Pancho Villa en Monterrey quitó $280 mil a empresarios

thumbnail_PRINCIPAL20Villa20pancho20en20su20tren.jpg?fit=502%2C314&ssl=1

La visita de Pancho Villa a Monterrey hace 105 años forma parte de una fecha histórica de la revolución en el noreste y de las pocas ocasiones en que el Centauro del Norte estuvo en esta ciudad, en esta ocasión para quitarle 280 mil pesos a empresarios, de un millón que les pedía.

Luis Alvarado

Fue el pasado 13 de este mes cuando se cumplieron los 25 lustros en que el jefe de los Dorados toma la ciudad que recién había sido desocupada por los constitucionalistas luego de que dos meses atrás se habían enfrentado los ejércitos en Ramos Arizpe, Coahuila, con Villa vencedor.

El gobernador entonces de Nuevo León lo era el carrancista Antonio I. Villarreal, quien tiene que huir de la capital regiomontana ante la fuerza de las tropas villistas, dejando el camino libre al de Chihuahua, quien sabía que en Monterrey había dinero de industriales y comerciantes.

Siendo del noreste el ejército Constitucionalista, paradójicamente dominaba el centro y parte del sur del país, pero dejando descubierta esta región, lo cual es aprovechado por Villa para reforzarse con el dinero regiomontano para poder enfrentarse luego con las tropas de Alvaro Obregón, aliado de Carranza.

Sin embargo, es poca la información que existe con respecto a la visita de Villa a Monterrey, en los archivos municipal o estatal nada existe que explique las verdaderas circunstancias, igual se carece de fotos y notas de prensa, que desaparecerían al término de la revolución.

El motivo puede ser porque Pancho era considerado enemigo público al culminar el movimiento armado, pues era acusado de ladrón, asesino, roba vacas y no como la cabeza de una facción armada más que participa en la guerra civil llamada revolución.

Doroteo Arango Arámbula, como era su verdadero nombre llega a gobernar el Estado de Chihuahua con alcances sociales poco esperados para alguien que rechazaba la política y el poder gubernamental.

Representación de Villa enojado con los empresarios de Monterrey

 

Toma la ciudad por 12 días

En aquel 1915 Emiliano Zapata era el que dominaba la parte sur del país, combatido por los carrancistas y el norte era la posición militar y política de Villa, quien llega a Monterrey en busca de efectivo, habiendo logrado parcialmente su objetivo al obtener solo la cuarta parte del millón de pesos que pretendía obtener del empresariado nuevoleonés.

Los carrancistas habían salido también de Monterrey porque buscaban fortalecerse para luchar en el centro y sur pero luego llegaría en febrero el gobierno de la convención revolucionaria para ejercer el mando nuevoleonés entre febrero y mayo.

Con base en el Plan de Ayala la propuesta Zapatista convencionista nombra como gobernador a Raúl Madero, hermano de Francisco Ignacio Madero, pero su mandato dura solo de febrero a mayo porque los carrancistas regresarían a tomar el poder.

Villa “toma” Monterrey por 12 días, del 13 de marzo al 24 del mismo mes, al exigir a los empresarios reunirse en el palacio de gobierno para supuestamente acusarlos de enriquecimiento y acaparamiento de víveres por lo que les pide un millón de pesos para continuar su lucha y repartir algo de alimentos entre los pobres.

Líder de Canaco se salva de ser fusilado

Una vez reunidos los industriales y comerciantes regiomontanos y después de varias deliberaciones, Villa ordena al mayor Jesús Aguilar hacer la colecta de 135 empresas, entre ellas el Banco Nacional de México, el Banco de Londres, la Compañía de Luz y Fuerza, Cervecería Cuauhtémoc y Fundidora y muchas casas comerciales.

El dirigente de la Cámara Nacional de Comercio, Carlos Cantú Garza rechaza lo demandado por el Centauro alegando que no había dinero, por lo que Villa ordena su fusilamiento pero el General Felipe Ángeles, su allegado primer Oficial le pide reconsiderar la decisión, la cual es suspendida finalmente.

Pero el pase de charola sirvió de algo y los industriales regiomontanos logran reunir cerca de 280 mil pesos que supuestamente se destinan para alimentos de tropas y una parte para repartirse entre 330 familias de escasos recursos.

Una de las versiones orales indica que en su estancia el General Villa entraría a pernoctar en el Hotel Ancira con todo y su caballo, inclusive que disparó su arma en el bar y en el patio central (lobby) de aquel primer hotel de lujo de Monterrey aunque él era abstemio.

Algunos historiadores locales no le dan validez a esta conjetura, pues el General Villa siempre descansaba en su vagón exclusivo del ferrocarril, esto por la desconfianza y poder huir en caso necesario.

En los 12 días que estuvo en Monterrey, su ferrocarril se encontraba estacionado en la desaparecida Estación Unión, lo que ahora es la Casa de la Cultura de Nuevo León, en avenida Colón.

Tropas villistas entrando a Monterrey

El porqué de la visita

Dentro de sus antecedentes, Villa es apresado en 1912 por Victoriano Huerta, acusado de formar parte de la rebelión de Pascual Orozco, pero escapa a Estados Unidos, para regresar en 1913 a formar su épica División del Norte, sumándose a Carranza contra Huerta, el asesino de Francisco I. Madero.

Pero al tumbar a Huerta, Villa y Zapata se enfrentan con Carranza, quien tenía en el general Álvaro Obregón a su brazo armado, contexto de los combates con éste en que se realiza la visita de Villa a Monterrey, en busca de dinero, para lo cual el 13 de marzo que llega alcanza a reunir a 10 empresarios y sumar a muchos más al día siguiente para la colecta.

Es en uno de los salones del palacio de Gobierno en que se reúnen, cuando el caudillo les solicita «amablemente» un donativo para las causas revolucionarias y humanitarias -un millón de pesos- pero los empresarios sólo reunieron 280 mil pesos, lo que molesta a Villa.

Pero gracias a la intervención del gobernador convencionista Raúl Madero –hermano de Francisco I. Madero-, no hay fusilamientos, el principal que pesaba sobre el dirigente de los comerciantes.

Aquí, el principio de la caída de Doroteo

Una vez obtenido parte de lo que buscaba, Villa se retira ante el avance de las tropas de Obregón en el Bajío sin más represalias que costaran vidas entre los empresarios o civiles y ordena marchar hacia Celaya para enfrentar a Obregón, quien le propinaría al chihuahuense una de las peores derrotas en su vida revolucionaria.

«Por decirlo así, aquí fue el principio del fin villista, muy posiblemente Villa haya sido una visita que poco utilidad se le da a él en cuestión política, aunque entra en contacto con

Zapata para alistar las batallas, pero muy posiblemente la visita no haya sido lo que él esperaba», dice el historiador Eduardo Cázares.

Uno más de los mitos que nacieron en torno a la toma de Monterrey por parte de Pancho es de que él y sus Dorados se apoderan de la Cervecería Cuauthémoc y que se tomaron también el líquido ambarino pero los historiadores aseguran que esto no ocurrió.

Lo que si sucedió en esta toma de la Taberna Madre, es la toma pero por parte de otro grupo de revolucionarios constitucionalistas, dos años antes, o sea en 1913.

De los vestigios de esta visita es la existencia de una carta que Doroteo le dirige a Emiliano Zapata, que se escribe desde Monterrey. Una reciente restauración al Hotel Ancira dejó al descubierto un orificio en el techo, supuestamente de un balazo hecho por Villa, algo no comprobado.

Otra versión de la visita de Pancho Villa es que trata de robar una empresa en Santa Catarina, la de hilados y tejidos La Fama, en la que supuestamente un mayordomo hace desistir a Villa y unos cuantos acompañantes de que entraran a robar argumentando que el dueño estaba en Monterrey.

La Talacha Noreste


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


SOBRE NOSOTROS

Las Mejores Noticias al momento, síguenos en nuestras redes sociales


CONTÁCTANOS




ÚLTIMAS PUBLICACIONES


Free Download WordPress Themes
Free Download WordPress Themes
Premium WordPress Themes Download
Download WordPress Themes Free
udemy course download free