Cultura

El Príncipe, ahora sí descansa en paz

CIUDAD DE MÉXICO | Entre aplausos, gritos, vivas y lágrimas, más de 35 mil fanáticos recibieron y despidieron hasta su última morada al Príncipe de la Canción José José, quien llegó en su ataúd procedente de Miami en un  avión de la Fuerza Aérea Mexicana.

El gran homenaje de cuerpo presente inició en Palacio de Bellas Artes de México este miércoles, en medio de una multitud de fanáticos que aguardaban con emoción el arribo del artista.

Ante un repleto Palacio de Bellas Artes, arribaron las cenizas acompañado de sus dos hijos, José Joel y Marysol Sosa.

Minutos después, arrancó un cortejo fúnebre que recorrió, escoltado por fuerzas de seguridad, importantes avenidas de la Ciudad de México hasta llegar al recinto cultural más importante de México, ubicado en el Centro Histórico de la capital metrópoli.

En el trayecto, miles de fanáticos y curiosos dieron el adiós al intérprete de temas como “El triste”, “Gavilán o Paloma” y “Lo pasado, pasado”, entre muchas otras.

Esta mañana, en el Palacio de Bellas Artes centenares de personas hicieron una larga hilera previo al inicio del sentido homenaje al cantante.

Algunos incluso vinieron de otros estados del país y pasaron la noche para asegurarse un lugar.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: