Global

Simpatizantes de Trump destrozan el Capitolio; reportan 4 muertos

 

WASHINGTON  | Cuatro muertos y por lo menos 50 detenidos, además de decenas de destrozos al Capitolio, fue el saldo que dejaron los simpatizantes de Donald Trump, que protestaban contra un presunto fraude en las elecciones de noviembre, durante la validación del triunfo de Joe Biden por parte de los senadores y representantes camarales.

De acuerdo con las agencias AFP y EFE¡, durante tres horas, los protestantes que se dijo, fueron alentados por el propio Presidente Trump, dañaron las instalaciones del Capitolio, hecho que fue reprobado por los ex presidentes Bill Clinton, George Bush, Barack Obama y mismo vicepresidente de EE.UU Mike Pince, encargado de presidir la sesión

Oficialmente se reportó la muerte de una mujer que recibió un impacto de bala, además de varios heridos.

 

Antes de los hechos violentos, el presidente Trump, le pidió a sus simpatizantes que se desplazaran al Congreso para tratar de interrumpir la autenticación de la victoria de Biden.

Algo que se tomaron a pecho y desafiando las barricadas que había elevado la policía en el perímetro del Congreso.

Durante el día hubo varios reportes de bombas que forzaron la evacuación de otros edificios contiguos al Congreso.

Y aunque no se conocía la magnitud de los destrozos causados por los simpatizantes de Trump dentro del Capitolio, las primeras imágenes dejaron ver vidrios rotos, asientos arrancados, monumentos en el piso y daños incontables al andamiaje que se tiene preparado para la posesión de Biden este 20 de enero.

La gente escaló los muros del edificio para llegar hasta los balcones exteriores, rompiendo las ventanas y luego penetrando el recinto. Y muchos portando banderas de la Confederación, el grupo de estados que se declaró en rebelión para defender la esclavitud.

Demócratas y republicanos, condenaron los hechos de violencia como un asalto sin precedentes a la democracia estadounidense.

Kevin McCarthy, el líder de los republicanos en la Cámara Baja y uno de los aliados más fuertes de Trump en el Congreso, así lo declaró:

“No podría estar más triste y decepcionado por cómo se ve nuestro país en este momento. Cualquiera involucrado en esto quiero que me escuche con toda claridad: esta no es la vía estadounidense. Esto tiene que detenerse ya”, dijo.

Por su parte Joe Biden, en su mensaje calificó los sucesos como un acto casi de sedición y le pidió a Trump cumplir con sus deberes como presidente y la Constitución.

El ex Presidente Bill Clinton calificó los actos violentos como un asalto sin precedentes al Congreso de EE. UU. y a la nación, y culpó al mandatario saliente de fomentar la violencia, «La mecha fue encendida por Donald Trump y sus más ardientes allegados, incluidos muchos en el Congreso, para anular los resultados de una elección que perdió”, acusó.

También el ex presidente George W. Bush dijo que las imágenes del asalto al Congreso en Washington son “repugnantes y propias de una república bananera, y acusó a Trump, de “inflamar” con “falsedades y falsas esperanzas” a sus partidarios.

El expresidente Barack Obama también responsabilizó a Trump y los republicanos por la violencia, y denunció un “momento de gran deshonor y vergüenza” para el país.

“La historia recordará la violencia de hoy en el Capitolio, alentada por un presidente que mintió incansablemente sobre el resultado de una elección, como un momento de deshonra y vergüenza para nuestro país”, dijo.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: