Al Día

Se casan migrantes y esperan el asilo político en Matamoros

Este día de la boda, llegaron en total 112 migrantes y no fueron invitados, fueron deportados por los Estados Unidos.

Por Arturo Rosas H.

Dicen que el amor cruza las fronteras, pero en este caso, siete parejas estacionadas en la ciudad de Matamoros, decidieron esperar el asilo político para llegar a Estados Unidos, contrayendo matrimonio.

Son siete parejas de migrantes que están concentrados en el puente internacional “Puerta México” y después de varios meses decidieron contraer matrimonio frente a un pastor de una iglesia metodista.

Los migrantes tenían varios años viviendo en unión libre y llegaron hasta esta frontera para cruzar a Estados Unidos y alcanzar el sueño americano, pero el primer paso que dieron, el sueño del matrimonio, narra una de las Cubanas que hoy se casan.

Hilda Marisela Rodas, quien se casó con el hondureño Alexis Alberto Linares, no se sonroja cuando habla de que este momento “es un sentimiento  muy bonito, entre alegría y también quieres llorar”.

Ellos son de Honduras, tienen 9 años en unión libre y han procreado a una niña.

La boda no fue en un salón elegante ni en un palacio, pero sí, afuera de sus casas de campaña que tienen instaladas cerca del puente internacional de esta ciudad fronteriza este viernes.

Una de las pruebas que recibieron las siete parejas que son de Honduras y de Cuba, por su matrimonio, es el documento emitido por el pastor de la iglesia metodista que tiene su residencia en los Estados Unidos.

La formalidad religiosa cumplió con todo: Los testigos fueron el grupo de migrantes que desde hace meses están en esperan de una respuesta del Gobierno de Estados Unidos. Por eso no hubo tiempo para la vestimenta de gala.

El pastor dirigió una serie de palabras a las parejas para luego realizar sus votos, colocarse el anillo  y  finalmente escuchar las palabras “puedes besar a la novia”.

Los Hondureños Hilda y Alexis Linares, confían en que este proceso que han iniciado, lo valoren las autoridades de Estados Unidos.

“Nosotros tenemos cita para mañana (sábado), seremos dos familias las que vamos a entrar” dijo uno de los cubanos que solo se identificó con el apellido de Pérez y que también formó parte de esta celebración.

Confió que  la relación que tiene con su ahora esposa  ha dado como fruto la vida del pequeño Javier Pérez de once meses de nacido.

“Confiamos en que nos den el asilo, fue muy difícil cruzar la selva de Panamá, nuestro hijo tenía siete meses cuando pasamos por ahí”.

Narran los tres meses que tienen en espera, aunque están conscientes de que otros grupos tienen  más tiempo.

Casi en plena celebración, en el puente, del Consulado de los Estados Unidos retornaron a 48 centroamericanos, de los cuales, 40 eran adultos y el resto menores de edad.

De igual forma otro grupo, pero de ilegales de origen mexicano, fueron deportados. Solo este día, el Instituto Tamaulipeco del Migrante  registró el acceso de 112 deportados por Matamoros.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: