Al Día

Acuerda IP de Tamaulipas no pagar agua, luz ni impuestos

Por María Lopez

CIUDAD VICTORIA, Tam. | Ante la negativa de la Federación de apoyar a la IP en esta contingencia, unas 20 mil empresas de Tamaulipas acordaron no pagar impuestos al gobierno federal y tampoco pagar servicios públicos al Estado y municipios, hasta en tanto no pasa la contingencia sanitaria provocada por el Covid-19 y hasta no tener una recuperación en sus finanzas.

La Federación De Cámaras de Comercio de Tamaulipas (Fecanaco), encabezada por Julio César Almanza Armas, sostuvo una videoconferencia con todos los lideres de la Canaco municipales en donde se acordó la negativa a pagar los impuestos y servicios.

Los líderes de las Canacos locales que aprobaron la medida fueron los de Reynosa, Río Bravo, Victoria, Matamoros, San Fernando, Valle Hermoso, Mante, Miguel Alemán, Nuevo Laredo, Camargo, Tampico, Madero y Altamira.

Se dejará de pagar impuestos como IVA, ISR, IMSS, Infonavit, Predial, así como servicios de agua, luz y todos los servicios, se dijo.

“México está actuando a la inversa de casi la totalidad de países desarrollados que también enfrentan la emergencia, en los cuales sus gobiernos, paralelo a la situación de salud, apoyan a los empresarios para mantener las fuentes de empleo, otorgan estímulos fiscales y créditos emergentes”, dijo Almanza Armas.

Recordaron que cerca del 54 por ciento del empleo formal es generado por el sector del comercio, servicios y turismo a los que no basta la buena voluntad para apoyar a sus trabajadores.

Ya que, “sin ingresos y con los negocios cerrados se ven imposibilitados para seguir pagando sueldos, impuestos, servicios por lo que lo que la eliminación de fuentes de empleo y falta de capacidad de pago no es un capricho sino una necesidad de subsistencia ante la apatía de los gobiernos”.

Dijo que Tamaulipas se ha colocado entre los cinco estados con mayor desocupación entre el 13 de marzo hasta el 6 de abril, lo que deja a igual número de familias indefensas, sin prestaciones sociales y servicio médico institucional.

De los 33 mil empleadores inscritos en el IMSS, señalaron que entre el 7 y 10 por ciento disminuyó su plantilla laboral porque carece de liquidez para pagar su permanencia en este periodo de cierres obligatorios de negocios y aislamiento social.

Estimando que el 30 por ciento de las pequeñas y medianas empresas, cerrarán antes de finalizar el tercer trimestre del año y las que resistan deberán prescindir de entre el 40 y 60 por ciento de su personal.

“Debiendo valorar criterios como antigüedad, eficiencia y montos de sueldos ya que las empresas se verán obligadas a hacer lo mismo con menos personal afrontando el hecho que vendrán demandas laborales”.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: