Opinión

Adaptación

FAMILIA Y FINANZAS

Por Alberto Gloria

Adaptación

 

Adaptación podemos definirla como el conjunto de cambios realizados con el fin de ajustarse a nuevas condiciones, sean estas previstas o imprevistas. La capacidad de adaptación es entonces, la disposición de la persona para hacer los ajustes necesarios con el fin de enfrentar un nuevo escenario. Resistirnos a adaptarnos cuando las condiciones cambian, podría resultar en nuestro perjuicio.

Por ejemplo: un viernes por la noche la temperatura ambiente era de 26oC, Juan se va a la cama en una pijama corta de tela delgada, mientras dormía un frente frío azota su localidad, él no consultó el pronóstico del tiempo así que no pudo prever un cambio en la temperatura. Al amanecer, Juan se levanta se viste con ropa ligera y sale para hacer ejercicio, para darse cuenta de que la temperatura cayó hasta los 12oC, ¡brrrrr está muy frío afuera! Ahora Juan tiene dos opciones: se adapta a las nuevas condiciones y realiza cambios en su atuendo, o se arriesga a seguir con sus planes de ejercitarse sin hacer cambios y enfermarse.

Con este ejemplo quiero llevarle a pensar en la importancia de la adaptación cuando nuestras condiciones financieras cambian, a lo largo de la vida nos encontramos con diferentes escenarios en el ámbito financiero, algunas veces por crisis ajenas a nosotros pero que terminan afectándonos colateralmente, otras veces por cambios inesperados como quedar desempleado, y otras veces por la toma de decisiones poco acertadas, el caso es que los cambios financieros suceden en algún punto de nuestra vida. Es allí donde cobra valor el ejemplo de Juan, sí, nuestro Juan el friolento; de nuestra capacidad de adaptarnos al nuevo escenario financiero dependerá que podamos librar esa temporada.

Sin embargo, muchas personas deciden no hacer los cambios necesarios cuando las condiciones financieras cambian para mal y deciden continuar con el mismo estilo de vida a pesar de no poder solventarlo, similar a salir con ropa ligera en un día muy frío.

¿Por qué nos resistimos a adaptarnos ante los cambios financieros?

Principalmente por dos razones: por orgullo y por negación. Cuando las apariencias son más importantes que la razón es el orgullo el que nos empuja a continuar sin hacer los cambios necesarios y urgentes, como sería: dejar ciertos lujos o continuar con un nivel de vida insostenible. Y por negación, cuando no podemos reconocer que nuestras condiciones cambiaron y rehusamos aceptarlo.

Si fallamos en adaptarnos sufriremos las consecuencias, es inevitable, es por eso que muchas personas no salen de sus crisis financieras, y más aun, empeoran. Si está atravesando una crisis financiera deje el orgullo a un lado, las apariencias no durarán para siempre; y aceptar las nuevas condiciones no significa resignarse solamente es reconocer las nuevas condiciones, finalmente ninguna crisis es para siempre, a menos que fallemos en adaptarnos.

Alberto Gloria es licenciado en teología, presidente de las asociaciones Lidexcel A.C. y Centro Familiar de Excelencia A.C., conferencista internacional, autor, estudiante de la ciencia del Derecho, esposo, padre, líder espiritual, consejero familiar y de finanzas personales. Su lema de vida es: “Ganando y ayudando a ganar a otros”. Puedes contactarlo en casadefe2@gmail.com

Comment here