Los indios del noreste 

AMBROCIO.jpg?fit=1200%2C795&ssl=1

Victoria y Anexas

Por Ambrocio López Gutiérrez

Los indios del noreste 

El seno mexicano empezó a ser explorado por Francisco de Garay, Hernán Cortés, Nuño de Guzmán con el objetivo de extenderse hasta la región llamada Rio de Palmas hoy Soto la Marina, pero durante el siglo XVI ninguna expedición fue efectuada por las malas condiciones climáticas y la resistencia violenta por parte de los grupos de indios al ver extranjeros. Luis Carvajal gobernador del Nuevo Reino de León molestaba a los indios para que hicieran un daño ellos para que Carvajal mandara grupos militares para castigarlos y pacificarlos, pero su destino era el trabajo en las minas de zacatecas, las Antillas, Coahuila y Nuevo Reino de León.

En un ensayo de Jose Ángel Valero Huerta se dice que: En la llegada de la colonización al territorio del seno mexicano donde fue la colonia de nuevo Santander, hoy Tamaulipas, donde habitaban grupos de indios que eran cazadores y recolectores. Los españoles los dividieron en tres grupos culturales. Los del norte que habitaban en las cuencas de los ríos Purificación, Conchos y Bravo, recolectores y cazadores, los españoles los reconocían como tareguanos, venados, pajaritos, cuerpos quemados, tejones y otros. Se incluyen janambres y pisones de la sierra madre oriental considerados también como los más bélicos y el segundo grupo es el de la sierra de Tamaulipas nombrados pasitas, mariguanes y simariguanes que vivían en la sierra y en la costa.

El tercero integrado por los pames, los huastecos y los olives de cultura sedentaria es de la huasteca y sierra gorda. Los grupos cazadores recolectores tenían la preferencia de establecerse en las cuencas de los ríos, para diferenciarse de los grupos se tatuaban la cara o hasta todo el cuerpo de color azul asignándoles nombres los españoles como rayados, borrados, bocas prietas, come crudos, cueros quemados, dienteños y sarnosos. Normalmente vivían de la caza y de la pesca y su alimentación maíz, frijol, calabaza, camote, chile, sandia y melón que se cultivaban en las cañadas o en las pequeñas huertas. Crearon trampas para la caza de los animales y envenenaban el agua para conseguir más fácilmente los peces y fabricaron vasijas de loza para coser sus alimentos y conservarlos.

Los pames, los olives y los huastecos empezaron a cultivar maíz, frijol, calabaza y el camote y otros productos con organización social y con viviendas de la primera etapa de vida sedentaria. Pero los olives tenían más características de vida sedentaria por el cultivo de subsistencia, extracción de oro y plata y comercio con sus vecinos, con gobernador, un capitán y un teniente. Se tenía la costumbre de enterrar a los muertos en cuclillas echas con montículos cubiertos de guijarros, con sus arcos y flechas creyendo en la vida en el más allá considerando indispensables para vivir en el mundo terrenal. El fray Vicente de Santa María afirma que eran idiomas muy diferentes pudiendo ser treinta idiomas con palabras relacionadas con la naturaleza que rodeaba a los grupos. Los especialistas agruparon los dialectos en idioma come crudo o lengua Quinnigua, dialecto Janambre, formas dialectos derivadas del huasteco y lengua pame. (Patricia Osante, 2014, págs. 19-24)

Los habitantes del Nuevo Reino de León consideraban como derecho natural la expansión hacia el este; en la década de 1740 el gobernado de esta provincia, Joseph Antonio Fernández de Jáuregui y Urrutia, mandando a poblar a 60 familias. El virrey Juan Francisco Güemes y Horcasitas no tenía duda que era difícil poblar el seno mexicano. Para poblar la colonia de Nuevo Santander, José de Escandón salió el mes de diciembre del año 1748 de Querétaro y por el mismo tiempo salieron para ministros del colegio de nuestra señora de Guadalupe de zacatecas, doce religiosos los que por el Nuevo Reino de León entraron de dos en dos por distintos caminos enviados de la obediencia sin saber de cierto el camino en derechura por ser las tierras nuevas; quien tenía alguna noticia era el Padre Fray Simón quien, con otros tres compañero fue más en derechura. (Pilar Sánchez, 2007, pág. 41)

José de Escandón era un originario de Soto la Marina (Cantabria) nacido en el año 1700, siendo coronel se le otorgó el condado de Sierra Gorda y estudiando los pasos para seguir en la colonización del seno mexicano, refunda tula y Jaumave en 1744 lo que dio entrada a la costa del seno mexicano; en 1747 organizo una exploración como diagnóstico previo de la futura provincia. En la navidad de 1748 con la fundación de la villa de Llera a orillas del rio Guayalejo dio principio el establecimiento de la colonia del Nuevo Santander, su nombre en honor a su provincia natal de José Escandón dedicada al patronazgo de Guadalupe. Siguiendo una ruta hasta el rio Bravo dando vuelta hacia el sur hasta el Pánuco después al oeste rumbo a la sierra madre oriental para las primeras poblaciones.

Escandón fundó 21 poblaciones que constituyen la base primordial de la estructura del Tamaulipas actual. Luego de que Escandón gobernara, el nuevo Santander fue gobernado por una serie de oficiales de la burocracia colonial, provenientes del ejército con conceptos reformistas prevalecientes en la nueva España. En la segunda mitad del siglo XVIII grupos indígenas acoplados a la colonización se mantuvieron en lucha contra los nuevos pobladores. Los indios rebeldes encontraron refugio en las espesuras de la Tamaholipa vieja, también hubo ligas de guerra indias que pusieron en jaque a los gobiernos provinciales y se introdujo un proyecto evangelizador esta vez a cargo de los padres franciscanos acabando con la inseguridad en la provincia en la década de 1810.

Al final del siglo XVIII el Nuevo Santander experimentó una guerra indígena que alcanzó gran intensidad. Primero de los apaches y después de los comanches ambos enemigos entre si empujados por otros indios y por los angloamericanos hacia el poniente del Mississippi fueron a cometer en las poblaciones del septentrión novohispano, pillaje en gran escala y a aprehensiones de niños y mujeres. La reacción de la corona española fue poner una barrera, pero fue difícil por el gran espacio norteño, el problema con los indios se incrementó por la guerra de independencia, una terrible herencia para el norte independiente. Más tarde cuando los problemas del septentrión se agudizaron varios personajes sugirieron la habilitación de puertos en el Nuevo Santander entre ellos, Félix Calleja, el segundo conde de Revillagigedo y Miguel Ramos como puerto de Tampico como fondeadero, la provincia era visitada por comerciantes haciendo intercambios.

También llegaron indios de la costa y poco se les entendió ya que eran bozales dándoles a entender que había un navío cerca del puerto que buscaban y que estaba quemado y desecho y con la curiosidad encima unos soldados se apresuraron a buscar el puerto. La palabra conquista cambió a colonización ya que fue un poblamiento pasivo del territorio lo que son villas mixtas de españoles e indígenas creando ayuntamientos para impartir justicia que correspondía a Jose de Escandón. Entre diciembre de 1748 y junio de 1766 se fundaron 24 poblaciones, se reorganizaron las de Palmillas, Tula y Jaumave integrándose al gobierno de esta provincia, sólo Horcasitas obtuvo el título de ciudad.

Escandón y los hombres lograron su posición como dominante afectando los interés de misioneros y pobladores, los militares pasaron a ser capitanes de la villa, criadores de ganado y los ricos hacendados se convirtieron en militares de alto rango. Ha1757 el Nuevo Santander había aumentado la población a 1512 familias con integrantes serian 8869 personas de distintas edades. A los militares no les servía el pago ya que todo era de alto precio viviendo en la pobreza, y también los pobladores en pobreza y con el mal gobierno.

José de Escandón y frailes realizaron una expedición breve desde el Nuevo Reino de León para conocer los territorios de la nueva provincia que sería Nuevo Santander, enseguida se planificó la entrada por dos puntos diferentes, lo cual sería Escandón con los frailes y 60 familias quienes poblarían la nueva colonia. Interactuaron con los grupos de indos con algunos de manera pacífica y otros eran violentos, las familias ya establecidas en territorio llegaron a ser alrededor de 1755, llegaron a 8869 habitantes en total, con grupos de indios que los atacaban y otros quienes se apearon a la nueva sociedad española-india. Los pobladores vivieron en pobreza y con mal gobierno de Escandón que futuramente lo destituyeron. La Bibliografía utilizada por Valero Huerta, estudiante de Historia y Patrimonio Cultural (UAT): Nuevo Santander, Patricia Osante, 2014. Breve historia de Tamaulipas, Octavio Herrera. El diario del Fray Simón del Hierro, María del Pilar Sánchez, 2007.

Correo: amlogtz@gmail.com

Ambrocio López Gutierrez


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Free Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
Download WordPress Themes Free
Download WordPress Themes
udemy course download free