Homero Hinojosa

Homero Hinojosanoviembre 28, 2020
HOMERO-HINOJOSA-3.jpg

6min0

 

CABRITO NEWS

¿Qué será del muro?

Por Homero Hinojosa

 

Joe Biden prácticamente se convertirá en el presidente número 46 de la Unión Americana en enero del 2021. Y desde ahora los ciudadanos de ambos lados de la frontera se cuestionan: ¿Y qué pasará con el muro de Trump?

El candidato demócrata dijo en campaña que no demolería la construcción que se ha levantado, pero que tampoco continuará con su edificación que fue financiada en su mayoría con recursos del Pentágono. Hasta el momento se han gastado alrededor de 15 mil millones de dólares en su desarrollo.

Según el gobierno norteamericano, de enero a octubre del presente año se han construido 300 millas más de este nuevo muro, pero  se estima que antes de que Trump entregue la presidencia se podrían tener 170 millas más de construcción. La soberbia y obstinación del actual presidente es tal que aún sabiéndose perdedor luce decidido a seguir causando daño ecológico en la zona fronteriza de Arizona y Sonora.

Según Defenders of Wildlife, alrededor de mil 500 especies de plantas y animales, incluyendo algunas de los 60 clasificadas más en peligro de extinción o vulnerables, se encuentran en los cinco corredores de hábitats binacionales a lo largo de la frontera sur. 

Un ejemplo del daño específico que se causó fue provocar un descenso severo en los niveles de agua del manantial Quitobaquito. Durante décadas las comunidades indígenas y los animales de esta región han dependido de este manantial para surtirse de agua en medio del desierto de Arizona.

El nivel del agua descendió de manera radical, ya que constantemente se bombeaba agua para construir el muro. Con la construcción, además, se puso en riesgo la vida de ovejas de borrego cimarrón entre California y México, así como la del lobo gris mexicano y el berrendo de Sonora, éste último en peligro de extinción. Pero con Biden en el poder, la obra será finalmente frenada.

“No se construirá otro pie de muro en mi gobierno. Voy a asegurarme de que tengamos protección fronteriza, pero se basará en que utilicemos la capacidad de alta tecnología para enfrentarla”, ha dicho el nuevo presidente.

Durante su campaña, Biden calificó de “obsesión” la decisión de Trump de construir un muro que en la práctica nada servía para mejorar los problemas de seguridad en la frontera.  La política de Biden también supondría el retiro de las tropas de la Guardia Nacional que su contrincante mandó a la frontera del sur con la intención de apoyar al Departamento de Seguridad Nacional.

Todavía resuena en la memoria de los mexicanos la amenaza de Trump de que México pagaría por la construcción del muro. Finalmente, los fondos salieron de una partida presupuestaria destinada al Pentágono, lo que significa que los ciudadanos norteamericanos, desde Seattle hasta Miami, fueron quienes finalmente lo solventaron con sus impuestos.

La parte del muro de la frontera occidental quedará ahí, abandonada y sola, y permanecerá de manera indefinida como un mal recuerdo en nuestra historia contemporánea binacional, como un acto de un presidente  norteamericano obstinado que buscó cumplir un capricho infantil a costa de dañar la naturaleza sin piedad.


Homero Hinojosanoviembre 21, 2020
HOMERO-HINOJOSA-2.jpg

6min0

 

CABRITO NEWS

“¡Lleve su vacuna, llévela!”

Por Homero Hinojosa

 

La noticia de las farmacéuticas Pfizer y Moderna de que sus vacunas para frenar el Coronavirus superan el 90-95 por ciento de efectividad ha sido recibida con entusiasmo por todo el mundo y en momentos en que la tradicional influenza de temporada empieza también a provocar contagios y enfermos. 

Las autoridades de salud en diferentes países tienen esperanzas de que las vacunas COVID-19 puedan traer «inmunidad colectiva» y algunos calculan que con solo inmunizar dos tercios de la población se podría detener la enfermedad pandémica y ayudar a proteger a comunidades y naciones enteras.

Algunos expertos, sin embargo, temen que tales expectativas están fuera de lugar. Para empezar, el tener claro qué se necesita para lograr una inmunidad colectiva implica una variedad de factores, varios de los cuales aún se desconocen.

Muchas preguntas surgen alrededor de este tema. Por ejemplo… ¿Cuál es la tasa de propagación del virus causante de COVID-19? ¿Podrán las primeras vacunas implementadas detener la transmisión del virus o simplemente evitar que las personas se enfermen? ¿Ofrecerán la misma protección a todos?

Y es que el concepto de  “inmunidad colectiva” a veces se entiende erróneamente como protección individual. Las personas llegan a pensar: “No saldré contagiado porque hay inmunidad colectiva”. La inmunidad colectiva se refiere a la protección comunitaria, no a cómo se protege a un individuo.

El Centro Europeo para Prevención de Enfermedades (ECDC) anticipa un valor de inmunidad colectiva estimado del 67 por ciento para sus modelos. Los expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, también han señalado una tasa de cobertura de vacuna del 65 al 70 por ciento como una forma de alcanzar la inmunidad de la población mediante la vacunación.

La idea es proteger a los vulnerables a fin de cuentas. Si más del 90 por ciento de la población es vacunada habrá tan poco virus en el entorno que el 2 por ciento estará prácticamente protegido.

A pesar de que se ha cumplido un año de que el Covid apareció, este virus aún siguen siendo un misterio en muchos aspectos. Por ejemplo, no se sabe aún exactamente qué tan rápido se propaga si no existe ninguna precaución y por qué en muchos casos los contagiados no se dan cuenta que lo han adquirido (alta frecuencia de asintomáticos).

Lo más relevante es que a pesar de los anuncios realizados por Pfizer y Moderna aún se desconoce cuándo las vacunas estarán en el mercado y en qué cantidad, así como qué criterios de preferencia habrá para que unos países la tengan y otros no. 

Además, dependerá de los gobiernos escoger qué vacunas importará e implementará, lo que seguramente será un tema de debate interno, como en el caso de México (¿las rusas, las “gringas” … o cuáles?

La evidencia hasta ahora sugiere que las primeras vacunas COVID-19 que salgan al mercado al menos evitarán que las personas desarrollen la enfermedad. Pero no se puede descartar que las personas aún contraigan el virus y lo transmitan a otras personas sin que se den cuenta. Tal parece que todavía hay Coronavirus para rato y la mejor defensa será la que tenemos hasta ahora: la preventiva.


Homero Hinojosanoviembre 6, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg

6min0

 

Cabrito News

Hora de Sanar Heridas

Por Homero Hinojosa

 

La reciente contienda electoral en Estados Unidos para elegir al presidente que llevará las riendas de ese país del 2021 al 2024 dejó expuesta una serie de elementos que invitan a una revisión de su sistema democrático.

En el vecino país del norte, quien gana el voto popular en las elecciones no necesariamente llega a la presidencia, como le pasó a Hillary Clinton en 2016. Trump se erigió victorioso entonces porque consiguió más votos en el Colegio Electoral.

Es importante recordar que en Estados Unidos se da el voto indirecto para elegir Presidente. Cuando los ciudadanos acuden a las urnas, aunque en la boleta estén los nombres de los candidatos por cada partido, en realidad están votando por los “electores” de cada estado. El trabajo de éstos es elegir al presidente y vicepresidente. De ahí que muchas veces un candidato gana el voto popular pero el otro se lleva el voto bueno, el electoral.

Otro problema del sistema actual radica en que las instituciones están diseñadas para favorecer a zonas rurales y territorios escasamente poblados. Así ha operado por más de 200 años. Durante la mayor parte de la historia norteamericana eso no fue ningún problema porque no tenía un efecto partidista, no beneficiaba a un partido o al otro, porque ambos tenían un ala rural y un ala urbana. 

Sin embargo, a partir de años recientes se ha visto que el Partido Republicano se ha convertido en “un partido rural de territorios escasamente poblados”, los llamados estados rojos. Y los demócratas se han convertido en el partido de las ciudades grandes.

Esto significa que de manera no intencional los republicanos se han visto ahora favorecidos y tienen una ventaja en el Colegio Electoral y en el Senado.

La elección presidencial resaltó sin duda las fracturas del sistema democrático norteamericano y la polarización de sus ciudadanos. Pero también exhibió a un Donald Trump más supremacista, cabeza directiva de la cada vez menor mayoría blanca de Estados Unidos.

La Oficina del Censo estima que para mediados de 2020 las personas no blancas conforman ya la mayoría de los 74 millones de niños de ese país. Y para el 2040, las personas blancas serán ya la mitad de la población estadounidense, mientras que las poblaciones multirraciales constituirán la otra mitad (entonces sí será oficial: Un Estados Unidos “blanco” y uno “multirracial”).

Lo que muchos demócratas ven como un evolución que traerá mejores condiciones de vida y mayor diversidad, muchos ciudadanos blancos lo perciben como una amenaza cultural.

Quizá ello explique hoy el creciente malestar —e incluso resistencia— entre muchas ciudadanos pro-trumpistas, en particular hombres de clase trabajadora y sin título universitario. Ellos ven cómo su país avanza en un evidente proceso irreversible para convertirse en un país “con minoría blanca”.

Las elecciones del 2020 han sido todo un “American Reality Show” y quedan como lección y referencia para enmendar muchas cosas en su sistema democrático, pero también para iniciar un proceso de sanación de heridas entre su población. Nuestros vecinos tienen la decisión de continuar divididos en el futuro o ver esta nueva era como una oportunidad de optar por la tolerancia, la diversidad y la convivencia como fórmulas de vida pacífica.


Homero Hinojosaoctubre 31, 2020
HOMERO-HINOJOSA-4.jpg

10min0

 

CABRITO NEWS

El otro virus: la pobreza

Por Homero Hinojosa

 

Una vez que inicie su marcha el controvertido “Tren Maya” —si es que AMLO logra concretar su sueño— los turistas internacionales podrán constatar cómodamente desde sus ventanillas el alto grado de miseria y desigualdad social que impera en Chiapas, Tabasco y Campeche.

Y es que México sigue siendo un país de pobreza. Según un reporte divulgado por el BID, nuestro país ocupa el sexto lugar en mayor desigualdad económica y social de América Latina. Solo nos supera Brasil, Colombia, Honduras, Panamá y Paraguay.

Las políticas para combatirla prácticamente no han movido el índice de Gini —medida para la distribución del ingreso— en los últimos 12 años.

El BID considera el nivel de 5.5 dólares al día para ubicar a una persona en pobreza monetaria, es decir, que no puede adquirir los alimentos ni bienes y servicios de consumo habitual.

Las cosas en México y en la región se han agravado seriamente este año. La crisis económica que trajo el Covid-19 generará en América Latina y el Caribe hasta 44 millones de nuevos pobres (según la ONU hay 190 millones de pobres desde Tijuana hasta Patagonia).

La Pandemia no solo ha afectado a los que menos tienen. La llamada “clase media consolidada” también ha sido dañada y de manera grave. Una caída en el poder adquisitivo (los supermercados no han escatimado en aumentos), reducción de salarios y pérdida de empleo han sido factores reales que le han impactado.

“La pandemia reducirá el bienestar de 52.2 millones de personas que habían alcanzado la categoría de clase media consolidada”, revela el informe. Un dato sin duda escalofriante.

No podemos afirmar que el Covid-19 ha sido el mayor causante de la crisis de pobreza y de “devaluación” que vive la clase media actualmente. La pandemia solo vino a potenciar un fenómeno que estábamos viviendo en toda esta región latinoamericana: un estado de fragilidad social y económica.

La pobreza que vemos es principalmente un efecto de la falta de una política de protección social consolidada en la mayoría de los países de la zona, evidente en naciones con gobiernos tanto de línea conservadora (Brasil con Jair Bolsonaro) que de modalidad pro-socialista (México con Andrés Manuel López Obrador).

La mala respuesta a la crisis sanitaria inevitablemente ha generado en nuestras naciones una reducción drástica de la actividad económica que se ha trasladado en un reto de similares repercusiones al tema de salud.

Resulta imperante que los países latinoamericanos más afectados hagan un frente común y consoliden prácticas públicas que los lleven a soluciones más pragrmáticas. Es hora de trabajar alineados.

El BID, por ejemplo, exhorta a nuestros gobiernos a estimular a la iniciativa privada, dar un seguro de desempleo a los trabajadores del sector formal y otorgar apoyos a las personas que laboran por cuenta propia.

Ello aunado a una política social que duplique  los apoyos sociales ya existentes y con una reprogramación de pagos de impuestos y contribuciones de seguridad social. La apuesta está en incrementar el nivel de liquidez de las empresas, lo cual puede utilizarse para mantener el empleo y el valor de los salarios.

Es México es hora de actuar antes que los estragos del 2020 lleven a “pulverizar” más a la clase media y aumentar los niveles de extrema pobreza en nuestros estados, principalmente aquellos ubicados en el sureste mexicano. Y es que antes de sembrar vías de ferrocarril en una zona selvática urge mejorar el bienestar de millones de mexicanos.

Una vez que inicie su marcha el controvertido “Tren Maya” —si es que AMLO logra concretar su sueño— los turistas internacionales podrán constatar cómodamente desde sus ventanillas el alto grado de miseria y desigualdad social que impera en Chiapas, Tabasco y Campeche.

Y es que México sigue siendo un país de pobreza. Según un reporte divulgado por el BID, nuestro país ocupa el sexto lugar en mayor desigualdad económica y social de América Latina. Solo nos supera Brasil, Colombia, Honduras, Panamá y Paraguay.

Las políticas para combatirla prácticamente no han movido el índice de Gini —medida para la distribución del ingreso— en los últimos 12 años.

El BID considera el nivel de 5.5 dólares al día para ubicar a una persona en pobreza monetaria, es decir, que no puede adquirir los alimentos ni bienes y servicios de consumo habitual.

Las cosas en México y en la región se han agravado seriamente este año. La crisis económica que trajo el Covid-19 generará en América Latina y el Caribe hasta 44 millones de nuevos pobres (según la ONU hay 190 millones de pobres desde Tijuana hasta Patagonia).

La Pandemia no solo ha afectado a los que menos tienen. La llamada “clase media consolidada” también ha sido dañada y de manera grave. Una caída en el poder adquisitivo (los supermercados no han escatimado en aumentos), reducción de salarios y pérdida de empleo han sido factores reales que le han impactado.

“La pandemia reducirá el bienestar de 52.2 millones de personas que habían alcanzado la categoría de clase media consolidada”, revela el informe. Un dato sin duda escalofriante.

No podemos afirmar que el Covid-19 ha sido el mayor causante de la crisis de pobreza y de “devaluación” que vive la clase media actualmente. La pandemia solo vino a potenciar un fenómeno que estábamos viviendo en toda esta región latinoamericana: un estado de fragilidad social y económica.

La pobreza que vemos es principalmente un efecto de la falta de una política de protección social consolidada en la mayoría de los países de la zona, evidente en naciones con gobiernos tanto de línea conservadora (Brasil con Jair Bolsonaro) que de modalidad pro-socialista (México con Andrés Manuel López Obrador).

La mala respuesta a la crisis sanitaria inevitablemente ha generado en nuestras naciones una reducción drástica de la actividad económica que se ha trasladado en un reto de similares repercusiones al tema de salud.

Resulta imperante que los países latinoamericanos más afectados hagan un frente común y consoliden prácticas públicas que los lleven a soluciones más pragrmáticas. Es hora de trabajar alineados.

El BID, por ejemplo, exhorta a nuestros gobiernos a estimular a la iniciativa privada, dar un seguro de desempleo a los trabajadores del sector formal y otorgar apoyos a las personas que laboran por cuenta propia.

Ello aunado a una política social que duplique  los apoyos sociales ya existentes y con una reprogramación de pagos de impuestos y contribuciones de seguridad social. La apuesta está en incrementar el nivel de liquidez de las empresas, lo cual puede utilizarse para mantener el empleo y el valor de los salarios.

Es México es hora de actuar antes que los estragos del 2020 lleven a “pulverizar” más a la clase media y aumentar los niveles de extrema pobreza en nuestros estados, principalmente aquellos ubicados en el sureste mexicano. Y es que antes de sembrar vías de ferrocarril en una zona selvática urge mejorar el bienestar de millones de mexicanos.


Homero Hinojosaoctubre 24, 2020
HOMERO-HINOJOSA-3.jpg

6min0

 

CABRITO NEWS

Aferrado al Poder

Por Homero Hinojosa

 

En un par de semanas —para ser precisos el próximo 3 de noviembre— los norteamericanos decidirán si “echan” por fin a Donald Trump de la Casa Blanca o le dan una oportunidad más. Todo un evento mundial, sin duda, para cerrar este difícil año 2020.

Trump ha sido durante estos casi cuatro años un mandatario polémico. Durante todo este tiempo la gente lo ha percibido desde una perspectiva bipolar: O lo han odiado o lo han amado. Casi no hay medios tintes.

Los hechos durante su administración demuestran que ha afectado profundamente a Estados Unidos y al mundo entero, incluído México. Se ha caracterizado por su abuso evidente del poder y ha minimizado a sus oponentes políticos, desde el ex-presidente Barack Obama, siguiendo con su ex-rival del 2016 Hillary Clinton y hasta su principal contrincante actual, Joe Biden.

Para algunos observadores y analistas políticos, la actual campaña de reelección representa la mayor amenaza para la democracia estadounidense desde la Segunda Guerra Mundial.

Trump ha sido un presidente parcial. No le ha importado su país ni el interés público. En estos cuatro años ha antepuesto sus intereses comerciales y políticos a los intereses de la mayoría. Ha demostrado un desprecio impresionante por las vidas y libertades de los ciudadanos que dice representar.

Los medios norteamericanos y mundiales han destacado en sus análisis e investigaciones el lado oscuro de Trump: el racismo, la xenofobia, su misoginia. En el primer debate con Joe Biden —y a exhortación expresa del moderador a cargo— se negó a condenar las acciones de los supremacistas blancos. Ante la insistencia de hacerlo se salió, como bien decimos acá en México, “alegremente por la tangente”.

Para muchos no solo es un demagogo que preside un país cada vez más diverso. También se ha distinguido por ser un aislacionista en un mundo cada vez más interconectado. El incumplimiento de su palabra es algo que lo ha caracterizado: promete hacer cosas que nunca hará.

De hecho el discurso del ahora Presidente se ha caracterizado por ser de retórica divisiva con ataques constantes contra sus compatriotas, de un partido u otro, de una ideología u otra.

El 3 de noviembre puede ser un punto de cambio, de nuevo rumbo. Esta es una elección sobre el futuro de los Estados Unidos y de México. Es un momento clave para que nuestros vecinos al norte del Río Bravo decidan qué camino desean seguir: cuatro años más de crisis política o una alternativa fresca, más liberal.

Cuatro años más serían lo peor. Dudosamente los norteamericanos podrán resistir más, soportar a un mandatario intransigente, abusivo y peligroso.

La esperanza se ha dejado asomar estos días. Muchos de ellos han salido a practicar el voto temprano y por correo, haciendo largas filas que se extienden por muchas cuadras a través de sus pueblos y ciudades. Algo no visto antes, con todo y esta Pandemia que se vive.

Sin embargo, Trump amenaza con realizar un asalto total a la integridad de ese proceso democrático. Rompiendo con todos sus predecesores modernos, se ha negado a comprometerse con una transferencia pacífica del poder, sugiriendo que su victoria es el único resultado legítimo, y que si no gana, está listo para impugnar el juicio del pueblo estadounidense en los tribunales o incluso en las calles. Para el baile electoral vamos…


Homero Hinojosaoctubre 17, 2020
HOMERO-HINOJOSA-2.jpg

6min0

 

CABRITO NEWS

Octubre de bloqueos

Por Homero Hinojosa

 

Los mexicanos ya piensan que a nuestro Presidente “le vale queso” los bloqueos en las autopistas, carreteras estatales y vías ferroviarias que se han multiplicado durante este mes de octubre.

Michoacán, Sonora, Sinaloa, Morelos, Estado de México, Querétaro y Chihuahua son escenarios de insurgencia popular. Hasta en el estado consentido de AMLO —Tabasco— los habitantes se “encendieron” esta semana.

Lo que ocurre en esta última entidad resulta simbólico. Tabasco registró estos días una serie de bloqueos de carreteras y calles de diferentes municipios por parte de ciudadanos que exigen apoyos de la Secretaría del Bienestar debido a las lluvias e inundaciones que provocaron los frentes fríos que llegaron este mes, apoyos que por supuesto no habían recibido.

Pese a que hubo algunos desalojos de la Policía estatal y de Guardia Nacional, la capacidad de reorganización de esas comunidades tabasqueñas es sorprendente: rápidamente se movilizan y comienzan a bloquear otros espacios.

También esta semana al menos 20 casetas de cobro en distintas autopistas del País fueron tomadas por diversos grupos. El periodista y columnista Sergio Sarmiento dedico el miércoles su columna a denunciar un caso que pudo atestiguar.

 “En la caseta de Tlalpan, de la Autopista México-Cuernavaca, tres distintos grupos se alternaron para extorsionar a los automovilistas, obligándolos a entregar 50 pesos por cada vehículo”, escribió.

De acuerdo con reportes de la Guardia Nacional y de Capufe, la entidad más golpeada por esta actividad ha sido Sonora con seis tomas de autopistas y carreteras en localidades como Guaymas y Hermosillo; seguida de Sinaloa con cinco, en vías como el Libramiento de Culiacán y la vía Mazatlán-Culiacán.

Los bloqueos no solo se han efectuado en carreteras. También se han dado acciones de este tipo en diversos tramos de vías férreas en estados del sur y norte del País. En Michoacán integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantuvieron bloqueado el paso a 25 trenes que transitan entre Morelia y el puerto de Lázaro Cárdenas. Los maestros normalistas exigen plaza base para los recién egresados y el pago de salarios atrasados.

Y en Meoqui, Chihuahua, se cumplió más de un mes y medio de la toma de vías de ferrocarril por agricultores. Allá reclaman la extracción de agua para cumplir el tratado con Estados Unidos, lo cual ha generado pérdidas para las industrias por los costos que genera cambiar de modo de transporte y de rutas para movilizar mercancías, principalmente cosechas de maíz.

Al Presidente le gustaría decirles a estos mexicanos “Quédense en casa, apacígüense en su rancho”. Pero los ciudadanos andan “destrampados”, desafiando abiertamente a la autoridad.

Los hechos demuestran que nuestro mandatario y su Gobierno han minimizado esta mega-movilización nacional y en la mayoría de los casos su actuación se ha limitado a enviar elementos que se asoman, titubean y simplemente se quedan a la expectativa.

Ojalá nuestras autoridades no solo respondan con una mejor estrategia y den mejores garantías a los operadores de estas vías terrestres y férreas que han perdido miles de millones de pesos por la interrupción del flujo de bienes y servicios. Sus acciones deben de ir a la raíz de los problemas y pedir cuentas a quienes de alguna manera no están  atendiendo las demandas de la población y están poniendo al País de cabeza.


Homero Hinojosaoctubre 10, 2020
HOMERO-HINOJOSA-1.jpg

4min0

 

CABRITO NEWS

Sí se está “armando”

Por Homero Hinojosa

 

Con mucha discreción —y nada de ruido— apareció el 3 de octubre una misteriosa cuenta en Twitter con el usuario @SiPorMéxico.

En el primer tuit enviado, en formato de video, se notifica del nacimiento de una nueva organización cívica en nuestro país, mencionan su razón de existir y exponen sus postulados a promover y defender.

“Somos un grupo de  ciudadanos y organizaciones que estamos dispuestos a hacer todo lo necesario para que de una vez por todas sí le vaya bien a México”, reza parte del mensaje.

Y de esa forma declaraban formalmente el lanzamiento de un nuevo frente ciudadano con miras a influir en las elecciones federales y estatales del 2021 y que lleva por nombre “Sí Por México”.

Sus postulados abarcan, entre otros, una economía incluyente, el cuidado del medio ambiente, los derechos sociales y un Siglo XXI a favor de las mujeres.

El video en Twitter permaneció discreto ahí por algunos días hasta que en la conferencia mañanera del pasado jueves pasado Andrés Manuel López Obrador “destapó” la existencia de esta nueva organización cívica y le puso nombre y apellido a sus patrocinadores.

“Ante la inminencia del proceso electoral se está conformando un nuevo movimiento contra nosotros, un FRENAAA 2 encabezado por Claudio X. González y el dirigente de Coparmex, Gustavo de Hoyos”, reveló el Presidente.

Esa misma tarde del jueves, ante “el destape” del primer mandatario, circuló un comunicado de la nueva organización para confirmar su existencia, explicar su conformación y exponer su agenda para los siguientes días.

“Este no es el movimiento de una sola persona, ni de dos, ni de tres, hoy somos al menos cien organizaciones las que estamos respaldando el SÍ… El próximo 20 de octubre haremos un lanzamiento público, frontal y transparente para que la gente nos conozca y decida si se quiere sumar o no”, reza el comunicado.

El dirigente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos (uno de los señalados por el Presidente), replicó ese mismo jueves en Twitter el comunicado con el mensaje: “Sí, nos estamos organizando porque no queremos volver al pasado, pero tampoco podemos quedarnos como estamos”.

Hasta este viernes, ni Claudio X. González ni Gustavo de Hoyos habían aclarado qué papel jugarían en este nuevo movimiento. Ambos son empresarios que los define su marcado activismo político y se han convertido en los principales críticos del Presidente por parte de la iniciativa privada.

“Es una oposición moderna, propositiva, y ellos son los que van a encabezarla”, declaró AMLO el jueves.

El País parece organizarse cada día más. Las redes sociales potencian la presencia y la voz de estos nuevos grupos. En Palacio Nacional empiezan a tomarlos más en cuenta, les dan espacio en sus conferencias mañaneras otorgándoles así cierta legitimidad y autenticidad.

Por lo visto sí se está “armando” la resistencia


Homero Hinojosaoctubre 3, 2020
thumbnail_facebook_1601709467287_6718056425486944202.jpg

3min0

 

COCTEL POLÍTICO

 NL gobernado por una mujer?

Por: Oscar González y Emanuel González

 

Se acorta el camino, Clara Luz, alcaldesa de Escobedo, lleva la delantera.

Recordemos que desde el mes de marzo de este año, antes de la pandemia, tuvo una reunión en Nuevo León con la dirigencia nacional del PRD enseñando el modelo de seguridad pública para los municipios gobernados por el PRD en el país, tal y y como lo comentamos oportunamente en un Coctel Político. Después, otra reunión en septiembre.

Y para los incrédulos que vieron y no creían, el PRD sigue siendo un instrumento importante, de consenso y liderazgo, Jesús Zambrano ratificó la apertura con todos los partidos políticos PAN, PRI, PANAL, MC con todas las organizaciones de la sociedad civil convocando un frente común -con excepción de Morena-…

Las mujeres se afianzan al poder, ahí esta el PRD en Nuevo León presente con Sylvia Elizondo. Mujeres brillantes se han abierto camino en la vida política del Estado: Cristina Díaz, Ivonne Álvarez, María Elena Chapa, Mary Huerta, Arlina Marroquin, entre otras grandes, cuadros importantes que han sembrado la vida política actual, bien por las mujeres, seguro obtendrán posiciones de primer nivel…

El ejercicio de la democracia, la equidad, paridad exige la razón de la igualdad… Lo auguramos: Nuevo León será gobernado por una mujer con carisma, determinación y experiencia política.. Usted, ¿qué opina?…

Para continuar el proyecto de nación, AMLO requiere ganar la mayoría en el Congreso de la Unión, congresos locales para poder continuar las reformas constitucionales de fondo, que tanto miedo tienen algunas empresas funcionarios públicos. Por ahí va la bola…

Abusados, en Nuevo León los municipios de García, Ciénega de Flores y Escobedo tendrán representantes de la comunidad indígena, ningún otro municipio. Será a través de las planillas que registren los partidos políticos o independientes, así que todas las organizaciones que anden convocando una representación de esta índole son un rotundo fraude, ya lo verán…

El 2 de octubre no se olvida, todos aquellos jóvenes estudiantes, trabajadores y campesinos caídos por sus ideales son recordados; su lucha no fue en balde, el ejercicio de la democracia, revolución sigue su marcha. Un fraternal saludo a todos aquellos que le dieron vida. Presentes ahora y siempre. ¡Salud, con un buen Coctel Político! ¡Hacia la victoria siempre!.. ¡Sale!


Homero Hinojosaoctubre 3, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg

6min0

 

CABRITO NEWS

Presidente con virus

Por Homero Hinojosa

 

Los primeros en detectar señales sospechosas en la Casa Blanca fueron miembros de su staff y los reporteros “que cubren la fuente”.

“Los ayudantes más cercanos al Presidente (Donald Trump) empezaron a darse cuenta el miércoles que el presidente se sentía muy mal. El presidente parecía exhausto”, escribe Jennifer Jacobs de la cadena de noticias Bloomberg.

“Algunos de ellos lo atribuían a la fatiga derivada de una intensa campaña, pero otros empezaron a tomarlo como un hecho, él ya tenía el Coronavirus”, añade.

Fue en la madrugada del viernes cuando Trump hizo el histórico anuncio en su cuenta de Twitter: “Esta noche Melania y yo hemos salido positivos en Covid-19. Comenzaremos inmediatamente un periodo de cuarentena y de recuperación. Saldremos de esto adelante”.

Al amanecer, su contrincante Joe Biden del partido demócrata le enviaba un mensaje de pronta recuperación y sus colaboradores afirmaban que se haría una prueba también. Después de todo, lo tuvo muy cerca en el debate del miércoles en Cleveland.

La noticia cayó como una bomba a nivel global, no solo por la figura prominente en cuestión (el presidente de la nación más poderosa del mundo) sino por el “timing” o momento específico en que ocurre: las elecciones que se llevarán a cabo dentro de UN MES en Estados Unidos.

El periódico The New York Times publicó algunos testimonios este fin de semana en donde afirma que colaboradores cercanos piensan que los votantes reaccionarán con una “dura condena” contra el Presidente.

Y es que desde marzo Trump minimizó tomar las precauciones más básicas, como eran utilizar cubre-bocas, mientras sus consejeros en Salud rogaban a la población no dejar de utilizarlos.

“La indiferencia mostrada pone ahora en riesgo su propia salud, la estabilidad del país entero y sus esperanzas para lograr la reelección”, advierte el Times.

¿Qué tanto afectará al proceso electoral este contagio oficial del Presidente?

En primer lugar, se detiene prácticamente el proceso de campaña presidencial republicana. Y a partir de este viernes Trump luce ya como un “candidato enfermo”, una situación adversa que seguramente le provocará humillación (recordemos que él no tolera desde la infancia ser humillado).

En segundo lugar, debido a la cuarentena el siguiente debate programado para mediados de octubre podría ser cancelado. Para muchos ésta es una ventaja para Trump quien ha demostrado no ser capaz de sostener una discusión de ideas de manera racional, ecuánime y profesional. 

Por lo pronto se han cancelado las visitas de campaña a Florida (un estado decisivo el día de las elecciones), así como a Wisconsin y Arizona.

¿Podría retirarse de la campaña? ¿Entraría un relevo de última hora? Quizá  éstas sean preguntas prematuras de las cuales solo se irán teniendo respuestas conforme vayan aflorando más detalles de su estado de salud.

Sin embargo, si es hospitalizado, Trump puede invocar la enmienda 25 de la Constitución y transferir los poderes presidenciales al vicepresidente Mike Pence, una posibilidad con alta probabilidad de ocurrencia sin duda.


Homero Hinojosaseptiembre 25, 2020
HOMERO-HINOJOSA-3.jpg

6min0

 

CABRITO NEWS

Las Voces Críticas

Por Homero Hinojosa

 

Fulminante crítica lanzó The Economist en su último número publicado esta semana contra el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. “Es temperamentalmente alérgico a la crítica”, apunta.

En el texto la revista británica hace alusión a la relación histórica entre el Gobierno y la prensa en nuestro país y destaca un factor para muchos bien reconocido: el gasto en publicidad oficial discrecional que va a dar a los medios. 

Y para muestra un gran botón: En 2020, las televisoras nacionales recibieron 700 millones de pesos en contratos de publicidad oficial y La Jornada, uno de los diarios consentidos del Presidente, recibió 252 millones de pesos. Por otra parte, Nexos recibió una penalización de un millón de pesos y la suspensión de todos los contratos de publicidad con el Gobierno.

Héctor Aguilar Camín, director de Nexos, ha sido fustigado por López Obrador en diversas ocasiones y lo acusa de haber sido favorecido por anteriores administraciones. Otro intelectual y periodista, Enrique Krauze de la revista Letras Libres, también ha estado en el blanco de las críticas de AMLO. 

Ambos niegan que sus publicaciones estuvieran sostenidas por la publicidad oficial durante administraciones previas. Nexos incluso ha buscado un amparo para revocar la decisión de la Secretaría de la Función Pública que multó a la publicación. 

“Ellos (Aguilar Camín y Krauze) fueron los jefes de la intelectualidad durante todo el período neoliberal”, dijo recientemente López Obrador y los acusó de actuar como propagandistas contratados para los gobiernos de sus predecesores. 

“Pertenecen a la agrupación conservadora a la que le gustaría mantener el mismo régimen de corrupción, injusticias y privilegios”, expresó.

El discurso del Presidente contra lo que él llama la “prensa neoliberal” no es reciente. Prácticamente desde que inició su administración ha utilizado su conferencia de prensa matutina “La Mañanera” para atacar con frecuencia al diario Reforma, al que ha llamado “pasquín inmundo”. 

Y es que al mandatario no le agrada que se le cuestione sobre los temas de relevancia nacional, como la deficiente estrategia gubernamental para combatir el Covid-19, los efectos de la Pandemia reflejados en desempleo y la economía y, particularmente, los señalamientos de corrupción en su mismo Gabinete y equipo de trabajo cercano.

“Parecen un intento de silenciar las voces críticas en los medios mexicanos por parte de un presidente populista que ya ha obstaculizado instituciones previamente independientes como la Corte Suprema y las agencias reguladoras”, sentencia The Economist.

Acusaciones duras, sin duda. La preocupación ya no solo se refleja en nuestro país. Cada vez más el mundo pone los ojos en México y expone el peligro que conlleva observar a los poderosos tratando de limitar la libertad de expresión, pero sobre todo hacerlo con intereses populistas y como estrategia de propaganda.

Ojalá el Presidente reconozca que no gobierna solamente para una facción política. Es un representante de todos los mexicanos que debe asimilar con responsabilidad, neutralidad y tolerancia su rol de máxima autoridad en el País.



SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES