Cabrito News

Homero Hinojosamarzo 28, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

4min270

CABRITO NEWS

Por Homero Hinojosa

Estimular a los empleadores

La crítica mayor que ha recibido el Gobierno mexicano de parte de la opinión pública tiene que ver con las recientes conductas de acercamiento social que ha tenido Andrés Manuel López Obrador con los ciudadanos.

Sin embargo, los señalamientos van más allá y están relacionados con la falta de acciones de apoyo social y económico para enfrentar de manera más directa la crisis del Coronavirus.

Se comenta, por ejemplo, que mientras Estados Unidos ha movilizado a todo su sistema empresarial, farmaceutico y financiero para sumarse al plan de contingencia, acá en México se toman las cosas a la ligera.

Se dice que allá si se están contabilizando los casos de contagio de una manera más válida. Acá en nuestro país no. Allá sí se están haciendo pruebas confiables. Acá no.

Solo el tiempo dirá si la curva de aceleramiento de contagios seguirá una verticalidad tenebrosa como la que se observa en Estados Unidos, Italia y España.

De que se pondrá más difícil la situación en abril y mayo nadie duda de ello. Es buen momento para que nuestro Gobierno aliste de manera paralela un plan de rescate para las empresas y empleados quienes se verán afectados en sus ingresos. El desempleo, sin duda, será evidente antes de que llegue el verano.

Y es que mientras en Estados Unidos el Senado aprobó un histórico paquete de ayuda por 2 billones de dólares, de los que 864 mil millones de dólares son para empresas, en México aún no hay una estrategia integral. Hasta el momento los programas oficiales anunciados dejan fuera a las empresas, que son las principales generadoras de empleo.

Los únicos beneficiados hasta el momento han sido el Insabi en los estados, a los cuales se les han destinado recursos por 25 mil 300 millones de pesos. La Marina y la Defensa recibirán 4 mil 500 millones de pesos como apoyo extra.

Hoteles, restaurantes, agencias automotrices y comercio del sector PYMES en general se verán afectados. Y aún cuando sus dueños tengan algunos ahorros para sobrevivir y —eventualmente— relanzar operaciones, el grueso de sus empleados corre el riesgo de ver descuentos en su salario y padecer despidos.

Para el sector de la construcción esto representa un golpe mayúsculo, sobre todo porque es un rubro en donde las operaciones se manejan con sistemas de pago entre proveedores y clientes de varios meses. La falta de liquidez obligará a patrones a dejar sin empleo a tantos trabajadores de este sector, un riesgo inmenso para el país.

Como bien dice el dicho, “el hambre es canija”, y los sectores populares no dudarían en recurrir a saqueos contra tiendas y supermercados, situación que ya se ve en algunos estados, como Puebla.

Los incentivos de parte del Gobierno no deben esperar al final. Es hora de actuar con señales más claras para apoyar al sector productivo nacional que finalmente es el que con mantiene en paz y estabilidad social al País ofreciendo empleo y salarios a los mexicanos

 

 

 

 

 


Homero Hinojosamarzo 21, 2020
H-HINOJOSA.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min830
CABRITO NEWS

La Tormenta Perfecta

Por Homero Hinojosa

En medio de la crisis que vive el mundo por el temible “coronavirus”, otro tipo de riesgo se asoma por el horizonte para México. Y éste tiene que ver con sus perspectivas nada alentadoras en el terreno económico.

A menos de una semana de su última revisión, Bank of America estimó que la economía de nuestro país caerá hasta 4.5 por ciento. Es importante señalar que este nuevo ajuste ya contempla la afectación del COVID-19, principalmente en las exportaciones y a su estrecha relación con nuestro vecino del norte, los Estados Unidos.

“Gran parte de nuestra revisión de la actividad económica mexicana es debido a las menores expectativas de crecimiento global y estadounidense”, informó Bank of America en un comunicado difundido este jueves.

La institución señala que la contracción en los Estados Unidos se reflejará también en una gran contracción de la actividad económica en México, ya que es una economía muy abierta que comercia más del 60 por ciento de su PIB con ese país. Por ello, una caída estadounidense se amplificará seguramente en México.

En este escenario es importante señalar que nuestro país es vulnerable ante la afectación de los canales de suministro en todo el mundo y más con un cierre de las fronteras (acción inminente este fin de semana), lo que impactará significativamente en la economía de las ciudades ubicadas principalmente en nuestros estados fronterizos, como Ciudad Juárez, Tijuana y Nuevo Laredo.

Un factor ajeno al virus lo representa la “decisión oportuna” de Arabia Saudita de recortar el precio en su producción de barriles de petróleo. Esto ha impactado notoriamente no solo en México, sino en la mayor parte de los países productores de crudo.

El jueves Pemex reportó que el precio de la mezcla mexicana cayó hasta 14 dólares el barril, el menor nivel registrado en 18 años. Ello, aunado a la devaluación del Peso (que ha alcanzado el rango de 23-24 pesos por dólar), pone en evidencia la preocupación por el impacto de los bajos precios del petróleo en los ingresos del país. México depende de la firma estatal para casi una quinta parte de sus entradas. 

La acentuada presión sobre la economía y el golpe a los ingresos petroleros ha generado preocupación entre los inversionistas quienes temen que la austeridad fiscal que Andrés Manuel López Obrador ha defendido durante su mandato se vea impactada de forma gradual y que el Gobierno deba activar la máquina del gasto para apuntalar la economía, rescatar a la petrolera nacional y apuntalar otras áreas de rubro social.

Para muchas ésta es una “tormenta perfecta”, una crisis en donde se combinan riesgos potenciales de salud, una caída de 4.5 por ciento en el PIB, una economía petrolera con precios irrisorios y una moneda nacional golpeada, sin mencionar los estragos por venir en la economía del hogar y en el empleo. 

Quizá sea hora de que el Gobierno deje de promocionar sus proyectos de la 4T (Tren Maya, Aeropuerto Santa Lucía, Dos Bocas) para atender las prioridades derivadas de esta crisis de salud y del petróleo. Los mexicanos no pueden esperar menos de ello.


La Talacha Norestemarzo 14, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min210

CABRITO NEWS

Por Homero Hinojosa

Hora de unir esfuerzos

Estados Unidos y diversos países de América Latina decidieron esta semana suspender la entrada de extranjeros y de vuelos desde los países de la Unión Europea y de algunos países asiáticos para prevenir la propagación del Coronavirus que trae de cabeza al mundo y que fue declarado oficialmente en nivel de pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En la mayoría de los casos la suspensión durará al menos 30 días, es decir, hasta pasada la Semana Santa. En el caso de Estados Unidos, el Departamento de Seguridad Nacional aclaró que la medida paraliza la entrada de la mayoría de extranjeros que estuvieron en ciertos países de Europa en los 14 días antes de su llegada. El veto no se aplicará a ciudadanos estadounidenses o sus familiares inmediatos, ni tampoco a residentes permanentes, entre otros casos. 

El Gobierno de Donald Trump considera al Covid-19 como un «virus extranjero» y ha culpado a los países europeos de parte de su propagación en ese país. Su argumento principal es que la Unión Europea no ha tomado las mismas precauciones y no ha restringido, en la mayoría de los casos, los viajes desde China y otros focos del virus. 

Según la Casa Blanca, una gran cantidad de nuevos casos en territorio norteamericano fueron provocados por viajeros procedentes de Europa. 

“He decidido tomar varias medidas, fuertes pero necesarias, para proteger la salud y el bienestar de todos los estadounidenses. Para evitar que nuevos casos ingresen a nuestras fronteras, suspenderemos todos los viajes desde Europa a Estados Unidos”, anunció Trump. 

Actualmente se han registrado más de 1,600 casos en nuestro vecino país del norte. Diversas aerolíneas han anunciado suspensión de vuelos también hacia América Latina. American Airlines, por ejemplo, dejará de volar a Argentina, Brasil y Chile.

La supervisión de entrada y salidas de vuelos se antoja una tarea monumental que afectará enormemente al comercio y turismo de todo el continente americano. Interesante resulta observar cómo cada país está actuando de manera individual para enfrentar este fenómeno, algo comprensible desde el punto de vista doméstico de la salud y de la economía.

Sin embargo, existen otros rubros de carácter más internacional y, en el caso particular de México, de índole binacional en donde resulta urgente maniobrar desde una estrategia de cooperación.

Estos son momentos en que los países de América deberían estar trabajando conjuntamente para enfrentar la crisis a nivel continental. La poca intervención y la falta de capacidad de influencia de la ONU y de la OEA han sido evidentes en esta situación en particular, o al menos no han logrado difundir en claro sus acciones. Y el acercamiento oficial de México con Canadá y Estados Unidos ha sido prácticamente nulo.

La política oficial de cautela y de retórica evasiva de México —nuestro presidente invita a darnos abrazos en estos momentos— no es suficiente. Es hora de mostrar mayor altura política interna y externa. Y de actuar con mayor investidura de estadista y menos de figura populista.


La Talacha Norestemarzo 7, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

4min480

CABRITO NEWS

Por Homero Hinojosa

Contagiados sin saberlo

Está previsto que este fin de semana el polémico Covid-19 —mejor conocido como “coronavirus»— alcance la friolera cifra de cien mil personas afectadas en todo el mundo.

Sin embargo, para muchos eso no es lo importante. Lo que preocupa es cuántos miles de seres humanos andan por ahí contagiados sin percatarse de que lo traen y, más grave aún, que lo están pasando más adelante, como ha ocurrido en Milán.

La situación también se torna más difícil porque ha habido casos en que algunos pacientes sospechosos han sido dados de alta porque el virus no les fue detectado. Sin embargo, un par de días después se han sorprendido de que sí lo traían (como ocurrió con uno de los norteamericanos evacuados de China que anduvo paseando por un centro comercial de San Antonio).

Es decir, el Covid-19 no se asoma inmediatamente; pueden pasar días sin ser confirmado.

Por lo menos 90 países han reportado casos. De los casi cien mil portadores del virus la quinta parte vive fuera de China en donde se originó la enfermedad, en la ciudad de Wuhan.

En algunos países fuera de China, como Italia e Irán, existe ya una crisis declarada. En Estados Unidos el presidente Donald Trump anunció este fin de semana un paquete de ayuda de más de ocho mil millones de dólares para enfrentar este virus.

La preocupación mayor en Estados Unidos es que el virus empezó a circular sin detectar un contagio previo, es decir, pacientes locales que no han tenido contacto con personas que hayan estado en otro país que haya reportado casos o que se hayan relacionado con algún afectado en la cadena de un “paciente cero».

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha minimizado esta noticia mundial. Un ejemplo fue su postura frente al polémico crucero Meraviglia que días atrás pretendió atracar en Cozumel, situación en la que el presidente comentó que no se podía discriminar a los pasajeros.

¿Cuántos cruceros más han llegado a nuestras playas y quizá contagiado a lugareños? Un caso es el Grand Princess de la naviera Princess Cruise Lines, actualmente en cuarentena en alta mar en el norte de California, luego de identificar 21 casos de contagio a bordo.

Este mismo crucero visitó previamente Puerto Vallarta y Los Cabos y su destino final era Hawaii. En ambas playas mexicanas, según la naviera, los pasajeros tienen opción de bajar a explorar los destinos.

Ojalá que nuestro Gobierno decida preparar un plan estratégico más agresivo en diferentes rubros: salud preventiva y hospitalaria; inspección y seguridad más efectiva en puertos y aeropuertos; y alistamiento de paquetes de ayuda económica para situaciones de crisis.

Afortunadamente solo se han detectado un puñado de casos de contagios en territorio nacional. Pero no descartemos que algunos anden deambulando en centros comerciales estornudando con el “coronavirus” sin saberlo.

 


Homero Hinojosafebrero 29, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

4min580

CABRITO NEWS

Por Homero Hinojosa

Hora de virar el timón

El mes de marzo será sin duda para nuestro Presidente y para México un momento histórico, excepcional, que recordaremos en el tiempo.

Todo el País está en expectativa por la fecha monumental del 9 de marzo —en que habrá un paro total femenil en el País— y por la eventual convergencia que seguramente tendrán alrededor de este evento todos los asuntos nacionales «calientes» en la agenda.

Y ni qué decir de la llegada del Coronavirus a México. Luego de la primicia dada el viernes por la Secretaría de Salud, confirmando el primer caso de contagio, el País es ahora otro.

El mes de marzo será la gran oportunidad para que Andrés Manuel López Obrador cambie su discurso añejo por una nueva retórica que procure la unificación de las diferentes ideologías y pensamientos que existen en un país tan polarizado como el nuestro. Y si no lo hace ahora quizá estará firmando un destino incierto para él y para millones de mexicanos que esperan un liderazgo menos acartonado.

El principal problema de AMLO es que no logra quitarse aún la investidura de candidato presidencial. Mantiene el mismo guión de idealismos, deseos y buenas intenciones, un escrito que, sin duda, fue muy persuasivo y oportuno en su momento, pero que hoy en día en medio de todos los problemas nacionales carece totalmente de vigencia.

Parece difícil para el Presidente entender que el Ejecutivo es un espacio de poder en donde debe existir más pragmatismo y menos idealismo. No basta gobernar desde las palabras ni tampoco desde el populismo con sus giras por diferentes municipios y estados del País.

Ser Presidente implica dejar a un lado las buenas intenciones para poner en práctica ahora las buenas acciones. Significa dar oportunidad de inclusión a una representación de fuerzas en su gabinete, una decisión que vaya más allá de cumplir con compromisos de campaña y uno que otro favor personal y familiar.

López Obrador arribó a Palacio Nacional el 1 de diciembre de 2018 con la mayor popularidad que ha tenido un Presidente en la historia contemporánea de México. Impresionantes eran los números que arrojaron las encuestas que meses antes de las elecciones definieron su clara victoria.

Las esperanzas de millones de mexicanos por un cambio de rumbo, sobre todo en los rubros de justicia y bienestar, se volcaron hacia una figura que proclamó la Cuarta Transformación (4T) como su lema de Gobierno.

Pero la famosa 4T solo ha quedado en materia, en esperanza y en «slogan» político. Destacan en México deficiencias claras en el sector salud (complicándose ahora con la confirmación del Coronavirus) y en la repartición equitativa de fondos para los estados. El dinero no llega. El dinero nadie sabe en qué manos está.

El mes de marzo representa para el Presidente un momento histórico para “pivotear” (un término utilizado en el argot emprendedor)  y tratar de innovar con un estilo más abierto, conciliador y pragmático. La Nación no parece simplemente demandarlo. Se lo exige.


Homero Hinojosafebrero 22, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

6min730
Cabrito News

Fotos que hablan

Por Homero Hinojosa

Los recientes asesinatos de la joven Ingrid Escamilla y la pequeña Fátima han desatado una discusión nacional que se ha acentuado en tres campos públicos: la responsabilidad de los medios, la respuesta del Gobierno y la indignación popular en las redes sociales.

La controversia estalló con la publicación de las fotografías grotescas de Ingrid muerta en diversos diarios como La Prensa y que rápidamente fueron divulgadas en Internet. La Secretaría de Gobernación emitió sobre ello un comunicado el 13 de febrero en el que condenaba toda difusión de imágenes de dicho feminicidio y advertía que se investigaría a los medios de comunicación que propagaron dichas fotografías.

«Gobernación ratifica su condena a la publicación y difusión de dicho material que revictimiza, privilegia el sensacionalismo y el morbo. Esto atenta contra la dignidad, intimidad e identidad de las víctimas y de sus familias”, rezaba el comunicado.

A raíz de la muerte de la pequeña Fátima, más tarde, el Presidente Andrés Manuel López Obrador denunció en su «Mañanera» del martes que hay medios mexicanos que actúan con oportunismo y “zopilotean” sobre el crimen.

«Yo entiendo de que en una circunstancia como esta haya una exigencia de justicia, además es lo que se debe de hacer, es lo mínimo, pero no debe de actuarse con oportunismo, es un asunto muy serio”, dijo AMLO.

Ambos crímenes, y la respuesta fuerte del Gobierno, vienen de nuevo a replantear el papel que están jugando los medios en México apresurados por la inmediatez del Internet. Ciertamente la velocidad de los acontecimientos y la falta de profundidad en la cobertura temprana lleva a muchos periodistas a actuar de manera superficial y sin medir las consecuencias que tendrá el material impreso, visual o digital que publicarán.

La presión por que “otro medio les gane la nota”, sumado a falta de un ejercicio ético que debería imponerse ante las demandas típicas de una primicia, parecen ser los factores que definen hoy en día los criterios de operación de los medios.

Podría decirse que la prensa policiaca estaría exenta de practicar la Ética. Como dice la periodista Lucrecia Lozano, “el periodismo de la nota roja puede argumentar que su objetivo es ´visibilizar la barbarie´, pero en el caso de los feminicidios y la explotación del morbo mediante el uso de textos e imágenes, lejos de contribuir a visibilizar el problema que subyace en esas muertes… lo que hace es trivializar esa violencia”.

Ciertamente hemos caído en la “espectacularización y banalización de la violencia”, como dice Lozano, por lo que ahora sería una buena oportunidad para que la prensa mexicana revise sus criterios de rigor periodístico y considere alternativas para publicar los hechos, una tarea que no debe dejar de hacer.

El periodista Sergio Sarmiento dejó entrever en una columna esta semana la responsabilidad de nuestras autoridades: “Hoy el Gobierno se lanza no contra los feminicidas, sino contra la divulgación de las imágenes. Quiere proteger a los feminicidas”.

Ya el Presidente López Obrador ha dicho que no está evadiendo la responsabilidad en este tipo de casos. Sin embargo, bien podría empezar por reconocer de manera más honesta que los mecanismos de propaganda mañanera de distracción no ayudan en nada.

Esas dos horas de oficialismo al aire, de excusas cotidianas y de fustigación constante a la prensa independiente bien podrían mejor dedicarse a realizar una mejor planificación y ejecución en seguridad nacional


La Talacha Norestefebrero 15, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

4min520

Cabrito News

Por Homero Hinojosa

«El Peje» Gringo

Nuestros vecinos al norte del Río Bravo ya están muy metidos en el proceso electoral tras el que veremos llegar a la Casa Blanca a un nuevo presidente en enero del 2021 o tendremos que “aguantar” por cuatro años más al señor Donald Trump.

Esta semana el senador liberal de Vermont, Bernie Sanders, ganó las elecciones primarias demócratas de New Hampshire, una referencia temprana pero relevante que indica hacia dónde se inclina la balanza. Con este triunfo se colocó como favorito en las encuestas nacionales dejando atrás a Joe Biden, el vicepresidente que tuvo el legendario Barack Obama.

“Esta victoria es el principio del fin de Donald Trump”, aseguró el ganador en medio de una multitud exaltada al grito de “Bernie gana a Trump!”.

“Nos vamos a Nevada, a Carolina del Sur… Vamos a ganar ahí también”, aseguró.

El viejo Bernie tiene un carisma especial. Su popularidad está muy acentuada entre los jóvenes norteamericanos, aquéllos que en un par de semanas abarrotarán la Isla del Padre por el Spring Break y se emborracharán en nuestras playas de Cancún, Playa de Carmen y Puerto Vallarta.

Este político representa una ala de moderados en Estados Unidos que buscan mejores condiciones de empleo y de oportunidades.

Luego perder las primarias de 2016 contra Hillary Clinton, el “Sanderismo” ha tenido una resurrección y expansión mayor. Su agenda se basa en reformas sociales (“Sanidad Pública para Todos”), salarios mínimos de 15 dólares la hora y opciones de universidad gratuita para los adolescentes.

Sanders propone una reforma fiscal integral que aumentaría la carga sobre las personas de altos ingresos y la reduciría en las clases medias y bajas. Es decir, va contra los ricos que Donald Trump ha protegido y favorecido en estos tres años.

Sus propuestas, tachadas de radicales hace cuatro años, están hoy en el centro de la discusión pública. Y su capacidad de ganar a Trump no se descarta. En temas de salud el senador apoya un seguro universal que atienda en especial a los más necesitados.

Sanders es hijo de inmigrantes judíos de Polonia. Nació en 1941 en el barrio Queens de Nueva York y no oculta sus raíces liberales, ya que de adolescente se convirtió en miembro de la Liga Socialista de la Juventud.

Por muchas de las características de su agenda social y liberal (y además por su avanzada edad) ya muchos compatriotas llaman a Bernie “El Peje Gringo”, comparándolo con nuestro Presidente.

¿Qué podríamos esperar de parte de Sanders hacia México? Como todos los mandatarios emanados del Partido Demócrata veríamos sin duda un trato más respetuoso, cordial, y un trabajo binacional basado en mejores estrategias y resultados.

Todavía queda un camino largo qué recorrer en las elecciones primarias en Estados Unidos. Otros políticos como el ex-vicepresidente Biden le siguen de cerca. Pero lo que es un hecho es que “El Peje Gringo” trae “mucha pila”, no se cansa y está dispuesto a darlo todo con tal de establecer un nuevo populismo en la Oficina Oval de Washington, DC.


Homero Hinojosafebrero 8, 2020
HOMERO-HINOJOSA.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

4min670

CABRITO NEWS

Internet para Todos

Por Homero Hinojosa

Desapercibida pasó un reciente noticia nacional que en el fondo tiene un impacto importante para el País, en especial para las zonas más distanciadas de la modernidad.

En una gira presidencial reciente por el estado de Oaxaca, una de sus entidades más consentidas, Andrés Manuel López Obrador anunció el lanzamiento de un programa social-tecnológico denominado “Internet para Todos”.

López Obrador confirmó que su Gobierno realizará una inversión de más de 10 mil millones de pesos para el arranque de operaciones de lo que será una empresa estatal más, cuyo objetivo será la habilitación de infraestructura necesaria para dotar de internet a todo el territorio nacional, sobre todo a municipios pobres que actualmente se encuentran totalmente aislados de participar en entornos de conectividad digital.

Según la más reciente Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías en el Hogar del INEGI, la penetración del internet en México ronda alrededor del 70 por ciento.

Sin embargo, nuestro Gobierno reconoce que existen regiones en donde es imposible tener acceso a señales de líneas telefónicas. Aún cuando hay presencia de la mayoría de las compañías nacionales y multinacionales en gran parte del territorio nacional, el servicio por lo general llega solamente a poblados y cabeceras municipales base. De ahí, y como dicen, “nomás pasando la lomita”, se pierde la señal móvil.

“Internet para Todos” será una empresa filial de la CFE. El Gobierno estima que las labores se realizarán en un periodo de 3 años, por lo que se espera que para 2022 la conectividad total en el país esté lista.

Acierta el Presidente al considerar que estas comunidades están en seria desventaja tecnológica con el resto de México y ello contribuye a las situaciones de estancamiento en algunas localidades. En el aspecto educativo, los niños y jóvenes se mantienen alejados de la posibilidad de conectarse a tantos repositorios y bibliotecas públicas y privadas para aprender, participar en proyectos conjuntos y ser parte de los beneficiaros a la cultura universal que ofrece el Internet.

Nuestro País cuenta con mexicanos talentosos que debido a sus niveles de pobreza y su distanciamiento de zonas urbanas y de acceso cultural pierden oportunidades de salir adelante, prepararse y algún día llegar a ser técnicos o profesionistas que aporten valor a su País.

Este tipo de iniciativas como “Internet para Todos” debe ir más allá de cablear y proveer de infraestructura tecnológica para garantizar una conexión. Quizá también es una oportunidad para completar “la última milla” (como coloquialmente se dice en el “argot” de las telecomunicaciones) incluyendo programas educativos que impulsen más el desarrollo de los talentos, el aprendizaje y la cultura.

La tecnología es a final de cuentas solo una herramienta, una posibilidad para conectarse y modernizarse. El auténtico acceso estará en la información de valor y contenidos educativos que le podamos agregar en la ruta.

 

 


La Talacha Norestefebrero 1, 2020
thumbnail_6.-COLUMNISTAS6.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

4min1180

Cabrito News

Por Homero Hinojosa

Al sur de los Himalaya

Finalmente la Organización Mundial de la Salud emitió el jueves el comunicado que todo el mundo daba por un hecho: El llamado coronavirus ha sido declarado como “una emergencia global”.

La OMS se había mostrado cautelosa y había hecho solamente un tímido anuncio de alerta solo días antes. El voraz virus ya supera los 10 mil infectados en todo el mundo (22 países reportan casos hasta este fin de semana) y ha provocado ya más de 200 muertes tan solo en China.

Desde que se descubrió el primer caso en la provincia de Wuhan en diciembre de 2019, un pánico temprano se ha extendido a nivel mundial.

Con síntomas similares a enfermedades como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio del Medio Oriente (MERS), los coronavirus son una familia de virus con síntomas variables que incluyen fiebre, tos, debilidad, dificultades respiratorias e incluso síntomas extremos como neumonía e insuficiencia renal que pueden llevar a la muerte. Su facilidad de pasar de persona a persona es un dato relevante a considerar.

¿Y que pasa si el coronavirus se expande por países asiáticos altamente vulnerables, como la India y Nepal, al sur de los Himalaya?

Se sospecha que casi mil hindúes ya tienen esta enfermedad. La mayoría ya ha sido mantenida en vigilancia aislada en estados como Kerala y Maharashtra. También han surgido casos similares en las zonas de Rajastán y Bihar, especialmente con estudiantes de medicina que vienen de China y que han mostrado síntomas.

Es una realidad que la India está mal preparada para hacer frente al misterioso coronavirus en caso de que se convierta en una epidemia debido a una infraestructura sanitaria deficiente y limitada.

Además, no está preparada para lidiar con epidemias de salud dada su congestión urbana. Debido a la estructura de las ciudades y la forma en que los asentamientos han crecido, las epidemias, una vez que ocurren, se extienden rápidamente. Las zonas de extrema pobreza alrededor de las ciudades, el crecimiento antihigiénico y el poco funcional sistema de eliminación de residuos solo hacen más vulnerable la situación.

Las autoridades, sin embargo, están haciendo todo lo que pueden a nivel preventivo. El ejército hindú ha creado una instalación cerca de Manesar, Haryana, para la cuarentena de aproximadamente 300 estudiantes indios que llegaron desde Wuhan.

La mayoría de los países asiáticos en esa parte del mundo no están preparados para los brotes de enfermedades infecciosas importantes, según el Índice Global de Seguridad Sanitaria 2019. Preocupa también los casos de Sri Lanka y Nepal, países cercanos a la India que muestran un potencial para que el coronavirus se propague por sus terriotorios.

Las gráficas están ahí: los casos y muertes crecen cada día de manera exponencial. Podrían representar los números, como dicen algunos, solo una tendencia aritmética natural al comienzo de una situación como ésta.

Sin embargo, siempre será mejor actuar rápidamente y de manera colectiva entre los países porque después de todo no hay a dónde correr. Todos vivimos “en el mismo planeta”.


Homero Hinojosaenero 25, 2020
thumbnail_6.-COLUMNISTAS6.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

5min790

CABRITO NEWS

Por Homero hinojosa

«Meme-xicanos»

 

“La última vacilada provino desde el mismo Presidente de México, algo histórico para recordar y para los cronistas de la época registrar”

En México tenemos talento para los piropos, las chistes y los llamados memes. Y es que para conseguir «materia» para burla, humillación y comentario sarcástico no batallamos en nuestro País.

La última vacilada provino desde el mismo Presidente de México, algo histórico para recordar y para los cronistas de la época registrar.

El anuncio de la rifa del avión presidencial no pasó desapercibido. Tenía todos los ingredientes (incredulidad, sorpresa, calidad de la fuente) para mudar su forma y fondo hacia un meme —o varios— y con ello garantizar su propagación y distracción de otros temas relevantes para el País.

La idea de la lotería del avión ha sido un buen tema. Quizá con ello se ha dado una producción de memes nunca antes vista.

Ni los chinos se nos escapan. La noticia de la propagación rápida del llamado Coronavirus ha sido también objeto de vaciladas cibernéticas, algunas de ellas asociadas a la famosa cervecera mexicana.

Los memes, así como los conocemos y difundimos hoy en día, no existían antes de la Era Internet. Es más, no existían previo a las redes sociales. Precisamente con éstas últimas es que nace este género de ciber-humor, un formato fácil de producir (una imagen, un teléfono o computadora y un poco de ingenio mexicano).

En diciembre del 2018 la Real Academia Española apenas le dio validez al término. La define como «imagen, video o texto, por lo general distorsionado con fines caricaturescos, que se difunde principalmente a través de internet».

El elemento difusión es clave para el efecto que se busca. Sin la gasolina del Internet, el meme no fluye, no se expande, no impacta.

Una lingüista del Internet, Gretchen McCulloch, dice que el meme es un mensaje que se propaga por personas que a su vez crean nuevas versiones de ese mensaje. Es decir, estos formatos de burla aumentan su valor al introducir elementos aumentativos, de ingenio y humor.

«Cuando alguien habla de que algo se está volviendo viral en Internet eso es exactamente lo que se busca con la difusión de un meme”, comenta McCulloch.

Lo interesante de este fenómeno es que ha pasado a formar parte de nuestra dieta informativa que obtenemos vía Internet.

Mucho de su impacto radica en su formato de lenguaje breve, directo, en donde la fotografía complementa el texto del meme con no más de seis palabras por lo general.

La velocidad también es fundamental. Premiamos a aquél que lo crea o difunde primero, es decir, mucho cuenta la capacidad de presentarlo como «primicia» —término propio del Periodismo— y en un momento oportuno.

¿Acaso los «net-centers» (cuarteles de propaganda política) juegan un rol determinante? Por supuesto que sí. Los memes del ex-presidente Felipe Calderón, representado como el «Comandante Borolas», tienen su origen ahí.

Los mensajes y videos cortos en nuestras vidas han llegado para dominar la conversación y discusión social del día a día. Los llamados «stickers», emoticons y «gifs», tan populares en nuestros grupos de Whatsapp, se suman hoy también al vocabulario visual junto con los memes para “decir mucho en tan poco” y definir nuestra realidad cotidiana.

 



SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES