La Talacha

FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-9.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Política sin pudor

 

Enrique Cárdenas y Lalo Gattás han sido amigos y socios toda la vida. Cuando Enrique fue alcalde, Lalo fue regidor, ambos siempre caminaron de la mano, aunque siempre el segundo a la sombra  del primero. Y hoy, si sus proyectos cuajan, podrán enfrentarse en las urnas, aunque uno anda en busca de la diputación federal, y el otro tras la alcaldía victorense.

Enrique por el PRI, y Lalo por Morena.

Cuando comían en el mismo plato, jamás se imaginaron que serían rivales, y aunque no se sabe a ciencia cierta si mantienen intacta su amistad, lo cierto es que ambos andan en bandos diferentes. Así es la política ahora: un reverendo desmadre.

Este ejemplo viene al caso para ilustrar cuánto ha cambiado Tamaulipas en los últimos cinco años. La clase política perdió identidad. Se perdieron los valores partidistas y el pudor; los escrúpulos fueron despedazados por la ambición y por el poder corruptor del dinero. Hoy, no se sabe quién es quién: el priísmo, el panismo, el morenismo, el perredismo, riman tanto, que no sorprende saber que todos acaban en lo mismo, o buscan lo mismo: el dinero. Los principios y las ideologías fueron botadas al carajo.

Hoy sin sonrojarse, el PRI, el PAN y el PRD, se unen para ir juntos en la misma boleta, lo que antes era impensable; son alianzas antinatura; ambiciones sin sustento. Aunque también existe la unión Morena-PES. La izquierda y la ultraderecha juntos por la misma causa: gobernar a como de lugar: es la prostitución de la política llevada a su máxima expresión.

Y no se trata de ser puritano ante los acontecimientos, por el contrario, es una pequeña muestra para ilustrar que la política partidista es basura, y que ha llevado a perder toda credibilidad ante la ciudadanía.

Fue en los tiempos del salinismo cuando la política partidista se empezó a prostituir con las famosas «concertacesiones». Gubernaturas, diputaciones, y alcaldías se negociaban ante los ojos de todos. Ahí fue cuando nació la mafia del poder; el PRIAN se empezó a ver como una figura política normal. La descomposición llegó con la alternancia partidista en el país en el años 2000, cuando el PRI fue sacado de Los Pinos por Vicente Fox. El PAN para gobernar el país tuvo que sentarse en la misma mesa con los gobernadores priístas y los arreglos y acuerdos políticos se instituyeron hasta la fecha.

En Tamaulipas, el PAN ganó la gubernatura, gracias al hartazgo priísta, pero también a la traición de los mandos priístas hacia sus bases. La inmunidad sobre Egidio Torre, es el mejor ejemplo.

Por eso, hoy no sorprende ver a Yalheel brincarse al PAN y enarbolar su bandera en Nuevo Laredo, sin la menor vergüenza. En Victoria, Almaraz, y todos los operadores priístas enlistados en la nómina de Acción Nacional, refuerzan la afirmación.

Los actores políticos y los partidos han perdido toda la dignidad, por eso la gente está hastiada de ellos. No hay a quien irle. Por eso cuando preguntan quién va a ganar? o quién es el mejor?. Sencillamente no hay respuesta, porque todos son iguales.

 


FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-8.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Almaraz, ¿»El Yahleel» victorense?

 

Ahora que crece con mayor insistencia la versión de que el ex alcalde priista Oscar Almaraz, podría ser candidato a la alcaldía del PAN en la capital de Tamaulipas, no son pocos los que afirman ¿realmente necesita el PAN hacer esto?. Sobre todo cuando a los ojos de todos, el PAN siendo gobierno, es dueño del balón, de los jugadores, de la cancha y del árbitro, ¿entonces, para qué andar pidiendo candidatos prestados a otros partidos para ganar una elección.

La posibilidad de que vaya Oscar Almaraz la candidatura panista, se reforzó el mismo día que sacaron a Yahleel de las filas priístas y la enfundaron en el uniforme azul para lanzarla tras la alcaldía de Nuevo Laredo. 

La diferencia entre Yalheel y Almaraz, es que la mujer de Nuevo Laredo deseaba y pedía a gritos irse al bando panista, y Almaraz no. Y aunque cercanos al ex alcalde, aseguraban hace unos días que el no iría, hoy las circunstancias lo ponen en la línea de competencia. El asunto es que el victorense, sí puede ganar Victoria, pero por las siglas del PRI, no del PAN.

La marca PAN en Ciudad Victoria está tan desgastada, que ni con Almaraz ganan la alcaldía. Los victorenses no quieren eso y él tampoco.

Algunos sugieren que Almaraz sea el candidato del PRI y gane, y que en automático se convierta en un gobierno municipal de facto panista. Así lo hizo la vez anterior. El victorense, en su momento fue el alcalde priista más leal y más confiable que tuvo el gobierno del Estado; ningún panista gobernó tan fiel a los principios políticos del régimen azul como Oscar. ¿Porqué no hacer el mismo ejercicio ahora?. Finalmente el PRI en Tamaulipas hace lo que el PAN ordene. Esa es la realidad.

Con el caso «Yahleel», y ahora si diera la nominación de Almaraz, el PAN lo que hace es enviar un mal mensaje al electorado tamaulipeco: no tiene cuadros competitivos para ganar y eso es una mala señal, sobre todo porque viene la gran batalla del 2022, que lo obliga a estar más fuerte para mantenerse en el poder.

En Nuevo Laredo, no hay un panista con tamaños para ganar la presidencia municipal; en Reynosa está más complejo el escenario: ni José María Moreno «Chuma», ni Gerardo Peña son garantía de triunfo; en Matamoros los abanderados azules tampoco crecieron; en ciudad Madero, tuvieron que habilitar a otro ex alcalde priísta como Jaime Turrubiates para darle la batalla a los morenistas, Adrián Oseguera y Erasmo González. Ya ni mencionar los municipios pequeños.

Debe ser preocupante para el PAN, que ni «Kiko» Elizondo, en su momento, ni ahora Luis René «El Cachorro» Cantú, hayan tenido la habilidad y la inteligencia para reclutar, preparar y proyectar cuadros competitivos en el partido. Ahí fallaron. Su falta de trabajo se refleja ahora que andan buscando candidatos prestados para ir a una elección de alta competitividad.

A pesar de estos escenarios, la elección de junio en Tamaulipas será muy peleada. Los análisis más objetivos, pronostican que el PAN puede ganar, pero la votación de Morena será muy alta y eso dará una confianza enorme para llegar con posibilidades de ganar el 2022.


FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-7.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

La rebelión victorense

 

En ninguna cabeza victorense cabe la idea de que Pilar Gómez, vaya a inscribirse como candidata a la alcaldía de Victoria; su pretendida reelección, es un acto de inmoralidad política. Y no es por ella, como persona o servidora pública, sino por los intereses que la rodean.

Los mismos trabajadores del municipio que ven todos los días como opera la alcaldesa sustituta, no conciben que la primer prima del Estado, aparezca en la boleta electoral del 2021.

«Es una falta de respeto para los victorenses, si eso llegara a ocurrir. ¿cuáles son los méritos para que la señora vaya tras la reelección?», es el murmullo que se escucha por todos lados. Con Pilar, se dice en todos los rincones de la capital tamaulipeca, salió peor el remedio que la enfermedad, «al menos a Xico, por ser victorense se le podían tolerar sus pifias, pero a la señora no», dicen los mismos panistas victorenses que piden a gritos que ¡el candidato a la alcaldía sea Oscar Almaraz!.

En la capital tamaulipeca, el sentimiento antipanista es del tamaño del mundo; nada quieren saber de este partido, y peor aun tener una candidata como la señora Gómez; que no es de ella la culpa, sino la forma como sus promotores han mancillado la dignidad de los capitalinos. Lo que le hace daño a la actual alcaldesa, no son sus acciones, sino la forma como llegó y el desplazamiento de cuadros que en el mismo PAN están reclamando una oportunidad para trabajar por la ciudad.

En la última encuesta de Massive Caller, sobre la aprobación de los alcaldes, en la que Xicoténcatl González, rompió récord de aparecer en el lugar número 100 (último lugar), Pilar Gómez figura en el número 95; es decir, es imposible cambiar la percepción de una realidad tan cruda que padecen los capitalinos.

Victoria está destrozada, sin inversión, sin agua, sin empleo, insegura; está igual o peor que cuando se fue Xico. El cambio no se notó. Los funcionarios que llegaron con Pilar siguen manejando los recursos municipales a su antojo: los contratos de obra, las proveedurías, el botín se lo sigue llevando gente extraña, que no es de la ciudad. 

Existe un hartazgo victorense, por eso cualquiera que venga en esta elección con una propuesta mínima de cambio, le va a ganar al PAN. No es extraño que hoy los números le favorecen a Lalo Gattás, virtual candidato de Morena, que ha ido recogiendo la inconformidad y la rabia en contra del régimen municipal.

Victoria, a diferencia de otros municipios considerados grandes, en donde Morena trae candidatos con posibilidades de ganar, el pronóstico es que la gente esta vez va a salir a votar masivamente, sin necesidad que la movilicen. Y si el PAN, como en los viejos tiempos del PRI está apostando su triunfo a la movilización y al voto bajo amenaza, no debe confiarse, porque la rebelión victorense está en ebullición.

El voto hacia Morena en la capital se va a reflejar, no porque sea la mejor opción, sino porque el hartazgo y los errores de Acción Nacional y sus gobiernos llegó a su límite. Pilar Gómez está en la lona electoral, no porque sea mala persona o pésima en su gobierno, sino por lo que representa. 


FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-5.jpg

6min0

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

El peor rostro de la pandemia

 

En los hospitales públicos de Nuevo León, ya no hay cupo para pacientes graves con Covid-19. En los privados, están a punto de colapsar. En la secretaría de Salud existe una gran preocupación porque los contagios están fuera de control y temen un escenario catastrófico, «están llegando enfermos a los hospitales solo a morir; nada se puede hacer por ellos», reveló un médico en el Hospital Universitario.

Entre semana, Manuel De la O, secretario de Salud en Nuevo León, declaró que están considerando enviar a Tamaulipas y Coahuila a enfermos graves, «por que allá no están saturados los hospitales». Sin embargo en ciudad Victoria, el Hospital Regional de Alta Especialidad, habilitado para atender pacientes Covid-19 ya no tiene camas ni ventiladores. El Hospital General no cuenta con espacios, y el segundo piso del Hospital del IMSS, se declaró  incapacitado para recibir enfermos, «no hay personal suficiente para atenderlos a todos y se nos están muriendo los que llegan».

El lunes pasado, la mamá de un doctor que estaba internada en el Hospital de La Salle en la capital tamaulipeca, fue trasladada al IMSS, y murió el miércoles porque nadie la pudo atender. Su hijo doctor la llevó al Seguro Social porque ya no pudo pagar en La Salle, por «ser muy caro».

En Reynosa las clínicas del IMSS, están igual o en peor situación, y en Nuevo Laredo decidieron cerrar la atención a pacientes con «45 de oxigenación». «Los están mandando morir a sus casas; es un acto criminal», confesaron enfermeras conmovidas por la crisis que están viviendo.

Esta situación contrasta con lo dicho por el secretario de la O, quien asegura que en Tamaulipas hay hospitales y camas disponibles.

El sábado, el propio secretario de Salud de Nuevo León, Manuel De la O, lamentó lo que está ocurriendo en Nuevo Laredo:

«Como es posible que no estén atendiendo a pacientes con Covid en ese lugar solo porque los hospitales no quieren atender este tipo de pacientes, las autoridades deben de ser más estrictas y sancionar a los hospitales que no quieren atender a ese tipo de pacientes», declaró el médico nuevoleonés quien se quejó que por esa causa, están llegando de Tamaulipas muchos enfermos a quienes les están negando la atención, «Nuevo León está recibiendo enfermos de Covid de todas partes».

Este domingo, las alertas se activaron al máximo en Nuevo León al llegar a mil 893 hospitalizados por Covid-19. En todos los hospitales se están ampliando las unidades de atención, pero admiten que el problema está fuera de control.

Hoy el problema de la pandemia ha rebasado a los gobiernos estatales, y a la misma autoridad federal. Los contagios, las muertes siguen a la alza, y no solo no hay cupo en las clínicas, sino que el oxigeno se agotó. El peor escenario que se había visualizado es ya una realidad; ahora sí estamos en una verdadera emergencia sanitaria, «lo más grave de esto es que ya empezamos a dejar morir a los pacientes, y no es cosa nuestra, sino de los gobiernos que fueron omisos y politizaron el problema de la pandemia», coincidieron médicos del Hospital Metropolitano de Nuevo León y del Hospital General de ciudad Victoria.

«Estamos por vivir lo peor, y la vacuna a pesar de que ya empezó a llegar, no hay logística para aplicarla pronto. Los gobiernos van de engaño tras engaño y no le dicen la verdad a la población», denuncia el personal médico.

Los especialistas, afirman que aun no se ve el peor rostro de esta pandemia, y los gobiernos sigue peleando en lugar de tomar el asunto con la responsabilidad que se merece.


FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-3.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

La disputa por Nuevo Laredo

 

Si Reynosa es hoy «la capital política» de Tamaulipas, Nuevo Laredo, es por su ubicación geográfica y por su potencial económico que le da el comercio internacional, el municipio que más apetece a los gobiernos de los tres niveles, y que en ésta elección de junio se ha convertido en el fruto más deseado, electoralmente hablando.

Actualmente es gobernado por el PAN, y su alcalde, Enrique Rivas Cuéllar, ha hecho un trabajo de resultados que le ha valido ser calificado por empresas encuestadoras y calificadoras como uno de los mejores del Estado y del país. Esas prendas y logros le han valido al alcalde nuevolarendense ser considerado como aspirante obligado a la diputación federal en la próxima elección, y como un prospecto fuerte para la gubernatura en el 2022. 

En el PAN, sin embargo tienen otros planes, que parecen no encajar con la realidad y que ponen en riesgo la permanencia del partido en el poder.

La reciente incorporación de la desertora priísta Yahleel Abdala hacia las filias del PAN, ha descompuesto el escenario y ha lesionado la sensibilidad de los cuadros panistas en Nuevo Laredo. La decisión de adoptar a la ex priísta, según se dice, es porque es la mejor posicionada y la única que puede desde Acción Nacional darle la batalla a la morenista y también diputada, Carmen Lilia Canturosas que en todos los sondeos y encuestas aparece a la cabeza.

En Nuevo Laredo, los priístas, los panistas, y no se diga los morenistas, coinciden que si las elecciones fueran hoy, la absoluta ganadora sería Carmen Lilia. Incluso, adentro de las filas del PAN, se empieza a decir recio y quedito que en el momento en que se registre Yahleel bajo la bandera azul, habrá una desbandada hacia Morena o hacia el PRI como castigo a esa decisión.

Yahleel, dicen, en los análisis hechos en el mismo PAN, cuando ganó la diputación federal por el PRI, lo hizo con el voto de los municipios de la frontera chica, porque en Nuevo Laredo perdió.

Cuando participó como candidata a senadora por el PRI en el 2018, cayó a un tercer lugar, y mas aun cuando se hizo cargo del PRI estatal, lo dejó resquebrajado y con apenas 80 mil votos en la elección del 2019.

En un cara a cara, según una encuesta levantada por Indermerc, Carmen Lilia Canturosas, tiene una amplia ventaja sobre Yahleel; los negativos de la priísta son su principal carga. En la encuesta más reciente que se levantó después de su salida del PRI, coloca a la morenista con 34 puntos contra 24 de la ex priista.

Ganar Nuevo Laredo, hoy, para el PAN y Morena, es de gran trascendencia, porque quien lo gane, bien puede financiar una campaña para gobernador, pues los ingresos extras que tiene el municipio, aparte de su presupuesto anual, le da para proyectar a cualquiera a un cargo superior a una alcaldía.

El PAN, aun puede recomponer su escenario de triunfo en Nuevo Laredo, y para hacerlo, no es por el lado de Yahleel, y que se lo pregunten a los propios panistas.


FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-2.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

El «voto adulto» del 2021

 

En el 2016, los electores de Tamaulipas se quitaron el yugo priista de décadas y se armó de  valor para votar por una opción partidista diferente a la que estaban acostumbrados.

Al margen de las formas y los argumentos que se utilizaron en ese momento para sacar del poder al PRI, la decisión de los tamaulipecos fue valiente y los colocó a la altura de los demás electores de otros estados del país que ya habían tenido la experiencia de la alternancia democrática.

En cuatro años, los tamaulipecos han visto y probado gobiernos diferentes al PRI, incluso, en el 2018, también sufragaron en libertad y se volcaron en las urnas para votar contra del PAN, y mayoritariamente por Morena, que no solamente ganó la elección presidencial en el Estado, sino que arrasó con las dos senadurías de mayoría y 5 de las 8 diputaciones federales.

Como se puede ver, el voto tamaulipeco ya no es corporativo, ni rehén del partido que está en el poder. Y aunque es innegable que hay un voto duro actualmente para Acción Nacional, también es cierto que la mayoría de las personas que están inscritas en el padrón del INE en condiciones de votar, lo están haciendo en libertad; ya se perdió el miedo y aunque las prácticas ilícitas y las amenazas existen, la gente ya está decidiendo por su cuenta qué tipo de partido o candidato prefiere.

Por eso, en esta elección sui géneris e histórica del próximo mes de junio, los partidos, los candidatos y los gobiernos no deben confiarse. El elector tamaulipeco, ya es adulto, y ya sabe lo que quiere; es más, a estas alturas, aunque faltan 6 meses para la elección, ya tiene decidido por quién va a votar.

En cuatro años, el aprendizaje ha sido mucho. El elector ya sabe como gobierna el PRI, como gobierna el PAN, y como lo hace Morena, al menos en el ámbito federal. A estas alturas, el votante no puede decirse engañado. En todos las hogares se debate y se discute sobre las acciones de los gobiernos en sus tres niveles, por lo tanto, ya saben a qué partido le van a dar su voto.

Las encuestas, por más «inducidas» o «cuchareadas» que sean, reflejan una intención del voto.

Por ejemplo, en la mayoría de las encuestas levantadas en Tamaulipas, cuando se le pregunta a la gente por qué partido votará en la próxima elección, en casí todos los municipios grandes afirman que lo harán por Morena, pero llama la atención que casí un 30 por ciento están «indecisos»; pero este apartado se modificará cuando se conozca el nombre del candidato o candidata. Esos números retratan a un votante pensante.

El PAN como partido en el gobierno, tiene el reto de convencer con hechos a ese «elector adulto» que tiene los méritos para seguir en el poder. Morena, aunque sin estructura partidista, apuesta con candidatos que hoy tienen alta aceptación en sus municipios, como Carmen Lilia Canturosas en Nuevo Laredo, Rigo Ramos en Reynosa, y Lalo Gattas en Ciudad Victoria. Y el PRI desangelado, va a dar la pelea para recuperar algunas alcaldías.
Los tres partidos, por primera vez, van a enfrentar en las urnas al elector que ya no vota bajo amenaza, ni se le compra con una despensa. Si nos atenemos al «voto adulto» de los tamaulipecos y lo que dicen las encuestas, el Estado estaría alcanzando su graduación democrática en la elección de junio próximo.


FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-1.jpg

6min0


LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

La GN y las elecciones

Para aquellos que creen o están pensando en ganar la elección del 2021, a como de lugar, deben saber que este proceso aparte de ser el más vigilado de la historia, tendrá en la Guardia Nacional el más celoso guardián de la elección.

Quien sea sorprendido cometiendo una acción ilegal, como repartiendo despensas, induciendo el voto, o presionando al elector para que vote por determinado candidato o partido, será «levantado» y procesado por la Guardia Nacional.

El fraude electoral, es un delito grave que en automático lleva a prisión a quien lo cometa; es un castigo que desde ahora lo está considerando no solo la autoridad electoral, sino que la Guardia Nacional está siendo capacitada para actuar en la elección del 2021.

El día de la elección más de 200 mil efectivos de la GN, apoyados por el Ejército y La Marina rondarán los centros de votación y puntos donde pudiera estarse fraguando un fraude electoral.

Los elementos, previamente a la elección, de acuerdo a trabajos de inteligencia serán informados en donde los partidos u operadores de los candidatos intentarían coaccionar el voto.

Aunado a esa tarea, el gobierno de la Cuarta Transformación, está armando un «ejército de voluntarios» que trabajan en la burocracia federal y que se han enlistado para vigilar y alertar posibles fraudes electorales en las 32 entidades del país. Se estima que aparte de la GN, militares y marinos, un millón de voluntarios ya están siendo capacitados para desactivar cualquier intento de fraude. Se tiene información que en los 15 Estados en donde habrá elecciones para gobernador y en aquellos donde se tienen antecedentes de fraudes, se reforzarán los operativos de vigilancia electoral.

El 20 de febrero del 2019, el Senado de la República aprobó que el fraude electoral es un delito de grave que se castiga con prisión inmediata, y la Fiscalía Electoral (Fepade) de inmediato la inscribió en su cataloga de delitos, definiéndolos de esta manera: Se procesará a quien:

  1. Coaccione o amenace a sus subordinados para que participen en eventos proselitistas de precampaña o campaña, para que voten o se abstengan de votar por un candidato, partido político o coalición;
  2. Condicione la prestación de un servicio público, el cumplimiento de programas gubernamentales, el otorgamiento de concesiones, permisos, licencias, autorizaciones, franquicias, exenciones o la realización de obras públicas, en el ámbito de su competencia, a la emisión del sufragio en favor de un precandidato, candidato, partido político o coalición; a la abstención del ejercicio del derecho de voto o al compromiso de no votar a favor de un precandidato, candidato, partido o coalición.
  3. Destine, utilice o permita la utilización, de manera ilegal de fondos, bienes o servicios que tenga a su disposición, en virtud de su cargo, al apoyo o al perjuicio de un precandidato, partido político, coalición, agrupación política o candidato, sin perjuicio de las penas que puedan corresponder por el delito de peculado;
  4. Proporcione apoyo o preste algún servicio a un precandidato, partido político, coalición, agrupación política o candidato, sea que lo haga por sí mismo o a través de sus subordinados, en sus horarios de labores;
  5. Solicite a sus subordinados, por cualquier medio, aportaciones de dinero o en especie para apoyar a un precandidato, candidato, partido político, coalición o agrupación política.
  6. Las trampas contra los mapaches electorales están puestas desde ahora. Incluso, desde ahora también se están documentando videos, imágenes y testimonios de entrega de despensas y apoyos que ya están considerados como delitos y están siendo entregados a las autoridades electorales locales y federales. Estas evidencias también están siendo entregadas a la GN para que tengan en su historial antecedentes de quien o quienes están desde ahora cometiendo un delito electoral. La batalla contra el fraude, está en marcha.

FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA.jpg

6min0

 

LA TALACHA 

Por Francisco Cuellar Cardona

Mal inicio para «JR»

 

«Mal empieza la semana para el que ahorcan en lunes», dice el refrán, y este aplica al dedillo para el «superdelegado» José Ramón Gómez Leal, alias «JR», pues apenas arranca el 2021 y ya iniciaron otra investigación en su contra por insistir en colocar en las aduanas de Nuevo Laredo y Reynosa a incondicionales con negros antecedentes de corrupción, y que han molestado mucho al presidente Andrés Manuel López Obrador.

El enojo del presidente alcanza a Gabriel García Hernández, coordinador de Programas Federales y jefe de «JR», a quienes se les han descubierto prácticas corruptas en sus funciones, sobre todo al intentar nombrar a funcionarios sin perfil que no corresponden a las exigencias y principios de la Cuarta Transformación.

La semana pasada cuando se ventiló en La Mañanera el tema, en donde se denunció que «JR» 

y Gabriel García presuntamente habrían recibido sobornos millonarios para nombrar a José Rodríguez Tovar como alto funcionario en las aduanas fronterizas de Tamaulipas, provocó que el Presidente al final conferencia le pidiera a Horacio Duarte, director de Aduanas acelerara la investigación y le entregará cuentas cuanto antes, «ya son muchas las quejas y hay que actuar si estas son ciertas», habría dicho el mandatario.

López Obrador tiene una fe ciega en Horacio Duarte, y no cree que vaya caer en las tentaciones de corrupción que ya le han descubierto a Gabriel García Hernández, protector de JR, con quien ha cortado comunicación desde hace meses.

«Necesito más pruebas contra ellos, por eso urge que se concluya la investigación», insistió el Presidente.

La información que fue puesta en manos del Presidente es que a pesar de que Horacio Duarte se enteró de las prácticas ilícitas de Gómez Leal y García Hernández, estos siguen presionando por medio de su operador Julio Montelongo para conseguir su objetivo.

En la Mañanera de la semana pasada, López Obrador insistió que Horacio Duarte ya tiene la instrucción de no ceder a estos chantajes y ordenó levantar un expediente para aplicar los castigos correspondientes a quienes resulten responsables.

En Palacio Nacional dicen, que Gabriel García se ha convertido en el principal dolor de cabeza del Presidente, pues hizo alianzas con algunos «superdelegados» a quienes prometió impulsarlos políticamente a diputaciones y gubernaturas a cambio de favores económicos. 

Esto al llegar a oídos del Presidente, además de las denuncias que se han ventilado a nivel nacional en las conferencias matutinas, provocó molestias que desencadenarán en el cese de estos funcionarios en los próximos días. Sus horas, aseguran, están contadas.

Talachazos

LOS DISCURSOS DEL PASADO DE YAHLEEL.- La renuncia de Yahleel Abdala al PRI y su ingreso al PAN, donde supuestamente será abanderada a la alcaldía de Nuevo Laredo, generó más reacciones negativas que positivas, que lejos de proyectarla hacia arriba, cayó estrepitosamente, según los sondeos posteriores a su renuncia al tricolor.

En el PRI generó enojo y en el PAN rechazo, por eso, en Nuevo Laredo, vaticinan que Yalheel puede quedarse como el perro de las dos tortas. 

En las próximas horas empezarán a ventilarse los videos y discursos estridentes y escandalosos que la ahora ex priista profirió contra el PAN y los vientos del cambio. Estos, lo están preparado los mismos panistas que se sienten agraviados y desplazados con su llegada. Esto, terminaría por tumbarla de la candidatura panista. 


Francisco Cuellar Cardonadiciembre 22, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-12.jpg

6min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

Los arreglos electorales del 2021

 

«Todos los candidatos a gobernador los pongo yo», así habría sido la advertencia del Presidente Andrés Manuel López Obrador a la actual dirigencia de Morena que encabeza Mario Delgado, y al primer círculo político de la 4T, entre los que están Ricardo Monreal, Marcelo Ebrard y Claudia Scheinbaum. Todos ellos, desde su posición de poder están apoyando y apuntalando a varios precandidatos.

El «manotazo» del Presidente se dio luego de los fuertes tironeos entre los grupos de Morena. Incluso, en donde ya había arreglos y candidaturas definidas, el jefe de la 4T metió reversa y les dijo que se esperaran para navidad o para cuando bajaran las presiones de los grupos. 

Con esto queda demostrado que AMLO ha tomado el control político de Morena y todas las decisiones políticas de cara a la elección del 2021, en donde está en juego su gobierno, su futuro y el éxito de su Cuarta Transformación. A decir de la gente cercana a él, se ha vuelto más desconfiado de lo normal, pues muchos, dentro del gabinete, como de Morena están jalando para su molino, contraviniendo los principios y deseos propios del Presidente.

De acuerdo a las estimaciones y números del gobierno federal, aun cuando Morena está en primer lugar en todas las encuestas del país, con la popularidad del presidente en un nivel de aceptación alto, AMLO ganaría el 80 por ciento de los cargos de elección popular el país, situación que le alcanzaría a mantener la mayoría en el Congreso. 

El Presidente, dicen, está dispuesto a jugarse todo en esta elección, incluso se está hablando ya de un trabajo de alianzas y «arreglos» políticos avanzados que aseguran, que en por lo menos en 20 Estados, ya se cocinaron acuerdos con los gobernadores que «cederían» las diputaciones federales a Morena y negociarían alcaldías, diputaciones locales y algunas gubernaturas para ellos.

El reparto del pastel del poder del 2021, ya casi está hecho y que las elecciones serían un mero trámite burocrático.

En donde no han logrado darse los «acuerdos» es en los Estados gobernados por los «aliancistas», aunque se trabaja para ablandarlos, «pues no hay pleitos irreconciliables en este lucha que traen; finalmente se van arreglar; todos tienen su precio», aseguran en Palacio Nacional.

El poder del Presidente hoy es absoluto, dicen, solo le faltaba retomar el control de Morena y ya lo tiene.

Talachazos

ERASMO RINDE SU INFORME.-Este lunes, con invitados especiales y con un mensaje enviado por Mario Delgado desde la dirigencia nacional de Morena, el diputado Erasmo González Robledo, rindió su segundo informe de trabajo legislativo.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara Baja, que se convirtió en el protagonista principal en la aprobación del presupuesto federal 2021, habló de las peripecias que se pasaron para sacar adelante el dictamen que confrontó a la oposición.

Se logró lo más importante:

«Un presupuesto de la Federación suficiente para atender las necesidades ordinarias del gasto público e incluso las extraordinarias como ha sido el caso de la pandemia provocada por el virus de Covid-19».

Mario Delgado en su mensaje destacó el trabajo de Erasmo y lo reconoció como un notable legislador que ha sabido cumplir con la Cuarta Transformación que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador.

A su informe lo acompañó el senador Américo Villarreal Anaya, la senadora Lupita Covarrubias y los legisladores federales: Olga Juliana Elizondo, Adriana Lozano, Olga Patricia Sosa, y los legisladores César Agustín Hernández y Emanuel Reyes, además del alcalde de Madero, Adrián Oseguera.


La Talacha Norestediciembre 17, 2020
FRANCISCO-CUELLAR-CARDONA-10.jpg

5min0

 

LA TALACHA

Por Francisco Cuéllar Cardona

La vacuna de la discordia

 

Los gobernadores de la Alianza Federalista reunidos en Victoria, emplazaron al presidente para que convoque al Consejo de Salubridad General y sea este órgano rector quien transparente y de una forma objetiva decida cómo y cuándo se aplicará la vacuna contra el Covid a cada mexicano.

Así lo dijeron: 

«Que se tomen las medidas para prevenir la especulación o el uso electoral de la vacuna , así como las formas o modalidades de participación de los gobiernos locales y del sector privado».

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, y el más agresivo en sus declaraciones propuso:

«Lo mínimo que podemos pedir es información puntual y clara sobre cuantas vacunas van a llegar a cada estado, cuándo y en qué condiciones».

Los gobernadores aliancistas que se reunieron en Ciudad Victoria, por última vez en este año, centraron sus críticas contra la Federación.

En respuesta, desde Sonora, donde inició una gira de trabajo, el Presidente les respondió que el plan de vacunación contra la Covid-19 trazado por su gobierno se aplicará de manera pareja en todo el país. En el mismo evento precisó que el tema de las vacunas no puede ser utilizado con fines políticos y electorales.

«Es un plan que se va aplicar de manera pareja en todo el país, sin mezquindades, no puede ser utilizado un programa de vacunación con propósitos electorales porque ni siquiera se puede hablar de propósitos políticos».

«Ya se han firmado los contratos, hemos hablado con gobiernos extranjeros, ya tenemos pedidos para que se comience a vacunar en diciembre, no con todas las dosis que se necesitan porque no hay disponibilidad de la vacuna», dijo. 

Y el mandatario afirmó que se tiene el presupuesto para que la vacuna sea universal y de manera gratuita, y «vamos a llevar a cabo esta plan de vacunación, con el apoyo de las Fuerzas Armadas. 

Aun cuando las dos partes han precisado sus posiciones sobre el tema, por donde se le vea, la vacuna que con tanto deseo es esperada por la humanidad, sólo en México, ha caído en manos de los políticos y esto inevitablemente ha contaminado su aplicación. En Estados Unidos, antes de las elecciones de noviembre, Donald Trump intentó hacer lo mismo para granjearse el apoyo de los electores, pero la vacuna no llegó a tiempo. En México, en cambio se ha convertido en la vacuna de la discordia.

Los mexicanos no son tontos, y si hoy los gobiernos de los diferentes niveles pretenden darle un sesgo electoral a la vacuna, se van a quedar con las ganas, pues esta se va aplicar y la gente va a votar en libertad, y estas escaramuzas mediáticas van a quedar para el anecdotario político.  



SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES