Al DíaNuevo LeónPolítica

MONTERREY: ¿La última batalla?

Nueve candidatos iniciaron este miércoles una última gran batalla por Monterrey, luego que se anuló la pasada elección. Dicen confiar en la autoridad electoral, pero no descartan impugnar si se observan anomalías

  • Adrián de la Garza, inició su campaña a las cero horas de este miércoles                                                                                                                                             
  • Felipe de Jesús, «habrá guerra sucia pero aun así vamos a ganar, asegura

Por Francisco Cuéllar Cardona

MONTERREY, NL. | A partir de las cero horas de este 5 de diciembre, nueve candidatos se enfrascan en la última batalla para ganar la alcaldía de Monterrey, luego de que la primera elección terminara en los tribunales y se anulara.

Y aunque nueve son los que pelean por la silla municipal, sólo dos tienen posibilidades reales de ganar: Felipe de Jesús Cantú del PAN y Adrián de la Garza del PRI. Los demás, en el papel parecen ser comparsas, pero serán fundamentales para hacer ganar o perder a los dos punteros.

De acuerdo a la Comisión Estatal Electoral, las campañas inician este día y acaban el 19 de diciembre, con un periodo de veda de tres días y el 23 de diciembre los mas de 870 mil electores inscritos en el padrón electoral, podrían votar en las mil 606 casillas que estarán instaladas en toda la cuidad.

Para esta campaña, que costará un promedio de 50 millones de pesos, la Comisión Estatal Electoral repartió a los partidos 3 millones 786 mil pesos como financiamiento público y fijó para cada candidato un tope de gastos de campaña por 2 millones 102 mil 717 pesos.

Los candidatos que salen tras el voto son: Felipe de Jesús Cantú Rodríguez del PAN; Adrián de la Garza Santos del PRI; Patricio «Pato» Zambrano por el PT; Adalberto Madero «Maderito» del Partido Verde; Ivan Garza por el MC; Sandra Pámanes del PANAL; Jesus Abascal del PRD; Ana Villaplando del PRD y Pedro Alejo, candidato independiente. El partido Morena, que obtuvo 100 mil votos en la elección anulada, no participa en el proceso, porque así lo decidió su dirigencia. Tampoco participa el PES.

Para ésta elección extraordinaria, el PRI como el PAN, a decir de sus líderes y candidatos van a salir con toda la actitud, porque se juegan el futuro, de ahí que las dos dirigencias nacionales, con su estructura y figuras estarán calentando el ánimo electoral. Marko Cortés y Claudia Ruiz Massieu, se dijo, estarán de manera permanente monitoreando y apoyando a sus candidatos, pues Monterrey, es una plaza que les dará oxigeno político y económico a los dos partidos, de ahí, el interés de ganar.

Para Felipe de Jesús y el PAN, ganar lo pondría en automático como aspirante y puntero en la lucha por la gubernatura en el 2021, igual Adrián de la Garza por la vía priísta.

La incertidumbre entre los partidos y candidatos, incluso en la misma Comisión Estatal Electoral, es que por la temporada navideña, pocas familias acudirán a votar el 23 de diciembre. Adalberto Madero, del Partido Verde reveló este martes que los pronósticos de votación son bajos y que se estima una participación del 23 por ciento.

La Comisión Estatal Electoral se estaba enfrentando a otro problema logístico, pues casi el 50 por ciento de los funcionarios de casilla habían manifestado su negativa de participar por cuestiones familiares, «muchos ya tienen agendados esos días para salir de la ciudad y no van a estar en las casillas», se dijo.

Los candidatos confían en la limpieza de la elección, luego de la experiencia anterior que por tanta anomalía, terminó en los tribunales y por consecuencia fue anulada.

Para los mismos candidatos, la batalla que inician este miércoles estará cargada de descalificaciones y de una guerra sucia que ya empezó desde antes.

Felipe de Jesus Cantú, rechazó ayer participar en un almuerzo convocado por el PRI y al que asistieron el resto de los candidatos, «cómo asistir a un convocatoria hecha por un partido que despreció el voto de los ciudadanos y alentó a la anulación de la elección».

Acusó a los demás candidatos de ser comparsas y hacerle el juego al PRI, «por eso no asistimos a ese acuerdo de civilidad, porque no es otra cosa que un pacto para atacarnos», afirmó el candidato panista.

Para el PRI y el PAN esta campaña por Monterrey, debe acabar en los mejores términos, pues sería desastroso que después de la experiencia de anulación que se tuvo y que generó una crisis de gobernabilidad en la cuidad, se pudiera repetir.

Mauro Guerra, aseguró que Acción Nacional va acatar el resultado electoral, siempre y cuando éste sea imparcial y trasparente, si no es así, «tenemos el derecho de acudir a las instancias legales», dijo.

Comment here