Cuadrante PolíticoOpinión

Arde guerra política en Reynosa 

CUADRANTE  POLITICO

Por Fernando Acuña Piñeiro

Arde guerra política en Reynosa 

Por si la guerra política entre la federación y la administración estatal panista que tiene paralizado a nuestro estado, no fuese suficiente,  acaba de estallar un segundo conflicto  de incalculables consecuencias, nada menos que en el municipio de Reynosa, donde según las denuncias,  el PAN gobierno pretende anular por la vía de las acusaciones penales al candidato morenista  Carlos Peña Ortiz, hijo de la alcaldesa Maqui Ortiz Dominguez.

Este miércoles, la jefa política  del ayuntamiento reynosense escribió en su espacio virtual lo siguiente:  “Hay una persecución política contra mi hijo y mi esposo. Entregaron citatorios para que se presenten a una cita, judicializando una carpeta que no nos han dado el derecho de conocer, para vincularlos a proceso sobre puras difamaciones. ¡No quieren que Carlos esté en campaña!

Como lo hemos mencionado en anteriores colaboraciones, la nominación de la candidatura del hijo de Maki en la urbe reynosense,  tuvo un efecto  devastador, comparado con el  de la kriptonita para las elites del PAN cabecista,  pues  los confronta  con la poderosa estructura municipal creada por la alcaldesa .

Todo lo que ahora sucede en la ciudad  con mayor número de habitantes de Tamaulipas,  es el colofón  de lo que ha sido un constante ataque por parte de la marca Tam, hacia el bunker municipal  de la familia Peña Ortiz.

Para algunos, ha sido justo por este hostigamiento contra la alcaldía de Reynosa, que  la familia de Maki optó por refugiarse con el morenismo, y especialmente con el Presidente Andrés  Manuel  López  Obrador.

“Hace unos años—escribe Maqui en su muro virtual—los mismos difamaron a mi esposo sobre la zona de tolerancia, nosotros mismos pedimos a FGR aclarara, ganamos y tenemos la No acción penal. Querían que no me reeligiera”.

Hoy, la alcaldesa Maki está rompiendo el silencio, y al parecer lo hace obligada por las circunstancias  de tener que hacer público, una acusación que pretende sacar de la jugada política a su hijo, como abanderado a la alcaldía por MORENA.

La señora Ortiz Dominguez  ha salido al foro público para desmentir a quienes están señalando a su hijo Carlos como  adquiriente de una propiedad. Maki asegura que se trata de un regalo que ella le hizo a su hijo, cuando pensaba que iba a morir de un infarto cerebral.

Su alegato es en los siguientes términos:

“Hoy difaman a mi hijo los mismos, porque compró un rancho a los veinte años. En 2014, cuando pensé que moría por el infarto cerebral, transferí de mi cuenta  dinero a la cuenta de mi hijo, y es así que él pudo  hacer ese cheque y comprar ese rancho. Yo se lo di, y es dinero bien habido”.

Lo que está sucediendo ahora en Reynosa, justo a escasas cinco semanas de la elección, indudablemente que  le echa más gasolina al fuego de la contienda política en Tamaulipas. Y coloca  a este municipio en el centro de la disputa ya no solo por el 2021, sino también por lo que pueda suceder en el 2022.

Y es que, quien  gane  el ayuntamiento reynosense, estará asegurando un importantísimo y suculento  bastión de apoyo electoral,  digno de catapultar una candidatura a gobernador. O bien de obtener un boleto privilegiado para negociar  en el escenario sucesorio del año próximo.

Por ahora, cual poderosa  leona en posición de ataque,  la jefa de la maquinaria municipal reynosense, parece estar dispuesta,  a defender a su cachorro  de las fauces azules.

Al menos esto es lo que se desprende por  la profusión de sus comunicados y denuncias formuladas en las redes sociales, donde hace un recuento de lo que ella misma califica como “persecuciones  y difamaciones”.

“Yo misma y varios de mi equipo, hemos sido demandados, exhortados, auditados, votado cuentas públicas en contra, etc. Siempre por regidores, síndicos y diputados del PAN, los mismos de siempre,  han sido casi cinco años de persecuciones, difamaciones y violencia”.

Como bien puede observarse, en pleno huracán del desafuero, la guerra por el poder político en los principales municipios de Tamaulipas, alcanza niveles preocupantes.

Habrá que ver, cual es el rumbo que toman los acontecimientos.

——-ZAFRA INFORMATIVA—-ZAFRA INFORMATIVA—ZAFRA INFORMA-

En ciudad  Madero, un numeroso grupo de jubilados petroleros, encabezados POR Jesús Olvera Méndez, acaban de sumarse al proyecto político de  Oseguera. “Que no quede la menor  duda, hoy nos reunimos, lo vuelvo a repetir muy claro, de frente y de pie, voy a apoyar a Adrián Oseguera  Kernión, ara que continúe en la presidencia de nuestra querida ciudad Madero”, concluyó el líder sindical.

Mientras tanto, aquí en la capital del estado, le acaba de explotar un fuerte conflicto al titular de la COMAPA, Gustavo Rivera. Sucede que  con todo y las millonadas que tiene como ingresos, las oficinas de COMAPA  se han quedado sin aire, perjudicando la salud de los trabajadores, y dañando el equipo de computo.

Esto ha originado que  entre el personal haya gran indignación. Ya amagaron que si mañana los dejan sin aire, habrá paro de labores. Aunque, según se sabe, el fondo es que, no les han pagado ni siquiera el retroactivo de lo que va del año. Ya se retrasaron una quincena en el pago de esta prerrogativa.

¿Será capaz el apagafuegos adoptivo del prianato, de controlar las  “llamaradas” internas y externas de COMAPA?

 

 

 

 

 

 

 

 

Comment here

A %d blogueros les gusta esto: