha formado su propio paraíso en su imaginación, para Christ haber realizado este viaje constituyó entre muchas otras cosas una experiencia única, pues como dijo Isabel Allende: «Todos tenemos una reserva de fuerza interior insospechada, que surge cuando la vida nos pone a prueba».

Así que, entre todo lo que aprendió Christ en su viaje, podemos enumerar lo siguiente:

1. Cumplir los sueños es posible, cuando le pones empeño y dedicación; ¿cuánto crees que vale cumplir un sueño?, ¿cuanto crees que vale NO cumplir un sueño?, a veces el precio más caro lo pagamos quedándonos donde estamos; no podemos ni siquiera imaginar el gran esfuerzo realizado, cargar su bicicleta, emprender un viaje sin saber lo que te espera, con el rumbo fijo pero con el camino incierto.

2. México está lleno de lugares increíbles, recorrer los estados es una mezcla de cultura, gastronomía, paisajes indescriptibles; a veces tenemos frente a nosotros un paisaje excepcional y simplemente pasamos de largo, sin detenernos a admirar los detalles hermosos que nuestro país nos está regalando, en su recorrido, pedaleando, Christ tuvo la oportunidad de reflexionar sobre lo que tenía delante y lo que estaba dejando atrás.

3. Hay mucho más bondad en el corazón de las personas de lo que se cuenta, vamos a imaginarnos un poco lo que consiste viajar en bicicleta por casi 800 kilómetros, para empezar debes llevar poco equipaje, dependes de tu propia fuerza, por lo que sin duda recibir ayuda es un factor que aligera el viaje, a cada lugar al que llegaban, con cada persona que se toparon, Christ nos cuenta como admirados de su hazaña, no dejaban de manifestar su apoyo, por lo que aunque haya quienes digan que la gente es mala, siempre se puede confiar en alguien.

La Christ que volvió del viaje, no fue la misma Christ que se fue, porque sin duda alcanzar un sueño o una meta te cambia, la pregunta es ¿estamos dispuestos a pagar el precio por cumplir nuestros sueños?

Ahora Christ es Maestra de Yoga, tiene una página: facebook.com/Lalunaybuenas/

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.

Visítanos en México Sin Fin en Facebook: https://www.facebook.com/mexxicosinfin

WhatsApp: 8111706390


Daniela Montalvooctubre 27, 2020
DANIELA-MONTALVO-LA-TALACHA-NORESTE-1.jpg

4min0

 

MÉXICO SIN FIN

Por Daniela Montalvo

Un lugar para recordar

 

Todos tenemos un lugar que nos enamoró, bien una playa hermosa como El Cuyo, bien un cenote majestuoso como los que hay en Homún o porque no, una gran pirámide como la de Mayapán.

México no tiene cientos, sino miles de lugares que evocan la grandeza de una cultura, el pasado que nos persigue o el futuro que nos alcanza, arquitectura que parece gritarnos y una gastronomía que nos impide hacer dieta, un lugar así es San Miguel de Allende.

Es muy conocido, bastante turístico, pero el encanto del lugar no es por la cantidad de gente, sino por sus costumbres y sobre todo por sus fiestas.

El fin de semana más cercano al 29 de septiembre, se realiza la Fiesta de San Miguel Arcángel, Santo Patrono de la Ciudad, siendo está la más importante del lugar.

Todo es precioso, el municipio completo participa, es un verdadero lujo asistir y aquí te damos 5 razones para vivir la Fiesta de San Miguel por lo menos una vez en la vida:

 

  1. La organización de la fiesta es otro nivel, en hora buena por los organizadores, desde las 4 de la tarde del sábado puedes disfrutar eventos culturales, recorrer todas las calles limpias, ordenadas y decoradas.

 

  1. Cantarle las mañanitas a San Miguel es un espectáculo indescriptible, imagínate nada más TODO un pueblo, cantando las mañanitas, acompañados de música banda, orquesta, mariachi y una cantidad de fuegos artificiales difícil de igualar, haciendo que ver el cielo sea una fiesta de luces y colores.

 

  1. El desfile del día domingo es un conjunto de elementos religiosos y paganos, en donde participan carros alegóricos, bailes, danzas, disfraces, no solo de San Miguel o del país, sino que llegan caravanas de otros países para participar, el pueblo entero es testigo de cómo las calles se inundan de culturas, de tradiciones, más allá de nuestras fronteras. Seguramente has visto desfiles, te aseguro que ninguno como el de San Miguel.

 

  1. Describir México es una tarea titánica, no hay papel que alcance, ni tinta suficiente para escribir todo lo que es, lo que representa y lo que se vive; las fiestas de San Miguel es una clara representación del pasado colonial, de la religión, de las creencias, pero también de la solidaridad y es que en la fiesta es como si todos fuéramos hermanos, como si todos nos conociéramos desde siempre y acudimos a festejar, porque no importa si no crees en San Miguel, la fiesta es del pueblo.

 

  1. A pesar de que es lugar turístico, es bastante económico, el alojamiento y la comida se acomoda a cualquier presupuesto, los eventos son en las calles, por tanto gratuitos. Además es un lugar seguro, bien puedes ir con la familia o con amigos, simplemente hermoso. Imagínate el recuerdo de vivir un evento de esta talla.

 

Las fiestas de pueblo como se conocen son únicas, en México son inigualables.

 

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.


Daniela Montalvooctubre 22, 2020
DANIELA-MONTALVO-LA-TALACHA-NORESTE.jpg

4min0

 

MEXICO SIN FIN

Por Daniela Montalvo

Una mujer con Bastón de Mando

 

En tiempos actuales hemos sido testigos de diversas expresiones feministas, todas reclamando libertad, equidad e incluso justicia; utilizando métodos que para algunos pueden resultar cuestionables, las mujeres hemos logrado abrir puertas que en pleno siglo XXI, habían permanecido cerradas.

Hoy queremos reconocer el trabajo, la entereza y la voluntad de María Guadalupe Oviedo, de origen Mazahua y radicada en el Estado de México, pues ha luchado toda su vida para que su voz sea escuchada, voz que utiliza para construir un mejor futuro para su olvidada comunidad.

¿Quiénes son los mazahuas?

Comunidad indígena, asentada principalmente en el Estado de México y Michoacán, tienen su propia lengua, costumbres y tradiciones que han sobrevivido a través del tiempo, constituyen una de las comunidades con mayor Índice de Marginación del Estado de México, y tienen como fuentes de ingresos la siembra de maíz, elaboración de artesanías y algunas actividades del sector manufacturero, de construcción y de servicios.

Quienes pertenecemos a los llamados “grupos vulnerables”, sabemos lo difícil que determinadas situaciones resultan, mientras para algunos ir a la escuela es un triunfo logrado, para otros es un derecho que aún no han conquistado; y en esta última circunstancia se encuentran los niños mazahuas.

Lupita, como es conocida entre los suyos, se ha convertido en Jefa Suprema de su comunidad, en una ceremonia en la que recibió el “Bastón de Mando”, cuyo significado emblemático representa la labor que ella debe realizar a partir de su recepción.

¿Qué es el Bastón de Mando y porque es tan importante?

Con fundamento en el artículo 2 de la Constitución Política de México, que refiere la libre determinación de los pueblos indígenas, las comunidades se organizan en una sesión simbólica y de alto respeto, entregan el “Bastón de Mando” a quien habrá de fungir como su representante, es decir, simboliza una investidura para quien fungirá como el líder moral y político de la comunidad.

Dicho lo anterior, la ceremonia de Lupita constituyó un parte aguas en la organización de las comunidades indígenas, nunca antes este “Bastón de Mando” había sido entregado en las manos de una mujer.

Quienes han tenido la oportunidad de convivir con algún Mazahua, habrán podido comprobar la riqueza cultural que su comunidad posee, desde su colorida vestimenta, su riquísima gastronomía, pero quizá lo más importante es el respeto que le profesan no solo a los miembros de su comunidad, sino a todos por igual.

Lupita tiene un gran reto por delante, debe utilizar su “Bastón de Mando” para tocar muchas puertas, para llegar a donde nadie más lo ha hecho, todo con el firme objetivo de mejorar la calidad de vida de su comunidad.

Los Mazahuas son una parte de México, celebremos el empoderamiento de la mujer, celebremos la libre determinación de nuestros hermanos indígenas.

Un país tan diverso y multicultural como México, para una vida resulta sin fin.

Visítanos en México Sin Fin en Facebook: https://www.facebook.com/mexxicosinfin/

 



SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES