Al Día

Confirman cierre del Ingenio de Xicoténcatl

 

Por La Talacha Noreste

XICOTENCATL, Tam. |  24 horas después de que circulara en redes sociales un oficio firmado por el Director David Ekman, anunciando el cierre del Ingenio de Xicoténcatl, la Compañía Azucarera del Río Guayalejo, S.A de C.V. confirmó en un comunicado la noticia donde afirma que el proceso de liquidación de la empresa será ordenado, concentrado y apegado a la Ley.

«Fue una decisión muy difícil, porque va a cambiar la vida de cientos de personas que somos parte de dicho ingenio. Somos Ejecutivos, trabajadores, autoridades y familias que durante muchos años hemos construido esta gran empresa de Tamaulipas», escribió David Ekman, director general de Ingenio en su anuncio de cierre este miércoles.

Explicó que se podría explicar cada una de las causas que llevaron a tomar esta decisión, pero todo se resume en los costos de operación del ingenio, que han ido en aumento, hasta hacerlo financieramente insostenible.

En el comunicado de prensa que hizo oficial este jueves, la Compañía Azucarera del Río Guayalejo, confirma que la grave situación financiera por la que atraviesa el Ingenio de Xico desde hace algunos años, hace imposible mantener su operación.

«Para la compañía, los ingenios azucareros significan no sólo el legado con el cual hemos mostrado un compromiso por mas de 70 años, tiempo en el cual se realizaron inversiones y se desarrollaron estrategias de modernización, comercialización y servicio a la comunidad, lo que permitió que la región sea un importante productor de azúcar de la mejor calidad», expone el comunicado.

Añade que como parte del compromiso social, la empresa está dispuesta a realizar una zafra más, la que corresponde el ciclo 2020-2021, «siempre y cuando podamos lograr condiciones necesarias y contemos con la voluntad de los involucrados».

El ingenio de Xicotencatl fue fundado en el año de 1944 por el regiomontano general Aarón Sáenz Garza, quien fue gobernador de Nuevo León, y candidato a la presidencia de la Republica en 1929.

El ingenio hizo su primera zafra en 1948, y desde entonces se convirtió en el motor de la economía de toda la región cañera, junto con el ingenio del Mante. Su cierre representa un duro golpe para los cientos de trabajadores y miles de familias y empresas que viven en torno a la actividad de esta empresa azucarera.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: