Entrevista

Estoy listo, quiero, y puedo: Rodolfo

 

El Director de Radio, Televisión y Cinematografía del gobierno federal, Rodolfo González Valderrama, aclara que no se cuelga del nombre del Presidente, ni de Ricardo Monreal para ser candidato de Morena a la gubernatura en el 2022 y que no necesita haber pasado por un cargo de elección para traer a Tamaulipas la Cuarta Transformación.

 

Por Francisco Cuéllar Cardona

CIUDAD DE MEXICO | Tampiqueño, hombre de izquierda, hijo de petrolero, amante del jazz y la salsa, constructor de Morena en Tamaulipas en el 2015, y actual Director de Radio, Televisión y Cinematografía del gobierno de la República, Rodolfo González Valderrama también alza la mano y dice que sí quiere y puede servir a Tamaulipas.

«Yo estoy listo para servir al Estado en la posición que se me indique. Estoy listo, quiero y puedo servir, para vincularlo en este movimiento de Transformación Nacional que está impulsando el Presidente López Obrador».

En su oficina de Roma 41, en la colonia Juárez, en lo que era antes la delegación Cuauhtémoc que gobernó por casi 10 meses, González Valderrama admite su desarraigo en Tamaulipas, pero asegura que trabaja y tiene muy claro su objetivo: aterrizar como candidato de Morena a la gubernatura del Estado en el 2022.

«Esto es algo que nació en mí desde que empezamos a construir el partido en el Estado. Sí hay una intención en todo esto, y cuando me pregunta ¿cuál es mi proyecto?, yo les digo que mi proyecto es llevar la Cuarta Transformación a Tamaulipas.

 

 

Aclara que él es colaborador del Presidente López Obrador, no amigo: «este no es un gobierno de amigos, sino de colaboradores». Tampoco se cuelga del nombre del Presidente  ni del líder del Senado, Ricardo Monreal para avanzar en su proyecto, «pues yo estoy mayorcito para andar usando el nombre de alguien», precisa.

Llama por su nombre a los demás aspirantes con quien está compitiendo y reconoce sus méritos, como al senador Américo Villarreal que ya ganó una elección; Hector Garza González que ya fue candidato en el 2016 y ocupa un cargo federal; Jose Ramón «JR», delegado de los programas federales; los alcaldes de Matamoros y Madero que van por la reelección.

Pero también hay mujeres, dice.

En el 2022 estarán en juego 5 gubernaturas y por ley, mínimo, Morena designará a 2 mujeres. Y también las nombra:

«Está Carmen Lilia en Nuevo Laredo; Leticia Sánchez, diputada local; Edna Rivera en el sur. Está la senadora Lupita Covarrubias, Olga Sosa y Adriana en Matamoros y cada vez va haber mas. «Quien diga que Tamaulipas no esta preparado para ser gobernado por una mujer, es como decir que no está preparado para la democracia».

Cuenta que al terminar la carrera de sociología en la facultad de Ciencias Políticas, en la UNAM, donde conoció a Ricardo Monreal, su primer trabajo lo tuvo en Tamaulipas en el sexenio de Américo Villarreal Guerra donde fue director del Centro de Estudios Municipales. Ahí se armó la primera la primera Enciclopedia de los municipios de Tamaulipas, «le ayudábamos a los alcaldes a integrar su expedientes técnicos para que accedieron a los recursos púbicos estatales y federales, y les armábamos sus planes de desarrollo». Después regresó a trabajar en Comunicación Social de Presidencia de la República y acabó de Cónsul adscrito en Dallas, Texas.

-¿En qué momento te cruzas o te montas en el proyecto de Andrés Manuel López Obrador?

«Ya como trabajo político, fue en el 2005 en la primera campaña presidencial. Yo trabajaba con Ricardo Monreal, había sido yo su representante del gobierno de Zacatecas en la ciudad de Mexico. Ahí participamos en la primera campaña, y luego vino la segunda campaña en el 2012. En el 2015 que es cuando se forma Morena, el licenciado López Obrador me hace hace la invitación expresa para formar en Tamaulipas los comités seccionales de Morena.

-¿Te tocó construir Morena, solo en Tamaulipas, o en el país?.

-No. Sólo en Tamaulipas. Nosotros íbamos con el objetivo de construir la estructura. Hubo una meta electoral para ganar la elección presidencial en el 2018. La meta era 300 votos por cada sección electoral, de tal forma que si eran 2 mil secciones, había que obtener 600 mil votos, pero el licenciado Lopez Obrador sacó casi 800 mil mil votos. Se superó la expectativa. Fue de los 10 o 12 estados donde se superó la meta planteada.
La meta nacional eran 22 millones de votos, el licenciado sacó 30 millones de votos, 8 millones más, por eso le llaman el tsunami. Pero detrás de eso hay un trabajo de estructura.

-¿A partir de ahí se afianza tu relación con AMLO?.

-Sí. Al principio me decía, «yo pensaba que eras de Zacatecas», porque me había conocido con Ricardo Monreal, y me dijo qué bueno, pues nos vas ayudar a armar el partido. El ya traía muy claro su objetivo para Tamaulipas.

-¿Quiénes aparte de tí trabajaron en la construcción de Morena en Tamaulipas?.

-«Para toda la franja fronteriza, fue Héctor Garza González. Para la parte centro del Estado, fue el diputado Renato Molina, y para la zona sur, tu servidor Rodolfo Gonzalez. Te quiero decir que el licenciado estaba tan interesado en nuestro trabajo que nos hablaban los fines de semana para saber donde estábamos. Les mandábamos la ubicación en tiempo real».

-Pues ahora ese trabajo es el que le está faltando a Morena en Tamaulipas y el país…

-«Esta es una de las debilidades de Morena. Así como hablamos de las fortalezas, yo te diría que la debilidad es la falta de organización y estructura; pero se puede superar, porque hay una gran esperanza en los tamaulipecos, la gente quiere un cambio real; lo pide a gritos.

-¿Les alcanzará el tiempo?

-«Ya hay un antecedente que es la elección presidencial del 2018. Hay que retomarla. Ahí están las bases de datos, están las gentes; hay que ponerse los tenis cuando arranquen las campañas.

-Tamaulipas en los últimos años ha tenido malos gobernantes, ha sido víctima de la delincuencia y su imagen dentro y fuera del país está muy dañada…¿Qué hay que hacer para cambiar?.

-«Sí, es una leyenda negra. De las 32 entidades federativas, 3 tienen a dos ex gobernadores en la cárcel: Michoacán, Quintana Roo y Tamaulipas. Es una leyenda negra, que no habla bien de ellas. Y es una lástima, porque en el caso de Tamaulipas tiene una ubicación geográfica privilegiada, tiene salida al mar, su vinculación con el marcado más importante de los Estados Unidos, y su gran capital humano lo hace ser privilegiado. Necesitamos un buen gobierno que se dedique a vincular al Estado en el contexto nacional e internacional.

Los mejores momentos de crecimiento económico del Estado es cuando se dan dos factores: Cuando se abre una oportunidad en el marcado global y se vincula el mercado interno. Matamoros ¿cómo surge?. Tampico, la zona sur, con el boom petrolero. Toda la zona ganadera de Aldama, Soto la Marina, La Pesca, González…Nuevo Laredo es la aduana de TLC. Reynosa y Matamoros, centros pioneros de la maquilla. Victoria era de las 10 ciudades de país con mejor calidad de vida. Algo pasó.

-Hablando de buenos gobiernos y de liderazgos, en Tamaulipas se está hablando de tí, de tu cercanía con el Presidente y de tus aspiraciones, ¿Aspiras para el 2022?.

-«Yo estoy listo para servir al Estado en la posición que se indique. Estoy listo, quiero y puedo servir, para vincularlo con en este movimiento de Transformación Nacional que está impulsando el Presidente. Y sobre todo para darle al Estado lo que merece, aprovechando las oportunidades que le está dando el T-MEC.

-¿Ya hablaste con el Presidente del tema…de tus aspiraciones?.

-«De esto en específico, no. En absoluto. Esto surgió cuando andaba armando el partido en 2015, durante ese tiempo despertó en mí este deseo. Pero te dejo en claro algo: yo no aspiro a colgarme del nombre del Presidente, ni del nombre del líder del Senado para buscar mi participación. Ya estoy bastante mayorcito para usar el nombre de alguien. Yo no soy amigo, soy colaborador del presidente. Este no es un gobierno de amigos».

-Pero formas parte del grupo de Monreal y se habla de que este grupo te impulsa…

-«Se presta a esa interpretación…pero no es así. No hay tal. Esto es algo que me nació a mí. Te confieso que sí hay un proyecto, que sí hay una intención. Si me preguntan cual es es mi proyecto, yo les dijo que mi proyecto es llevar la Cuatro T a Tamaulipas, la cuatro doble TT, que significa: «Cero corrupción, la separación del poder político del poder económico. La austeridad republicana. Garantizar la seguridad, con un nuevo esquema, pues no todo es represión con policía, también se requiere de desarrollo social, de opciones para los jóvenes. La delincuencia tiene una base social, hay que quitársela a la delincuencia».

-¿Haz hablado del tema con los demás aspirantes que han levantado la mano como tú?.

«Hay reglas no escritas, sobre todo con movimientos que se identifican con la izquierda o las izquierdas. Tu tienes todo el derecho de que se te tome en cuenta y el derecho de buscar participar, y ese derecho viene acompañado de una obligación. En este caso, una vez tomada la decisión de la candidatura, hay que buscar la unidad del proyecto adentro. Primero es el proyecto y el movimiento, y ya después las candidaturas. Una vez que se tome la decisión hay que jalar todos juntos y en la misma dirección».

-¿Qué les dices a los que cuestionan que no tienes arraigo… que te falta un cargo de elección?.

-«La Constitución es muy clara para aquellos que aspiran a un cargo de elección popular. No te dicen que debiste haber tenido una experiencia previa, Respecto al arraigo, si por arraigo se entiende, el tener vínculos con grupos locales de poder, ese arraigo no lo tengo, y ni me interesa tenerlo. Ahora si que, de ese arraigo, no me agarro.

«Y en cuanto a contar con un cargo, de interés público local, yo te puedo decir que como decía Reyes Heroles: el arraigo no es el tema de traer la raíz en la suela de los zapatos, sino en el corazón. Y sobre mi experiencia en la administración pública, yo te puedo hablar de la más reciente que fue la jefatura delegacional de Cuauhtémoc que es la más importante de la ciudad de México.

«Es la delegación donde hay 5 millones de personas al día que demandan servicios. Es el equivalente a la zona metropolitana de Monterrey o de Guadalajara. Esa es una experiencia que es válida independientemente del lugar donde se dé».

-¿Qué te falta entonces para ir por Tamaulipas?.

«Me faltaría ser candidato. Pero todo en su momento, como diría el filosofo de Guémez: «ni antes, ni después. Todo en su momento».

-¿Se te menciona que podrías ir en lugar de José Ramón Gómez Leal a la superdelegación?.

-«No hay nada de eso. JR lo está haciendo bien».

-¿La alternancia que vivió Tamaulipas en el 2016, fue bueno o malo?.

-«Pues hasta ahora por lo que dicen, fue una alternancia de siglas. Hubo alternancia, no alternativa. Lo que pide la gente es un cambio real, no un cambio de siglas».
cabeza.

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: